Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-05-2016

Primer intento de control de la ley del valor por el gobierno mientras auspicia desfile en La Habana de la putrefacta lite burguesa mundial

Rodolfo Crespo
Rebelin


A Abel Prieto: su intervencin en el X Congreso Internacional de Educacin Superior Universidad 2016, en La Habana 18 febrero 2016, ha sido redactada antes de la planificacin del linajudo desfile de la Casa Chanel en el Paseo del Prado habanero o ya usted tena conocimiento del mismo cuando la elaboraba? (*)


Muchos me dirn aventurero, y lo soy, solo que de un tipo diferente y de los que ponen el pellejo para demostrar sus verdades

Carta de Ernesto Guevara a sus padres. Marzo 1965


Lo que hacemos debe ser sometido constantemente a la crtica constructiva por parte de todos

Ral Castro Ruz. Reunin del Consejo de Ministros, 29 mayo 2015.


El pasado 2 de mayo Granma, principal peridico cubano y rgano oficial del comit central del Partido Comunista de Cuba, daba a conocer la fijacin de topes de precios mximos para algo ms de una veintena de productos agrcolas, entre los cuales estn los ms importantes, demandados y de ms amplio consumo popular en la Isla de Cuba, comercializados en mercados agropecuarios vinculados a terrenos agrcolas controlados por alguna variante de la propiedad estatal sobre la tierra como medio de produccin1.

Desde que comenz la reforma econmica, la medida es el primer intento de control, por parte del gobierno cubano, de la ley ms importante que regula la asignacin de recursos, capital y fuerza de trabajo entre las diferentes ramas de la economa y la distribucin de los bienes materiales producidos entre las diferentes capas y clases sociales de la sociedad, la todopoderosa y omnipotente ley del valor, la ms importante de todas cuantas actan en la economa-mundo capitalista.

El intento en s es positivo sobre todo por el alcance que tiene para millones de ciudadanos cubanos en su diaria lucha de supervivencia, aunque por otro lado se trata de la nunca probada efectividad de regulacin subjetiva y voluntarista de una ley econmica objetiva, cuya espontaneidad e independencia de la voluntad y conciencia humana es inobjetable.

Para comprender el alcance y el por qu de la medida hay que remontarse a las reformas econmicas que en el ltimo lustro ha ido tomando el gobierno cubano, y que eufemsticamente pese a su carcter liberal (muy a tono con la geocultura del sistema-mundo moderno, del cual Cuba fue parcialmente excluida durante 50 aos) las autoridades caribeas le han dado en llamar actualizacin del modelo socialista.

Pero, qu ha ocurrido en la estructura de las relaciones de propiedad del agro cubano en los ltimos aos?

La tierra cubana, como medio de produccin, estuvo hasta el comienzo de las transformaciones en sus formas de propiedad, mayoritariamente controlada por la propiedad estatal en aproximadamente un 90%, y el resto, cuya propiedad estaba en manos privadas, no funcionaba en la prctica bajo la accin de la ley del valor, ley econmica fundamental de la produccin mercantil, por cuanto la tierra no slo tena (y an tiene) destinado un objeto social segn su ubicacin, microclima y utilidad, sino por el hecho de que sus producciones no concurran libremente al mercado, sino que era entregada al Estado cubano, a precios convenidos y fijos (lo que, an siendo planificado daba seguridad econmica a sus productores), produccin que luego el Estado se encargaba de su redistribucin entre las diferentes capas y esferas sociales.

Como producto de la reforma econmica puesta en marcha por el gobierno de Ral Castro, el Estado cubano, otrora poderoso en el sector agropecuario y casi absoluto dueo de la tierra, comenz a desprenderse de una considerable parte de ella y, aunque formalmente no dej de ser el propietario de la misma, al entregar mucha tierra en usufructo y ejercer cierto derecho a adquirir una parte significativa de su produccin, tambin a precios convenidos, liber totalmente la comercializacin de una buena parte de la restante produccin agrcola, a la que la poblacin accedera en mercados especialmente habilitados para ello, a precios formados sobre la base de la oferta y la demanda, es decir, bajo la accin de la ley del valor pura y dura.

La suma de todos estos factores, a los que se agrega el no muy desdeable crecimiento del turismo extranjero hacia la Isla (con cifras de dos dgitos, las que deben mantenerse dada la apertura del mercado norteamericano) y el surgimiento de toda una plyade de parsitos especuladores, dispuestos a hacer dinero cueste lo que cueste, motivaron una descontrolada espiral inflacionaria de los precios agrcolas, que conllevaron una airada protesta del pueblo cubano, educado durante dcadas en elevados y profundos valores de justicia social, que tuvo su cenit en las labores del parlamento cubano de diciembre de 2015.2

Asustado por el generalizado malestar en el estado de opinin de la poblacin en relacin a la caresta de los productos agrcolas, componente fundamental en la dieta alimentaria cubana, el vicepresidente del gobierno Jos Ramn Machado Ventura, tambin nmero dos del Partido Comunista, inici un recorrido por toda la Isla buscando recuperar la legitimidad popular, erosionada por los nefastos resultados de la reforma econmica, aunque por sus declaraciones en la oriental provincia de Guantnamo (lugar por donde tambin es electo al Parlamento) no sabemos si en realidad, las autoridades econmicas de la Isla se han dado cuenta de las causas del problema; all dijo todo un oxmoron donde los haya: el problema en los altos precios de la oferta y la demanda no es el intermediario, que es una figura legal y necesaria, sino el encarecimiento de la mercanca por la especulacin con las necesidades del pueblo 3. S el responsable del encarecimiento de la mercanca no es el intermediario (figura legal y necesaria segn el vicepresidente cubano Machado Ventura), sino el malvado especulador que explota las necesidades del pueblo, quin es ste especulador que se lucra de las carencias del pueblo, si no es el intermediario?, es el productor directo, o el que vende en el mercado los productos agrcolas a la poblacin?. Ni el mismo Machado Ventura sabe en qu problemas se puede meter si pretende mantener o construir una sociedad justa, donde segn l gane ms quien produzca ms 4 algo muy a tono con la regla marxista de a cada cual, segn la calidad y cantidad del trabajo aportado a la sociedad, jugando al ratn y al gato con categoras tan peligrosas como: ley del valor, inversin de capital y mercados de oferta y demanda si de edificar una sociedad basada en principios solidarios y humanos se trata.

Por la medida tomada se desprende que hasta el sector agrcola estatal, se que tericamente pertenece por su propiedad a todo el pueblo y cuyos intereses coinciden con los de ste, a quien por principio tiene que servir contribuyendo a su bienestar y felicidad, tambin participaba en el festn de sacar la mayor ganancia posible a la poblacin (otro terrible lapsus de los planificadores de la reforma econmica cubana); una demostracin ms de que s se elimina la propiedad privada de los medios de produccin, pero no las categoras de mercanca, valor, trabajo abstracto y dinero, es imposible superar el sistema capitalista.

Por otra parte, la medida puesta en marcha (topar los precios mximos de una veintena larga de productos agrcolas de primera necesidad) no afecta los mercados que venden este tipo de productos sobre la base del libre juego de oferta y demanda; aunque los precios de stos mercados en la prctica quedarn tambin topados, siempre y cuando los mercados vinculados a la propiedad estatal, se mantengan suficientemente abastecidos y estn ubicados en la misma zona de los mercados que funcionan a precio libre.

Lo que si queda claro es que en teora, el Partido Comunista cubano deja las manos libres a la propiedad privada en el campo para fijar libremente sus precios (algo muy consecuente con la poltica de reformas econmicas que aplica) y, en la prctica, s hay algn tipo de desabastecimiento (muy normal en una agricultura tropical, sujeta al rgimen de lluvias, clima y estacin del ao), esta forma de propiedad, vinculada por su esencia al capitalismo, se abalanzar sin misericordia alguna sobre los bolsillos del pueblo cubano y explotar a mansalva y sin sentimiento alguno sus necesidades y carencias alimentarias.

La otra noticia es el desfile en La Habana de la flor y nata de la putrefaccin burguesa del sistema-mundo moderno, con la presentacin por la elitista Casa de modas francesa Chanel de su nueva coleccin, el 3 de mayo de 2016, en la pasarela al aire libre en que se convirti el conocido y popular Paseo del Prado de la capital cubana.

No sabemos si ha sido por dinero, por un cambio en la poltica cultural del gobierno cubano o por una mezcla de los dos.

S ha sido por dinero, la izquierda anticapitalista y antisistmica nunca lo hara, jams compartira espacio con los antros del capitalismo que representan lo opuesto a la cultura de emancipacin, enriquecimiento espiritual y consideracin de la mujer (y el hombre) como sujeto social activo y transformador y no como objeto de la contemplacin, que es en lo que estas selectas exhibiciones de moda de lo ms rancio y aristocrtico de la burguesa mundial han transformado al gnero femenino; no es esto lo que necesita el mundo si es que quiere superar la larga y oscura etapa que ha significado el capitalismo en la evolucin histrica de la humanidad, y que Marx consideraba como su prehistoria. Pero si la cuestin es mercachiflista lo respetamos, no hay nada que objetar, corresponde al pueblo cubano la eleccin soberana de su destino. Schafik Jorge Handal deca que Habr socialismo si la gente quiere que haya socialismo.

S no ha sido por dinero, entonces tenemos que afirmar que, el Partido Comunista de Cuba se va transformando en un avatar ms de la ideologa abrumadoramente dominante en el sistema-mundo moderno, proceso que ir a ms en la medida que ms se integre a dicha economa-mundo, y que una vez ms tendramos que darle la razn a Wallerstein en ese sentido cuando afirmaba que, hemos venido argumentando que las formas que adopt la lucha de los movimientos antisistmicos del mundo eran menos militantes de lo que parecan o afirmaban ser. () En realidad las fuerzas antisistmicas del mundo haban venido persiguiendo, en buena parte sin saberlo, el objetivo ideolgico liberal de homogeneizar la integracin al sistema 5.

Las autoridades culturales y comunicacionales cubanas presentan que el desfile de modas de alta costura, con prendas asequibles para bolsillos de slo el 1% de la poblacin mundial, y an con la justificacin de recibir por el pinges ganancias, era algo contraproducente, en un pas con salario medio de 25 dlares mensuales y donde calzar a un escolar cuesta la mitad de ese salario, y ello por el hecho que represent la nocturnidad de no brindar una cobertura informativa en su prensa escrita, ni radial y mucho menos televisiva del singular espectculo 6 (algo que no se produjo ni con las misas de los tres Papas en un pas no precisamente de mayora catlica). Al pomposo evento del capitalista alemn Karl Lagerfeld se le dio carcter estrictamente privado, al que solo se poda acceder por invitacin; los grupos de curiosos y/o occidentalizados jvenes que pretendieron acceder a l fueron contenidos a unas manzanas de distancia por la polica. Algo que suena irnico porque la Polica Nacional de Cuba, que tiene el apellido de Revolucionaria, era la encargada de mantener el orden y garantizar la tranquilidad de la plutocracia occidental en la capital, del an tericamente (algo ya menos en la prctica) primer estado socialista del hemisferio occidental que, no obstante, no tuvo el menor sonrojo ni pudor para, no muy lejos de donde el Comandante Guevara instaurara su cuartel general tras la llegada a La Habana en 1959 hacerle un guio, colocando algunas boinas y utilizando el simblico color verde-olivo entre algunas de las prendas que se dejaron ver entre las modelos que desfilaron por el Paseo del Prado habanero.

Pero la prensa extranjera si ha sido prdiga, no ha escatimado detalles, desde la asistencia en calidad de anfitriona de Mariela Castro Espn, hija del presidente cubano, con foto de primer plano junto al modisto alemn jefe de los diseadores de Chanel incluida, pasando por el truncado intento del nieto de Fidel Castro de asistir al desfile en calidad de modelo, hasta la crnica del inicio, para algunos, del renacer en Cuba de lo que fueron los nostlgicos y rememorados aos 1940 y 1950 para la burguesa cubana, cuando la Isla y especialmente su Habana era centro del refinamiento de la podredumbre burguesa occidental. Sera bueno recordarle a la burguesa cubana, de ayer y de hoy, que su aoranza por los aos en que La Habana era ejemplo de exquisitez y primor aristocrtico, tambin coincidi en el tiempo con la poca en que, la miseria y las penalidades del pueblo cubano aumentaron ms all de lo habitual, abriendo paso a las condiciones que dieron origen a la Revolucin que triunf el 1 de enero de 1959. Los planificadores culturales cubanos que han trado de vuelta a La Habana lo ms rancio de la decadente burguesa mundial, con sus extravagantes gustos estticos y sus derroches de caprichos banales en un mundo donde para la mayora falta de todo, debieran tomar nota de ello, si es que no quieren ser juzgados y borrados por la historia junto con esa misma cultura superflua de valores rados y mseros.

Notas

* La intervencin de Abel Prieto en el X Congreso Internacional de Educacin Superior Universidad 2016 en el Palacio de Convenciones de La Habana, Cuba, el 18 de febrero de 2016 puede leerse bajo el ttulo Notas sobre la crisis cultural de hoy: una mirada desde Cuba, en el sitio Rebelin 22 de febrero 2016, disponible en http://www.rebelion.org/noticia.php?id=209191 Toda una demostracin de hipocresa poltica y cinismo ideolgico, si desde su posicin de asesor cultural del gobierno cubano, al mismo tiempo que redactaba las notas acerca de su visin sobre la crisis cultural de hoy, aconsejaba tambin la aceptacin de traer al Prado habanero las propuestas culturales del estrafalario grupo Chanel.

1. Estos precios se establecen para todos los tipos de mercados agropecuarios, excepto los de Oferta y Demanda, y en el caso de la provincia de La Habana adems para los Trabajadores por Cuenta Propia autorizados a ejercer esta actividad Medidas para el ordenamiento de la comercializacin de productos agrcolas. http://www.granma.cu/cuba/2016-05-02/medidas-para-el-ordenamiento-de-la-comercializacion-de-productos-agricolas-02-05-2016-21-05-08

2. Un intercambio imprescindible. Peridico Granma 30 diciembre 2015. http://www.granma.cu/cuba/2015-12-30/un-intercambio-imprescindible-30-12-2015-00-12-43

3. Enderezar la ruta torcida del acopio. Peridico Juventud Rebelde, 27 febrero 2016. http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2016-02-27/enderezar-la-ruta-torcida-del-acopio/

4. Machado Ventura: Solo puede ganar ms quien ms produce. Peridico Juventud Rebelde, 20 marzo 2016. http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2016-03-20/machado-ventura-solo-puede-ganar-mas-quien-mas-produce/

5. Wallerstein, Immanuel. El colapso del liberalismo. Captulo 13 del libro Despus del liberalismo. Editorial Siglo XXI. Mxico. D.F.. pgina 242.

6. Solo la web digital Cubadebate mostr la noticia, aunque muy escuetamente: 4 prrafos, ninguno de ms de 3 renglones Presenta Chanel en Cuba coleccin Crucero 2016-2017 http://www.cubadebate.cu/noticias/2016/05/03/presenta-chanel-en-cuba-coleccion-crucero-2016-2017/#.VzMGDnl-O1s Y 3 das despus, cuando comenzaron aparecer algunas crticas una respuesta de Silvio Rodrguez: vaga, soberbia, ambivalente y contradictoria a una forista del Blog Segunda Cita, aunque siempre en el inters oficial cubano de justificar el desfile de modas para ricos en la capital cubana http://www.cubadebate.cu/opinion/2016/05/06/la-habana-es-una-ciudad-detenida/#.VzMHtnl-O1s No debe olvidarse que el msico cubano, en una entrevista para la Jornada en marzo de 2014 dijo que, Los ricos no tienen que dejar de serlo, slo pensar un poco en los que no tienen su suerte. Perdn por la utopa, pero cualquier otro camino me parece injusto e infinitamente ms doloroso http://www.jornada.unam.mx/2014/03/01/espectaculos/a07n1esp Cabra preguntarle al trovador si en los ricos con que el suea compartiendo su riqueza con los pobres estn los multimillonarios dueos de Chanel (casa de reconocida afiliacin nazi en la poca de la Wehrmacht) cuyos vestidos de ms de 10 mil euros se disean para pobretones de la ralea de Nicole Kidman, Jennifer Aniston, Scarlett Johansson, Vanessa Paradis, Brad Pitt, etc, etc.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter