Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-05-2016

Gracias por confirmar

Iroel Snchez
La pupila insomne


Medios de comunicacin occidentales y la naciente prensa privada en Cuba presentan el reordenamiento de la comercializacin de productos agrcolas implementado por el gobierno cubano para aumentar el acceso de la poblacin a los alimentos como un paso atrs en los cambios econmicos en la Isla destinado al fracaso.

Tendran razn si se tratara solo de publicar listas de precios topes, un bandazo de un da para otro sin relacin con otras medidas destinadas a incrementar la produccin y su flujo directo a lo mercados sin pasar por manos de acaparadores y especuladores.

El plan de inversiones en la agricultura, aprobado por la Asamblea Nacional cubana para este ao, supera los seiscientos millones de dlares y desde el pasado diciembre se haban venido adoptando un grupo de medidas como la elevacin de las cifras contratadas por el estado a los productores con precios que les garantizan un margen de ganancia sobre el 30%, aumento del aseguramiento y la oportunidad en las ventas de los insumos a estos, y rebajas de un 20% en alimentos bsicos en la dieta del cubano como el pollo, el arroz, y otros granos que se comercializan por el estado. Ninguna de las medidas estructurales para estimular la produccin agropecuaria se ha desmontado, incluyendo la entrega de tierras en usufructo gratuito, aumento de las facultades a las Unidades Bsicas de Produccin Cooperativas, la autorizacin de ventas directas de los campesinos al turismo y a otros destinos una vez cumplidos sus compromisos con el estado, la ampliacin del crdito y el estmulo a la inversin extranjera en el sector. S se hizo cumplir la ley a un grupo de personas que no pagaban impuestos ni estaban registrados como vendedores minoristas (carretilleros), daando a otros que s lo estaban, y se disolvi una cooperativa en La Habana (mercado mayorista El Trigal) que se haba convertido en un espacio para la adopcin de precios monoplicos en perjuicio del consumidor y era escenario de delitos de diverso tipo que los directivos y miembros de la cooperativa fueron incapaces de evitar. Tampoco se impusieron precios topados a quienes comercializan en los llamados mercados de oferta y demanda ni a a los trabajadores por cuenta propia que arriendan puntos de venta, a pesar de los reclamos en tal sentido de la poblacin.

Pero Cuba no solo tiene que movilizar sus reservas de eficiencia econmica sino tambin de eficacia social que es lo que ha hecho con estas medidas, demostrando que junto a la necesidad de producir ms tambin est la de distribuir y organizar mejor, impidiendo que se filtren por las alcantarillas del desorden, la corrupcin y la desidia los recursos que deben beneficiar a todos porque ,como la inversin en la agricultura, salen del esfuerzo del pas, de sus mdicos, de sus cientficos, de los trabajadores que generando exportaciones han rescatado la confianza financiera en la nacin, y de los maestros que con su trabajo aun mal remunerado garantizan la estabilidad social y el nivel educativo que hace al pas atractivo para la inversin extranjera y el turismo.

Qu tiene qu ver con la eficiencia que se deje deteriorar un alimento para sostener un alto precio, que se obtengan ganancias del cien por ciento por trasladar un producto dentro de la ciudad o que un carretillero o un chofer de alquiler gane tanto elevando artificialmente un precio que ya no sea l quien ejerza la actividad y se permite tener varios empleados que operan con su misma licencia sin pagar impuestos?

El foro realizado por Cubadebate alrededor del tema revela que no haba que ser adivino para prever el respaldo popular a estas medidas rectificadoras de un experimento en la comercializacin agropecuaria por cuya demora se pag un alto costo poltico, reconocido por el Presidente Ral Castro en su informe al VII Congreso del Partido Comunista de Cuba.

Sin embargo, sera bueno mirar ms all. Entre las intervenciones de los foristas en Cubadebate, un comentario a nombre del Consejo de Administracin Provincial de La Habana apunta al desorden que progresivamente se dej acumular:

En los ltimos das las medidas han tenido una efectividad superior y se han retirado mas de 100 licencias por violaciones. Lo mas significativo en el trabajo que se realiza esta relacionado con el ejercicio ilegal de este oficio en las calles. Mas del 60 % de los que hemos identificado con violaciones no eran carretilleros legales y ejercan esas funciones de manera ilegal, lo que nos ha motivado a ser mas severos.

En cuntos otros asuntos relacionados con servicios bsicos a la poblacin sucede algo parecido? Como en la venta de alimentos, existen otras actividades que impactan cotidianamente en la vida del pueblo -el transporte, la higiene comunal, la desproteccin al consumidor en el comercio minorista- en las que el dejar hacer al margen de la legalidad es fuente de irritacin y en las que un poco de orden elevara la calidad de vida del pueblo sin grandes inversiones.

Una informacin del diario Granma afirmaba hace un ao que ms la mitad de los planteamientos de los electores a los delegados del Poder Popular se relacionan con ilegalidades e indisciplinas, o sea, no dependen de ms produccin o recursos materiales sino de organizar mejor los procesos de modo que cumplan con sus objetivos y no se desvirten en funcin de brindar beneficios no provenientes del trabajo legal a una minora. En la misma direccin han ido los debates de las comisiones en las ms recientes sesiones del parlamento cubano.

Ningn recurso ser suficiente ni ninguna medida ser eficaz si se naturaliza que una minora abuse de la mayora imponiendo en el espacio pblico sus preferencias sonoras o grficas, arrojando escombros en la calle, poniendo en riesgo la vida de muchos con la violacin de normas de transportacin de pasajeros, estafando en el peso o el precio, o llevando a su bolsillo ante los ojos de todos lo que no le pertenece. En un clima de orden y legalidad las formas de gestin y propiedad privada y cooperativa tendrn ms oportunidad de xito y de aportar a un modelo de socialismo que se ha planteado reconocerlas en beneficio de toda la sociedad dentro de las reglas que se concensaron con el pueblo: garanta del acceso universal a los derechos sociales, no concentracin de la riqueza ni la propiedad e incorporacin del mercado con primaca de la planificacin.

En tantos lugares donde se ha vuelto normal quebrantar la legalidad o maltratar al consumidor es necesario la exigencia de una gestin transparente de las entidades que brindan servicios, una comunicacin que sea capaz de dotar al pueblo de los instrumentos para ser un defensor activo de sus derechos, no una vctima inerte como es hoy en la mayora de los casos, y dar a estos hechos la connotacin que tienen en el enfrentamiento por las autoridades encargadas de imponer el orden en los espacios pblicos. Hay que crear un clima tal que lleve a que respetar la ley sea lo natural y actuar contra el bien comn tenga un costo moral y econmico tan alto que lo haga impracticable.

Eficacia social es tambin intentar hacer coincidir objetivos sociales con medidas que al tratar igual a todos no hacen ms que multiplicar la desigualdad o dilapidar oportunidades que pudieran beneficiar ms a sectores en desventaja. El caso ms referido y tambin el ms complejo es el subsidio que llega a todos a travs de la libreta de abastecimientos, independientemente de si lo necesitan o no. Pero subsidio es una cosa y un registro de consumidores que puede usarse como herramienta de regulacin y proteccin social en dependencia de las circunstancias es otra bien distinta a la que no deberamos renunciar como instrumento de justicia social en un pas bloqueado, con una economa golpeada frecuentemente, y de modo creciente, por fenmenos climticos adversos que pueden ser fuentes de escasez y por tanto de especulacin y agiotismo.

Tampoco deberamos desaprovechar oportunidades de contribuir a la solucin de problemas sociales desde la responsabilidad social de las empresas. Por ejemplo, actividades como los parqueadores estatales o los agentes de telecomunicaciones pudieran dirigirse intencionadamente a aliviar la situacin de decenas de miles de jubilados y pensionados jerarquizados de menor a mayor ingreso, en coordinacin con organizaciones de la comunidad y Consejos Populares.

El anuncio de la creacin el prximo curso escolar del tcnico medio en trabajo social ilustra la vocacin del estado cubano por trabajar con profesionalidad y sensibilidad para que nadie quede abandonado pero hay que seguir estimulando la movilidad social con decisiones como la que se adopt recientemente para ampliar aun ms las oportunidades de ingreso a la educacin superior e irlas perfeccionando para que su acceso guarde cada vez mayor relacin con la composicin sociodemogrfica de nuestra sociedad y dependa cada vez menos de quin tenga ms recursos para pagar el mejor repasador. La igualdad de oportunidades puede convertirse en ampliadora de la desigualdad si no toma en cuenta la diferencia de condiciones para aprovecharlas.

En el espritu del VII Congreso todo lo que hagamos debe conducirnos hacia ms eficiencia econmica y ms justicia social, junto a ms participacin y solidaridad consciente y culta en su defensa.

La cultura anticapitalista y antiimperialista que Ral llam a afianzar en su Informe central al VII Congreso combatiendo con argumentos, conviccin y firmeza las pretensiones de establecer patrones de la ideologa pequeo burguesa caracterizados por el individualismo, el egosmo, el afn de lucro, la banalidad y la exacerbacin del consumismo, afirm tiene que ser difundida y asumida por nuestras instituciones educativas y culturales y nuestros medios de comunicacin y slo triunfar si esta es reproducida en las relaciones sociales y la vida cotidiana.

Por supuesto, la prensa capitalista, celosa vigilante para que no nos apartemos un milmetro de su inters clasista en que aqu gobiernen los mercaderes, o sea sus dueos, y no el gobierno que nos damos los cubanos, dice y dir que vamos mal. Es slo la confirmacin de nuestro buen rumbo que no es una lnea recta pero una vez ms ha puesto en evidencia lo ms importante: aqu se gobierna para el pueblo.

Fuente: https://lapupilainsomne.wordpress.com/2016/05/20/gracias-por-confirmar-por-iroel-sanchez/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter