Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-06-2016

Fin del progresismo e inicio de una nueva fase de ascenso popular

Bernardo Coronel
Rebelin


El proyecto progresista que se inici a fines de la dcada de los 90 del siglo pasado, como respuesta al neoliberalismo, entr en una etapa de crisis y de agotamiento. Los ltimos acontecimientos, como las derrotas electorales en Venezuela, Bolivia y Argentina, y el golpe parlamentario en Brasil as parecieran indicar.

El progresismo latinoamericano logr conquistas sociales nunca antes experimentadas en la regin. El fin del analfabetismo en Bolivia, la salida de 30 millones de personas de la pobreza en Brasil, avances sociales revolucionarios en Venezuela, aumento del empleo en la Argentina, por citar slo algunas, son obras innegables de gobiernos progresistas, que jams se podran alcanzar en un rgimen capitalista. Pero el modelo progresista hoy est en crisis.

Durante el gobierno de Fernando Lugo el Paraguay experiment un crecimiento econmico inusitado en el 2010, llegando al 15%, el mayor del mundo. Ese ao las exportaciones de granos se dispararon a cifras gigantescas, y hasta la burguesa agraria empezara a mirar con simpata al obispo rojo.

La sartn por el mango

La no profundizacin del proceso y el rpido divorcio del campo popular fue el pecado progresista ms grande; sus cuadros fueron seducidos y/o corrompidos por el poder; de luchadores sociales devinieron en burcratas del sistema. El pueblo por una parte y ellos por la otra, aislados de las masas y a expensas de la bestia, que hoy empieza a devorar lo poco que queda del sueo socialista.

El progresismo alcanz resonantes triunfos electorales en el marco de la legalidad burguesa, tal como ya lo hiciera Salvador Allende en los 70. La va chilena hacia el socialismo fue sepultada con un sangriento golpe militar, pero la experiencia actual est siendo derrotada pacficamente por la va electoral. El capitalismo ya no requiere de armas sino de votos.

La institucionalidad burguesa actu como una camisa de fuerza durante todos estos aos y finalmente est ahogando a las fuerzas progresistas del continente. El progresismo derrot a los partidos capitalistas pero no al capitalismo. El capitalismo siempre control la sartn por el mango.

Nuevo ciclo de ascenso popular

El progresismo nace como una respuesta del campo popular a los estragos neoliberales. As, en medio del fuego del Caracazo surgir Hugo Chvez, el kirchnerismo ser la respuesta a la debacle menemista y Evo a la miseria que dej tras su paso el vendaval capitalista. El progresismo (o el bolivarianismo) es parte integral de ese ascenso de masas que tendra su expresin ms clara en la rebelin zapatista en enero de 1994. El ciclo progresista probablemente se est agotando, pero su correlato, el ascenso de masas, resurge con tonalidades diferentes, y tendr posiblemente caracteres ms dinmicos que hace 20 aos. En Venezuela las masas organizadas se preparan para combatir un nuevo intento de golpe de Estado, mientras que el golpe parlamentario en Brasil ha generado una reaccin popular despertando la solidaridad internacional como nunca antes. La culta Europa est siendo sacudida por movilizaciones populares, desde la pennsula ibrica hasta el corazn de Francia. Y el imperio no se queda atrs, en el norte aparece la figura de Berni Sander, que enarbolando la bandera socialista, despierta la simpata de los millones de descontentos norteamericanos que ya no creen en esa anciana dictadura bipartidista de demcratas y republicanos.

En los primeros aos de los 90, apenas caa el muro de Berln, deca Julio Santa Ana, que el fin de una utopa lleva a la aparicin de una ms radical. Los acontecimientos en el mundo parecen indicar que no vamos haca el fin de la historia como profetizaba Fukuyama, sino hacia la reconstruccin de una utopa ms radical que est poniendo en jaque al capitalismo de manera global.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter