Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-05-2016

Tenemos que aprender a usar el saber

Julio Garca Camarero
Rebelin


El lenguaje tiene dos caras. Una es la cara negativa, la de su uso para el engao, la mentira, las satanizaciones, los oxmoronesi, los eufemismos, etc., que tanto dao estn haciendo a la humanidadii. Pero el lenguaje tambin tiene una cara positiva y amable, la que ha conseguido la transmisin y acumulacin de la informacin desde hace muchos siglos. Para el funcionamiento vital de la biosfera, jugaron un papel indispensable tres elementos: la materia, la energa y la informacin. En un principio, la transmisin de la informacin fue gentica. Cientficamente se ha visto que en los genes de los cromosomas de las clulas existe un cdigo gentico, una informacin, que se hereda, que se transmite, a nuevas generaciones y que cambia si es necesario que el ser vivo se adapte a nuevas condiciones ambientales. Y en general est siempre cambiando, aunque sea de forma lentsima, para conseguir mejorar sus relaciones y adaptacin con el medio que le rodea.

Luego, con la aparicin del Homo sapiens, tuvo lugar un nuevo sistema de transmisin de la informacin: el habla (en un principio gritos y palabras sin demasiada estructura) de la que deriv el lenguaje hablado. ste result ser un sistema mucho ms rpido que el de trasmisin del cdigo gentico. Algunas teoras admiten que coincidiendo con la ltima glaciacin (hace unos 30.000 o 40.000 aos) toda Europa qued cubierta de hielo. Y en estas condiciones todos los simios y homnidos, llegados desde la clida frica poco antes de esta glaciacin, sucumbieron por no conseguir adaptarse a esta repentina nueva situacin climtica. nicamente el Homo sapiens pudo adaptarse a estas adversas condiciones, lo cual fue posible porque gracias al lenguaje consigui agruparse mejor, transmitir y almacenar mucho ms rpido la informacin necesaria para poder adaptarse a las nuevas y fras condiciones de vida. Consigui almacenar, en un estadio superior, gran cantidad de informacin, apareciendo con ello el conocimiento. Al fin, con la acumulacin del conocimiento se origin la sabidura. De esa manera, el Homo sapiens pudo sobrevivir gracias a su sabidura, cosa que no pudieron hacer los simios y dems homnidos en estas entonces heladas latitudes septentrionales.

S, esta es la gran cara positiva del lenguaje. Lo que sucede es que esta gran acumulacin (como ocurre con toda gran acumulacin) necesita ser digerida y asimilada. Y ha sido tan rpida, que hoy a una gran mayora de los Homo sapiens les est resultando difcil, y costando demasiado trabajo, el digerir y asimilar tanta sabidura as acumulada.

Es cierto, que a causa de un empacho de saberiii debido a una sobresaturacin de informacin y sabidura, hemos llegado a vivir en un sistema capitalista completamente enloquecido y quimrico. Queremos crecer en la acumulacin de PIB de forma ilimitada; y esto a partir de la explotacin de unos recursos planetarios que son limitados. Y con la nica finalidad de crecer cada vez ms aceleradamente, recurrimos a la aplicacin de los adelantos cientficos y tcnicos, al uso de las mquinas que cada vez logran un mayor rendimiento en la produccin de bienes de uso; as como de productos innecesarios que alimentan el consumismo. Pero es que adems, el PIB solo est destinado a una nfima oligarqua. Lo que John Perkins denomina la corporatocracia de los sicarios econmicos que adems cada vez es ms reducida en nmero de corporaciones. O sea, la famosa prediccin de Carlos Marx de ya hace casi dos siglos: la acumulacin de capitales est en cada vez menos manos.

Pero es que no hace mucho, yo mismo y una mayora consciente (a causa de considerar el desastre que genera el crecimiento econmico indefinido de la industrializacin abusiva) hemos renegado de la Revolucin Industrial, a la que hemos visto como causante de los males de esquilmacin, contaminacin, cambio climtico, etc. Y estos males los achacbamos a las cadenas de estandarizacin, al fordismo, al taylorismo, etc., a los que, equivocadamente, identificbamos con la revolucin industrial, cuando en realidad slo eran el abusivo mtodo de produccin capitalista. Hoy, incluso, observamos una accin deterioradora an ms intensa de la tcnica y de la industria, debida a la actual aplicacin de la informtica, destinada a aumentar an ms aceleradamente el vertiginoso rendimiento de las maquinas: robots, mquinas inteligentes, mviles, porttiles, drones, etc. S, vertiginoso rendimiento, pero, que adems de crear ms desempleo, origina una ms acelerada esquimacin de recursos.

Pero no hay por que achacar todos estos males a la acumulacin de la sabidura, a la Revolucin Industrial o a las mquinas, como hacan los luditasiv.

Y es que tendemos a identificar la acumulacin del saber cientfico, la del saber tcnico y la Revolucin Industrial con el sistema capitalista.

Y esto no es as, el problema no est en las mquinas, ni en la acumulacin del saber o en la Revolucin Industrial. El problema est en que un sistema loco, como lo es el sistema capitalista, se ha apoderado del saber cientfico e industrial para acometer las tropelas del competitivismo y del rendimiento monetario, cuya finalidad exclusiva es la acumulacin desmesurada del PIB a base del crecimiento, sean necesarios o no los productos que se producen.

Pero, la acumulacin del saber, en forma de bibliotecas, de sper-discos duros, o de mquinas inteligentes informatizadas, no tiene por que ser daino, ni para la humanidad, ni para la biosfera. Al contrario!, gracias a la acumulacin del saber puede conseguirse la liberacin del ser humano, al ofrecer esta acumulacin, plasmada en las mquinas, la posibilidad de reducir drsticamente el trabajo enajenado-asalariado (o incluso, con el tiempo, conseguir su eliminacin) a la vez que se obtienen los bienes de uso necesarios (pero solo los necesarios) para una mejor calidad de vida del ser humano(un ejemplo, quirfanos sper-sofisticados y sper-inteligentes), as como tambin, para una mejor conservacin de la naturaleza, siempre que estas mquinas no sean construidas y utilizadas daando a los ecosistemas.

En resumen, se trata de saber diferenciar entre conceptos opuestos y contradictorios situados en los extremos opuestos, los de la construccin y destruccin respectivamente. Veamos algunos de ellos.

El productivismo, es decir la produccin de productos innecesarios de una forma desmesurada, debe ser sustituido por la produccin de los productos que sean estrictamente necesarios.

El consumismo, el consumo de productos que no son necesariosv; debe ser sustituido por el consumo de los productos estrictamente necesarios. Y es que el sistema capitalista se centra exclusivamente en el consumismo- productivismo, cuyo nico fin es la rentabilidad crematstica, pero no la liberacin del hombre, como debera ser.

Por el contrario, la superacin del consumismo-productivismo mediante la transicin hacia el consumo- produccin y, por ende, hacia un decrecimiento econmico, nos ofrecer: por un lado, salir de la adiccin a la eterna insatisfaccin consumista y, por otro, evitar el desastre ecolgico de la produccin de efecto invernadero y el Cambio Climtico. Tambin se reducir al mnimo la extraccin de los limitados recursos planetarios.

Y no solo eso, adems se conseguira reducir drsticamente la jornada de trabajo enajenado-asalariado, por lo que nos quedar mucho tiempo libre para disfrutar y enriquecernos con los bienes relacionales y el buen vivir.

Pero, actualmente nos encontramos en una gran controversia. Para superar el sistema capitalista habr que superar el productivismo de las grandes corporaciones cuyo fin nico, como he dicho, es el crecimiento crematstico y no la liberacin de la humanidad. Y parece razonable que un primer paso para superar este productivismo sea plantear una produccin local e incluso la autoproduccin. Pero esto no hay que verlo incompatible con el uso de mquinas sofisticadas producidas industrialmentevi.

Como conclusin final, llegamos a ver que el problema no es la acumulacin del saber (en forma de biblioteca o de mquinas), el problema es caer en el abuso de la utilizacin del saber, y no confundirlo con su uso para el exclusivo fin de la acumulacin de materia y energa. O dicho de otra forma, hemos de aprender a utilizar el saber. Algo que se puede lograr con los grandes instrumentos que son la mesura y la orientacin. Hay que orientar los objetivos de la acumulacin del conocimiento. Que no debe ser otros que los de mejorar la calidad de vida de la humanidad y el de la conservacin de los ecosistemas.

Una vez obtenida esta orientacin, el segundo paso ser aplicar adecuadamente el gran instrumento que es la mesura.

Hay que decir que se nos est prresentando una gran controversia. Comienza a ser absurdo pensar en aumentar la mecanizacin, cuando estamos ya metidos de lleno en el pico de la materia y la energa y comenzando el multicolapsovii. Pero hay que ser un poco ms esperanzador y pensar que an, aunque sea a largo plazo, se va a perfeccionar la obtencin de energa solar; y que aunque no se pueda considerar una panacea y sea un tipo de energa menos eficiente, si que nos puede llegar a paliar, al menos en buena parte, la energa para las maquinas ms indispensables. Volvamos al ejemplo del sper-sofisticado quirfano, creo que podremos evitar volver a hacer trepanaciones con un burdo cincel y sin anestesia. Desde luego no se puede confundir esto con el buen vivir. Una cosa es la mesura y otra su ausencia total. Desde luego creo que es un error pensar que despus del colapso slo vamos a disponer de la energa del msculo y que la nica salida sea volver a las cavernas. Siempre nos quedar la herencia de la enorme riqueza de la acumulacin del conocimiento.

Lo que si va a ser cierto es que con la llegada del multicolapso se van a terminar las energas fsiles y, por ende, va a ser inevitable un catastrfico cambio de vida, en el que se originarn profundos y extenssimos sufrimientos, as como la generacin de muertes masivas (por millones),como consecuencia de hambrunas por falta de alimentos industriales (esa comida basura que hoy consumimos casi exclusivamente), que son derivados del petrleo (fertilizantes, pesticidas, combustibles fsiles para los tractores, para las fabricas de envasado y para el transporte, a largas distancias, de productos alimentarios industriales). Tambin se darn muertes masivas como consecuencia de suicidios por el gran sufrimiento sicolgico ante la tremenda escasez de la mayora (decrecimiento infeliz), generada precisamente por en crecimiento de la oligarqua. Algo de esto ya se est dando en millares de campesinos hindes que se suicidan anualmente ante la pobreza que les causa la rapacidad de transnacionales como la Coca-cola, Cargill, McDonald, Monsanto, etc.viii. Y lo que sucede es que, en este sistema capitalista, todos los aspectos de la vida estn montados en torno al petrleo:

petrleo como fuente de energa (para el funcionamiento de las maquinas, para el transporte, para la obtencin de energa elctrica, etc.), petrleo como fuente para la alimentacin (los mencionados fertilizantes y plaguicidas qumicos), petrleo como generador de la mayora de la materia que utilizamos diariamente en forma de plstico (envases, muebles, utensilios, etc.).

Si desaparece el petrleo tendremos que recurrir a las energas alternativas que no cubrirn las seudo-necesidades consumistas,a las que viciosamente estamos acostumbrados pero que nos resultan indispensables en nuestros acentuados hbitos y adicciones. Por ejemplo, tendremos que volver a utilizar barreos de barro en lugar de los ligeros barreos de plstico. El poco plstico que se produzca ser un sper lujo para minsculas minoras. Infinidad de artculos que hoy son de plstico, tendrn que empezar a volver a ser fabricados de madera, de metal, de piedra o de barro. Todo esto conllevar un profundo y repentino deterioro de nuestro modo de vida despilfarrador y de exagerado confort.

Por todo lo dicho, el prximo paso del Homo sapiens tendr que ser aprender a saber utilizar el saber. Y esto fundamentalmente para vivir mejor con los dems y para no destrozar la biosfera, para crear unas nuevas condiciones de supervivencia ante el nuevo cataclismo que la amenaza. Esta vez un cataclismo generado por el propio sapiens, el destrozo del medio en que viven los humanos: la biosfera.

No suceda que antao, gracias al saber, se salvara el Homo sapiens de una catstrofe glaciar y que ahora se produzca el cataclismo de Cambio Climtico, a consecuencia de un empacho de saber, en el cual sucumba el Homo sapiens junto a la biosfera y a todo sistema de vida, que ha evolucionado y se ha perfeccionado gracias a la transmisin de informacin a lo largo de millones de siglos. No podemos seguir sin saber utilizar el saber, y que sigamos utilizndolo solo para mentirnos los unos a los otros, para asustarnos los unos a los otros, para explotarnos los unos a los otros, para competir unos con otros, para construir armas sofisticadas (como, por ejemplo, las nucleares), para matarnos los unos a los otros, en guerras fratricidas, terrorficas, inhumanas y en absoluto sapiens.

Notas:

i Los oxmorones son expresiones (en un principio ms comnmente usadas en poesa, pero hoy cada vez ms por la demagogia poltica) que constan de dos componentes incompatibles. P.ej.: blancor negro, crecimiento sostenible, bombardeos humanitarios, banca tica, etc.

ii Para ampliar informacin sobre esto es conveniente consultar mi libo: El decrecimiento feliz y el desarrollo humano, La Catarata, pgs. 116-121.

iii Si, la expresin empacho de saber quiere indicar que no estamos digiriendo bien el saber acumulado y que por eso, en lugar de beneficiarnos, este saber nos produce mala funcionalidad o muerte por atracn.

iv El ludismo fue un movimiento encabezado por artesanos ingleses en el siglo XIX, que protestaron entre los aos 1811 y 1817contra las nuevas mquinas que destruan empleo.

v lo que solo consigue aumentar la adiccin a la eterna insatisfaccin consumista y cuya nica misin es aumentar el crecimiento de la acumulacin del PIB, para una cada vez mas reducida la corporatocracia de los sicarios econmicos.

vi Siempre que esta produccin industrial no caiga en el productivismo y tener como objetivo el crecimiento crematstico y si nicamente abastecer de aparatos sofisticados a la autoproduccin o a la produccin local.

vii Recientemente esta tomando fuerza el uso de los trminos Colapso y Multi-colapso que nace referencia a la super-crisis repentinas que amenazan a originarse en un futuro muy prximo como consecuencia de del agotamiento final de muchos recursos planetarios (energticos y materiales), as como producidos por la destruccin de la diversidad (cultural, de sexos, biodiversidad, etc.) que esta dando paso a la imposicin del Pensamiento nico. Y se puede hablar de Multi-colapso pues vendrn simultneamente el Colapso de recursos energticos, el Colapso de materiales y el colapso de la diversidad.

viii Para comprender mejor esto conviene leer el libro de: Vandana Shiva, Las nuevas guerras de la globalizacin. Semillas, agua y formas de vida; Editorial Popular. 2007.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter