Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-05-2016

Entrevista a Giaime Pala sobre Cultura clandestina. Los intelectuales del PSUC bajo el franquismo (y III)
El mundo al que miraban los intelectuales del PSUC fue el del PCI, ms abierto, creativo y culturalmente productivo que el del PCF

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Giaime Pala es doctor en Historia por la Universidad Pompeu Fabra y profesor asociado en la Universidad Autnoma de Barcelona y en la Universidad de Girona. Forma parte del consejo de redaccin de la revista Mientras tanto. Nuestra conversacin se centra en su ltimo libro Cultura clandestina, Granada, Comares 2016.  

***

Hablas en el captulo VII del enfrentamiento entre el comit de intelectuales y Gutirrez Daz, el que sera posteriormente secretario general del PSUC. No es en cierto modo paradjico? No era el Guti tambin un intelectual?

Antes de su detencin en 1962, Antoni Gutirrez Daz milit en la clula de mdicos del Comit de Intelectuales por ser pediatra. Pero l no se vea como un intelectual ni senta, a diferencia de sus compaeros, inters por los debates culturales de la poca. l era un hombre de accin y un militante que daba lo mejor de s en mbitos como el de la poltica unitaria, donde realiz un magnfico trabajo. Quien sugiri a la direccin su nombre como nuevo responsable del Comit de Intelectuales fue Manuel Sacristn en 1966. Pero fue una decisin equivocada, de la que el mismo Sacristn no tard en arrepentirse: el Guti nunca entendi los problemas y las exigencias de los intelectuales, porque no era el hombre idneo para ocuparse de ellos ni lleg a gustarle ese cargo. De ah los violentos conflictos que protagoniz con los miembros del Comit de Intelectuales hasta que la direccin le relev a principios de 1971. Fue una decisin tomada a destiempo, desde luego. Y que deterior notablemente la militancia de los intelectuales.

En el eplogo hablas muy elogiosamente de Nous Horitzons. Escribes por ejemplo: Y el nivel de calidad alcanzado por NH en los aos 1960-1963 y, ms todava, en 1967-1971, no tiene comparacin con ninguna otra revista cultural del PCE. Ni siquiera con la interesantsima, aunque demasiado escorada hacia la cultura humanista, Nuestras Ideas (1957-1962) de Fernando Claudn y Manuel Azcrate. No se escor NH tambin hacia el mismo mbito? No fueron predominantemente los artculos polticos, histricos, filosficos y literarios los muy predominantes en la publicacin?

No siempre. Sobre todo en la etapa en que Nous Horitzons pudo contar con una redaccin en Barcelona (formada por Sacristn, Josep Fontana, Francesc Vallverd, Josep Termes, Xavier Folch, Giulia Adinolfi y otros) Nous Horitzons tambin se ocup mucho de sociologa del trabajo, economa, derecho, agricultura, etc. Lo curioso es que son artculos que los historiadores de hoy no usan para sus investigaciones, pero que son muy interesantes y a veces eran el fruto del trabajo de militantes que acopiaban, con mucho esfuerzo, informacin precisa acerca de esos temas. En suma, Nous Horitzons fue una revista cultural ms completa y madura que las que edit el PCE.

Finalizas con el asunto del V Congreso. Fue tan determinante ese congreso para la evolucin, para la ruptura y casi desaparicin del PSUC? Tampoco la situacin del PCE fue boyante y no tuvo un congreso de estas caractersticas.

Aquel congreso, y ms en general la implosin del PSUC a principios de los ochenta, represent un hecho traumtico para toda una generacin de activistas comunistas. Sobre todo porque fue un proceso violento, caracterizado por peleas y discusiones que rompieron amistades y afinidades polticas que se crean consolidadas. Se poda haber evitado? Probablemente no, porque ese congreso fue la cristalizacin de problemas que venan de lejos y de divergencias internas sobre la poltica que sigui el PCE/PSUC en los aos de la Transicin. Con todo, yo creo que el PSUC, aun de haberse mantenido unido y cohesionado, no poda evitar ser redimensionado polticamente a partir de los ochenta. Es decir, no veo cmo poda esquivar la crisis que experimentaron todas las organizaciones comunistas europeas en los aos ochenta y noventa debido a la crisis de sus bases obreras, duramente atacadas por las reconversiones industriales acaecidas en todo el continente (y sobre todo en el sur) y por la solidez de la hegemona cultural y poltica que supieron construir las derechas neoliberales del mundo occidental. Lo digo porque en la memoria de muchos antiguos militantes es fuerte la sensacin de que la historia de la izquierda catalana podra haber sido diferente si aquel PSUC no hubiese entrado en un espiral de lucha fratricida. Yo, en cambio, creo que, adems de la dinmica interna espaola, no hay que olvidar el contexto internacional para explicar la parbola del PSUC.

Unas preguntas finales, sin pedirte largos desarrollos. No citas a Francisco Fernndez Buey en el libro si no ando errado. Por qu? No fue un intelectual destacado y un militante muy activo del PSUC?

Porque Paco (le llamo Paco, as, a secas, porque fue mi director de tesis y un amigo) fue hasta 1972 un militante del sector estudiantil, que yo no he analizado en mi libro porque los estudiantes comunistas no eran propiamente intelectuales, sino intelectuales en formacin que apenas hacan trabajo cultural y que se volcaban ms bien en tareas de agit-prop y de organizacin en las facultades. Hasta que se licenci en 1972, este fue el trabajo que Paco hizo en el PSUC. Despus, su militancia fue algo ms dispersa en un momento en que el Comit de Intelectuales del Partido fue disuelto. Y, en todo caso, se centr sobre todo en organizar el movimiento, polticamente plural, de los Profesores No Numerarios. Si bien fue un militante estudiantil carismtico y escribi algunos textos de inters antes de 1973-1974, Paco emergi realmente como intelectual slo a partir del inicio de la Transicin.

La intelectualidad del PSUC tuvo al PCI como modelo? Siempre a partir de los aos cincuenta? Sin apenas observaciones crticas?

El mundo al que miraban los intelectuales del PSUC fue, desde 1956, el del PCI. Un mundo ms abierto, creativo y culturalmente productivo que el del PCF (que era el referente de los dirigentes del partido). Ello se debi a la influencia de Manuel Sacristn y de su mujer, la hispanista italiana Giulia Adinolfi, que haba sido militante del PCI antes de trasladarse a Barcelona para vivir con su marido. Era una mujer culta, respetada y que contribuy a dar a conocer el comunismo italiano.

Qu intelectuales europeos, americanos o de otros lugares del mundo influyeron en los intelectuales catalanes de aquellos aos? Te cito tres, por ejemplo: Althusser, Lukcs y Geymonat.

Yo mencionara sobre todo a Gramsci y a Lkacs, dos intelectuales ledos y ampliamente discutidos por los intelectuales de izquierdas. Y de quienes tomaron categoras analticas para desarrollar sus trabajos sobre filosofa, literatura, historia y otros mbitos. En la segunda mitad de los cincuenta fue fuerte tambin la influencia de Sartre y, aunque no fuera un autor marxista, de Jaume Vicens Vives, con el que trabajaron militantes del PSUC como Josep Fontana, Jordi Sol Tura o Francesc Vallverd. A finales de los sesenta, tuvo un cierto impacto el libro del checo Radovan Richta La civilizacin en la encrucijada. Y a partir de los setenta fue fuerte tambin la influencia de Althusser y, sobre todo en el grupo de Bandera Roja, Nicos Poulantzas.

Muchos de los intelectuales del PSUC, no se alejaron de la organizacin cuando vieron que la fuerza institucional ms importante se ubicaba en otras siglas y en otras coordenadas poltico-ideolgicas?

S. Pero insisto en que no podemos analizar el caso de los intelectuales del PSUC como aislado de las dinmicas polticas europeas. A partir de principios de los aos ochenta, y paralelamente a la ya mencionada crisis que experimentaron muchos partidos comunistas, se asisti en toda Europa al trnsito de numerosos intelectuales comunistas hacia los partidos socialdemcratas. Un fenmeno que se aceler con la cada del muro de Berln. El nico partido comunista que consigui mantener hasta 1989 un notable poder de atraccin hacia los intelectuales, esto es, el Partido Comunista Italiano, opt por disolverse y transformarse en una organizacin ligada a la Internacional Socialista. Y a inicios de los noventa, el Partido Comunista Francs ya no seduca a la intelectualidad francesa. Demasiado a menudo, el mundo comunista interpret este fenmeno en trminos de oportunismo poltico. Pero sera reductivo limitarnos a esta explicacin. Tambin deberamos considerar otros factores: la idea que un cambio social radical se haba vuelto inviable (o sea, el llamado desencanto) y que era mejor actuar en partidos ms moderados, un clima de restauracin ideolgica neoliberal al que no fue fcil oponerse, la oferta de trabajo pblico cualificado y de plazas acadmicas que mantuvieron los partidos socialdemcratas hasta prcticamente el inicio de la presente crisis (y que cre consenso en la intelectualidad europea), etc. Todos estos son temas que deberan ser estudiados en una ptica comparada y que nos diran mucho acerca del presente. Porque, con su aceptacin da la poltica austeritaria de la Unin Europea que ha comportado el empobrecimiento de la clase media intelectual y la dificultad para hacer carrera acadmica − los partidos socialistas tienen ahora enormes dificultades para conectar con la joven intelectualidad progresista.

Quieres aadir algo ms?

Darte las gracias por invitarme a hablar del libro y, as, recordar a intelectuales que contribuyeron a crear, con mucho esfuerzo y riesgo personal, una cultura democrtica en este pas.

Gracias a ti por todo. Por el libro, por la entrevista, por tu tiempo y por tus magnficas reflexiones.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter