Portada :: Espaa :: Rebelin en los cuarteles
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-06-2016

Quiero dejar de avergonzarme

Luis Gonzalo Segura
Rebelin


Vergenza, ese es el sentimiento. Es raro que pase unos das sin encontrar una noticia que no consiga que me avergence profundamente.


En helicptero militar a las Fallas

Hace poco hemos sabido que un general decidi usar un helicptero para acudir a las Fallas y poder degustar una paella. No fueron pocos los que afirmaron sin rubor que lo que contaba en las novelas era falso o que, en todo caso, haca mucho tiempo que episodios como los narrados no se producan, pero desde la publicacin de las mismas las noticias no pararan de corroborarlas. Este acto, el uso de medios militares para fines particulares, es un delito o una falta muy grave en el caso del general y los mandos que le acompaaron, y un delito en el caso de todos aquellos que hayan realizado y firmado documentacin falsa que afecte al servicio, como es el caso (parece ser que decidieron simular una visita a la Unidad Militar de Emergencias).

El general se llama Fernando Garca Blzquez y, aunque desconozco el nombre de los mandos que le acompaaron, se puede asegurar sin ningn lugar a dudas que su comportamiento es deleznable, infame y bochornoso. Espero que sea juzgado, condenado y expulsado de las Fuerzas Armadas a la mayor brevedad posible, entre otras cosas porque de no ser as la Fiscala y la Justicia Militar volveran a quedar en ridculo, una vez ms, y el JEME, Jaime Dominguez Buj, quedara por mentiroso (si es que no ha quedado ya como tal).

El problema de las mentiras es que tienen las patas muy cortas y el de las promesas que quedan por escrito es que tienes que cumplirlas o quedas retratado. El JEME envi una circular en la que peda a los militares que no denunciaran a la prensa las corrupciones o ilegalidades, entre otras cosas porque deban tener la seguridad de que inmediatamente ser investigada para corregirla y, si corresponde, sancionar a su autor. Adems, el JEME, en un tono de lo ms lacrimgeno, afirmaba sentirse dolido por los ataques injustificados (en referencia a mis denuncias pblicas). Bien, pues ahora el JEME tiene la oportunidad de demostrar que aquello que escribi no era una carta vaca de contenido. Ya en su momento fueron muchos los que se rieron al leerla, otros se enfadaron e, incluso, algunos se negaron a difundirla porque la consideraban un insulto.

Debe tener claro el JEME que si este general no es expulsado de las Fuerzas Armadas por denigrar el uniforme, sus palabras y su carta le convertirn en ms cmplice de lo que ya es. No solo eso, si permite que semejante general siga vistiendo el uniforme al igual que sucede con el capitn que abus sexualmente de 28 reclutas o el teniente coronel que quiso hacerse hacerse un chal y se gast 92.000 euros (todos ellos siguen siendo militares), ser l quien manche el uniforme (ms de lo que lo ha hecho ya).

Ser JEME es mucho ms que amenazar a Catalunya con la intervencin (lo que parece ser muy de su agrado), ser JEME implica no tener connivencia con los corruptos y no ser permisivo con los abusos, los fascistas y los privilegios. Hasta este momento el JEME lo ha sido, eso s, se ha mostrado inflexible con los que queremos que estos comportamientos se erradiquen. Curioso, curioso que el Ejrcito tenga sitio para el capitn que abus de 28 reclutas o para el que se gast 92.000 euros para construirse un chal. Muy curioso y muy lamentable.

San Francisco Franco de los Fusilamientos y las Cunetas

No es la nica vergenza. Resulta que el CESEDEN, el rgano de enseanza ms importante de la Defensa, del mismo ministerio que se indigna cuando la alcaldesa de Barcelona no quiere al Ejrcito en el mbito de la educacin, nos ha realizado una propuesta cultural que si no es insuperable s que es como mnimo escalofriante: Franco, prudente y profesional.

Es lamentable y humillante que se promuevan actos desde rganos del Gobierno que pretendan ofrecer la visin de Francisco Franco como salvador de todos los espaoles. Sera inconcebible que en Italia o Alemania se permitiera dar cobertura a conferencias que elogiaran a Hitler o Mussolini, como la ofrecida por Stanley Payne ensalzando a Franco, y probablemente estaran prohibidas. Por supuesto, no sucedera lo que aconteci en la charla en la que muchos altos mandos militares asistieron gustosos, demostrando una vez ms que las simpatas por el franquismo no son una excentricidad dentro de las FAS. Tampoco se producira el bochorno de requisar porttiles y mviles a los periodistas, lo que demuestra unas maneras ms propias de una dictadura, independientemente de la legalidad de tal acto.

Creo en la libertad de expresin, por lo que no se debe prohibir la expresin de ideas ni siquiera las de este historiador fascista, pero de ah a fomentarlas y ampararlas hay un abismo. Mxime cuando no se ha hecho nada en este pas para reparar a los militares demcratas (UMD) o republicanos y cualquier militar progresista es purgado de inmediato. En fin, cada cierto tiempo las Fuerzas Armadas tienen que recordarnos quines son y de dnde vienen. Nos recuerdan que ganaron la guerra, nos recuerdan que los reyes se criaron en las rodillas del dictador, nos recuerdan que sostuvieron al rey y conspiraron con l y nos recuerdan que casi nada ha cambiado.

Una cpula golpista

En 2013, el general Juan Chicharro realiz manifestaciones a favor de un golpe de estado en caso de independencia de Catalunya, entre otras cosas porque consideraba que la obediencia al gobierno era secundario. Defensa no le sancion y con ello demostr su permisividad con la ultraderecha y la importancia de la misma dentro de la cpula militar. Si tales manifestaciones resultasen repugnantes al gobierno, lo normal es que el general hubiera sido sancionado y expulsado. No fue ni lo uno ni lo otro. Si su pensamiento fuese aislado dentro de la cpula militar, habran sido sus propios compaeros los que le hubieran desautorizado en pblico. No sucedi. Como el personaje no fue desautorizado, se creci y continu: llam mamarrachos a los gobernantes de Navarra y ensalz la figura de Francisco Franco (El legado de Franco).

Elogiado por sus compaeros, como el general Dvila, y, como en el caso de casi todos los militares que son golpistas o tienen aspiraciones golpistas, muy cercano a Juan Carlos I, del que fue ayudante de campo.

Quiero dejar de avergonzarme

Han pasado ms de cuarenta aos de la muerte de Franco y quiero dejar de avergonzarme. Quiero un pas que condene abiertamente el franquismo; que lo juzgue para que no lo tengan que hacer los argentinos; que se desentierren las cunetas para no ser una vergenza mundial junto a Camboya (somos el segundo pas del mundo con ms desaparecidos); que los generales dejen de usar los helicpteros para comer una paella en las Fallas o que los hijos de los golpistas dejen de conmemorar el 23-F en los cuarteles para ser despus ascendidos; que los acosadores sexuales, malversadores, corruptos y dems individuos dejen de lucir el uniforme militar; que dejemos de exculpar a criminales como los que torturaron a presos iraques o a fascistoides que, lamentablemente, suelen llegar a general; que de una vez por todas desaparezca lo que llaman justicia militar, que la Guardia Civil sea desmilitarizada y que existan rganos de control independientes y eficaces;

Es tan difcil?

Luis Gonzalo Segura, es exteniente del Ejrcito de Tierra, miembro del Colectivo ANEMOI

Puedes obtener ms informacin en las novelas Cdigo rojo (2015) y Un paso al frente (2014). Puedes seguirlo en Facebook y Twitter (@luisgonzaloseg).

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter