Portada :: Otro mundo es posible
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-06-2016

Una renta bsica agraria?

Gustavo Duch
El Peridico de Catalunya


Tengo muy presente uno de los lemas de La Va Campesina. Para este movimiento de ms de 200 millones de campesinas y campesinos que defienden sus agriculturas a pequea escala, un argumento central para reorganizar los sistemas agroalimentarios es recordar que los alimentos no son una mercanca. Pero observar las cotizaciones de la soja, el trigo o el maz en las bolsas de valores de Chicago y Nueva York refleja exactamente lo contrario: con la comida se juega, y se juega mucho; se apuesta con ella como con los resultados de un partido de ftbol o la cotizacin de una empresa. Considerar los alimentos como una mercanca ms equivale a expresar que la alimentacin, un derecho universal y una necesidad vital, debe ser resuelta por las leyes del mercado, y desde este paradigma el resultado final no es bueno, es dramtico: ms de 850 millones de personas en el mundo no pueden alimentarse correctamente, pasan hambre y muchas de ellas hoy estn, cual golondrinas, en las rutas migratorias.

Poner atencin en el mensaje de La Va Campesina nos interpela a explorar o cambiar de enfoque. Como explica Jos Luis Vivero Pol, sera el equivalente a entender la alimentacin como un bien comn, pues los mares, las tierras, el agua y las semillas que permiten su produccin son efectivamente de todos, o, mejor an, no son de nadie.

ASegurar un medio de vida

Situarnos en esta otra lgica abre muchas posibilidades. Desde posturas a favor de ms Estado, la agricultura y quienes la practican seran entendidos como se entiende a los maestros y maestras de escuela o se entienden los servicios pblicos sanitarios de un pas. Desde posturas en favor de ms autogestin y comunitarismo, las redes de consumo alternativo o la gestin comunal de recursos como montes o tierras ganaran ms espacio. E imbricada entre ambas aparece una propuesta a explorar, la de una renta bsica agraria (RBA).

En concreto, y a partir de los postulados de la renta bsica universal, se tratara de asegurar una renta bsica a todas aquellas personas que se dedican a producir alimentos sanos a partir de procesos sostenibles, es decir, que todas aquellas personas que se dedican a hacer posible el sostenimiento de la vida tengan asegurado su propio medio de vida a partir de un compromiso colectivo. Un pacto social.

Esta propuesta, que me consta que est siendo tratada en diferentes espacios de reflexin polticos y en movimientos altermundistas, a mi entender es una propuesta especialmente necesaria a debatir en Europa. Tanto porque somos una fuerza centrpeta que genera que muchos pases del sur hayan sustituido su vocacin agrcola por negocios para la exportacin de alimentos, como porque en Europa tenemos la posibilidad de desarrollar una RBA rpidamente a partir de reencauzar los fondos de la PAC (poltica agraria comn). En Catalunya, con unas 70.000 personas en el censo agrario, se gestionan unos 500 millones de euros anuales de la PAC, segn datos de la Uni de Pagesos.

Resistir los mercados globalizados

A favor de aplicar una RBA tendramos varias claves. Si con ella se asegura un ingreso vital, este podra ejercer como el colchn que permitira frenar el constante cierre de fincas agrarias y granjas (dos al da en los ltimos diez aos en el caso de Catalunya) que no resisten la competencia de unos mercados globalizados ni la tirana del control que ejercen las grandes empresas del sector, especialmente las de la distribucin de alimentos. A su vez, saberse con un mnimo en el bolsillo sera un estmulo clave para que muchas vocaciones y proyectos de gente joven que quiere hacer del sector primario y la vida rural su modo de vida puedan ponerse en prctica. Y con unos ingresos mnimos garantizados para la prctica de agriculturas ecolgicas orientadas a las necesidades locales favoreceramos tambin la reconversin de profesionales que ahora practican una agricultura o ganadera intensivista, responsable de contaminacin y del cambio climtico.

Ayudas discriminatorias

Plantear una RBA significa, como signific la PAC en su momento, adoptar un pacto social en favor de sostener colectivamente nuestro territorio rural, con una relocalizacin de la economa y una emancipacin respecto de los mercados internacionales (fundamental si pensamos en las consecuencias del TTIP), que debera ser analizado por la sociedad en su conjunto. Y muy especialmente por el sector agrario, que, acostumbrado a unas ayudas discriminatorias y muy controvertidas, debera posicionarse sobre un planteamiento con carcter redistributivo.

En cualquier caso, creo que merece la pena explorar la propuesta, tal vez no como la nica ni como una panacea, pero s como una propuesta de transicin en la que valores sacrosantos como el productivismo, la competencia y el libre mercado quedaran arrinconados por opciones de sobriedad, suficiencia y complicidad.


Fuente original: http://gustavoduch.wordpress.com/2016/06/19/una-renta-basica-agraria/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter