Portada :: Mentiras y medios :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-07-2016

La construccin de los discursos mediticos como guiones seriales

Martn Rego Fernndez
Rebelin


Para desgracia ma y en cierta parte gracias a mis instintos masoquistas, todo hay que decirlo, me tragu el programa de Pablo Motos donde hace poco entrevist al presidente en funciones Mariano Rajoy, ya no tanto por ver la seria entrevista de corte inquisitorial realizada, ms bien por intentar comprender cul es el afn de realizar una entrevista donde lo que se busca es la complacencia del entrevistado, lavarle la cara y de paso rejuvenecerlo de cara a la segunda vuelta de unas elecciones generales que cada que se suceden huelen ms y ms a la podredumbre de los programas sensacionalistas tpicos de Telecinco.

Del mismo modo, no puedo dejar de pensar en el captulo final de una serie que sigo, que no es otra que Orange is the new black; sta trata el tema penal femenino desde una perspectiva cmica-dramtica. La cuestin de mi observacin es la muerte de una de las protagonistas, al final del captulo 12 de la temporada 4, sta se nos va presentando como una muchacha joven, culta, guapa, de una familia acomodada, instruida en 3 idiomas, a fin de cuentas una persona de clase acomodada que comparte las caractersticas societalmente aceptadas y valoradas, que por portar la nfima cantidad de apenas 15 gramos de marihuana es condenada a llevar una estada X en una crcel de mnima seguridad. Desde esta perspectiva, el espectador va acercndose cada vez ms a esta personaje al llegar a considerarla, asumiendo el discurso y la construccin hecha de ella a lo largo de la serie, como una igual o al menos que podra ser cercana a la realidad de cada quien. Por ello en el momento de su muerte, que no es otra cosa que un homicidio, la pena y la tristeza afloran.

He ah la cuestin. Al morir esta protagonista, con toda la construccin hecha de ella, la pena se cierne sobre nosotros.

Pero, y si en su lugar hubiese muerte una de las otras reclusas X, de las cuales no se sabe ni nombre ni historia, tan solo que existen porque ocupan un espacio en la institucin carcelaria. Seguramente no nos habra aportada nada, quiz expectacin por ver la reaccin de sus compaeras pero dudo que fuese ms all. Del otro lado, si la muerta fuese una de las otras personas que no han gozado de tan buen perfil en la construccin de su personaje, es decir, construidas bajo el paradigma culpabilizador imperante, donde la personaje muerta suma un conjunto de caractersticas que la hacen pertenecer a los otros, de clase trabajadora, adicta a determinadas drogas que no gozan de status como podra ser el crack, poseedora de estigmas, con un fsico que no concuerda con los patrones establecidos, con un nivel econmico bajo y que aun por encima su condena tiene que ver con algn prejuicio social; en suma, desvalorizada e infravalorada por no poder permitirse pertenecer a lo construido como correcto pero aun as conocida a lo largo de la serie. La pena y tristeza por la muerte de sta prevalecera? Quiz la pena podra surgir pero en comparacin con la otra personaje, ms querida, sera apenas una pizca. La empata que podramos tener con ella sera, con mucho, menor; ya que, y creo que es lo importante a subrayar, para una parte de las personas espectadoras de dicha serie se nos ha presentado como ajena a nosotras, o al menos se ha intentado presentarla de esta manera.

He ah el gran poder y victoria de los discursos y de la comunicacin comercial y hegemnica en general. Lograr establecer a las espectadoras desde una posicin pasiva y receptiva, donde no puedan contribuir a la construccin de los discursos masivos y as predisponer la absorcin cual esponja la informacin vertida sobre ellas.

El ejemplo ms claro y ms a mano, debido a la 2 vuelta de las elecciones generales, y tras los resultados cosechados el 26J, lo tenemos con el trato de los medios de comunicacin masiva con el Partido Popular y con Unidas Podemos, aparte de lo cansino y recurrente del tema de Venezuela, ETA y dems clichs mediticos para demonizar e intentar, con xito en algunos casos, atemorizar y shockear a quien mame dicho discurso.

A Unidas Podemos se las ha criminalizado de todas las formas y con todos los medios posibles, se las ha construido desde una perspectiva culpabilizadora, acusndolas de mil vilezas, hostigando con discursos falaces y sin fundamento a las personas que forman su opinin gracias a estos mismos medios y por ende cayendo en ellos. Los medios masivos de comunicacin, con excepcin de algn discurso aislado en este mar tormentoso, han demostrado ser los legtimos heraldos del periodismo sectario, oportunista y sin fiabilidad que por desgracia es el que est impregnado a ellos como un cncer, y por ende, en la sociedad espaola.

Al PP en cambio se le ha intentado, por todos los medios a disposicin, lavar la cara para presentarlo como la solucin y salvacin de los problemas en Espaa, construyendo a dicho partido desde el miedo y la aceptacin de que es la normalidad, estabilidad y lo mejor para el conjunto de las personas en dicho pas. Goza esta perspectiva de una visin demasiado amable para una organizacin que cada da que pasa y que con cada noticia que sale a luz se asemeja ms a una organizacin criminal. El ltimo ejemplo, sin necesidad de recurrir a la maltrecha TVE, fue el seor Pablo Motos y su partidista entrevista.

Aqu tenemos entonces, delimitada y clara, la labor de la mayora de medios masivos que al emplear su discurso, parecen guionistas de una serie televisiva, construyen lo sealado desde varias perspectivas, que de una forma u otra van calando en las personas y la sociedad, por lo tanto, en los discursos empleados por cada una de nosotras.

Por todo lo dicho, suscribo las sabias palabras proferidas por Macolm X:   Si no estais prevenidos ante los medios de comunicacin, os harn amar al opresor y odiar al oprimido".


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter