Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-05-2016

La subsuncin de la educacin y la rebelin ante el capital: Problema mundial y nacional
La Universidad Autnoma de Quertaro, entre la mscara y el despojo.

Alejandro Ruiz
Rebelin


En los ltimos aos, en el pas se ha desatado un fenmeno alarmante en torno a la apropiacin del discurso y las luchas que desde las y los oprimidos libramos en contra del despojo capitalista de nuestros territorios y conquistas sociales.

No es sorpresa que las universidades se hayan convertido en instrumentos que legitiman el despojo y saqueo de nuestros pueblos, y no slo eso, sino tambin en administradoras y ejecutoras de dichas prcticas que bien podramos calificar como genocidas, etnocidas, ecocidas y epistemicidas.

Tal es el caso que la readecuacin de planes de estudio, la firma de convenios de aparente extensin acadmica y las investigaciones en distintas disciplinas cientficas, lejos de proporcionar un incremento en la calidad de vida de los pueblos, se subsumen realmente al metabolismo del capital, adecundose al proyecto de reordenacin territorial que las grandes potencias hegemnicas imponen, en el cual, nuestra vida y futuro, no tienen cabida de otra forma que no sea la de una mercanca ms a explotar.

La cooperacin con grandes empresas nacionales y transnacionales en la ejecucin intelectual y tcnica de sus planes mercantiles de despojo, vuelve a las universidades cmplices en la negacin que se nos impone al derecho de una libre autodeterminacin que como pueblos tenemos.

A la vez, la tendencia fetichizada de intelectualizar (que bien podramos calificar como especializar) a las y los estudiantes se vuelve una estrategia que alimenta la divisin del trabajo intelectual del manual, generando as una ideologizante categora de superioridad que en los hechos impone falsas divisiones entre la clase trabajadora, mistificando la academia hasta convertirla en un rgano amputado de los pueblos, negando con esto su esencial labor, que no es otra sino la de ser un instrumento para la liberacin y no de la opresin.

Es un hecho que la produccin cientfica que dese la academia se puede realizar, propicia el desarrollo de las fuerzas productivas a tal grado que el hambre y la miseria que se nos es impuesta podra erradicarse ante tal magnfico desarrollo; sin embargo, nos encontramos en un momento histrico en el que el desarrollo de las fuerzas productivas lejos de facilitar y propiciar el desarrollo fsico y espiritual del ser humano, se vuelcan en contra de este, generando as elementos que nos acercan cada vez ms a la barbarie que el capital propone.

Todo esto, a la vez, se haya encubierto por un falso discurso progresista, que bajo una mscara bondadosa niega el proyecto de exterminio que se est realizando desde hace ms de 500 aos en contra de nuestros pueblos, sino, miremos cmo ahora las universidades se han encargado de explicarnos a lo largo de la historia la manera en que debemos organizarnos y llevar a cabo nuestras prcticas revolucionarias, institucionalizando la rebelda y encausndola en el mejor de los casos, a vas insuficientes y de contencin como los partidos polticos y/o foros intelectuales, en los que se ha dejado de hacer la revolucin para tratar de explicarla.

No hay que ir tan lejos para encontrar ejemplos claros en nuestro pas, universidades como la UNAM, la de Morelos, Quertaro, Michoacn, entro muchas otras ms, realizan constantemente foros de discusin intelectual sobre procesos revolucionarios y/o luchas populares, pero que mantienen convenios vigentes con la clase antinacional, empresas transnacionales y aparatos represores del Estado que gestionan el terror y son causa inmediata del despojo que origina estas luchas.

A lo que nos limitaremos en este artculo ser a analizar con algunos ejemplos cmo este proceso se lleva a cabo en la Universidad Autnoma de Quertaro.

La UAQ, cmplice y gestora del terror.

An cuando los portavoces oficiales (y no oficiales) de la rectora se empecinen en negar la privatizacin de la Universidad y su real carcter de cmplice y ejecutor de las polticas neoliberales, la Universidad Autnoma de Quertaro atraviesa en estos momentos uno de sus periodos ms crticos en lo referente a una real autonoma.

La reciente lucha que el Sindicato de trabajadores y empleados de la universidad autnoma de Quertaro (STEUAQ) ha comenzado a librar, dej entrever que el proceso de privatizacin se ha recrudecido de manera inhumana, mapeando y visibilizando a los actores que realizan este proceso, as como a los traidores que legitiman y enmascaran este proyecto de muerte. [1]

Sin embargo, el proceso de privatizacin y de real sometimiento de la Universidad a los intereses del mercado ha sido un trayecto silencioso y gradual, que ha afianzado un mecanismo hegemnico recubierto de falsos progresismos, nos limitaremos, en este artculo, a enunciar tres ejemplos claros en el orden material e intelectual de lo que se ha venido realizando dentro de la Universidad.

El primero de ellos es en el orden de la readecuacin de planes de estudio a favor de la produccin terica e ideolgica que legitime la implantacin de megaproyectos territoriales de despojo dentro del Estado de Quertaro; para dar un ejemplo de esto observemos lo ocurrido en la Facultad de Derecho de la Universidad Autnoma de Quertaro, quien, en convenio con la Universidad Aeronutica de Quertaro (UNAQ) firman un convenio a inicios del 2015 [2] , para regular la produccin y adecuacin de leyes en materia de aereoespacio en el estado; si bien, en otro orden de ideas, el convenio se le present a los estudiantes y comunidad universitaria en general como una oferta de apertura de nuevos campos laborales, en los hechos, es una labor que legitima y crea una legalidad neoliberal, que legitima la ocupacin y territorializacin de estas empresas en el Estado, convirtiendo as a Quertaro en un nicho de manufactura en materia de aeronaves.

Pasemos a un segundo plano, la sobreexplotacin laboral a estudiantes; bajo la fachada de servicio social y prcticas profesionales, se han entablado convenios con empresas nacionales y extranjeras con el objetivo de mejorar la formacin acadmica de los estudiantes, convenios que parecieran ser de un corte netamente acadmico pero que sin embargo, estn dotando de mano de obra altamente calificada a las empresas instaladas en el Estado, para que esta, desarrolle trabajos tcnicos especializados sin ninguna remuneracin econmica correspondiente a la realizacin de estos servicios.

Ejemplo claro de esto es el convenio que la Universidad Autnoma de Quertaro, a travs de la Facultad de Ingeniera, entabla a mediados del ao 2011 con la empresa Makino [3], quienes bajo la promesa de incorporar a los estudiantes a la plantilla laboral de dicha empresa, someten a estos a realizar trabajaos altamente calificados, que producen un extra excedente econmico para la empresa; adems, de no otorgar (bajo el pretexto de inexistencia contractual) a los practicantes los derechos laborales contemplados en la Constitucin Mexicana de los Estados Unidos Mexicanos y los referentes a la Ley Federal del Trabajo, promoviendo as, no slo la sobreexplotacin de estudiantes, sino la inseguridad laboral.

Por ltimo, se debe mencionar el actual convenio que la UAQ, a travs de la facultad de ingeniera mantiene con la empresa CATECNA [4] con el fin de generar un horno para la extraccin de mercurio en el municipio de San Joaqun (municipio que se ha caracterizado por su alto grado de marginalidad y pobreza), el cul bajo el discurso de la sustentabilidad impone mtodos ms eficientes para la explotacin del mercurio en esta zona, despojando as a los habitantes de esta de su territorio.

La lista es extensa, pero la enunciacin de stos tres convenios que la universidad mantiene tanto con el sector pblico como el privado enuncian la poltica de despojo que la UAQ no slo legitima, sino propone como programa de estudios en las aulas; cabe resaltar que las contradicciones que se presentan dentro de la universidad, son un reflejo entre el criollismo y la necesidad de emancipacin de las clases populares.

El falso debate, propuesto por los sectores alineados al aparato de la rectora, y con esto, al aparato del estado, pretende generar divisiones dentro de los sectores oprimidos, quitando del rengln el problema nodal que atenta en contra de la autodeterminacin y la justicia social, que no es otro sino, la inminente privatizacin de las conquistas sociales que como clase trabajadora hemos conquistado.


Notas

[1] Para profundizar ms en este tema, revise mi anlisis del conflicto STEUAQ vs. UAQ http://www.rebelion.org/noticia.php?id=210892&titular=%BFpor-qu%E9-el-steuaq?-la-lucha-por-la-universidad-p%FAblica-en-quer%E9taro-

[2] http://www.u15433785.onlinehome-server.com/noticias/1-noticias/7746-uaq-y-unaq-firman-convenio-para-la-colaboracion-en-derecho-aeronautico

[3] http://sexenio.mx/queretaro/articulo.php?id=1563

[4] http://conacytprensa.mx/index.php/tecnologia/materiales/2374-reportaje-conacyt-catecna-y-la-uaq-desarrollan-proyecto-de-horno-para-la-extraccion-de-mercurio-para-san-joaquin-queretaro


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter