Portada :: Ecologa social :: El genocidio industrial del amianto
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-05-2016

Amianto
Italia. Crnica de actualidad (abril, 2016)

Francisco Bez Baquet
Rebelin


Por gentileza de nuestro admirado Fulvio Aurora, hemos podido actualizar nuestros conocimientos sobre la situacin presente de la problemtica del amianto, en Italia. Comenzaremos por transcribir una breve semblanza sobre la bondadosa y militante personalidad de Fulvio, a quien tuvimos el placer de conocer personalmente en Roma, con ocasin de la celebracin de la culminacin del clebre proceso de Turn, promovido por las vctimas del amianto, de Casale Monferrato. Gracias a su amable invitacin, pude disertar sobre la situacin presente de la problemtica del amianto en Espaa, en una de las salas de la sede del Parlamento italiano, brindndoseme la oportunidad de difundir all mi Manifiesto de Roma, sobre el comercio del amianto, cuyo texto puede ser accedido: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=192104.

Fulvio Aurora, Secretario nacional de AIEA, la Associazione Italiana Esposti amianto, naci en Miln, en el ao 1942. Proviene de una experiencia operaria y sindical. Actualmente periodista (director responsable de Medicina Democrtica). Trabaja tambin como gestor del Rifugio Brioschi, un refugio alpino.

Es responsable nacional de la sanidad, de Rifondazione Comunista, y vicepresidente de Medicina Democratica, Movimento di lotta per la salute. Colabora en la asociacin SENZA LIMITI, protectora de los ancianos con padecimientos crnicos, y no autosuficientes, y con el FORUM PER LA SALUTE MENTALE. Es miembro de la Asociacin Italiana de Epidemiologa.

Mediante su amable comunicacin personal, Fulvio Aurora nos pone en antecedentes de la situacin actual de la problemtica del amianto en Italia, cuyos detalles expondremos a continuacin.

Me dice: Seguimos, por supuesto, los procesos en curso: dos en Miln, contra Pirelli, por homicidio por imprudencia, y otro contra Alfa Romeo; en Pava, contra Fibronit, y en Turn tambin en contra de la Pirelli. Ya existentes, entre ellos estn el juicio de Ansaldo-Franco Tosi, de Miln, Teksid-Fiat de Turn, Enel Turbigo. Sigue adelante el juicio contra Ilva, en Taranto, y en el juicio del Tribunal Supremo contra Montedison, de Mantua.

Autocitndonos: Entre las empresas espaolas importadoras de amianto, encontraremos a la siguientes: FIRESTONE HISPANIA, S.A., PRODUCTOS PIRELLI, y SAFE NEUMTICOS MICHELIN, todas ellas vinculadas a la fabricacin de neumticos, e igualmente, por lo que respecta a la industria del caucho, en general: FAB. SUELAS CAUCHO e HISPANIA CAUCHO, S.A.. Fuente: Fundacin para la Prevencin de Riesgos Laborales: Prospeccin sobre la presencia de amianto o de materiales que lo contengan en edificios.

El empleo del asbesto, por parte de un fabricante de neumticos tan caracterstico, como es el caso de la marca Pirelli, lo veremos refrendado por una publicacin espaola del ao 1977: Las mayores empresas inversoras son la Pirelli suiza, que destinar ms de 685 millones de pesetas a la fabricacin, compra-venta de artculos de goma, gutapercha, amianto y similares, cables elctricos y dems artculos relacionados con tal industria. Fuente:

http://www.march.es/ceacs/biblioteca/proyectos/linz/Busqueda.asp?Paginado=20&Orden=Fecha&Tipo=1&Busqueda1=amianto 

Diez directivos de la empresa Pirelli fueron demandados en Italia por la muerte de ms de cincuenta trabajadores expuestos al amianto en sus factoras de fabricacin de neumticos; entre los demandados, estaba Piero Sierra, que durante nueve aos ha presidido la Asociacin Italiana para la Investigacin del Cncer (AIRC).

A diferencia de lo que ocurre en Espaa, en Italia veremos a la va penal profusamente utilizada, en los casos por amianto. Ello obedece, entre otros factores, principalmente al hecho de en el pas de Dante, para poder alcanzar una indemnizacin, es condicin indispensable que previamente se haya alcanzado una condena a travs de dicha va procesal, y contra una o ms personas fsicas, que han de estar vivas, en el momento de alcanzarse dicha condena penal, que decae automticamente si el procesado fallece antes de pronunciarse el veredicto, en cuyo caso los demandantes se quedan automticamente sin indemnizacin. Situaciones as, se vienen produciendo, por ejemplo, en litigios como el formulado contra la empresa Fibronit, en Broni (Pava), en el que ya han fallecido varios directivos encausados: la noticia de la muerte de otros dos acusados, despus de la muerte de Dino Augusto Cadena, de 83 aos, y Maurizio Mdena, de 63 aos, de Redan, y del ex alcalde de Santa Giuletta, lleg a sala del tribunal donde se celebraron otras etapas del proceso por las muertes del amianto. El colegio de jueces observ la desaparicin, ocurrida en los ltimos das, tambin de Theodore Manara, de 79 aos, de Castiglione Torinese (Turn), y de Dominic Salvino, de 72 aos, de Turn. Se deja fuera del proceso tambin a Guglielma, de 78 aos, y tambin de Castiglione Torinese, que fue declarado incapaz de consentimiento.

Fallecimientos e inhabilitaciones sobrevenidas a los demandados, salpican los litigios por mesotelioma, patologa maligna asbesto-relacionada que habitualmente surge tras un tiempo de latencia que generalmente se cifra en varias dcadas, desde que se produjo la exposicin laboral. Con arreglo a la legislacin italiana, esos sucesos presuponen otras tantas ocasiones de exoneracin de tales encausados, y consecuentemente, segn esa misma legislacin, de automtico decaimiento del derecho indemnizatorio de todo demandante contra alguno de esos fallecidos o inhabilitados para su defensa, por causa derivada de su edad o estado fsico o mental, y en su calidad de persona fsica, que es la nica alternativa admitida por el susodicho orden judicial italiano, que no permite hacerlo contra personas jurdicas, como es el caso de las empresas. Frecuentemente, las demandas son colectivas.

Otro de los litigios del amianto en Italia, corresponde al encausamiento de directivos de la factora de los automviles Alfa Romeo, en Arese, cerca de Miln. Los demandados por quince muertes por mesotelioma, son seis: el ex director general de Fiat Auto, Paolo Cantarella, el ex presidente George Garuzzo, y cuatro directivos ms: Piero Fusaro, Corrado Innocenti, Moro Vincenzo y Giovanni Battista Razelli, quedando absuelto Luigi Francione, que ejerci como presidente en Alfa Lancia, entre 22 de junio de 1990 y 30 de enero de 1991, por considerarse que no cabe atribuirle una responsabilidad de omisin, habida cuenta de la corta duracin del ejercicio de su mandato.

La acusacin seala la completa falta de precaucin en la lnea de produccin, as como la falta de informacin a los trabajadores, sobre los graves riesgos de salud, en la fbrica, entre los aos ochenta y noventa, y despus, con ocasin de las muertes por mesotelioma, acaecidas entre los aos 2000 y 2013.

Cantarella y los dems habrn de responder de haber causado las muertes por mesotelioma pleural, al haberse utilizado amianto en la planta de produccin de automviles, como material auxiliar en procesos de fundicin, forja y tratamientos trmicos. Se utiliz el cartn y la tela de amianto, para la construccin de refugios a prueba de calor; el amianto era el material de las placas de fibrocemento, el material retardante a la accin del fuego, aplicado a las estructuras de soporte de las edificaciones del negocio, y se lo utiliz tambin en el diseo tcnico de los materiales de friccin, de los sistemas de freno y de disco de embrague, en las juntas de estanqueidad de los sistemas de propulsin, y en otras partes de las plantas. Se lo utiliz en las operaciones de soldadura; los soldadores llevaban guantes y delantales de asbesto.

Giampiero Pesenti y otros 7 ex ejecutivos de Franco Tosi Meccanica -una empresa fabricante de turbinas-, fueron acusados ​​con cargos de homicidio y lesiones, por negligencia, en relacin con ms de 33 casos de trabajadores que murieron de mesotelioma, y de otros dos, que se enfermaron despus de trabajar, entre los aos setenta y principios de los noventa, en la fbrica donde, segn la acusacin, respiraron las fibras de amianto, sin adecuadas medidas de seguridad. Los restantes acusados, son: Renato Conti, Luciano Cravaroli, Rodolfo Di Stefano, Roberto Giannini, Enzo Ianuario, Francesco La Via, Giuliano Tedeschini y Vincenzo Vadacca.

El juicio ha sido ordenado por el tribunal para la audiencia preliminar contra los ocho ex directivos (hasta el ao 2000, la empresa fue propiedad de Ansaldo Energia, dedicada a la misma actividad), acusados de infringir las normas para la prevencin de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, dado que no se inform a los trabajadores sobre los riesgos relacionados con la exposicin al amianto, en el aislamiento trmico de las piezas de trabajo, ni tampoco se les dot de mscaras adecuadas para la proteccin respiratoria .

El fundador de la empresa Franco Tosi, el 25 de noviembre de 1898, fue asesinado, cerca de la estacin de trenes de Legnano (Miln), por uno de sus trabajadores.

Pesenti, ahora presidente del Grupo Italcementi, es reconocido como uno de los ex miembros del Comit Ejecutivo de la empresa, desde marzo de 1973 hasta abril de 1980.

El juicio comenz el da 20 del pasado mes de marzo.

En las fbricas, en aquellos das, se utiliz el amianto en abundancia, para el aislamiento trmico de las piezas, que se trabajaban en caliente, para el aislamiento de partes de la planta y del equipo, para el moldeo de piezas, y tambin para proteger a los trabajadores del riesgo de quemaduras, mientras estaban trabajando. Segn la acusacin, el industrial, el ex presidente de Gemina (holding de inversiones industriales) y del pacto de unin RCS MediaGroup (el principal grupo editorial italiano), debera haber requerido utilizacin de un equipo de proteccin respiratoria. La limpieza se realiz con palas, escobas, trapos y chorros de aire comprimido. Los fragmentos del aislante demolido, fueron tratados como escombros de obras de construccin comn, y acumulados fuera del permetro de la instalacin industrial.

Ahora el fiscal ha de tratar de identificar a los responsables de estas muertes. No es el primer intento: en el ao 2007, diez ejecutivos de Ansaldo fueron absueltos por el juez de primera instancia, por la muerte de otros 24 trabajadores. Hoy en da, con las nuevas directrices cientfico-legales, fuertes, el fiscal quiere proceder siguiendo adelante con el nuevo juicio.

En la empresa Teksid-Fiat, antiguos altos hornos, 14 trabajadores murieron por asbesto. Cuatro gerentes fueron condenados en Turn.

La condena ms alta fue para Antonio Mosconi, ex presidente y CEO de Teksid, para a continuacin pasar a la alta direccin de Fiat Impresit. El fiscal adjunto de Turn, Gianfranco Colace, haba pedido penas de hasta cinco aos a los responsables de las empresas que no haban instalado sistemas de aspiracin, para eliminar el peligroso polvo.

Para hacerse una idea de la situacin vivida por los trabajadores de esta empresa, es de utilidad atender a lo manifestado por uno de ellos al prroco Don Livio Corazza: narr que cuando, recomendado por el prroco, ingres en la compaa a los 19 aos, en una de las dos entrevistas de seleccin a las que fue sometido, le recomendaron que cuando entrara en la empresa, comprara siempre el diario La Stampa, y ningn otro ms; que se lo vieran siempre abierto por las pginas de deportes, y que dejara bien claro que a l no le interesaba la poltica, y que as todo le ira bien.

El actual juicio contra los directivos de la central energtica de Turbigo, propiedad de la empresa Enel, corresponde a la absolucin habida en un litigio ya celebrado, y recurrida por el fiscal, por la muerte por mesotelioma, de ocho operarios, acaecidas entre los aos 2004 y 2012. Esto, dicho as, escuetamente, no deja traslucir las vivencias de los familiares de los fallecidos a causa de la inhalacin de amianto, cuando, al trmino del juicio precedente, ahora recurrido, tuvieron que escuchar una resolucin absolutoria, entre cuyas consecuencias estaba la denegacin de una indemnizacin mnimamente reparadora del duelo causado.

Ms adelante, Fulvio nos informa: Sigue adelante el juicio contra Ilva en Taranto, y en el juicio del Tribunal Supremo, contra Montedison, de Mantua.

El 31 de mayo sabremos si el Tribunal Constitucional dar luz verde para reanudar el segundo juicio contra Eternit-Schmidheiny; lamentablemente sin el fiscal Guariniello, que est ahora retirado.

Tambin estamos comprometidos en Cerdea, en nuestras fronteras perifricas, con los trabajadores de la Enichem, en Ottana, para el reconocimiento de las enfermedades profesionales relacionadas con el amianto. La propiedad fue puesta bajo administracin judicial, en respuesta a nuestro llamamiento.

La de los trabajadores expuestos al amianto en Ottana, es una disputa que se ha prolongado durante ms de un cuarto de siglo. La empresa pertenece al Grupo Eni, que se ha caracterizado por reiteradas y escandalosas exoneraciones en los litigios del amianto.

El juicio de Ilva, en Taranto, con 27 ejecutivos encausados, se corresponde con una actividad de hornos de coque, una de las ms contaminantes, en opinin de los expertos. Un estado de omisin consciente y lcido perpetrado durante dcadas, en palabras del tribunal, con resultado de 28 muertes por mesotelioma.

En el juicio contra la empresa Montedison, ante la corte Mantua, la fiscala caus sensacin, en un movimiento que dej sorprendidos a todos, presentando en el aula pruebas abrumadoras (de las que formaran parte fotografas del aislamiento removido, que contena ms de 600 toneladas de amianto, almacenadas en la factora), que fueron retiradas en seco, polvareda que, durante aos, determin la exposicin al amianto a la que fueron sometidos los trabajadores de esa industria petroqumica. Se trata de una documentacin fotogrfica excepcional, que se refiere a los aos 1972-1989, durante los cuales, los doce encargados, ahora encausados, habran causado la muerte de 72 trabajadores.

La de los trabajadores expuestos al amianto en Ottana, es una disputa que se ha prolongado durante 24 aos. La empresa Enichem es una multinacional, que cuenta con una filial en Espaa.

Fulvio termina su comunicacin, con estas palabras: Tambin, el 27 de abril vamos a tener una audiencia con el Papa en la que vamos a tratar de pedirle que tome una posicin sobre el tema del amianto y sobre una prohibicin mundial de ese material.

El 29, habr una reunin con los parlamentarios en la Cmara de Diputados, donde se les pedir que adopten un apoyo para las vctimas del amianto y que aprueben el plan nacional del amianto. Se espera que haya otras iniciativas relacionadas con el Da Mundial de las vctimas, el 28 de abril, en algunas regiones.

Estamos siguiendo la investigacin de los supervivientes a largo plazo del mesotelioma, ahora que termina en las manos de los investigadores del Instituto Nacional del Cncer, de Miln.

Hemos hablado de la iniciativa de los movimientos en Espaa para hacer directamente una peticin a la Unin Europea, que las asociaciones italianas estn dispuestas a firmar y, finalmente, a participar en la iniciativa que se puso en marcha en Espaa, en Madrid.

Por nuestra parte, slo habremos de aadir, que el nico posicionamiento pblico, religioso (catlico), respecto del drama del amianto, que nos ha sido conocido, hasta el presente, es el artculo correspondiente a la siguiente resea: Grard Filion / Largent a aussi ses camps de concentration (el dinero tiene tambin sus campos de concentracin) / Le Devoir, 15 janvier 1949, p. 1.

La lucha de clases esa expresin ante la que algunos de nuestros interlocutores ms jvenes se quedan mirndonos, frecuentemente, con elocuente gesto de incomprensin, como fruto, esperado, de un eficaz adoctrinamiento cultural soterrado-, cobra especial crudeza en todo lo relativo al amianto, pero, adems, en el caso de Italia, su peculiar sistema judicial acenta, si cabe, todava ms, esas afiladas e hirientes aristas. En ello, adems, y en todas partes, algunos quedan retratados con el paso cambiado.

A mediados de junio de 2013, en la semana siguiente al ltimo pronunciamiento de la corte de Turn, los delegados de Casale Monferrato -Bruno Pesce, presidente del Comit de litigios del asbesto, y Nicola Pondrano, secretario de la Cmara de Trabajo, junto con los fiscales Sara Panelli y Gianfranco Colace, del equipo del fiscal Raffaele Guariniello - invitado a Curitiba, capital del estado de Paran, por el fiscal del Trabajo brasileo, se encontr con un comit de los trabajadores, en protesta contra su presencia, y para impugnar la evidencia del peligro del mineral, preocupado por la amenaza de cierre de las minas y plantas de procesamiento, en los pases de Amrica del Sur.

En Europa, la entrada de Eslovenia y de Croacia en la Unin Europea, llev a la adaptacin de sus respectivas legislaciones nacionales, a la prohibicin de todas las variedades de asbesto, que se extendi en toda la UE en el ao 2005. Entre las reacciones, hubo una huelga de hambre de los trabajadores de una fbrica, cerca de Split, abocada al cierre, por no asumir la posibilidad de proseguir una fabricacin basada en una fibra alternativa, como se ha hecho en otras factoras.

Un posicionamiento maniqueo sobre la cuestin de la viabilidad y oportunidad de una prohibicin del amianto, no se vera respaldado estrictamente por los hechos. Veamos, por ejemplo, lo que deca, al respecto, Manuel Sacristn, en una de las entrevistas que concedi: He contado muchas veces el deprimente ejemplo de la industria del asbesto en Alemania Federal, pero es tan instructivo que no me molesta repetirlo: el gobierno Schmidt prepar, a finales de los aos 70, un proyecto de ley que prevea la abolicin, en cuatro aos, de la industria del asbesto -una de las ms cancergenas que existen el proyecto de ley fue retirado, por la presin conjunta de los empresarios y los obreros del asbesto, temerosos de perder sus empleos y decididos, evidentemente, a preferir el cncer de pulmn a un periodo duro, que desde luego, no habra sido de hambre fsica, sino slo de transitoria reduccin del nivel de vida, es decir; de lo que la mentalidad burguesa llama nivel de vida; (el proyecto de ley prevea la sustitucin gradual de los puestos de trabajo y una dotacin, para investigacin y desarrollo de sucedneos del amianto). Fuente: Sacristn, Manuel. "Entrevista con Manuel Sacristn." Mientras tanto 16/17 (1983): 195-211.

Es evidente, por otra parte, que al menos parte de los sindicatos pro-crisotilo, merecen plenamente el calificativo de sindicato amarillo, al haberse podido probar para algunos su indudable creacin y sostenimiento patronal, y es a ellos a los que habra que restringir la irnica definicin como de magnficos catadores de letrinas.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter