Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-06-2016

Carta Democrtica
OEA le enmienda la plana a su Secretario General

Gilberto Lopes
Rebelin


Sorprendida y tensionada por la decisin del Secretario General, Luis Almagro, de acudir a las disposiciones de la Carta Democrtica Interamericana para enfrentar la crisis poltica de Venezuela, el Consejo Permanente de la Organizacin de Estados Americanos (OEA) decidi enmendarle la plana a Almagro.

En una resolucin de cuatro puntos, los 34 pases miembros acordaron, por consenso ofrecer a Venezuela identificar, de comn acuerdo, algn curso de accin que coadyuve a la bsqueda de soluciones a su situacin mediante un dilogo abierto e incluyente entre el Gobierno, otras autoridades constitucionales y todos los actores polticos y sociales de esa nacin para preservar la paz y la seguridad en Venezuela, con pleno respeto a su soberana.

Una decisin muy distinta a la que propona Almagro, de solicitar una sesin urgente del Consejo Permanente de los Estados Miembros entre el 10 y el 20 de junio de 2016, conforme al procedimiento establecido en el articulo 20 de la Carta Democrtica Interamericana.

Las fechas elegidas coinciden con las de la celebracin de la 46 Asamblea General de la OEA en la capital dominicana, lo que facilitara el cumplimiento de la solicitud de Almagro. En la agenda de esa reunin, por cierto, est previsto un Proyecto de Declaracin para la Promocin y el Fortalecimiento de la Carta Social de las Amricas, lo que podra reabrir el debate sobre el tema.

Mediacin

Sin embargo, la propuesta no fue siquiera considerada en la sesin extraordinaria del Consejo Permanente del pasado 1 de junio, que decidi, adems, apoyar la gestin que han venido realizando los expresidente Jos Luis Rodrguez Zapatero, de Espaa; Leonel Fernndez, de Repblica Dominicana; y Martn Torrijos, de Panam , con representantes del gobierno y de la oposicin en Venezuela, para encontrar una salida a la crisis poltica en ese pas.

En el desarrollo de estas gestiones, Zapatero se reuni el pasado 4 de junio con el dirigente opositor Leopoldo Lpez, encarcelado desde febrero del 2014 por su responsabilidad en la convocatoria de manifestaciones para derrocar el gobierno que dejaron ms de 40 muertos en Venezuela.

Sus partidarios lo consideran un preso poltico. El gobierno rechaza esa calificacin y hasta ahora no haba permitido a otros dirigentes espaoles, como el tambin expresidente del gobierno, Felipe Gonzlez (del Partido Socialista, como Zapatero), o el del grupo conservador Ciudadanos, Albert Rivera, reunirse con Lpez

El padre de Lez, Leopoldo Lpez Gil, describi en encuentro como una reunin sorpresa. La reunin con Zapatero fue una sorpresa para Leopoldo. No sabemos quien ni para que la permitieron. Solo sabemos que hubo una sorpresa, dijo en su cuenta de Twitter, citada por el diario conservador de los exfranquistas espaoles, ABC.

Hace dos semanas, recuerda el diario, el padre de Lpez afirm que si l fuese la oposicin venezolana no recibira a Zapatero, porque pertenece al grupito de amiguetes del presidente venezolano, Nicols Maduro, y del chavismo que queda en el pas.

Fructifique o no la iniciativa de mediacin de los exmandatarios, lo cierto es que el Consejo Permanente de la OEA expres su respaldo a las diferentes iniciativas de dilogo nacional que conduzcan, con apego a la Constitucin y el pleno respeto de los derechos humanos, de manera oportuna, pronta y efectiva, a la solucin de las diferencias y la consolidacin de la democracia representativa.

Ni Estados Unidos

Ante esta realidad, ni siquiera Estados Unidos propuso discutir la iniciativa de Almagro. Su representante en la OEA, Michael J. Fitzpatrick, intent, sin embargo, una defensa de las posturas del secretario general. Fitzpatrick pidi que su informe sobre la situacin en Venezuela fuera traducido a los cuatro idiomas oficiales de la OEA y tenido en cuenta en las discusiones.

Almagro haba preferido no asistir a la sesin, por considerar que la sesin "no tiene la lgica en la que l est ubicado". En particular, consider que la resolucin no haca referencia al referendo revocatorio contra el gobierno de Maduro que la oposicin pretende convocar, de acuerdo con la Constitucin; ni a lo que considera presos polticos en Venezuela.

Al cierre de la reunin, en ausencia de Almagro, el presidente del Consejo Permanente, el representante argentino Juan Jos Arcuri, le pidi al jefe de gabinete del secretario general que se abstuviera de hacer uso de la palabra.

Si es tan amable le pidi Arcuri abstngase de hacer uso de la palabra. Si tiene que compartir algo con nosotros, por favor, que nos lo haga llegar por las vas correspondientes". Esta sesin, agreg el representante argentino (que, por cierto, fue embajador de su pas en Costa Rica durante largos aos) "tendra que terminar con el aplauso que termin. Y no le dio la palabra al jefe de gabinete de Almagro.

Crticas

Arcuri ya haba advertido a Almagro de algo que es fundamental en la OEA: "Somos los estados los que decidimos lo que se hace", no el Secretario General.

El embajador ecuatoriano Marco Vinicio Albuja tambin record que "la secretara general demuestra que se encuentra equivocada en su anlisis de las realidades del continente y se aleja de la imparcialidad necesaria para realizar su tarea. Est tomando decisiones por cuenta propia sin respetar ninguna norma, ni de forma ni de fondo".

La frase me recuerda una conversacin que hace algunos aos sostuve en San Jos con el entonces Secretario General de la OEA, el chileno Jos Miguel Insulza, antecesor de Almagro. Le pregunt qu le resultaba ms interesante, haber sido ministro o secretario de la OEA. Insulza contest sin titubear: Ministro! Como ministro yo decido. Como Secretario General de la OEA tengo que poner de acuerdo a 34 pases.

Ante lo ocurrido ahora, qued pensando que Almagro no asisti a esa clase.

Las crticas hechas en la reunin del Consejo Permanente se orientaban a la pretensin de Almagro de decidir el camino para enfrentar la crisis de Venezuela y sugerir las sanciones. La convocatoria hecha por el Secretario General, en realidad, responda a una solicitud de la Asamblea Legislativa de Venezuela, hoy controlada por la oposicin. Almagro, del mismo modo, apoya sus reivindicaciones principales, tanto en lo que se refiere a la convocatoria del referendo revocatorio, como a los presos polticos.

Falta de equilibrio

La falta de equilibro en las actuaciones del Secretario General se revelan no solo en el documento de 132 pginas, en las que demanda cambios inmediatos en las acciones del Poder Ejecutivo de Venezuela. De no realizarse esos cambios, en su opinin se caera de forma inmediata en una situacin de ilegitimidad.

Una opinin que no fue compartida por nadie en la sesin extraordinaria del Consejo Permanente, pese a los intentos de Estados Unidos (a los que se sum Paraguay), de ofrecerle alguna tabla de salvacin en medio del naufragio de sus propuestas.

La reaccin de Almagro ante a la situacin de Venezuela contrasta con la que ha adoptado frente a la de Brasil, pese a que, luego de una reunin con la presidente Dilma Rousseff en Brasilia, el pasado 1 de abril, dio a conocer un comunicado sealando que nuestra Organizacin ha hecho un detallado anlisis sobre el juicio poltico iniciado contra Dilma, y ha concluido que no se encuadra dentro de las normas que sustentan dicho procedimiento.

No existe una acusacin de carcter penal contra la Presidente, sino que se la acusa de mala gestin de las cuentas pblicas en 2014. Esta es en todo caso una acusacin de carcter poltico, que no amerita un proceso de destitucin, agreg.

Por lo tanto, no existe prueba de la prctica de un delito de responsabilidad, de acuerdo al artculo 85 de la Constitucin Federal, que es el argumento esgrimido por el congreso para votar la destitucin de la presidente brasilea.
Pese a esa evaluacin, Almagro no ha pedido la aplicacin de la Carta Democrtica Interamericana al nuevo gobierno de Brasil, donde el presidente en ejercicio, Michel Temer, y los presidentes de la Cmara y del Senado estn acusados en los tribunales de delitos de corrupcin.

A las crticas a la actuacin de Almagro se sum, adems, la de la representante de Jamaica, Julia Elizabeth Hyatt, quin expres: Jamaica considera totalmente inaceptables y desafortunados ciertos comentarios recientes del secretario general en respuesta al presidente de Venezuela. Pedimos al secretario general que lleve a cabo las funciones que debidamente se le atribuyen y que en todo momento se atenga a una comunicacin respetuosa.

Critica a un tono usado por el Secretario General en su correspondencia con el presidente de Venezuela, poco habitual en el ejercicio del cargo.


[email protected]

PALABRAS CLAVE

OEA Consejo Permanente - Carta Democrtica Interamericana Secretario General - Luis Almagro Venezuela Nicols Maduro - Dilma Rousseff Rodrguez Zapatero


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter