Portada :: Brasil :: Nuevo golpe contra la democracia: Impeachment contra Dilma
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-05-2016

Entrevista a Glenn Greenwald sobre Brasil
El objetivo del juicio poltico a Rousseff es impulsar a los neoliberales y proteger la corrupcin

Amy Goodman
Democracy Now!


El Senado de Brasil sigue adelante con el juicio poltico contra la presidente Dilma Rousseff, a pesar de una medida anterior impulsada por el presidente interino de la cmara de diputados destinada a frenar el proceso. El presidente anterior de la Cmara de Diputados, Eduardo Cunha, haba liderado el intento de destituir a Rousseff, hasta que l mismo fue suspendido por corrupcin. El lunes, su sustituto, Waldir Maranhao, trat de anular la votacin de la Cmara de Diputados a favor del juicio poltico, al citar irregularidades en el proceso. Pero aparentemente Maranhao dio marcha atrs en medio de la noche y emiti un comunicado en el que, sin dar explicaciones, se retracta de su decisin. El Senado parece preparado para votar el mircoles si inicia juicio a Rousseff. Si la mayora vota en su contra, Rousseff sera suspendida. Hablamos con el periodista Glenn Greenwald, ganador del premio Pulitzer, que vive en Brasil. La gente empieza a darse cuenta, a nivel internacional y tambin ac en Brasil, que aunque este proceso de juicio poltico fue vendido como un modo de castigar la corrupcin, su verdadero objetivo, ms all de impulsar a los neoliberales, Goldman Sachs y los fondos de inversin extranjeros, el verdadero objetivo es proteger la corrupcin, dice Greenwald.

TRANSCRIPCIN (Esta transcripcin es un borrador que puede estar sujeto a cambios).

AMY GOODMAN: Esto es Democracy Now! democracynow.org, el informativo de guerra y paz. Soy Amy Goodman. Estamos de gira en Minneapolis, Minnesota, y nos dirigimos a Cambridge, Massachusetts, luego a Nueva Jersey, sin embargo, ahora vamos a hablar de Brasil, donde el Senado ha seguido adelante con el proceso de juicio poltico contra la presidenta, Dilma Rousseff, a pesar de una medida anterior impulsada por el presidente interino de la Cmara de Diputados destinada a frenar el proceso. El presidente anterior de la Cmara de Diputados, Eduardo Cunha, haba liderado el intento de destituir a Rousseff, hasta que l mismo fue suspendido por corrupcin. El lunes, su sustituto, Waldir Maranho, trat de anular la votacin de la Cmara de Diputados a favor del juicio poltico, al citar irregularidades en el proceso. Pero el presidente del Senado, Renan Calheiros, insisti en que la votacin en la cmara de diputados sobre el destino de Rousseff seguira adelante.

RENAN CALHEIROS: Ninguna decisin monocrtica puede superponerse a una decisin colectiva, especialmente cuando la decisin fue tomada de una forma colectiva en el Senado, con el plenario completo y, adems, con un qurum verificado.

AMY GOODMAN: El presidente de la Cmara de Diputados brasilea revoc ms tarde su decisin de anular la votacin en contra de la presidenta, dando marcha atrs en medio de la noche. El Senado brasileo tiene previsto votar el mircoles si someter o no a Rousseff a un juicio poltico por violar las leyes presupuestarias. Si la mayora se pronuncia en su contra, Rousseff ser suspendida inmediatamente por al menos seis meses, mientras se celebra el juicio. La semana pasada, el vicepresidente, Michel Temer, su potencial reemplazo, recibi una orden de pagar una multa por violar los lmites financieros en la campaa. El viernes, Rousseff se comprometi a seguir luchando.

PRESIDENTA DILMA ROUSSEFF: Me quedar aqu, luchando, luchando porque soy la prueba de esta injusticia. Estn condenando a una persona inocente, y no hay nada ms grave que condenar a una persona inocente.

AMY GOODMAN: A pesar del gran escndalo de corrupcin, la presidenta Rousseff no ha sido encontrada culpable de ninguna irregularidad financiera, y la Fiscala General ha pedido que el juicio poltico contra Rousseff sea descartado, alegando que no hay base jurdica para el procedimiento. La semana pasada tuve la oportunidad de hablar con el periodista de The Intercept y ganador del premio Pulitzer, Glenn Greenwald, quien nos acompa desde Ro de Janeiro, Brasil, ciudad en la que reside. Comenc pidindole a Glenn que explicara lo que est ocurriendo all, en Brasil.

GLENN GREENWALD: Es realmente increble, Amy, porque siendo una persona que creci en Estados Unidos, en una democracia que tiene dos siglos de edad, una vez que vives en una democracia, donde los lderes son elegidos a travs de las urnas, en lugar de ser simplemente impuestos por la fuerza, de alguna manera, asumes que siempre va a ser as. De alguna manera lo tomas por sentado. Y estar aqu en Brasil, donde la mayora del pas naci durante una dictadura militar, una que derroc al gobierno elegido democrticamente en 1964, que luego procedi a imponer un rgimen militar en el pas durante los siguientes 21 aos, un rgimen militar extremadamente brutal y opresivo, estoy viviendo en un pas donde la democracia en realidad es muy joven y, por ende, frgil, a pesar de que se ha convertido en esta especie de modelo inspirador para el mundo que realmente ha prosperado bajo su joven democracia. Tiene esta cultura poltica muy vibrante. Ha dado pasos muy impresionantes sacando a la gente de la pobreza y dndoles oportunidades y creando instituciones maduras y democrticas.

Y sentarse aqu y presenciar el desmantelamiento total de una democracia, que es exactamente lo que est sucediendo, por parte de las personas ms ricas y poderosas de la sociedad, utilizando sus organismos mediticos que se hacen pasar por medios periodsticos, pero que en realidad son canales de propaganda para un pequeo nmero de familias extremadamente ricas, donde casi todos apoyaron ese golpe de Estado y luego la dictadura militar, es algo realmente inquietante y aterrador. Y creo que la pregunta ms importante ahora es... los brasileos han centrado su atencin durante mucho tiempo en la presidenta Dilma Rousseff, quien, y esto es cierto, se ha vuelto extremadamente impopular, en gran parte debido a la escasez econmica en el pas, a la falta de carisma poltico y a la falta de habilidad poltica por su parte, entonces, hasta ahora, todo el mundo ha estado enfocado en Dilma y en su destitucin.

Pero ahora estn empezando a darse cuenta de que todo esto realmente trata de dos cosas: uno, instalar como presidente y como la faccin en control en Brasilia a un grupo de personas que creen en una ideologa muy proempresarial, neoliberal, que quieren desmantelar los programas sociales bsicos que se han construido en los ltimos 20 aos, y que, por s mismos, nunca seran aceptados por la mayora de los votantes brasileos; y en segundo lugar, se trata sobre dar poder en Brasilia a las personas que son verdaderamente corruptas, que han robado enormes cantidades de dinero, lo han dilapidado en cuentas bancarias en el extranjero y lo han utilizado para comprar una segunda, tercera, cuarta casa a nombre de otras personas. El objetivo de lo que est ocurriendo es darle el poder a los verdaderos ladrones y corruptos de Brasilia, para que puedan protegerse a s mismos y puedan frenar la investigacin sobre la corrupcin. Y una vez que la gente realmente empiece a centrarse en eso, al igual que ahora lo estn haciendo... estamos empezando a ver actos de desobediencia civil, inestabilidad, ms protestas violentas... la verdadera pregunta va a ser: Cmo va a reaccionar la poblacin de este pas cuando se d cuenta de que la democracia les ha sido arrebatada de sus manos?

AMY GOODMAN:
Lograr Dilma Rousseff mantenerse en el poder?

GLENN GREENWALD:
Creo que lo nico que puede salvarla en este momento es que las lites brasileas se den cuenta de que van a tener que pagar un precio demasiado alto por destituirla y despus dar el poder al vicepresidente Michel Temer, implicado en corrupcin, un gran corrupto, un cero a la izquierda, un neoliberal, lo cual es su plan actual. Si caen en la cuenta que continuar con su plan causar muchas protestas pblicas, malestar social, inestabilidad, especialmente ahora que los Juegos Olmpicos se acercan, de alguna manera esto podra estropear este plan para volver a atraer el capital extranjero a Brasil, creo que lo van a tener que pensar dos veces. Pero despus de eso, creo que estn empecinados en destituirla.

Creo que van a lograr los votos en el Senado para hacerlo, porque tenemos el factor ideolgico, con un nmero suficiente de miembros de la derecha brasilea que odian al Partido de los Trabajadores, lo han odiado durante mucho tiempo, y lo quieren fuera del gobierno, combinado con el inters personal de los miembros corruptos del Senado y la cmara baja que creen que destituyendo a Dilma van a lograr poner fin al escndalo de corrupcin, para darle al pas esta idea catrtica de que el problema se ha resuelto, para despus poder frenar la investigacin. As que esta txica combinacin de ideologa e inters propio, sumada a algo que no puedo enfatizar lo suficiente, que es el papel central que han jugado los medios oligrquicos de Brasil en la incitacin e inflamacin de toda esta situacin, al no permitir que sea escuchada una opinin plural, en este desfile incesante de propaganda pro oposicin... creo que esa combinacin ha hecho que su destitucin sea inevitable, a menos que la sociedad deje claro que no lo van a tolerar.

AMY GOODMAN:
Y Eduardo Cunha, el tercero en la lnea para ser presidente? Hblenos de l.

GLENN GREENWALD:
Eduardo Cunha es el mayor responsable de que este juicio poltico este teniendo lugar. l es quien tom la decisin de permitir que esto sucediera. Y tras ello, en uno de los actos ms desvergonzados nunca vistos en la poltica moderna, presidido el procedimiento del juicio poltico, a pesar de que Eduardo Cunha... a quien usted describi, subestimando no slo el nivel de su corrupcin, sino incluso la prueba mediante la cual fue acusado. Los investigadores encontraron cuentas bancarias en Suiza que l posee y controla, con millones de dlares. l no tiene una fuente de riqueza ms all de la corrupcin y el soborno. No tiene negocios. Ha estado en la vida pblica desde hace mucho tiempo. Minti el ao pasado cuando testific a los investigadores del Congreso y dijo que no tiene cuentas bancarias en el extranjero a su nombre, y cuentas que fueron descubiertas posteriormente. Hay informantes del gobierno que han declarado que la cantidad que ha recibido en sobornos y comisiones ilegales se cifra en muchos millones de dlares, decenas de millones de dlares, no slo los 5 millones de dlares que fueron encontrados en su cuenta bancaria en Suiza.

Por lo tanto, l se ha convertido de la cara de la hipocresa, ms an, del engao que est arraigado en el corazn mismo de este intento de destitucin. En ese procedimiento del congreso, que ha sido seguido por una gran cantidad de personas en todo el mundo, los miembros del Congreso, una tras otro, que estn acusados ​​e implicados en la investigacin por corrupcin, se han puesto en pie ante Eduardo Cunha y han dicho: "Sr. Presidente, voto a favor del proceso de destitucin de Dilma Rousseff, porque no podemos tolerar la corrupcin", dicindole eso a alguien con millones de dlares provenientes de sobornos en cuentas bancarias en Suiza. Por lo tanto, la gente ha comenzado a darse cuenta, no solo a nivel internacional, sino tambin aqu en Brasil, de que si bien este proceso de destitucin se ha vendido, y ha sido presentado como una forma de castigar la corrupcin, su verdadero objetivo, ms all de impulsar a los neoliberales, Goldman Sachs y los fondos de inversin extranjeros, el verdadero objetivo es proteger la corrupcin.

AMY GOODMAN: Escuchbamos al periodista y ganador del premio Pulitzer Glenn Greenwald, de The Intercept, con quien hablamos la semana pasada en Ro de Janeiro, Brasil. Con esto terminamos nuestro programa de hoy. Voy a hablar esta noche en la First Parish Church Meetinghouse en Cambridge, a las 6:30 pm, y tras eso, el mircoles por la noche en Montclair, Nueva Jersey, en la Congregation Shomrei Emunah, y el jueves por la noche, en la librera Barnes & Noble de Union Square en Nueva York. Y el viernes estar en Washington, DC, en la Plymouth Congregational Church. Y tras eso, el fin de semana, el sbado, Portland y Bangor, Maine, y el domingo a Bar Harbor, Maine. Y Democracy Now! tiene varias ofertas de trabajo: dos fellowship en produccin de video y nuestros programa de prcticas. Visiten democracynow.org. Un agradecimiento especial a Denis Moynihan y nuestro equipo. Soy Amy Goodman. Muchas gracias por estar con nosotros.

Traducido por Linda Artola. Editado por Democracy Now! en Espaol!.

Fuente original: http://www.democracynow.org/es/2016/5/10/glenn_greenwald_on_brazil_goal_of


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter