Portada :: Otro mundo es posible
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-06-2016

La Renta Bsica Universal: cuestin de libertad, justicia y equidad

Flix Talego, Lola Vela, Antonio Moreno
Rebelin


El significado y el alcance de la Renta Bsica Universal (RBU) es an desconocido por sectores amplios de la ciudadana (vase http://www.redrentabasica.org/rb/). Quienes la van conociendo, a menudo se convencen de su conveniencia y aun de la urgencia de su implantacin, en un contexto como el que vivimos de desempleo estructural, precariedad y exclusin crecientes. No obstante, muchas personas oponen objeciones, que se agrupan en dos clases: que no debe percibir dinero pblico quien ya tiene lo suficiente; que no debe darse dinero pblico a cambio de nada.

A) Por qu debe ser universal para el conjunto de la ciudadana, tambin para quienes tienen ingresos suficientes:

1) Debe serlo al igual que lo son todas las polticas pblicas que atienden derechos universales de ciudadana (como aspira a ser la RBU). Tratndose de estos derechos, el Estado, para materializarlos, queda obligado a recaudar de todas las personas en proporcin a sus ingresos, pero a proveerlos universal e indiscriminadamente a los miembros de la comunidad poltica: a nadie se pregunta en la consulta mdica o en la escuela qu situacin laboral o patrimonial tiene, sino solo su condicin ciudadana. Y tampoco se pregunta si har mucho o poco uso de la infraestructura de comunicaciones, hidrulica, en seguridad, etc, sino que contribuye va impuestos en su parte alcuota y proporcional a sostenerlas. Pese a lo que quepa pensar, el principio de indiscriminacin en las polticas pblicas es bastante comn, extendindose a todas las medidas que se consideran bsicas o prioritarias. Pues igual con la RBU.

2) Porque al ser universal elimina de raz la corrupcin en la gestin y la secuela de favores y clientelismo que, inevitablemente, conllevan todas las ayudas condicionales. Porque mientras aquella no es graciable en absoluto, los subsidios lo son siempre en algn grado, dejando al arbitrio de los cargos pblicos otorgar prebendas con que obtener fidelidad servil y silencio poltico. Smese a esto que la medida abarata enormemente el gasto de control, inevitable en todos los subsidios o, como ahora se les llama, rentas mnimas o garantizadas. Y algo ms importante: la RBU ampara nuestro mutuo respeto, pues evita a las personas necesitadas la peregrinacin interminable ante las ventanillas pblicas y el fastidioso papeleo, en realidad una degradante oposicin a pobre.

3) Porque, aunque la cobran todxs lxs ciudadanxs, no todos los bolsillos ganan. La RBU supone una potente transferencia de rentas de la parte rica a la parte pobre. Porque excedido un cierto nivel de ingresos o patrimonio, las personas pierden dinero. Por decirlo brevemente, las personas ricas pagaran las rentas bsicas de las pobres, aunque seguiran cobrando la suya. La RBU no elimina las diferencias de ingresos y patrimoniales, pero las supedita a que nadie quede a merced de nadie. Porque la libertad y la equidad son bienes superiores a la riqueza.

B) Por qu debe ser incondicional, entregada a cambio de nada:

1) Por razn de caridad, porque sta, en su sentido genuino, es amor a nuestrxs hermanxs, a quienes deseamos el bien como a nosotros mismos. Entre los bienes, el derecho a la existencia es el primer derecho humano, de igual importancia a una sanidad y una educacin universal. Estos tres derechos, junto a la libertad poltica, son esenciales para garantizar efectivamente (no solo formalmente) la dignidad de cada quien y del conjunto. Por tanto, deben tener prioridad sobre todas las dems medidas pblicas (incluso sobre las infraestructuras, tan dispendiosamente dotadas). Siendo as, y reconociendo que el nuestro es un mundo monetarizado, la existencia en condiciones mnimas de autonoma no puede garantizarse si no posee cada quien con seguridad un ingreso bsico. Proveer ese derecho es exigencia inexcusable de toda comunidad poltica que defienda los derechos humanos. Porque compartimos con John Rawls que la justicia (no la riqueza o su creacin supuesta) es la primera virtud de las instituciones sociales. De otra manera, queda mermada la humanidad de todxs y de cada uno.

2) Por razn de libertad, pues si la comunidad poltica en su conjunto no ampara con lo elemental a todxs sus integrantes, quienes lleguen a carecer de lo bsico pierden su libertad y estn a merced de otrxs. En esa medida, se resiente para todxs y cada unx la libertad, que solo puede florecer y ejercerse entre iguales: porque la libertad es afirmacin autnoma que el sujeto mantiene consensual o conflictivamente entre sus pares; porque la autonoma es inherentemente social y su esfera se ampla para todxs en la medida en que se reduce la esfera del dominio y su correlato la servidumbre. As lo sabe el republicanismo desde siempre. Por tanto, amparndonos mutuamente de la servidumbre y la necesidad, fortalecemos nuestra libertad.

3) Por confianza en la humanidad, en su creatividad y fortaleza, pues tales atributos se encuentran aun en las condiciones ms inhspitas. Cuanto ms si se ampara colectivamente la libertad, la caridad y la cooperacin, al tiempo que se arbitran medidas polticas que acoten el medro, el egosmo y la ambicin, vicios ms graves que la holgazanera. Siendo as, aun admitiendo que muchos quehaceres necesarios y aun vitales para el mantenimiento de cualquier mundo son ingratos y penosos, los pueblos podrn hallar las frmulas para proveerlos evitando la coercin. Es decir, se har lo necesario por procedimientos basados en la equidad, la justa retribucin y el premio. De paso, dejarn de hacerse muchas labores superfluas, perniciosas y txicas que hoy se hacen a costa de la servidumbre de millones de seres solo para contrarrestar la frustracin y el tedio de otros tantos millones.

Ah, nos olvidbamos de la financiacin. Para esto os recomendamos que consultis el estudio que han realizado Jordi Arcarons, Javier Torrent y Daniel Ravents (http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=7535), en el que demuestran que la RBU es financiable con solo modificar el IRPF, haciendo que paguen ms los que ms tienen, incluso dejando intacta el resto de la estructura tributaria y de gastos vigente.

Flix Talego, Lola Vela, Antonio Moreno. Plataforma por la Renta Bsica Universal de Sevilla

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter