Portada :: Opinin :: Ctedra Che Guevara-Amauta
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-10-2005

Che y la tica del hombre nuevo

Juan Jos Apolinaire Pennini


No se puede escribir sobre el Comandante CHE Guevara de forma complicada y retorcida, ya que el fue en cada uno de sus actos un hombre sencillo, directo y sin dobleces. Ser el mismo quien escriba en esta ocasin para traer a nuestras conciencias, como motivacin central, la tica, la moral que concibi para el hombre nuevo.

No necesitamos explicar el concepto de tica del hombre nuevo; no obstante queremos sintetizar que mantener una conducta de moral elevada ante la vida, significa no solo cumplir con las normas jurdicas, reglamentos y leyes escritas que rigen el momento y lugar histrico que nos ha tocado vivir, sino que, por encima de este importante aspecto, entendemos como moral del hombre nuevo, por un lado, evitar que cualquier acto de nuestra vida diaria que pueda retrasar o frenar el desarrollo socialista de la sociedad y por otro lado es hacer cada da, con nuestra actitud, todo el sacrificio y el esfuerzo necesario para impulsar y acelerar la toma del poder por la clase obrera, derrotando a la burguesa y sus ideas retrogradas.

CHE que ha sido ejemplo a seguir en mltiples facetas de su vida, es sin duda, el smbolo, la concretizacin universal del hombre nuevo y de su moral.

Y as lo vemos, casi un adolescente en una frgil balsa de madera, sobre las aguas caudalosas del ro Amazonas.

Algo haba en su carcter que en vez de buscar la comodidad de su extraccin de clase le brindaba, rompa los patrones burgueses ,despreciaba la vida cmoda, facilista, los placeres de la ciudad, las tentaciones de la oferta del consumismo capitalista.

Recorre el continente Latino Americano para conocer, investigar y vivir la miseria del hombre nativo, a quien el colonialismo y las republicas mediatizadas, le haban robado durante siglos sus riquezas, su tierra, su dignidad y su salud.

Y ese joven, el aun estudiante de medicina Ernesto Guevara, cuando hace un alto para practicar su vocacin medica, no se dirige a una clnica privada donde se atienden los privilegiados del Per; practica en un Leprosorio, smbolo mximo de miseria sanitaria, de la mezquindad econmica de los gobiernos y de la discriminacin inhumana del sistema dominante.

Y de esa fugaz practica no solo la realiza con la curiosidad del investigador, del cientfico, sino que la comparte con los enfermos, hablando con ellos de sus pequeos-grandes problemas, es decir poniendo en sus actos todo el sentido humano que encierra el concepto de trabajador de la salud hizo mas por los leprosos su cario, su trato amable y afectuoso que todas las drogas de dudosa eficacia que se utilizaban contra esa terrible enfermedad!.

Ya el joven Ernesto Guevara estaba dando una muy alta leccin de moral de hombre nuevo!.

Cuando pocos aos despus se grada de medico, no corre con su titulo universitario a poner una consulta privada, a cambiarla como si fuera un cheque en blanco para cobrar as del dolor humano, sus treinta monedas. Otra vez rompe el esquema preconcebido y se lanza por el sendero Americano para hacer la cura gigantesca de sus males seculares, pero ya este adulto joven que era el Dr. Guevara lleva, adems de los conocimientos propios de su profesin, la clara concepcin de que, para lograr un cambio verdadero de la estructura social capitalista, la va necesaria, casi inevitable, era la lucha armada.

Anque era clnico de enfermedades del trax como medico, ya a esa altura de su corta pero intensa trayectoria, haba elegido la ciruga como teraputica para los males que aquejaban al desposedo, al obrero, al campesino.

En esos momentos sabia que el hambre, la prostitucion, la incultura, el racismo, el desempleo, el analfabetismo, la desnutricin eran solo los sntomas y signos visibles de un cncer mas terrible que roa el cuerpo moribundo de la sociedad; solo operando contra la causa, el capitalismo, tendran solucin el resto de las miserias humanas.

A partir de este momento todos sus actos estarn dirigidos hacia la consecucin de ese ideal.

Alejamiento de sus familiares, de sus amistades, entrega total, desprecio absoluto hacia los objetos materiales que no sirvieran para estos fines, rigor extremo contra sus propias flaquezas, ejercitando su voluntad, sin permitirse claudicar en el mas mnimo detalle.

Y en esa bsqueda encuentra en Mxico un grupo de hombres con sus mismos ideales y entre estos a Fidel Castro Ruz.

Su voluntad de hierro y su claro ideal libertario es depositado en esa otra personalidad extraordinaria, con sencillez, sin poses, naciendo de este encuentro entre titanes de de la revolucin social una amistad surgida no por sentimentalismos pequeo-burgueses sino por su total coincidencia de principios, de moral de hombres nuevos.

Otro cualquiera, mas pagado de si mismo, hubiera intentado crear otros grupos para ser el su mximo lder. La historia nos muestra ejemplos de hombres tericamente bien encaminados que, por vanidad, inmodestia y autosuficiencia, fraccionaron movimientos revolucionarios, minimizando su fuerza antes del triunfo o ayudando indirectamente al enemigo despus de la toma del poder y lo que es peor desgastando estrilmente el esfuerzo y cobrando vidas del pueblo.

Ese fue otro gran ejemplo de tica del hombre nuevo que mantuvo el CHE durante toda la guerra libertaria en Cuba y despus del triunfo.

Durante ese brillante periodo de su vida CHE fue tambin un smbolo del pueblo Cubano ante la humanidad. Su sencillez, honestidad, valor, compaerismo y sentido de la justicia, ha sido proverbial y son miles las ancdotas que nuestro pueblo atesora y que se han convertido en parte del acervo cultural y de la manera de ser del Cubano.

En su rica incursin en la economa-poltica del socialismo tambin el CHE era consecuente con su idea de moral y deca, y citoel socialismo sin moral comunista no me interesa. Luchamos contra la miseria, pero al mismo tiempo luchamos contra la alineacin. Uno de los objetivos fundamentales del Marxismo es hacer desaparecer el inters, el factor inters individual y luchar por las motivaciones psicolgicas fin de la cita.

Fidel se ha referido reiteradamente a la importancia del pensamiento econmico del CHE y creo yo que gran parte de la rectificacin de los errores, de los gobiernos que aceptan o aceptaran el socialismo como va de desarrollo social, consiste en esencia en la aplicacin del concepto de que el socialismo es un fenmeno de conciencia y no solamente un fenmeno de produccin.

Y un da ante el asombro repetido de los mediocres, de quienes crean que, ahora si, el CHE haba colmado su vocacin de libertador, que rodeado del afecto y respeto de su pueblo Cubano y de su familia, feliz en la gigantesca tarea de constructor del socialismo, orgulloso por sus bien ganados cargos de comandante, de ministro y de militante Cubano, satisfecho y honrado por la amistad de Fidel, amistad demostrada en su infinita continuidad cuando en la carta de despedida que despus escribi si me llega la hora definitiva bajo otros cielos, mi ultimo pensamiento ser para este pueblo y especialmente para ti

Nuevamente, ese hombre, parte a otras tierras del mundo a luchar y a cumplir su palabra empeada aos atrs, cuando ante el pleno de las Naciones Unidas respondi a un asalariado el Imperialismo diciendoy en el momento que fuera necesario estara dispuesto a entregar mi vida por la liberacin de cualquiera de los pases de Latinoamrica, sin pedirle nada a nadie, sin exigir nada, si explotar a nadie

Acaso en estas palabras que el llev a la realidad y hasta las ultimas consecuencias no esta sintetizada la lnea de principios de la que llamamos tica del hombre nuevo?.

Ese es el ejemplo de moral del CHE legado a las nuevas generaciones y por eso debemos imitarlo ante las dificultades diarias, los inconvenientes, molestias y esfuerzos que debemos hacer para sobrevivir a la guerra a muerte que nos impone el Imperio con sus polticas neoliberales.

Tengamos hoy, a 38 aos de su cada en combate en Bolivia, presentes la vida del CHE, su amor por el desposedo, su pasin revolucionaria, su disciplina inflexible y su entrega total a la lucha contra el imperialismo.

Los enemigos de los pueblos sufrieron una nueva derrota estratgica

Mataron su cuerpo y eternizaron sus ideas sobre la moral del hombre nuevo!

Cienfuegos, Cuba, 9 de Octubre del 2005.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter