Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-07-2016

Candidez de los palestinos en la farsa turca?

Bruno Guigue
Oumma

Traducido del francs para Rebelin por Caty R.


De la realineacin turca, que al fin y al cabo no es ms que una vuelta a la situacin que prevaleca hasta 2010, Israel consigue dividendos considerables tanto en el plano simblico, porque un gran pas musulmn le tiende la mano por casi nada, como en el plano econmico, ya que dicho pas le ofrece en bandeja de plata el mercado europeo de los hidrocarburos.

Mavi Marmara

Anunciada en Roma el 27 de junio, la reconciliacin entre Israel y Turqua parece llenar de jbilo a numerosos comentaristas. Manifiestamente encantados no ocultan su alegra al ver a la potencia regional romper su aislamiento y alcanzar un papel a medida en beneficio, dicen, de un arreglo del conflicto israel-palestino. Pero la luna de miel entre Tel Aviv y Ankara engendra serias desilusiones que parecen escaprseles.

Obviamente Estados Unidos es el principal beneficiario de este vuelta de Ankara al redil asumiendo la agenda estadounidense. Al acabar con la querella entre sus dos aliados, el acuerdo vuelve a anudar los hilos de la red meticulosamente lanzada por Washington sobre la regin. Acaba con la anomala de los ltimos seis aos en la que la principal fortaleza de la OTAN y el apndice colonial de Occidente saboreaban las delicias de una competicin que, aunque mantenida en el terreno verbal, no era menos nociva para los intereses de la potencia dominante.

Segn la doctrina leading from behind (dirigir desde atrs, N. de T.), Estados Unidos consiente en subcontratar a sus representantes en la regin el mantenimiento de una hegemona convirtindose en administrador de sus medios militares. Pero adems exige a sus afiliados un mnimo de cohesin frente a las fuerzas del mal. Ya es un hecho. Como pago de su realineacin Erdogan solo ha conseguido una indemnizacin econmica para las familias de las diez vctimas del Mavi Marmara. Cuando pensamos en las diatribas proferidas por Ankara contra la barbarie israel desde 2010 se puede decir que a Israel le salieron baratos los disparos.

Para Tel Aviv la operacin es triplemente beneficiosa. Con la eliminacin del contencioso, Turqua no solo se reintegra a la normalidad atlantista de la pax americana, sino que adems ofrece al ocupante israel la ocasin de rehacerse una virginidad islmica. Afectada de repente de parlisis, la retrica vengativa de Ankara contra el ocupante se ha transformado milagrosamente en lo contrario. Se acabaron los anatemas en los que Erdogan se sofocaba de indignacin ante los crmenes sionistas! Ahora los sustituye por calmados discursos sobre la paz y la cooperacin.

Pero sobre todo los negocios! En Roma no han dejado de brillar las perspectivas radiantes que ofrecen los yacimientos de gas situados en el Mediterrneo oriental, en las aguas territoriales de la Palestina ocupada, de cuyo enorme potencial Israel pretende apropiarse. Con el fin de asegurar a esa produccin de gas salidas europeas generadoras de beneficios vertiginosos, Turqua constituye una puerta insoslayable, tanto ms cuando su ruptura con Rusia incluso la ha privado de su fuente de aprovisionamiento habitual.

De esta realineacin turca, que al fin y al cabo no es ms que una vuelta a la situacin que prevaleca hasta 2010, Israel consigue dividendos considerables tanto en el plano simblico, porque un gran pas musulmn le tiende la mano por casi nada, como en el plano econmico, ya que dicho pas le ofrece en bandeja de plata el mercado europeo de los hidrocarburos. Y adems podra conseguir los dividendos polticos de la domesticacin de la resistencia palestina, para la que Ankara pretende proporcionar los medios.

En efecto, en las negociaciones Turqua exigi como contrapartida el levantamiento del bloqueo israel a Gaza. Al presentar esta fbula destinada a hacer tragar a los palestinos la pldora de la normalizacin con el ocupante, Turqua centr su comunicacin en la dimensin del futuro acuerdo. Pero cuando el socio israel la pulveriz en pleno vuelo en la fase final de las negociaciones Turqua claudic.

En esta secuencia es donde intervino la direccin de Hams. Sin duda la organizacin nunca crey esa quimera, pero tena que disimular para no ofender al protector turco hacia el cual la afinidad ideolgica y el miedo al aislamiento le empujaron desde la ruptura con Damasco. En la organizacin palestina la tendencia al compromiso prevalece sobre la tendencia de inspiracin iran, reacia a las intrigas cuyo beneficio para la resistencia es inexistente. Cortando en seco desde Doha, finalmente Khaled Mechaal comunic su comprensin de la poltica turca y Hams enterr la ilusin del levantamiento del bloqueo.

A falta de conseguir lo esencial Ankara ha prometido el establecimiento de un dispositivo que constituye la nica novedad del acuerdo israel-turco. Turqua financiar a Gaza la construccin de un puerto, un hospital y una central elctrica y enviar ayuda humanitaria masiva a travs del puerto israel de Ashdod. Impotente para conseguir el levantamiento del bloqueo sionista Turqua ofrece, bajo control del ocupante, compensaciones materiales a los palestinos de Gaza. Obviamente esta iniciativa a favor de la poblacin civil se pagara con la orden a la resistencia armada de detener sus operaciones. En un proceso que resume los Acuerdos de Oslo reducidos- Turqua se brinda a engatusar a Hams como las potencias occidentales acabaron domesticando a la OLP?

Bruno Guigue, en la actualidad profesor de Filosofa, es titulado en Geopoltica por la cole National dAdministration (ENA), ensayista y autor de los siguientes libros: Aux origines du conflit isralo-arabe, LEconomie solidaire, Faut-il brler Lnine?, Proche-Orient: la guerre des mots y Les raisons de lesclavage, todos publicados por LHarmattan.

Fuente: http://oumma.com/223269/palestiniens-dindons-de-farce-turque

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin como fuente de la traduccin.

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter