Portada :: Ecologa social :: El genocidio industrial del amianto
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-06-2016

Bellavista, tierra preada de amianto (II)

Paco Bez
Rebelin


4 El Guadiana de Bellavista: los terrenos del Cortijo del Cuarto

El 14 de junio del ao 2013, la web del bufete de abogados Oria, Pajares y Asociados insertaba el siguiente texto:

La Diputacin vallar la prxima semana la zona donde hay amianto.

Mientras se realiza el estudio para la limpieza se aislar y se enterrarn los restos. Tcnicos de Uralita viajarn a Sevilla para reunirse con la institucin provincial.

La Diputacin, propietaria de los terrenos del Cortijo de Cuarto donde han aparecido trazas de amianto 15 aos despus del cierre de la fbrica de Uralita, vallar de manera inminente la zona y como medida de prevencin provisional realizar un movimiento de tierra para que los restos no estn en la superficie. El lunes, segn confirm el gerente de Sevilla Activa, Salvador Marcos, se iniciar por va de urgencia el trmite para la contratacin de estos trabajos que confa en que se terminen la prxima semana. La Diputacin ya ha contactado con diversas empresas especializadas para conocer las distintas frmulas para tratar estos residuos txicos, si bien su apuesta es retirar la tierra contaminada para limpiar el suelo, una labor para la que espera contar con la colaboracin de Uralita ya que, si no, le reclamar su responsabilidad. Tambin la prxima semana est prevista una reunin con los responsables de la empresa.

Los vecinos de la urbanizacin Jardines de la Alhambra dieron la voz de alarma en septiembre al detectar en el solar, ubicado frente a 68 viviendas y junto a un parque infantil y una arboleda, un polvo blanco en el cauce seco de un antiguo arroyo al que verta la antigua fbrica. La Diputacin recogi muestras y las mand a analizar a un laboratorio especializado de Barcelona, que le dio los resultados en abril constatando la presencia de trazas de amianto, si bien ni Marcos ni el diputado de Sostenibilidad y Ciclo Hidrulico, Antonio Conde, pudieron precisar la concentracin ni la superficie afectada as como el riesgo para los vecinos. S confirmaron que no se ha decretado ninguna situacin de alerta sanitaria. Desde la Consejera de Salud tampoco han puesto en marcha ningn protocolo al respecto.

Ser tras el vallado de la zona, segn explic Marcos, cuando se realizar el estudio para el que se cogern testigos del terreno con el fin de determinar la profundidad a la que llegan los restos, la cantidad y los metros cuadrados afectados. A partir de ah se elaborar el proyecto para su limpieza que deber aprobar el Ayuntamiento de Sevilla, ya que aunque los terrenos son propiedad de la Diputacin se hallan dentro del trmino municipal de la capital.

Marcos no precis plazos pese a reconocer la necesidad de aislar la zona urgentemente para evitar que entren personas y especialmente nios ya que al lado hay un parque infantil. Precisamente, segn los vecinos que alertaron a la Diputacin, fueron las excursiones de los pequeos a este solar las que revelaron la existencia de los polvos blancos que han resultado ser trazas de amianto, una sustancia cuyo uso est hoy prohibido y cuya aspiracin se ha demostrado que est vinculada a enfermedades respiratorias como la asbestosis, el cncer de pulmn o el mesotelioma...

Desde Uralita, por su parte, se limitaron a admitir que la Diputacin ha contactado con la empresa y representantes de la misma acudirn a la reunin, an sin fecha, para conocer la informacin y analizar cul puede ser el origen ya que no hay constancia de que pueda ser un vertido de la fbrica porque cuando se cerr se limpi toda la zona.

Por nuestra parte quisiramos resaltar varios extremos:

Primero Los terrenos afectados, no han pertenecido nunca a Uralita, aunque s estn situados en inmediata proximidad a los que pertenecieron a la empresa, y en los que en su momento estuvo instalada la fbrica. Por consiguiente, el desamiantado de los terrenos de Uralita, por muy bien realizado que ste haya podido ser, no atae para nada al hallazgo casual habido, y que ha tenido su origen, al parecer, a causa del vertido de residuos de fabricacin, al cauce de un arroyo, desecado a da de hoy, y que pasaba por la linde de los contiguos terrenos de la fbrica. Una externalizacin del riesgo, en suma.

Segundo Cabe inferir razonablemente, que ese amianto est ligado de alguna forma a la presencia y condiciones reales de funcionamiento de la fbrica. Con ello se evidencia, que todo desamiantado que haya quedado referido meramente a los terrenos de la fbrica, por su limitacin, nunca podr ser considerado como exhaustivo, desde el momento en que ha quedado evidenciado que la contaminacin no se circunscribi al interior del permetro de vallado de la factora. As lo vendran a corroborar, adems, las manifestaciones de los vecinos, en el caso de la contaminacin de terrenos propiedad del ayuntamiento, y abordada en nuestro anterior apartado, los cuales atribuyen el origen de la contaminacin, al comportamiento los propios operarios de Uralita.

Si, adems, se toman en debida consideracin nuestras observaciones acerca de las condiciones de funcionamiento del anterior apeadero de mercancas, en lo relativo a la descarga manual de los sacos de yute con contenido de amianto friable (la borra, en bruto), parece razonable concluir que Bellavista precisara de un plan integral de revisin, que permitiera, de una vez por todas, diagnosticar con certeza hasta dnde ha podido alcanzar, tanto en extensin como en profundidad, la eventual contaminacin de los terrenos del entorno de lo que fue en su da la hoy extinguida factora de elaboracin de productos de amianto-cemento.

Casi dos aos despus, lo que iba a quedar resuelto en cuestin de una semana, vuelve a emerger en los medios de comunicacin. En efecto, el 30 de abril de 2015, en un texto firmado por P.B. (no, no se trataba de Paco Bez), en ABCdesevilla, y bajo el ttulo Recogen firmas para evitar la retirada de amianto cerca de un colegio de Bellavista, se incluan los siguientes prrafos:

Los padres de los alumnos del colegio pblico Jos Sebastin y Bandarn han iniciado una recogida de firmas para impedir que se reanuden los trabajos de retirada de terrenos, procedente de la empresa Uralita, por posible contaminacin con amianto de los lmites del Cortijo del Cuarto, perteneciente a la Diputacin de Sevilla. La Polica Local paraliz este mircoles estas actuaciones tras recibir numerosas llamadas de los vecinos de la zona

los trabajos se han paralizado tras causar malestar entre el vecindario, que vean comprometida la seguridad de los alumnos de Infantil y Primaria del colegio Jos Sebastin y Bandarn, que tiene un patio abierto a escasos metros de la zona en la que los operarios retiran el posible terreno contaminado.

Segn fuentes municipales, el director del centro educativo ha redactado un escrito y la asociacin de padres y madres est recogiendo firmas para llevarlas al juzgado, que tiene la potestad para dirimir si los trabajos se ajustan a la normativa y pueden continuar o se prorroga la paralizacin.

La polmica, recordmoslo, vena determinada por la negativa inicial a retrasar ms las labores de desamiantado de los terrenos, para dar oportunidad de que terminase el curso escolar, y evitndose as la cercana de los nios, durante el desarrollo de ese proceso de eliminacin del asbesto presente, a tan escasa distancia. Una precaucin, que por nuestra parte no podemos ms que suscribir ntegramente.

El 1 de mayo de 2015, alsurdesevilla.net publicaba una informacin titulada: La red de AMPAS apoya la paralizacin de recogida de amianto en Bellavista, en la que se inclua el prrafo siguiente:

Los afectados afirman que no han recibido el material de seguridad que lucen los operarios, a pesar de la peligrosidad de encontrarse viviendo cerca de la zona de actuacin. Asimismo afirman que no se han cumplido las promesas de la Diputacin de Sevilla que indic que iba a realizar los trabajos en verano, cuando los nios no acuden al colegio, para minimizar riesgos. Igualmente testigos presenciales indican que no se ha cumplido el protocolo puesto que no se ha humedecido el suelo antes de iniciar las actuaciones.

En concordancia con todo lo antedicho, el 11 de mayo de 2015, sevillaciudad.es, publicaba otro escrito de P.B., esta vez con el ttulo: Los ecologistas piden que acabe el curso para retirar el amianto de Bellavista, en el cual se incluan los prrafos siguientes:

Ecologistas en Accin se une a la denuncia de madres, vecinos y profesores del colegio pblico Jos Sebastin y Bandarn en Bellavista del peligro de manipular residuos peligrosos de uralita en pleno curso escolar. Los ecologistas proponen que se espere al final del curso para seguir con estos trabajos.

La empresa Befesa SL, por encargo de la Diputacin de Sevilla, debe retirar los residuos de amianto en terrenos del Cortijo del Cuarto, a escasos metros del colegio Jos Sebastin y Bandarn

La Polica Local de Sevilla, que estaba dando un curso de educacin vial en el colegio, ya paraliz las obras el 29 de abril, viendo que los trabajadores iban totalmente protegidos con equipamiento de seguridad mientras que los vecinos no haban recibido instruccin alguna

La solucin propuesta, de no llevar a los nios al colegio durante una semana, cuando falta un mes para finalizar el curso escolar, es cuando menos poco sensata.

Lo que solicitan los afectados y apoya Ecologistas en Accin es de simple sentido comn, detallan, que se espere a que terminen las clases, para retirar el amianto, advirtiendo con tiempo a los afectados de las precauciones a tomar: cerrar las ventanas, que nios, enfermos y ancianos no salgan a la calle a ciertas horas.

El 2 de agosto de 2015, sevilladirecto.COM publicaba un texto titulado Concluye la retirada de tierras con restos de amianto en Bellavista, y en el que se incluan los siguientes prrafos:

Sevilla Activa haba enviado una circular al CEIP Jos Sebastin y Bandarn en la que se informaba que las obras de limpieza no se llevaran a cabo hasta el final del perodo escolar. El cambio en el plan inicial de trabajo haba sido motivado por la accin de la Plataforma ProBandarn

Las labores de retirada comenzaron a finales de abril con la instalacin de un vallado de proteccin del permetro, contando con la correspondiente licencia de obras por parte del Ayuntamiento y la aprobacin del plan de trabajo del Proyecto de Recuperacin Voluntaria de Suelo, un documento aprobado por la Delegacin territorial de la Consejera de Medio Ambiente de la Junta de Andaluca y la Delegacin de la Consejera de Empleo, con las medidas de seguridad pertinentes para todos los implicados en el proceso.

Pero cuando los operarios de la contrata haban iniciado sus labores de actuacin con el roturado de la tierra, la Polica Local visit el tajo como consecuencia de la denuncia de un grupo de vecinos de Bellavista, quienes exponan que los operarios contaban con medidas de proteccin que no haban sido facilitadas a los habitantes del entorno y que era necesario extremar las medidas de precaucin a la hora de retirar los terrenos posiblemente contaminados

El pasado 9 de julio, las labores de retirada de tierras se reanudaban por fin con las mximas medidas de seguridad para los operarios de la empresa especializada Befesa Gestin de Residuos Industriales S.L. y para los vecinos de la zona, segn informaba la Diputacin, segn la cual, tanto la Asociacin de Vecinos de Bellavista, como la Asociacin Avida de vctimas del amianto, como los vecinos, haban prestado su apoyo al proyecto de recuperacin voluntaria del suelo y a la retirada de la tierra contaminada, en lugar de su soterramiento. La tierra susceptible de estar contaminada, as, sera retirada para su traslado a un centro de tratamiento de residuos, posterior anlisis y comprobacin, por un laboratorio especializado, del no riesgo para la salud de los suelos ya descontaminados y, con los resultados favorables de este anlisis en la mano, rellenar con tierra de prstamo (sin contaminacin de ningn tipo) la parcela, para que vuelva a su estado originario.

Segn el cronograma, la actuacin contaba con una duracin prevista de unos 25 das. En los primeros tres das se retirara la tierra contaminada; entre 15 y 20 das tardaran los resultados del anlisis de comprobacin del terreno ya descontaminado y en dos o tres das ms, se produca el relleno de la parcela, para dejarla en su estado originario.

El 3 de agosto de 2015, en comunicacin personal del Tcnico en Prevencin de Riesgos Laborales, nuestro buen amigo Antonio Bernardo Reyes, nos manifestaba lo siguiente:

aqu no se trata de terrenos de la parcela que ocupaba antiguamente la fbrica de Uralita de Bellavista, sino de otros terrenos prximos, situados entre la factora y el ro Guadara, probablemente contaminados a lo largo de los aos en los que estuvo activa, por efluentes residuales del proceso productivo y/o restos slidos, a modo de escombreras, de recortes, placas o tubos rotos, etc., etc., etc.

En el caso de Eternit Casale, los efluentes pasaban directamente (a pie de fbrica) a un canal que verta al ro Po. En la desembocadura de este canal, se form a lo largo de los 80 aos de actividad industrial un delta de 60-70 metros de longitud, un banco formado por arena y amianto, una verdadera playa residual, lo que evidencia la magnitud de la contaminacin, va efluentes (en las muestras recogidas de esta playa se obtuvieron hasta 705 mg/kg de crisotilo-crocidolita).

http://www.comune.casale-monferrato.al.it/flex/cm/pages/ServeBLOB.php/L/IT/IDPagina/287 

Esta situacin debe ser idntica o similar en todas las fbricas de fibrocemento. Como bien sabes, todas ellas tenan que instalarse en la proximidad (en algunos casos inmediata) de una lnea frrea, para asegurar el suministro de cemento y amianto. Y, en la mayora de las ocasiones, de un curso de agua (Eternit en Niederurnen, el Mlibach, con un canal previo que pasaba justo por la fbrica; Eternit Casale, el ro Po, tambin con un canal previo a las puertas de la factora; Uralita Cerdanyola, el riu Sec, siendo conocida la situacin de los vertidos, que llegaban a las huertas prximas (http://afectatsamiant.com/fabricauralita.html);

Uralita Bellavista, ro Guadaira; Intuyo que si se compararan fotos areas de la zona, antes de Uralita y despus (creo que el curso del Guadaira se cambi a lo largo de estos aos), podramos ver la formacin de un banco o playa similar en las proximidades de la fbrica.

El 25 de agosto de 2015, un texto de europa press, publicado en LA VOZ DE CDIZ.es, y titulado Arranca la segunda fase de la descontaminacin de amianto de Cortijo del Cuarto, inclua estos prrafos:

Un equipo de operarios de Befesa Gestin de Residuos Industriales, por encargo de la sociedad provincial Sevilla Activa, perteneciente a la Diputacin, ha emprendido este martes en la calle Jardines de la Granja, en el barrio hispalense de Bellavista, la segunda fase de la operacin promovida para desterrar cualquier posibilidad de contaminacin por amianto en esta parcela propiedad de la institucin provincial y en la que antao se alzaba una planta de la antigua Uralita (sic). Estos trabajos se prolongarn hasta el sbado 29 de agosto, segn han informado fuentes de la Diputacin.

Hablamos de los trabajos encargados por la Diputacin a Befesa, para la retirada de las tierras de la zona de Cortijo del Cuarto, propiedad de la institucin provincial, correspondientes a la parcela de la antigua planta de Uralita, dado que se trata de terrenos susceptibles de contaminacin por amianto

Las labores de retirada comenzaron a finales de abril

El pasado 9 de julio, las labores se reanudaban, por fin, con las mximas medidas de seguridad para los operarios de la empresa especializada Befesa Gestin de Residuos Industriales S.L. y para los vecinos de la zona, segn informaba la Diputacin, segn la cual tanto la Asociacin de Vecinos de Bellavista, como la Asociacin Avida de vctimas del amianto, como los vecinos, haban prestado su apoyo al proyecto de recuperacin voluntaria del suelo y a la retirada de la tierra contaminada, en lugar de su soterramiento.

La tierra susceptible de estar contaminada, as, sera retirada para su traslado a un centro de tratamiento de residuos, posterior anlisis y comprobacin, por un laboratorio especializado, del no riesgo para la salud de los suelos ya descontaminados y, con los resultados favorables de este anlisis en la mano, rellenar con tierra de prstamo (sin contaminacin de ningn tipo) la parcela, para que vuelva a su estado originario.

Culminada la operacin hace pocas semanas, la Diputacin anunciaba una nueva intervencin de la misma naturaleza, tambin de la mano de Befesa, porque los resultados de la analtica del terreno confirman que la parcela an presenta trazas de amianto en el terreno intervenido

Y es que, en efecto, 17 de diciembre de 2015, sevilladirecto.COM publicaba el artculo de Juanma Moreno, titulado: El grado de contaminacin por amianto en Bellavista no garantiza la ausencia de riesgo para la salud. De dicho texto, entresacaremos los siguientes prrafos:

Despus de analizar los restos retirados en las labores de recuperacin de este verano la Administracin andaluza considera que el proceso de descontaminacin no ha concluido y que no se puede garantizar la inexistencia de riesgo para los vecinos de la zona. Sern precisas nuevas tareas de descontaminacin pese a que la empresa certificadora del proceso pretenda dar por concluidas las labores de limpieza.

El informe tcnico del Servicio de Proteccin Ambiental de la Delegacin Territorial en Sevilla de la Consejera de Medio Ambiente y Ordenacin del Territorio, sobre la Certificacin final del Proyecto de Recuperacin Voluntaria para la Parcela Cortijo Cuarto de Bellavista, al que ha tenido acceso este medio, determina que no procede dar por finalizada la recuperacin voluntaria de los suelos objeto de anlisis, atendiendo a los ndices de contaminacin hallados en los restos estudiados.

Asimismo, este informe aprueba la revisin del valor objetivo de descontaminacin pero en trminos muy distintos a los planteados por la empresa responsable de la supervisin y certificacin del trabajo de recuperacin. En su informe, sta, INERCO Inspeccin y Control, propone fijar ese nivel objetivo en 12.000 mg/kg, sin embargo, el Servicio de Proteccin Ambiental limita a 100 mg/kg la presencia de amianto en las tierras de Cortijo Cuarto para considerarlas descontaminadas. La Resolucin emitida por la Administracin andaluza el 26 de junio de 2014, que regula el proyecto de recuperacin voluntaria de esta parcela, fijaba el objetivo de recuperacin en 2 mg/kg de concentracin de amianto en suelos.

El objetivo de recuperacin era 2 mg/kg, la empresa propona elevarlo a 12.000 mg/kg.

Los resultados de las ltimas pruebas realizadas en el Cortijo Cuarto de Bellavista arrojan ndices de contaminacin de hasta 890 mg/kg. Estos anlisis se realizaron en dos fases, con 15 muestras analizadas en cada una de ellas. Los resultados de la primera fase entre el 7 y el 14 de julio de 2015- oscilaban entre 3,9 mg/kg y 57.000 mg/kg. De este modo todos los restos analizados superaban el valor objetivo inicial de 2 mg/kg. Adems, todas las muestras salvo una superaban los 100 mg/kg que la Junta de Andaluca propone como lmite para el nivel de riesgo. De las 15 muestras tres rebasan el valor de 12.000 mg/kg que INERCO entenda como nivel de riesgo. En este contexto tiene lugar una segunda fase de anlisis del 25 al 30 de agosto- analizando otras 15 muestras, de stas se obtienen valores comprendidos entre 2,1 y 890 mg/kg. Por otro lado, el certificado de recuperacin de la empresa apunta que se observa presencia de amianto bajo 1,5 metros de tierra en un talud que limita con la zona de actuacin con las calles Jardines de la Granja y Jardines de la Alhambra, cuando en el proyecto inicial indicaban que se trataba de aparentemente una afeccin muy superficial.

As, en el certificado de INERCO se apunta que todas las muestras presentan concentraciones de amianto inferiores a 12.000 mg/kg y propone elevar de 2 a 12.000 mg/kg el objetivo de recuperacin de las tareas de limpieza.

Es ahora cuando el Servicio de Proteccin rechaza esa propuesta y reconsidera el objetivo de recuperacin situndolo en 100 mg/kg. En concreto, el informe de la Administracin andaluza seala que no se considera que el valor propuesto de 12.000 mg/kg garantice la inexistencia de riesgos inadmisibles, dada la incertidumbre que conlleva la eleccin de algunos de los parmetros de clculo, que no ha sido conservadora en todos los casos. Adems, el informe de la Delegacin de Medio Ambiente, remitido este mircoles a Sevilla Activa (Diputacin de Sevilla) como propietaria de los terrenos, reconoce que en la normativa espaola no hay una concentracin lmite de referencia para amianto en suelos, pero s a modo informativo, cabra indicarse que en la normativa holandesa se establece un valor de intervencin de 100 mg/kg para asbestos

Pese a la correccin en la metodologa empleada hay algunos aspectos de este proceso de recuperacin que arrojan dudas entre vecinos y expertos. Segn explica a Sevilla Directo Antonio Delgado, presidente de la Asociacin de Vctimas de Amianto, Avida, toda la normativa espaola y europea en su conjunto para llegar a la conclusin de la prohibicin se ha expresado siempre en trminos de partculas por centmetro cbico, porque se supone que la partcula que hace dao es la que est suspendida en el ambiente y la que con cierta facilidad puede ser inhalada por las personas, y en consecuencia siempre nos hemos expresado en trminos de fibras por centmetro cbico, como se contempla en el RD 396/2006, que es la nica normativa espaola que regula los procesos de desamiantados en barcos, trenes, edificios, etctera

Se ve que han hecho uso de una ley para un conjunto de elementos contaminantes y han metido en el mismo saco la cuestin del amianto, lo cual nos llama la atencin porque hay una legislacin especfica siempre en trminos de contaje de fibras en el ambiente y nunca en gramos, porque lo pernicioso del amianto es la fibra en el ambiente que entra en el aparato respiratorio, seala Delgado. La expresin en mg/kg es una expresin que hasta ahora no ha sido motivo de debate en el Grupo de Trabajo de Amianto, y en consecuencia no me atrevo a valorar qu puede representar. Podramos tener una lectura fcil y rpida si sabemos cuntas fibras pueden entrar en un miligramo. Esta expresin novedosa tendr razn de ser desde un punto de vista tcnico pero habra que sentarse y traducirlo a fibras por centmetro cbico porque podra ser engaoso aade.

Qued publicado, el 18 de diciembre de 2015, en relacin con el contenido de ese artculo, el siguiente comentario de Jos:

Es un verdadero despropsito, y un quebradero de cabeza para los vecinos que desconocen la gravedad del tema.

En la misma foto que ilustra este artculo por ejemplo, se muestra un movimiento de tierras, supuestamente con amianto, con una polvareda que a todas luces est en contra del RD396/2006. Los inspectores de trabajo deberan haber estado durante la descontaminacin y comprobar que se cumpla estrictamente con el Plan de Trabajo con Riesgo de Amianto necesario para la realizacin de la obra. Con esa foto, evidentemente no se cumpla con las mnimas medidas de seguridad. Las tierras debieron retirarse humedecidas, no ya con un aglutinante especfico para amianto, que es lo que procede, pero al menos humectarlas con agua y que se asegure el abatimiento de las fibras de amianto durante la carga de los camiones.

Esperemos que en la siguiente fase de la excavacin sean ms cautelosos, porque adems a escasos 10 metros hay un parque infantil.

Es muy poco probable, por no decir que casi imposible, que patologas asociadas a la exposicin al amianto, que no sean las placas pleurales o el mesotelioma, puedan desencadenarse a causa de una contaminacin no ocupacional.

Eso es as, porque las dos enfermedades mencionadas tienen la caracterstica comn, de que para desencadenarlas bastan dosis muy dbiles, concentraciones mnimas, o exposiciones breves, espordicas, puntuales, o incluso nicas. Afortunadamente, no todos los expuestos las desarrollan, evidencindose as, que posiblemente intervendr tambin en ello un co-factor de predisposicin gentica, que en modo alguno exonera de responsabilidad causal al asbesto. Adems, y por lo que respecta al mesotelioma, su tiempo de latencia (intervalo temporal transcurrido entre el momento de la exposicin y el afloramiento de los primeros sntomas o el diagnstico), se cifra en varias dcadas.

A tenor de lo antedicho, los estudios epidemiolgicos evidencian el registro de tasas netamente superiores a la de fondo de la zona geogrfica o pas considerado, que para las placas pleurales se cifra en decenas de kilmetros de distancia desde el foco industrial o natural de emisin del amianto, y para el mesotelioma, en varios kilmetros, en concordancia con la direccin de vientos predominantes un elemento de conviccin-, y mostrando un gradiente de intensidad decreciente alrededor del foco emisor de la contaminacin, constituyendo ello tambin otro elemento de conviccin. En el caso del mesotelioma, la afectacin llega a alcanzar incluso a los animales domsticos residentes en esos entornos, y para los cuales no cabe imaginar ninguna suerte de exposicin laboral oculta y no evidenciada.

Los estudios experimentales con animales de laboratorio, vienen a confirmar plenamente la evidencia epidemiolgica que seala que bastan dosis muy dbiles, para desencadenar el mesotelioma.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter