Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-06-2016

Cmo perfilar una poltica econmica antiimperialista?

Chris Gilbert y Cira Pascual Marquina
Rebelin / Escuela de Cuadros


En un panorama nacional en que se asoma la amenaza imperialista definida no solo por la posibilidad de la intervencin directa o tipo carta democrtica, sino tambin por la amenaza de entrega por va de la conciliacin hay que preguntarse, cules seran las polticas econmicas antiimperialistas y soberanas adecuadas para la coyuntura? qu plan econmico debe acompaar las tareas de carcter poltico y militar, de preparacin y denuncia en la palestra mundial?

El marxismo nos muestra que si bien es cierto que la poltica el accionar poltico y su direccin no deriva de forma mecnica ni unilateral de la economa, una lnea poltica sin base econmica coherente ser poco duradera. Por eso tenemos la necesidad urgente de encontrar un plan coherente para gestionar la economa que sea antiimperialista y conducente a la soberana nacional.

Ahora bien, para afinar la pregunta sobre los rasgos esenciales de una poltica econmica antiimperialista, es necesario comenzar analizando qu clase social estara dispuesta a aguantar y resistir un ataque imperialista. Sern las clases medias, sean estas histricas o nuevas ( la clase media de origen popular segn lvaro Garca Linera) con sus aspiraciones fijadas en alcanzar el patrn de consumo del Norte Global ? Se mostrara esta clase capaz de aguantar un bloqueo imperialista, por no hablar de una ofensiva?

Al hacer la pregunta se evidencia que la clase media no es ni ser el sujeto histrico. En verdad, la nica clase resteada con un proyecto antiimperialista porque el imperialismo no tiene nada que ofrecerle es el pueblo llano de Venezuela. Ese es un bloque que, lejos de preguntarse por el riesgo pas y la calificacin de Venezuela de Standard & Poor's, se preocupa por conseguir la prxima comida y mantener el cuerpo y el espritu intacto pese a la crisis...

Sigue que una poltica econmica que no favorezca el mantenimiento y apoyo de este bloque, que se preocupe ms por perfilar un pas decente y serio en el plano internacional, es potencialmente, precisamente por eso, amena al imperialismo y sus simpatizantes locales. As se vislumbra el problema y la posible incoherencia de declararse antiimperialista y, simultneamente, volcar la economa en aras de cumplir con la agenda de pagos impuesta por el Norte Global, sacrificando as el bienestar del pueblo llano.

Un debate silencioso en el chavismo

La deuda soberana de Venezuela ronda los 140 mil millones de dlares y requiere de pagos que sobrepasan los 14 mil millones en el 2016. No todos los analistas estn de acuerdo con el pago de dicha deuda o aceptar los plazos de pago. Entre los funcionarios y asesores chavistas que se perfilan a favor del impago o la renegociacin se encuentran tanto el asesor andaluz Alfredo Serrano Mancilla como el exministro Luis Salas.

Serrano Mancilla, autor de El pensamiento econmico de Hugo Chvez (2014) , plantea que un elemento importante del pensamiento econmico del Comandante fue no olvidar el corto plazo, porque el presente inmediato constituye la realidad existencial de la gente. Serrano resalta que Chvez mantuvo que sin satisfacer las necesidades ms bsicas, rpida e integralmente, no se poda pensar en etapas posteriores. Segn estos criterios, sacrificar la vida actual del pueblo para mejorar el riesgo pas sera profundamente antichavista.

Se supone que otro partidario de renegociar la deuda es Luis Salas, cuya salida del tren ejecutivo frente al bloque de Marco Torres y Prez Abad parecera apuntar a las lneas antiliberales de algunas de sus propuestas y la apuesta del ejecutivo por las posiciones del bloque contrario. En la coyuntura actual todo indica que este bloque liberal est comprometido con el cumplimiento en el pago de la deuda sin renegociar plazos. Sus argumentos se basan en el realismo : los peligros de embargo de activos de PDVSA en el exterior, la prdida de mercados internacionales, el bloqueo financiero, etc. Para este bloque la normalizacin de la economa y la inversin del capital extranjero orientada al nuevo modelo productivo son cuestiones de primer orden.

No debemos olvidar la mayor suma de felicidad

Si el bloque liberal enarbola el realismo , implica esto que sus contrincantes cayeron en el romanticismo? Hay argumentos que apuntan a lo contrario. En primer lugar, la expropiacin de activos de PDVSA aplica solo al impago de la deuda de la petrolera[1]; pero son los vencimientos e intereses de la deuda soberana (diferenciada de los bonos de PDVSA) los que representan el grueso de los pagos programados en los prximos aos. En segundo lugar, Ricardo Hausmann y Miguel Angel Santos, economistas de Harvard de pocas simpatas con el socialismo, plantearon que en el caso venezolano dado el desabastecimiento de medicamentos y alimentos, el default no es solo posible sino correcto... y eso lo escribieron en 2014[2]!

En tercer lugar, de llegar la oposicin al poder, sta entrara en default y renegociara a favor de Estados Unidos a perjuicio de China. Siendo as las cosas, por qu no hacemos lo contrario, rompiendo los acuerdos con el Norte Global y favoreciendo el pago de la deuda con China, potencial inversor en la construccin de una economa productiva en Venezuela?

Somos conscientes de que la situacin requiere no solo de voluntad antiimperialista sino tambin de astucia y creatividad. Sin embargo, en nombre de la coherencia y la racionalidad (por no hablar del humanismo) opinamos que un proyecto que favorece el riesgo pas y diezma a la clase obrera no es antiimperialista ni chavista, dado que el Comandante pensaba que La justicia social y la inclusin social no pueden esperar, deben ser resueltas ahora, si se desea luego seguir transitando a una etapa superior, de largo plazo, con grandes transformaciones estructurales [3].

Sin apostar por la autarqua que no es camino viable al socialismo, es perentorio cortar este nudo gordiano favoreciendo a las mayoras sociales. Al viejo dicho sin socialistas no habr socialismo podemos aadir otro: sin antiimperialistas no habr antiimperialismo .

NOTAS
[1] Es preciso apuntar que, incluso en lo que atae PDVSA, hay un caso reciente de arbitracin internacional en el que los tribunales defendieron el impago de nuestra petrolera frente a la trasnacional Exxon.
[2] Ricardo Hausmann y Miguel Angel Santos, Should Venezuela Default? in Project Syndicate , octubre 2014. [3] Alfredo Serrano Mancilla, El pensamiento econmico de Hugo Chvez, Vadell Hermanos, 2014, pg. 159.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter