Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-06-2016

Espaa
Un proyecto de fracking amenaza cientos de empleos en Zaragoza

Eduardo Bayona
Pblico


Ocho municipios que viven de los balnearios, el turismo, el agua mineral y una agricultura basada en pozos temen que las prospecciones para extraer hidrocarburos en Soria y Guadalajara que ha avalado el Supremo contaminen sus acuferos y acaben con su modo de vida.

Ahora tenemos pleno empleo, pero si falla el agua nos quedamos sin vida. Tendremos un 100% de paro, explica Joaqun Barriga, alcalde de Jaraba. Si hubiera alguna desgracia que afectara a los acuferos, sera para coger a maleta y dejar el pueblo, coincide Jos Carlos Tirado, alcalde de Ariza.

Sus municipios son dos de los ocho de la zona suroeste de la provincia de Zaragoza que ven su modo de vida amenazado por el proyecto Cronos, un permiso para investigar y extraer hidrocarburos mediante tcnicas de fracking o factura hidrulica del subsuelo de una superficie de 96.961 hectreas en las vecinas provincias de Soria y Guadalajara, y que acaba de ser ratificado por el Supremo.

Bajo esa zona se encuentran las masas de agua subterrnea que, desde hace dos siglos, mantienen la actividad econmica de la zona, en la que la explotacin de balnearios, el embotellamiento de agua mineral y el turismo conviven con una agricultura y una ganadera que riega y se abastece principalmente con pozos. Y temen que esas prospecciones puedan daarlas.

Sin embargo, la amenaza no se circunscribe a esa subcomarca zaragozana de unos miles de habitantes. Los pinchazos se producirn en la zona bajo la que se extiende el unidad hidrogeolgica del Alto Jaln, una masa de agua subterrnea de 2.295 kilmetros cuadrados de extensin y 350 metros de profundidad que se extiende por Aragn y las dos castillas y que incluye reservas naturales como la Laguna de Gallocanta, punto de parada dos veces al ao unas 200.000 grullas en sus migraciones entre Europa y frica, y fenmenos geolgicos como el rosario de manantiales de los Ojos de Monreal.

Alimenta los cauces de los ros Jaln -con su casi bimilenario y pionero en la pennsula sistema de regado-, Mesa y Piedra, que durante siglos ha excavado las galeras y generado las cascadas del parque natural del Monasterio de Piedra. E incluye afloramientos en las cuencas del Ebro, drenajes hacia el Duero en Almazn y bolsas conectadas con el Tajo y el Jcar en Cella, Molina de Aragn y Lidn, segn los estudios del Ministerio de Medio Ambiente.

El aval del Supremo y los datos ssmicos repicados

El proyecto, aprobado por el Consejo de Ministros en 2013, levant las alarmas en las tres provincias y provoc recursos de Ecologistas en Accin, de los dos municipios zaragozanos y de una plataforma antifracking con base en Almazn. Todos ellos han sido desestimados. El ltimo, el de los ayuntamientos, al considerar el Supremo suficientes y rigurosos los requisitos de prevencin ambiental que exige el Gobierno en una zona con varios enclaves de la Red Natura: volver a procesar la informacin ssmica existente sobre la zona y realizar sondeos exploratorios en pozos poco profundos, para tramitar una declaracin de impacto ambiental en caso de abrir los pozos.

El fracking o fractura hidrulica es una tcnica de extraccin de hidrocarburos basada en la inyeccin de potentes chorros de agua, arena y compuestos qumicos en las bolsas del subsuelo para extraer el combustible por presin. El Gobierno de Aragn ha proscrito esta prctica en su territorio por la va de los hechos, aunque carece de competencias para un proyecto ubicado en otras comunidades, por mucho que pueda afectar a masas de agua que alcanzan su subsuelo.

Estas, al afectar a las dos castillas, corresponden al ejecutivo central, en manos del PP, nico partido que apoya su uso en Espaa, mientras el resto de las formaciones lo rechazan.

Es lamentable que defender al pueblo cueste dinero

Ariza ha tirado la toalla en la va judicial, confirma su alcalde, y no ir al Constitucional, cuyo amparo s estudia solicitar la plataforma. Jaraba lo decidir en un pleno a final de mes. No s cmo abordar este tema. Se nos va de las manos, confiesa el primer edil de Jaraba: Ir al Constitucional cuesta dinero, y nosotros tenemos poco y preferimos invertirlo en la escuela del pueblo. Lo consideramos prioritario. Mientras haya pueblo, claro.

Otro pueblo vecino, Alhama de Aragn, ya declin hace tres aos meterse en pleitos. Entendemos que quien debera sacar las castaas del fuego es el Gobierno de Aragn, la Diputacin o la comarca, Deberan defender el territorio, sostiene su alcalde, Jos Mara Castejn, para quien los ayuntamientos pequeos no tenemos capacidad para afrontar pleitos de este tipo. Y tampoco podemos hacer la guerra cada uno por su lado. Barriga plantea la posibilidad de solicitar justicia gratuita para ir al Constitucional. Es lamentable que para pleitear por algo que afecta al pueblo haya que pagar, dice.

Alhama, con 1.200 habitantes, ha logrado diversificar su economa gracias a la factora de componentes de iluminacin Zalux, que emplea a 300 personas de toda la comarca. Los dos balnearios, uno de ellos con un lago termal nico en Europa, de casi dos hectreas de extensin y con caudal de origen subterrneo, emplean a 120 ms entre nueve y once meses al ao.

Una forma de vida que depende del agua

Sin embargo, la dependencia del agua es total en el resto de la zona, con municipios como Ibdes, Ariza o Monreal de Ariza y enclaves tursticos como el Monasterio de Piedra, un parque natural de grutas y cascadas excavadas por el ro del mismo nombre que supone uno de los principales atractivos tursticos de la provincia.

Tambin el Mesa y el Jaln, cauce del que se abastece Calatayud la segunda poblacin de la provincia, con ms de 20.000 habitantes-, se veran afectados por una eventual contaminacin de los acuferos, coinciden los alcaldes, que recuerdan cmo la excavacin de los tneles de la lnea del AVE Madrid-Zaragoza ya mermaron el agua que llega a Jaraba.

Las fronteras geolgicas no coinciden con las administrativas, anota Tirado, que llama la atencin sobre los negativos efectos que podra tener para la agricultura de la zona un nuevo pinchazo de ese tipo en un acufero, ya fuera en Guadalajara o en Soria.

Ms de 2.500 hectreas protegidas

Las masas de agua subterrnea de carcter mineral y termal s cuentan, en las zonas en las que afloran, con permetros de proteccin recogidos en el Plan Hidrolgico del Ebro (PHE) y en los que estn limitadas las actividades productivas.

Incluyen, en los pramos del Alto Jaln, un total de 2.500 hectreas que engloban los balnearios de Termas Pallars, Alhama, Cantarero, San Roque, la Virgen o los Baos de Sern; acuferos con embotelladoras como los de Fontjaraba, Fontecabras, El Caar y Lunares y, tambin, otras masas de agua como las de San Vicente, Virgen de las Nieves, El Prado, La Pea y San Luis.

Sin embargo, las medidas de proteccin no afectan a los daos que puedan sufrir como consecuencia de actuaciones en las grandes masas de agua a las que estn conectados esos afloramientos. Es otra de las lagunas en la gestin del agua en Espaa: el territorio de las confederaciones se establece segn las vertientes superficiales de los ros, sin tener en cuenta los acuferos.

188.000 euros de capital para una inversin de 30 millones

El decreto que dio luz verde al proyecto Cronos, que contempla una inversin de 15 millones de euros durante seis aos, prevea que los trabajos de prospeccin comenzaran en seis meses, que comienzan a correr desde la sentencia del Supremo, y que el primer pozo de fracking pudiera ser abierto a partir del tercero.

La empresa adjudicataria de los permisos es Frontera Energy Corporation, una sociedad con sede en Zaragoza que tiene un capital social de 188.025 euros y que el mismo da que reciba la autorizacin para las prospecciones de Cronos obtena otra denominada Aquiles para una superficie mayor y con un presupuesto de otros 15,2 millones.

Sus administradores son Oisin Fanning, CEO de San Leon Energy, una sociedad con sede en Dubln cuyas acciones se han depreciado un 99% en los ltimos cinco aos, y Mara Puig, ejecutiva de la desaparecida caja de ahorros CAI.

Fuente original: http://www.publico.es/espana/fracking-amenaza-mar-subterraneo-del.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter