Portada :: Ecologa social :: El genocidio industrial del amianto
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-06-2016

Reto prevencionista del decapado de pinturas con amianto

Francisco Bez Baquet
Rebelin


El asbesto ha formado parte de ms de tres mil productos, incluyendo masillas, barnices, selladores, asfaltos, aglomerados y pinturas.

El amianto ha sido un ingrediente incorporado a determinadas pinturas, principalmente las epoxdicas o las bituminosas, contndose entre tales productos, a los fabricados por empresas tales como, por ejemplo, Pecora Paint Company, Inc., Rust-Oleum Corp, Wilbur & Williams Co., ASBESTOS Harwest Paints, Tropical Paint & Oil Co., TRACTOR SUPPLY Company, Merkin Paints, SHERWIN WILLIAMS, W P FULLER PAINT, Kelly-Moore Paint Co., etc.

Por lo que respecta a esta ltima, y como evidencia fehaciente de la inclusin del asbesto en la composicin de pinturas fabricadas por dicha empresa, diremos que utiliz el amianto como agente espesante de sus pinturas, una decisin que ha originado del orden de 48.000 demandas, pudiendo citar entre ellas, por ejemplo, la presentada por el seor Alfredo Hernndez, de El Paso, y su familia, con unas indemnizaciones de 5515 millones de dlares para la esposa, 14 millones para los cuatro hijos, 15 millones en daos punitivos, y un monto total de 55,5 millones de dlares, otorgado en 29 de Agosto de 2001; el fallo no fue recurrido, y el caso qued resuelto en Noviembre de dicho ao, en trminos confidenciales.

El vnculo etiolgico entre la presencia de amianto en las pinturas, y las patologas asbesto-relacionadas, queda evidenciado, en el caso del cncer pulmonar, en el estudio epidemiolgico de Chen & Seaton (1998).

Por lo que respecta al mesotelioma, dicho vnculo etiolgico lo veremos constatado en Jung et al. (2006).

La presencia de amianto en las pinturas, en algn caso ha venido determinada por su condicin de contaminante natural del talco, singularmente el de la compaa RT Vanderbilt.

Histricamente, el crisotilo puede ser hallado en los ms insospechados lugares. Es lo que le ocurri a la arqueloga Ionna Kakoulli, cuando investigaba las pinturas bizantinas de los muros del monasterio Enkleistra de San Nefitos, en Chipre. Los monjes, hacia el siglo XII, lo haban aadido al yeso de soporte de los iconos, al parecer para proporcionar a la pintura una superficie lisa como un espejo.

Modernamente, el uso habitual de las pinturas que incluyen amianto en su composicin, es para el pintado de calderas, de techumbres, o ms en general, de superficies en exteriores, incluyendo a las estructuras de obra civil, como es el caso de las ferroviarias -vase, por ejemplo: Vaudeux (2013)-.

La retirada de este tipo de pinturas, ofrece unos riesgos especficos, derivados de varias circunstancias, que seguidamente iremos abordando.

La primera de ellas, viene condicionada, sobre todo en el mbito de las propiedades de titularidad privada, por el hecho de que es frecuente que nadie tenga memoria del tipo de pintura que se aplic en su da, es posible que de ello no reste, conservada y localizable, la correspondiente documentacin, y pudiendo suceder, incluso, que ni siquiera se llegue a cuestionar esa posibilidad, ni, una vez acometido el decapado, la presencia de asbesto llegue a ser advertida.

En su aspecto definitivo, despus del secado, nada permite colegir, a simple vista, la presencia de unas fibras que previamente fueron reducidas a su dimensin microscpica de disgregacin, para facilitar su manejo mecnico durante la fabricacin, para evitar la decantacin de su emulsin, para no perjudicar la esttica de su aspecto, una vez aplicada la pintura, y para uniformizar su reparto, y el de las propiedades buscadas con su incorporacin al producto final.

A tenor de lo antedicho, lo ms probable es que su retirada no sea encomendada a una empresa especializada en el desamiantado, sino a quienes ni estn capacitados para ello, ni conocen el riesgo real al que se van a someter, ni estn concienciados respecto del mismo, ni estn dotados de los adecuados elementos de proteccin individual para afrontar un trabajo de esa ndole. Esto ltimo es, por supuesto, lo ms decisivo, por lo que veremos a continuacin.

Para mayor desgracia, en estas operaciones de decapado de pinturas con contenido de amianto, se llegan a generar, durante su realizacin, concentraciones de fibras de asbesto, suspendidas en la atmsfera del puesto de trabajo, tan altas, que para poder respetar a la normativa vigente, hay que limitar la actividad a un mximo de una nica hora de trabajo al da: Nouyrigat (2016).

Un respeto a la normativa vigente, que las pertinentes mediciones in situ y en tiempo real de realizacin, debern garantizar, y que por lo que respecta a la contingencia de contraer un mesotelioma, jams puede llegar a ser un riesgo descartado totalmente, a su pesar.

Cuando no se trata de retiradas puramente artesanales, suele recurrirse a mtodos tales como, por ejemplo, la aplicacin, a presin, de un chorro de arena, o a la de agua a ultra alta presin.

Eventualmente, al amianto puede unirse el efecto de otros contaminantes que pueden estar presentes como integrantes de la composicin de la pintura, como es el caso del plomo: Vaudeux (2013).

La conjuncin de todos estos factores vienen a determinar lo que constituye un gravsimo riesgo para los operarios afectados por esta situacin, que slo vendr a veces paliado por el carcter espordico o puntual de la susodicha exposicin laboral o, en su caso, del bricolaje.

En consecuencia, es el riesgo de adquirir un mesotelioma, en estas precisas circunstancias, el que asume verdadera entidad, habida cuenta de que para desencadenarlo pueden bastar exposiciones dbiles, breves, espordicas o incluso nicas y puntuales.

Esos operarios ocasionales de un desamiantado no reconocido ni identificado como tal, jams censados en un registro de expuestos ocupacionales, y en consecuencia, jams incluidos en ningn protocolo de seguimiento a travs de especficos reconocimientos mdicos peridicos, que vengan a atenuar el riesgo soportado y sus potenciales efectos de nocividad maligna, quedan as desamparados de toda asistencia, incluyendo, en su momento, el reconocimiento a una indemnizacin, si se trata de asalariados que adquirieron su condicin de expuestos laborales, a travs de un trabajo por cuenta ajena.

Su estadstica vendr a engrosar las cifras de los mesoteliomas sin evidencia de exposicin al asbesto, salvo que una autopsia venga, en su momento, a dejar constancia de lo contrario.

Si de ilotas de la gleba hemos calificado, en uno de nuestros escritos ver bibliografa-, a los ejecutantes de los desguaces de barcos en las playas del sureste asitico, no cabe duda de que los operarios del decapado de pinturas con contenido de amianto, cuando no estn integrados en una empresa de desamiantado, respetuosa de la normativa vigente, no le van mucho a la zaga, cuando unos adecuados elementos de proteccin no les protege, por su ausencia o por su inadecuacin o mal uso.

La difusin de realidades como las aqu ahora comentadas, debiera de contribuir a alertar a los potenciales afectados, sobre ese siniestro riesgo oculto.

La actitud vigilante de las autoridades concernidas, singularmente por lo que respecta a la renovacin del pintado de estructuras o edificaciones de titularidad pblica, debiera igualmente de contribuir a evitar calamitosas exposiciones, en condiciones de alto riesgo higinico.


Bibliografa

Francisco Bez Baquet Los ilotas de la gleba. (e-book) Algunas profesiones relacionadas con el amianto Rebelin, 29/01/2016 http://www.rebelion.org/docs/208366.pdf

Chen R, Seaton A. A meta-analysis of painting exposure and cancer mortality. Cancer Detect Prev. 1998;22(6):533-9.

Jung, S. H., Kim, H. R., Koh, S. B., Yong, S. J., Choi, B. S., Ahn, Y. S., ... & Chung, Y. K. Epidemiologic characteristics revealed with a malignant mesothelioma surveillance system in Korea. Korean Journal of Occupational and Environmental Medicine. 2006; 18(1), 46-52.

Vincent Nouyrigat AMIANTE LE PROBLME NE FAIT QUE COMMENCER Science & Vie, N 1184 Mai 2016, pp. 36-42

Delphine Vaudeux AMIANTE Quand le dcapage tourne au casse-tte Travail & Scurit. N 737 mars 2013; pp. 38-40 file:///C:/Users/Administrador/Downloads/TS737page38.pdf


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter