Portada :: Feminismos
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-06-2016

La organizacin feminista paraguaya tambin promueve la comunicacin comunitaria desde 1998
"Kua Roga", por la participacin poltica y contra la violencia machista

Enric Llopis
Rebelin


El informe Igualdad de Gnero y principales brechas en Paraguay, realizado por Vernica Serafini y publicado por ONU-Mujeres en 2015, seala que el 48,1% de las mujeres en edad de trabajar en Paraguay no laboran ni buscan empleo (la Direccin General de Estadsticas sita la edad de trabajar a partir de los diez aos); en el caso de los hombres, el porcentaje es del 26,2%. En las reas rurales, el 52,8 de las mujeres son consideradas inactivas (no buscan trabajo ni empleo), frente al 21,7% de los hombres. La brecha es mayor si se bucea en las razones. En el 41,5% de las mujeres la causa son las labores del hogar o los motivos familiares, cifra que se reduce en los hombres al 2,3%. Adems, las mujeres ganan de media un 70,6% de la remuneracin que percibe un hombre, en buena parte porque trabajan menos horas o cuentan con menor formacin, explica el informe. La tasa oficial de desempleo es del 4,5% en la poblacin masculina y del 5,7% en la femenina. En cuanto a la tasa de subempleo, afecta al 23% de las mujeres mientras que en los hombres es del 16,3%. El 16% de las mujeres ocupadas se emplean en el trabajo domstico (0,9% en el caso de la poblacin masculina). El 37% de las mujeres tampoco cuenta con un ingreso propio, frente al 19,6% de los hombres (en el sector rural la proporcin de mujeres sin ingresos alcanza el 42,4%).

Una de las organizaciones feministas que trabaja por revertir esta situacin es Kua Roga (Casa de la Mujer), constituida en octubre de 1998 en la ciudad de Encarnacin (Itapa). Trata de promover la participacin poltica de mujeres y jvenes, los derechos sexuales y reproductivos, hacer frente a la violencia machista y desarrollar la comunicacin alternativa. Tras 18 aos de actividad, Kua Roga firm el pasado 14 de abril un convenio de cooperacin con la municipalidad de Encarnacin (capital de Itapa) para favorecer la igualdad de oportunidades en las polticas locales. En 2016 est prevista la realizacin de programas de radio en los departamentos de Itapa, Misiones y eembuc, como parte de la formacin en vocera y comunicacin desplegada en enero y marzo. El programa Red de Mujeres del Sur, igualdad en accin ha empezado a emitirse en la ciudad de Santa Rosa (Misiones) por Radio Sanguri (90.7 FM). En colaboracin con el Sistema Nacional de Formacin y Capacitacin Laboral, Kua Roga tambin desarrolla talleres dirigidos a comits productivos de mujeres en Encarnacin y Pilar (eembuc). En 2015 la organizacin feminista impuls la Red de Mujeres del Sur (Kuanguera Joaju Surgua) con el apoyo de la Asociacin de Investigacin y Especializacin sobre Temas Iberoamericanos (AIETI) y la financiacin de la Agencia Espaola de Cooperacin Internacional para el Desarrollo (AECID). El proyecto ms destacado es la construccin de una Agenda por los Derechos de las Mujeres, que surge de 23 encuentros con mujeres en los municipios de eembuc, Itapa y Misiones, otras tres reuniones departamentales y una regional en diciembre de 2015, en la que participaron ms de mil mujeres.

En el mundo rural, se mantiene la brecha de gnero. Las mujeres productoras se localizan en las fincas con menos hectreas y tienen menor acceso a la asistencia tcnica y a los crditos. Un estudio de 2008 citado en el informe de ONU-Mujeres destaca, a partir de los datos del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (INDERT), que en los 62 aos de existencia de esta institucin las mujeres recibieron el 13,6% de las tierras fiscales, mientras que a los hombres les correspondi el 86,3%. Tras las elecciones generales de 2013 en Paraguay, las mujeres electas en el Congreso (diputadas y senadoras) fueron el 17,5%. A slo tres mujeres (25%) se les asign la responsabilidad ministerial. Por otro lado, la primera Encuesta sobre Violencia Intrafamiliar basada en Gnero, elaborada en 2013 por el Ministerio de la Mujer, informa de que el 4,7% de las mujeres ha sufrido alguna agresin fsica y el 20,8% de tipo psicolgico. En cuanto al tipo de agresin, ms de un tercio de las mujeres (33,5%) apuntan que sta fue grave o muy grave. El 69,7% de las personas agredidas fisicamente y el 88,5% de las vctimas de violencia psicolgica no denunciaron los hechos.

A finales de mayo Kua Roga y la Red de Mujeres del Sur rechazaron pblicamente las amenazas recibidas por la intendenta del municipio Leandro Oviedo (Itapa), Del Pilar Vzquez Cabrera, quien antes de desempear este cargo fue presidenta de la Junta Municipal. En una de las ltimas amenazas se le advirti que iba a recibir 50 balazos. En 2007 y 2013 desconocidos dispararon y dieron muerte a otros dos intendentes del mismo municipio, scar Tito y Wilfrido Ocampos Bentez. Las organizaciones feministas pidieron al Ministerio Pblico y a la Polica Nacional medidas de proteccin para la amenazada y su familia, que consideran necesarias en zonas donde se han instalado el sicariato y los grupos mafiosos. En enero de 2016 tambin denunciaron el asesinato de una adolescente criadita, vctima de los golpes del supuesto cuidador. En Paraguay existen aproximadamente 47.000 nios en situacin de criadazgo, figura que afecta al 2,5% del total de nios y adolescentes del pas. El comunicado emplaza al Estado paraguayo a una investigacin de las condiciones en que viva la nia criadita en la casa donde result asesinada. Adems del estado, tambin llama la atencin a las iglesias, calladas ante los casos de feminicidios que matan de dolor a las mujeres, en su mayora pobres.

Trabajadora social de 47 aos, militante feminista y agroecolgica desde 1996 y actualmente en Kua Roga, Cipriana Bogarn ha participado en un acto organizado por CEDSALA-Pas Valenci. Destaca su amplia experiencia en medios comunitarios. Particip durante 14 aos en Radio Ka'Aguy Ne'E, emisora educativa y comunitaria de Itapa que desde 1996 apoya la labor del Centro de Educacin, Capacitacin y Tecnologa Campesina (CECTEC). Tambin colabor un ao en Radio Candela, promovida por Kua Roga, que comenz su actividad en 2002 a partir de una experiencia de comunicacin popular en la comunidad de Ita Paso (Encarnacin). Hay una persecucin a los medios comunitarios en Paraguay, apunta. Tampoco contamos una legislacin que permita avanzar en la comunicacin alternativa.

Resume el panorama una nota suscrita hace menos de un mes por las organizaciones Cigarra, Democratizacin de la Informacin-Demoinfo (que incluye entre otras a Voces Paraguay), E'A y RTV titulado Rechazamos el creciente hostigamiento contra las voces disidentes. Hacen referencia a la arbitraria detencin el pasado 25 de mayo del secretario general del Sindicato de Periodistas de Paraguay (SPP), Santiago Ortiz, supuestamente por no llevar la documentacin. No es un hecho casual ni fortuito, critican las organizaciones, ya que Ortiz tambin fue vctima de una agresin policial durante la cobertura de una manifestacin de docentes en 2014. A la violencia directa, informa el comunicado, se agrega el recrudecimiento de la persecucin contra las radios comunitarias, con el decomiso de los equipos y la imputacin de sus directivos. Los cuatro colectivos sealan que la detencin arbitraria, agresin y asesinato de periodistas en la era democrtica ha registrado su pico ms alto durante el periodo de gobierno de Horacio Cartes. En poco ms de un ao, constatan, Cartes adquiri 11 medios, lo que ha agravado el proceso de concentracin que existe en Paraguay. Adems se subrayan los problemas de autocensura, despidos y precariedad del trabajo periodstico.

Cipriana Bogarn destaca que uno de los dficit de las radios comunitarias es el escaso impacto: Operamos en pequeos mbitos y llegamos a poca gente, tambin disponemos de escasa capacidad para producir contenidos. La activista no rehsa el debate entre periodistas y comunicadores populares: A veces los profesionales de los medios comerciales se la creen mucho; parece que para ser alguien en la comunicacin tengas que pasar por la universidad. Sin embargo, hay comunicadores que son referentes en sus organizaciones -o mujeres lderes- que luchan en su entorno y se capacitan para difundir aquello que sucede. Con 15 aos de experiencia en radios de base, Cipriana Bogarn se form con el comunicador y capacitador radiofnico Jos Ignacio Lpez Vigil. Considera que antes de ponerse delante de un micrfono, "hay que prepararse y organizar el programa, adems, el comunicador tiene que contribuir mediante los contenidos a la reflexin y la toma de postura; los periodistas dicen siempre que se trata de ser objetivos, pero imagnate una situacin de injusticia en una comunidad.... Nosotros tambin producimos informacin, acompaamos y hacemos seguimiento de las luchas". Por ltimo, tcnicamente, "la comunicacin alternativa tendra que ser igual que el periodismo".

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter