Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-06-2016

Orlando y Palestina: duelo selectivo

Robert Fantina
Counterpunch

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


Pues bien, Estados Unidos, la capital de las armas del mundo, ha sido sometido a otro tiroteo masivo, esta vez cercenando cincuenta vidas en un club nocturno en Orlando, Florida. No hay duda de que es una tragedia terrible que dar lugar a que los miembros del Congreso y el presidente pidan ineficazmente una mayor seguridad para las armas de fuego. Todos sabemos que nada saldr de estas peticiones debido a que la fuerza de la Asociacin Nacional del Rifle (NRA) se solapa con un Congreso cobarde. Pero ste es un tema para otro ensayo.

Este escritor no ve mucha televisin pero en las maanas, cuando sube a la cinta de su gimnasio local, el canal de noticias CTV News, sin duda ms un entretenimiento que un medio de comunicacin, est en las pantallas ubicadas delante de l. Adems, mientras busca en los sitios de noticias independientes en lnea, generalmente para ver lo que la CNN, ese sirviente de los dioses corporativos, informa como "noticias".

Como era de esperar, y como es correcto, se inform sobre el horror de la Florida. Es noticia que otro loco adquiri una pistola y la utiliz contra decenas de personas inocentes. El siguiente paso lgico, se podra pensar, es la bsqueda de formas de prevenir una repeticin por otro individuo mentalmente inestable, en una nacin que regula los osos de peluche ms estrictamente que las armas de fuego. Tambin es razonable buscar un motivo. Desh (tambin conocido como ISIS) se ha atribuido la responsabilidad, aunque no haya evidencias hasta la fecha, de acuerdo con los sitios de noticias de renombre.

As, mientras el Congreso debate tonteras sobre las armas y el FBI -un brazo del aparato terrorista de muchas armadas de los EE.UU.- busca un motivo, los llamados canales de noticias estn llenos de otra informacin. Escuchamos acerca de las vidas privadas de las vctimas. Su amor por los miembros de la familia, su dedicacin a los dems, dnde trabajaron y lo que sus compaeros de trabajo pensaban de ellos. Estamos sometidos a la angustia de los padres y otros seres queridos que la decencia comn dejara llorar en privado. Vemos selfies de las vctimas que fueron recientemente publicados en los sitios de medios sociales.

Este escritor ofrecer dos nombres y pedir que los lectores piensen en lo mucho que no se sabe de cada uno de ellos: Maram Abu Ismail e Ibrahim Taha. Reflexiona sobre los nombres por un momento. Los ha odo en las noticias? Sabe usted dnde vivan o cmo murieron? Sabe usted quin es responsable de sus muertes? Vieron entrevistas desgarradoras con sus deudos?

Por desgracia estas vctimas de asesinato, y el nio no nacido de Maram, nunca fueron noticia. Maram Abu Ismail era una mujer embarazada de 24 aos, madre de dos hijos. Ibrahim Taha era su hermano de 16 aos. Fueron asesinados a tiros por soldados israeles en un puesto de control en Ramallah.

Hay un testimonio visual del crimen proporcionado por Alaa Soboh, un conductor de autobs. Dijo que la seora Ismail y el seor Taha parecan no estar familiarizados con los procedimientos de cruce y fueron rpidamente interceptados en el puesto de control.

"Tan pronto como los dos cruzaron [las fuerzas israeles] comenzaron a gritar regresen, regresen y luego comenzaron a disparar.

"A la primera que dispararon fue a la joven, cuando el muchacho trat de regresar le dispararon siete balas".

Otro testigo inform de que las fuerzas israeles dispararon ms de 15 veces al cuerpo de la mujer. Ms grave an, los soldados terroristas israeles no permitieron que los paramdicos ayudasen a la mujer yaciente.

Qu hemos odo en las noticias sobre este crimen incalificable? Hemos visto entrevistas con el afligido esposo, ahora solo para criar a sus dos hijos pequeos? Se entrevist a la madre de las vctimas para que entre lgrimas contaran frente a la cmara cmo es perder a sus dos hijos? Por qu el presidente Barack Obama y los candidatos presidenciales Hillary Clinton y Donald Trump no condenaron este crimen, exigieron una investigacin exhaustiva por parte de Israel y manifestaron su solidaridad con las vctimas? No, ninguna de estas cosas ocurri porque las vctimas eran palestinas y figuran primeras en la larga lista de las personas que EE.UU. considera simplemente infrahumanas.

El asesinato de la Ismail y del Taha es similar, en algunos aspectos, al tiroteo masivo en Orlando y sin embargo es tan habitual apenas se ve. Entre el 1 de octubre del ao 2015 y el 21 de febrero de 2016, al menos 180 palestinos desarmados, de edades comprendidas entre ocho meses y 65 aos, han sido asesinados por los israeles, tanto por soldados como por colonos terroristas. Sin embargo, incluso en los EE.UU., los principales asesinatos en masa siguen recibiendo extensos espacios en la prensa. Si, por ejemplo, slo cinco o seis personas son asesinadas, lo que realmente no parece ser noticia, es parecido a la masacre casi diaria de palestinos desarmados, hombres, mujeres y nios que no merecen la atencin de los medios corporativos.

Sin embargo cuando cuatro israeles fueron tiroteados en un restaurante de Tel Aviv hace una semana, el suceso fue noticia de primera plana. Cualquier persona que piensa bien puede preguntarse por qu es de inters periodstico y el asesinato de una joven madre de dos hijos, embarazada, y su hermano adolescente no lo es.

No es difcil para el Gobierno determinar lo que sus ciudadanos deben conocer y por lo que preocuparse. Las empresas, capaces de donar cantidades ilimitadas de dinero a las campaas de los candidatos que cumplan sus rdenes, son dueas de los medios de prensa. Los sionistas son prominentes en muchas de las juntas de estas corporaciones. Por lo tanto las muertes palestinas no son noticia, pero las muertes israeles deben ser lloradas por todo el mundo.

En el Gobierno de Estados Unidos no hay un altar financiero lo suficientemente impo ante el cual los polticos y funcionarios elegidos no se inclinen. No hay dlares tan empapados en sangre que no vayan a embolsarse. No hay organismos tan trgicamente patticos que no vayan a reclamarles en su bsqueda del dlar, el nico dios que adoran.

Entre 2009 y 2015 los grupos de presin israeles contribuyeron con casi 17 millones de dlares a las campaas de 349 funcionarios del Gobierno de Estados Unidos. Y los miembros del Congreso no son propensos a morder la mano que les da de comer tan generosamente. La tica, la moral y la justicia estn condenadas. Es por ello que los principales candidatos hacen la peregrinacin anual a la convencin de AIPAC (Comit de Asuntos Polticos del Apartheid de Israel) en Washington DC.

Este escritor est de luto por las vctimas de Orlando, como lo hizo con las de Newton, San Bernardino, Virginia Tech, Columbine High School y todas los dems. Sin embargo tambin se aflige por Ismail, Taha y las decenas de miles de vctimas asesinadas por Israel en las ltimas dcadas. Sangraron de la misma manera que las vctimas de los Estados Unidos, no amaban menos a sus hijos y no eran menos queridos por sus padres. Sus muertes son una tragedia para sus seres queridos y para el mundo.

El nacionalismo, la creencia de que el propio pas o nacionalidad es de alguna manera mejor que la de cualquier otro ha sido durante mucho tiempo la fuerza de los EE.UU., desde el primigenio destino manifiesto hasta el concepto tantas veces repetido de excepcionalidad de los Estados Unidos de hoy. Con ello viene la creencia de que el superior puede decidir quin es digno de vivir y quin debe morir. Incontables millones de personas han muerto a causa de la excepcionalidad de los Estados Unidos y ese concepto mortal, y toda la carnicera que trae, no muestra signos de disminuir.

La actual farsa de eleccin presidencial slo agravar el problema, con uno de los dos traficantes de guerra, uno con un historial probado de muerte y destruccin y el otro, al parecer, el establecido para ser el prximo presidente, no puede esperar para enganchar su dedo en el gatillo. Cualquiera de ellos que gane, la nacin y el mundo slo pueden perder.

 Robert Fantina, su ltimo libro es Empire, Racism and Genocide: a History of US Foreign Policy (Red Pill Press)

Fuente: http://www.counterpunch.org/2016/06/17/orlando-and-palestine-selective-mourning/

 

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin como fuente de la traduccin.

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter