Portada :: Mundo :: "La amenaza de los Tratados de comercio"
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-05-2016

El alud del Tratado Transatlntico

Hedelberto Lpez Blanch
Rebelin


El Tratado Transatlntico de Comercio e Inversiones, conocido como TTIP por sus siglas en ingls, y que haba sido negociado desde 2013 en el ms absoluto secreto entre Estados Unidos y la Unin Europea, comenz a rodar cuesta abajo como una pequea bola de nieve y se ha ido convirtiendo en un gran alud.

La Asociacin transatlntica pretende un general libre comercio al eliminar las barreras aduaneras, ecolgicas y sociales que impiden toda la circulacin de mercancas y servicios en los territorios de Estados Unidos y de la Unin Europea.

Desde hace ms de un ao se inici un movimiento en las diferentes ciudades europeas encabezado por Organizaciones No Gubernamentales, sindicatos y partidos polticos para rechazar la posible firma de ese acuerdo de libre comercio. Una de las ms importantes manifestaciones conjuntas que reunieron a miles de personas, tuvieron lugar en abril de 2015 en casi todos los pases de la Unin Europea cuando an no se haban filtrado las verdaderas intenciones del TTIP.

En esa ocasin, cientos de ciudades europeas reunieron a manifestantes que exigan mayor informacin y declaraban que si el convenio se realizada en secreto, era porque trascendentales cuestiones se escondan.

Uno de los participantes en la marcha de Madrid, Fidel Gonzalo denunci a las agencias de prensa que reportanban los actos, que el Estado perder todos sus derechos y las multinacionales van a hacer las leyes.

En Barcelona, una de las organizadoras, Mara ngeles Gonzlez, denunciaba que Europa tiene mucho que perder, se van a desaparecer las garantas en la salud y el consumo.

Las calles de 170 ciudades alemanas se llenaron de ciudadanos que protestaban contra el tratado de libre comercio debido a que provocara una desregulacin generalizada y una prdida del poder de los gobiernos.

En Varsovia, Praga, Londres, Helsinki o Pars los ciudadanos aseguraban que con el TTIP se perderan en pocos aos unos 300 000 puestos de trabajo.

Pero el rechazo al Tratado creci en grado superlativo al destapar la Organizacin No Gubernamental Greenpeace, 248 pginas del hasta entonces documento secreto donde se revelan numerosos aspectos que resultan perjudiciales para los europeos y hasta para los gobiernos de la Unin.

Se asegura que en los documentos adquiridos se encuentra el 75 % de las posiciones esgrimidas por los negociadores.

El experto en comercio de Greenpeace, Jrgen Knirsch, seal al canal de televisin alemn, Deutsche Welle que en los papeles filtrados no se mencionan ni el principio de precaucin, contemplado en el Tratado de la UE, ni tampoco los objetivos acordados en la XXI Conferencia Internacional sobre Cambio Climtico.

Mientras tanto, s se menciona el principio de riesgo estadounidense, que de ser aceptado permitir el cultivo y el consumo de alimentos transgnicos en territorio europeo, hasta que no se demuestre que son perjudiciales para la salud o el medio ambiente.

Knirsch denunci que los documentos reflejan la magnitud y el alcance del intento de Estados Unidos y la Unin Europea de anteponer los beneficios empresariales a los intereses de la ciudadana. Ya es hora de que las negociaciones se detengan y de que comience el debate.

El portafolio sobre el Tratado, segn revel Greenpeace asegura que Washington est presionando a la UE para conseguir que Europa importe ms productos agrarios estadounidenses y si no acepta esas condiciones, amenaz con hacer ms difcil la exportacin de vehculos europeos.

Se conoci que implican varios motivos de preocupacin para el llamado viejo continente, entre ellos el alimentario, climtico, medioambiental y el casi seguro predominio de las corporaciones sobre la soberana econmica, social y medioambiental de los Estados, de lo que tambin se puede deducir que se reduce la independencia poltica.

Para comprender la enorme influencia que tendrn las transnacionales si se alcanza el acuerdo, se estipula que los gobiernos debern avisarles acerca de cualquier cambio legislativo que planeen realizar y hasta esas corporaciones podran demandar a los Estados por la decisin adoptada y someterlo a una fuerte presin legal fuera de sus territorios nacionales.

En el gobierno y los medios de comunicacin de Estados Unidos ha sido mnima la reaccin acerca de los documentos filtrados, mientras que en Europa los negociadores han tratado de minimizarlo bajo el argumento que aun es muy temprano pues se est discutiendo y no se ha llegado al acuerdo definitivo.

No obstante, varios expertos y analistas europeos destacan que las revelaciones le han dado un fuerte golpe al Tratado y ponen en duda su conclusin.

Entre las presiones que ejerce Washington, indica Greenpeace, aparece la exigencia de que la UE elimine el principio precautorio mediante el cual la Unin solo permite la venta de productos y alimentos cuya seguridad est comprobada. En cambio Estados Unidos lo interpreta en forma ms peligrosa: autoriza los productos hasta que no se confirme su eventual carcter nocivo.

En el gigante del norte se permiten unos 170 productos genticamente modificados mientras que en el viejo continente solo se acepta el maz.

Datos de organizaciones norteamericanas alertan que en ese pas son comunes los tratamientos a cultivos y animales mediante hormonas, antibiticos, pesticidas y sustancias qumicas, las cuales estn prohibidas en Europa.

Por tanto resulta definitorio el concepto sobre el Tratado realizado por Greenpeace: El TTIP es un nuevo modelo de gobierno transatlntico que camina en direccin contraria a la de los objetivos de instituciones internacionales y ciudadana de conseguir un desarrollo sostenible.

No es de dudar que las manifestaciones de rechazo se incrementarn como un alud.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter