Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-05-2016

Ni el extractivismo ni la marea roja: el capitalismo global es la catstrofe de Chilo

Lucs Miranda
Rebelin


Para explicarse la actual crisis socio-ambiental en Chilo hay que entender que un mismo efecto puede tener varias causas, que esa variedad de causas pueden retroalimentarse produciendo sinergias, causas gatillantes y latentes y que el complejo causal, a su vez, puede tener una causa comn. Voy adelantar el final del cuento: los crditos de la catstrofe se los lleva principalmente el capitalismo global. Este tipo de respuestas impacientan al oportunismo que -como sealaba Lenin- se caracteriza por no saber esperar, buscando siempre la lnea de menor resistencia. Pero es la respuesta que hay que dar si es que pretendemos dejar de aplicar paliativos para poder apalear de una vez al vampiro que se alimenta del trabajo vivo y destruye la naturaleza. El protagonista invisible de esta catstrofe ha operado a travs de dos secuaces visibles: el calentamiento global y la industria salmonera. Analizaremos cmo estos personeros del capital operan por separado y en conjunto.

Como ha sealado el Colegio de Bilogos Marinos[1] el calentamiento global ha producido aumento de las temperaturas ocenicas, acidificacin del agua, eutrofizacin de aguas interiores y en el ao 2015 y 2016 un fenmeno del nio exacerbado que la NASA ha denominado Godzilla. La intensidad del fenmeno del nio ha aumentado la temperatura de las costas del pacfico en 3, lo cual disminuye el oxgeno disponible y afecta la supervivencia de las especies de agua fra que habitan las costas de Chile. Este aumento de la temperatura habra sido un factor gatillante de una floracin excesiva de la microalga del tipo Chattonella spp., en la regin de los lagos y Aysn en enero y febrero del 2016. Esta microalga fue la responsable de la muerte de los peces silvestres y salmones en cultivo en ese perodo, ya que consumi el oxgeno disponible, produciendo una condicin anaerbica que mat por anoxia en los peces, adems de ser txica para estos. Por otra parte, esta microalga malogr el funcionamiento mecnico del sistema respiratorio de los peces. Posteriormente en abril, las mismas causas climticas globales habran gatillado el florecimiento excesivo de la microalga Alexandrium Catenella, la cual produce la marea roja. Esta alga no mata a los mariscos, sino que introduce en ellos una toxina que no se erradica por su coccin y que se denomina Veneno Paralizante de los Mariscos (VPM).[2] Ambos florecimientos de microalgas han reducido drsticamente los recursos marinos de los que viven los pescadores, mariscadores y la poblacin chilota, produciendo la crisis socioambiental que hoy vive Chilo.

Pero hay otro responsable de la situacin de los chilotes: la industria salmonera. An si no hubiera una relacin causal entre el vertimiento de cerca de 5.000 toneladas de salmones en estado de descomposicin y la actual destruccin de la fauna marina, esta industria tiene responsabilidad en la crisis socioambiental de Chilo. Como ha sealado Nayadeth Arriagada[3], hay investigaciones que muestran que los desechos orgnicos producidos por la industria salmonera (como fecas y alimentos no digeridos) genera el desarrollo de bacterias que consumen el oxgeno que requiere la fauna marina para vivir. La industria salmonera chilena produce cerca de 40 kilos de salmn por cada metro cbico de agua, siendo lo que recomienda SERNAPESCA 15 kilos y por cada 1000 kilos de salmnidos produce cerca de 800 kilos de desechos, de manera que los desechos arrojados contribuyen a la condicin anaerbica de distintas zonas del mar chileno en donde la posibilidad de vida marina disminuye.

Por otro lado, la industria salmonera ha generado una creciente eutrofizacin en la regin de los lagos y Aysn. La eutrofizacin significa un aumento de los nutrientes que hace crecer la biomasa pero disminuye la biodiversidad. El principal limitante para la produccin de mareas rojas y otras Floraciones de Algas Nocivas es la cantidad de nutrientes disponible en el mar, sobre todo el nitrgeno en agua salada. Este nitrgeno ha sido aportado principalmente por el alimento usado en la industria salmonera. Por ello, como seala Hctor Kol NO ES SUFICIENTE la variable climtica para iniciar un Bloom [florecimiento] de algas.hacen falta nutrientes. Y la industria salmonera los aporta con creces: un kilo de alimento para salmones aporta en Nitrgeno total la misma cantidad que las aguas servidas propias de 15 personas.[4] La tesis de Kol es que el fenmeno del nio exacerbado fue un gatillante para la mega floracin que ha producido la condicin anaerbica en el mar y que ha matado peces, mariscos y crustceos, pero la causa latente es la eutrofizacin o acumulacin de nutrientes producidos por dcadas de desarrollo de la industria salmonera a un ritmo indiscriminado. Esta situacin de carencia de oxgeno y florecimiento de algas nocivas que ha aniquilado la fauna marina chilota ha dejado sin sustento a los pescadores y recolectores.

Pero la industria salmonera, al utilizar -segn Arriagada- entre 5 y 10 kilos de peces silvestres para producir un kilo de salmn, tambin deja por esta va sin sustento a los pescadores, los cuales ante esta miseria marina han buscado trabajo en la misma industria salmonera que hoy, en plena crisis, los arroja nuevamente al desempleo. Por ltimo, el uso excesivo de antibiticos por parte de las salmoneras ha generado genes de resistencia a los antibiticos en los salmones, los cuales tambin se han desarrollado en los peces silvestres cercanos a las salmoneras. Mediante el consumo del salmn y la exposicin de los trabajadores salmoneros esta resistencia se puede transmitir al ser humano, haciendo -segn Arriagada- que las infecciones causadas por bacterias resistentes a los antibiticos produzcan 2,5 veces ms mortandad que la producida por una bacteria no resistente y aumentando los das de hospitalizacin en un 30%.

De este modo, incluso si el vertimiento de 5.000 toneladas de pescados en estado de descomposicin no es lo que caus la varazn de mariscos y la muerte de peces actual, la industria salmonera ha cultivado las condiciones latentes para que el fenmeno del nio godzilla gatillara una mega floracin de microalgas. Por otra parte, en el caso de que efectivamente el vertimiento de los pescados hubiera contribudo a la actual varazn y muerte de la fauna marina, lo que observamos es una relacin sinergtica entre la depredacin producida por la industria salmonera y el cambio climtico: el cambio climtico que ha exacerbado el fenmeno del nio habra gatillado el florecimiento excesivo de microalgas Chattonella spp., en enero y febrero, matando a los salmones en cultivo. Este acontecimiento, sumado a la displicencia de la industria salmonera por todo lo que no aumente sus ganancias y la complicidad del Estado de Chile con este nicho capitalista, ha hecho posible el vertimiento masivo de salmones en estado de descomposicin. Y existen motivos para creer que estos desechos han al menos contribudo a la varazn de mariscos producida a finales de abril, puesto que las microalgas que producen la marea roja normalmente no matan a los mariscos que asimilan sus toxinas.
Tenemos, pues, que tanto el calentamiento global como la industria salmonera, por cadenas causales independientes y cruzadas, son los responsables del actual desastre socioambiental en Chilo. Pero la paternidad de ambos factores destructores de la sociedad y de la naturaleza le corresponde al capitalismo global. Por una parte, el capitalismo global en todas sus versiones, desde China a EE.UU pasando por Europa y los pases en desarrollo, tiene al mundo en el borde de una catstrofe climtica global. La variacin y mortandad de la fauna marina es slo una de las expresiones de esta inminente catstrofe, uno de cuyos ensayos hoy se realiza en Chilo. Por otra parte, la industria salmonera es producto del desarrollo capitalista que busca nichos de acumulacin, produciendo condiciones laborales miserables, inestables y devastando la naturaleza en complicidad con el Estado. De este modo, hay una vuelta larga y una vuelta corta para llegar a una misma causa central: un modo de produccin en donde la racionalidad local maximizadora de ganancias produce una irracionalidad global maximizadora de catstrofes.

La lucha hoy debe tambin recorrer ambos trayectos. La izquierda que enfatiza slo la responsabilidad de la industria salmonera y desconoce el rol causal del cambio climtico, comete un grave error. Ese error se convierte en complicidad con el orden actual cuando no se ve en el capitalismo mundial la causa del desarrollo de la industria salmonera, sino que en una supuesta versin perversa del capitalismo (el extractivismo o el neoliberalismo). Con ello esta izquierda sugiere que habran versiones benignas del capitalismo que no hubieran provocado la crisis socioambiental en Chilo, nutriendo ilusiones sobre las que florecern nuevas catstrofes. Pero por otro lado, hay quienes -como Adolfo Velsquez, responsable de la declaracin del Colegio de Bilogos Marinos y director de una consultora que produce informes para salmoneras- atribuyen toda responsabilidad al cambio climtico exculpando a las salmoneras. Con ello, producen argumentos para apaciguar la lucha que los chilotes hoy dan en la isla y que ha reconocido, correctamente, a la industria salmonera como un enemigo al cual atacar con todas su fuerzas. Frente a ambas unilateralidades, es necesario recalcar que de la lucha que hoy se da contra las causas inmediatas y locales debe ir naciendo una lucha que sea la tumba del capitalismo global, si no queremos que ste se convierta en la tumba de la humanidad.

Mapa causal: complejo de causas de la crisis socio-ambiental en Chilo
Simbologa:



https://www.facebook.com/notes/lucas-miranda/ni-el-extractivismo-ni-la-marea-roja-el-capitalismo-global-es-la-cat%C3%A1strofe-de-c/1188510234515110

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter