Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-05-2016

Avisos del Pentgono

Higinio Polo
Topoexpress


En la etapa final del mandato de Obama, los principales objetivos que persigue la poltica exterior norteamericana son la contencin de China y Rusia, y el control de Oriente Medio, pese a los fracasos obtenidos en la ltima dcada. Es poco probable que los dos primeros sean sometidos a una revisin profunda: Washington, sea quien sea el nuevo presidente norteamericano, es consciente de que Pekn y Mosc son sus principales rivales. En Oriente Medio, su poltica sigue la inercia de los ltimos aos, que slo ha conseguido ensangrentar ms a toda la regin. Empantanadas y sin resolver las guerras de Afganistn e Iraq, Estados Unidos se lanz a derribar a los gobiernos sirio y libio, y acept que su aliada Arabia iniciase una feroz intervencin en Yemen, cuyos nicos resultados han sido centenares de miles de muertos, millones de refugiados y el aumento del caos y la destruccin en todo Oriente Medio. A corto plazo, Washington no va a revisar su poltica en Oriente Medio, aunque las negociaciones de Ginebra sobre Siria son una dbil esperanza En los tres escenarios, Estados Unidos ha movido en las ltimas semanas algunas piezas: en Ucrania, Siria y en el mar de la China meridional.

Victoria Nuland, la subsecretaria de Estado norteamericana, ha visitado Mosc para mediar en la crisis ucraniana y para examinar el estado de las relaciones entre Rusia y Estados Unidos. El mensaje de Obama era explcito: Washington no aceptar ni reconocer las elecciones que se celebren en el Donbs, el este ucraniano que se rebel contra el golpe de Estado de febrero de 2014 y el gobierno surgido del Maidn. En sus conversaciones con responsables rusos, Nuland exhibi los acuerdos de Minsk, y la obligacin de las partes enfrentadas de respetarlos, aunque omiti la persistente negativa del gobierno de Kiev de aplicar los puntos ms relevantes de los acuerdos: el dilogo directo entre las partes (Kiev y Donbs), la amnista para los combatientes, la reforma constitucional, y la autonoma para el Donbs. Significativamente, Estados Unidos se ha negado a implicarse en la aplicacin de los acuerdos, y ni siquiera est presente en el cuarteto de Normanda (Rusia, Alemania, Francia y Ucrania) que fiscaliza la evolucin de la crisis ucraniana, y no descarta la revisin de los acuerdos de Minsk.

Nuland fue uno de los responsables norteamericanos que participaron en la preparacin del golpe de Estado: desde la supervisin de la campaa de propaganda en Ucrania y en medios internacionales, hasta el operativo para entrenar militarmente en Polonia a los provocadores que ensangrentaron el Maidn en los das del asedio al gobierno de Yanukvich. Nuland lleg a viajar a Kiev para estimular la rebelin contra el anterior gobierno, y para repartir galletas entre los congregados en el Maidn, sabiendo la repercusin internacional de semejante gesto, compartido por otros ministros europeos, y asesor al nuevo gobierno surgido del golpe de fuerza: Poroshenko fue el elegido por el Departamento de Estado como el pen que poda asegurar la consolidacin del gabinete golpista y la rpida aproximacin de Ucrania a Estados Unidos y la OTAN. Objetivo: seguir presionando en la periferia rusa, e impedir el fortalecimiento y la creacin de nuevos vnculos entre las viejas repblicas soviticas que intenta conseguir Mosc con su apuesta por la Unin Euroasitica. Adems, jugando esa carta, Estados Unidos consigue limitar la capacidad internacional de la Unin Europea, manteniendo el foco de crisis ucraniano, que, por otra parte, se aade a las dificultades de Bruselas para gobernar la emergencia creada por los centenares de miles de refugiados que huyen de Oriente Medio, y por el terrorismo yihadista, que afecta a Europa y el mundo musulmn pero no a Estados Unidos.

Al mismo tiempo, Stoltenberg, secretario general de la OTAN, anunciaba que su organizacin podra desplegar nuevas fuerzas en el Bltico (Estonia, Letonia, Lituania), decisin que se aade al inicio del despliegue del escudo antimisiles en Rumania y Polonia. Negando la evidencia, Stoltenberg asegur que esas medidas eran plenamente defensivas, y que no buscaban iniciar una nueva carrera de armamentos ni ponan en tela de juicio los acuerdos con Mosc, pese a las protestas rusas y a la constatacin de que la OTAN ha aproximado sus fuerzas en Europa hasta las mismas fronteras rusas. Rusia no se ha movido, pero las tropas de la OTAN, s.

En el segundo foco de atencin, Oriente Medio, se movan otras piezas. El 21 de mayo, el general Joseph Leonard Votel , comandante del United States Central Command viajaba al norte de Siria, donde ya han ingresado dos centenares de miembros de los grupos de operaciones especiales norteamericanos, sin acuerdo del gobierno de Damasco y en abierta violacin del derecho internacional, que prohbe la entrada de fuerzas militares en cualquier pas sin el acuerdo del gobierno afectado. Votel, que haba viajado antes a Bagdad, es el militar estadounidense de ms alta graduacin que supervisa las operaciones en Siria y en todo Oriente Medio. Votel se reuni con miembros de la oposicin moderada (segn la descripcin norteamericana; en realidad, yihadistas financiados por Arabia y las monarquas del golfo, as como por Turqua y por Washington), para examinar las prximas ofensivas militares. El propsito anunciado era la supervisin de la lucha contra Daesh, aunque Estados Unidos ha limitado sus acciones contra el ejrcito de Abu Bakr al-Baghdadi y no ha desdeado su contribucin en la guerra contra el gobierno de Damasco. Estados Unidos, adems, se ha negado a colaborar con Rusia en los ataques contra Daesh: Mosc haba ofrecido iniciar una ofensiva conjunta con Washington contra los grupos yihadistas en Siria, iniciativa que fue rechazada de forma tajante por el Pentgono. Pese a defender, a regaadientes, las conversaciones de Ginebra, el gobierno norteamericano sigue empeado en derribar al gobierno de Damasco.

A miles de kilmetros de distancia, el tercer foco de inters: dos aviones militares chinos interceptaban un avin espa norteamericano que volaba sobre el mar de la China meridional. Washington se vio forzado a realizar una declaracin oficial: el Pentgono asegur que su avin realizaba un patrullaje de rutina. El incidente se aada a otro ocurrido dos semanas antes: un navo de guerra norteamericano se aproxim a las islas artificiales construidas por China en ese mar (en la zona de las Islas Spratly) como parte de su esfuerzo defensivo. Pekn intenta crear un sistema de defensa contra los submarinos norteamericanos, muy activos en todo el mar de la China meridional. Estados Unidos rechaza la construccin de islas artificiales por Pekn, y trabaja para crear un frente antichino en el sudeste asitico, dentro de su plan estratgico de contencin de China. La visita de Obama a Hanoi se enmarca tambin en ese objetivo, aunque es muy dudoso que pueda atraerse al gobierno vietnamita. Estados Unidos ha aumentado sus fuerzas y su despliegue militar en toda el rea del mar de la China meridional y, en general, en todo el sudeste asitico, como parte de la estrategia anunciada por Obama del giro a Asia.

Qu tienen en comn los tres movimientos? El aumento de la presin militar norteamericana en los tres principales focos de friccin entre las grandes potencias: pese a las intenciones proclamadas por Obama, Estados Unidos sigue negndose a una mayor colaboracin internacional para resolver las guerras, impulsar procesos de negociacin efectivos, y contribuir a la paz internacional. En los ltimos meses de la presidencia de Obama, mientras aumentan los signos de crisis, la Casa Blanca y el Pentgono siguen apostando por la fuerza, lanzando avisos, ignorando el sufrimiento de millones de personas, amagando con la guerra.

Fuente: http://www.elviejotopo.com/topoexpress/avisos-del-pentagono/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter