Portada :: Mundo :: "La amenaza de los Tratados de comercio"
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-05-2016

Bernard Cassen y Yayo Herrero participan en un debate en la Universitat de Valncia sobre el TTIP
Hay que elegir entre la libertad de comercio y la conservacin del planeta

Enric Llopis
Rebelin


Los intercambios mercantiles en el mundo se multiplicaron por 27 entre 1950 y 2007 mientras que el PIB lo hizo por ocho, segn la Organizacin Mundial del Comercio (OMC). Esta tendencia podra explicar, aparentemente, que existan 612 Tratados de Libre Comercio (TLC) notificados en la OMC, de los que 406 se hallan en vigor y otros muchos en fase de negociacin. Buena parte de las portadas de los medios y de las denuncias en la calle tienen como objeto actualmente el Acuerdo Transpacfico de Cooperacin Econmica (TPP), que se firm el pasado 4 de febrero; el Tratado Transatlntico de Libre Comercio e Inversiones (TTIP) entre Estados Unidos y la Unin Europea y el Acuerdo Internacional para el Comercio de Servicios (TISA), ambos en fase de discusin; a estas iniciativas se agrega el Acuerdo Integral de Economa y Comercio (CETA) entre la Unin Europea y Canad, pendiente de ratificacin al menos por el Consejo y el Parlamento europeos.

Que la clave del TTIP no es la eliminacin de barreras comerciales entre Estados Unidos y la Unin Europea parece evidente por la tasa media de aranceles entre las dos regiones (2,8% sobre los productos industriales y menos del 4% sobre los intercambios de productos agrcolas). Adems la oposicin se extiende a medida que circula la informacin: en 25 pases europeos hay campaas organizadas contra el tratado y 1.300 municipios (140 en el estado espaol) se han declarado zonas libres del TTIP y el CETA. Los movimientos sociales tambin piden que el acuerdo comercial y de inversiones se someta a referndum y han recogido tres millones de firmas. En Estados Unidos, los candidatos Donald Trump, Bernie Sanders y Hillary Clinton han criticado pblicamente el TPP, aunque la exsecretaria de Estado se mostrara partidaria del tratado en su da.

El periodista, fundador del movimiento ATTAC junto a Ignacio Ramonet y actualmente colaborador de Le Monde Diplomatique, Bernard Cassen, va un punto ms all en la crtica: La contestacin al TTIP ha de ampliarse al libre comercio, de hecho, tendran que establecerse medidas proteccionistas para que la libertad mercantil no se site por encima de las clusulas sociales o ambientales. Cada vez que aumenta el comercio internacional, el resultado es catastrfico". Bernard Cassen ha realizado estas afirmaciones en una conferencia organizada en la Universitat de Valncia por la Fundacin Caada Blanch en colaboracin con Le Monde Diplomatique-Espaa y la Universitat. El presidente honorfico de ATTAC lleva muchos aos sosteniendo esta tesis. En noviembre de 1999, al calor de la Ronda del Milenio de la OMC, celebrada en Seattle, ya subrayaba las apelaciones de Keynes a las mercancas de fabricacin nacional.

En un artculo titulado Fracaso del libre comercio (Le Monde Diplomatique, noviembre de 1999), el periodista y docente recuerda las investigaciones de Paul Bairoch, en las que demostraba con series estadsticas entre 1800 y 1990 que la expansin econmica en el siglo XIX y la primera mitad del XX en los pases del Norte obedece salvo en breves periodos- a polticas casi siempre proteccionistas; es ms, el historiador de la Economa sostiene que el proteccionismo no fue la causa sino la consecuencia del crack de Wall Street. Todo esto permite relativizar las lecciones de liberalismo ofrecidas generosamente por Estados Unidos, sobre todo si se tiene en cuenta que los mayores avances de ese pas se produjeron en los periodos proteccionistas, agrega Bernard Cassen.

En otro artculo publicado en Le Monde Diplomatique (febrero de 2000), Repensar el comercio internacional, destaca los efectos ambientales y sociales de la desregulacin. As, a medida que aumenta la distancia entre los centros de produccin y el domicilio del consumidor, se produce un incremento del consumo de energa generalmente no renovable- y la emisin de gases de efecto invernadero. Adems, reconoca el Financial Times el 27 de diciembre de 1999: Los objetivos sociales suelen entrar en conflicto con los objetivos del libre comercio. Una alternativa a estas amenazas es la idea de desmundializacin, que Bernard Cassen ha planteado en la Universitat de Valncia al igual que hace cinco aos en un artculo en Mediapart.fr. Se peda en el texto la capacidad de regular los flujos econmicos y financieros, y para ello haba que recuperar el espacio nacional. El colaborador de Le Monde Diplomatique critica asimismo el integrismo desregulador y apela a la recuperacin de las esferas econmica y financiera, deliberadamente entregadas por las instancias polticas.

No se trata sin embargo de un repliegue que renuncie al mbito europeo ni internacional, sino de una condicin previa de una estrategia del dbil contra el fuerte, resalta el periodista. Adems, el espacio nacional es el idneo para la redistribucin de la riqueza. Frente a la libre circulacin de capitales, de inversiones y del comercio de bienes y mercancas (que han de someterse a control democrtico), el texto de 2011 sealaba que los principales cambios y victorias de los ltimos aos se produjeron en la escala nacional, por ejemplo, con los gobiernos progresistas de Amrica Latina apoyados en los movimientos sociales, las revueltas en el mundo rabe (ocupacin de las plazas en Tnez y El Cairo) o manifestaciones masivas contra las desigualdades en Israel, inspiradas en el 15-M, entre otros ejemplos.

La activista, excoordinadora de Ecologistas en Accin y directora de FUHEM desde 2012, Yayo Herrero, vincula la necesidad de desmundializar al escenario de colapso ambiental y la crisis del modelo de combustibles fsiles. De hecho, ya se super el pico del petrleo convencional: hasta 1973 la extraccin de crudo en todo el mundo aument a un ritmo del 7-8% anual, mientras que a partir de 1979 el incremento fue del 1-2%. El hecho de alcanzar este pico llevar a grandes fluctuaciones en los precios. Adems, se agotan los pozos y campos de mayor calidad, por lo que hay que recurrir a los que presentan ms dificultades. Esta tendencia explica que desde hace varias dcadas la Tasa de Retorno Energtico (cociente entre la energa obtenida y la que se invierte en el proceso) descienda progresivamente. En el libro En la espiral de la energa, Luis Gonzlez Reyes aade que la humanidad se enfrenta al mayor cambio climtico de su historia: en 2013 la concentracin de CO2 en la atmsfera alcanz el 142% del nivel de la era preindustrial (anterior a 1750). Adems, el aumento del nivel del mar desde mediados del siglo XIX ha sido mayor que la media durante los dos milenios anteriores. En este contexto de colapso y crisis en las bases de la reproduccin social, Yayo Herrero advierte que el TTIP podra profundizar en la mercantilizacin de los cuidados y la atencin a personas dependientes, que fundamentalmente recae en las mujeres.

Tampoco el TTIP y el CETA implican una novedad radical. Uno de los antecedentes apuntados por la activista es la Directiva Bolkestein (relativa a los servicios en el mercado interior), propuesta en 2004, ampliamente rechazada en las calles por los movimientos sociales ya que favoreca la ubicacin de empresas en los pases con menor regulacin laboral y ambiental. Algunos autores sealan que con el TTIP se intentarn introducir algunos de los puntos fuertes que quedaron fuera de la Directiva Wolkestein. La activista tambin considera al CETA, cuyas negociaciones entre la Unin Europea y Canad finalizaron en 2014, un caballo de troya para la aprobacin del TTIP. No slo es un punto de referencia en las actuales negociaciones, sino que su contenido segn muchos analistas- es incluso peor que el del TTIP.

Yayo Herrero entiende incompatible la aprobacin de estos tratados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (2016-2030), aprobados en septiembre de 2015 por representantes de 193 pases. Permitirn el TPP, el TTIP, el CETA, el TISA y dems tratados reducir a la mitad los 836 millones de personas que viven en pobreza extrema? O disminuir la deficiente nutricin que provoca el 45% de las muertes de los menores de cinco aos en el mundo? O que dejen de morir anualmente seis millones de nios menores de cinco aos? Las mismas preguntas podran plantearse en torno al 20% de la poblacin mundial que no tiene acceso a electricidad acepable o a los trabajadores que viven por debajo del umbral de la pobreza (uno de cada tres en el mundo). En conclusin, la investigadora ecofeminista se apunta a la definicin del politlogo Walter Bello sobre el TTIP: es en realidad el brazo econmico de la OTAN. El objetivo es, junto con el TPP, contener a Rusia, China y el avance de los BRICS, seala el politlogo. Con la aspiracin de representar los valores occidentales del libre comercio, la civilizacin y el imperio de la ley

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter