Portada :: Ecologa social :: El genocidio industrial del amianto
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-07-2016

La lupa sobre la toga (VI)

Paco Bez
Rebelin


Procederemos aqu al anlisis crtico de la resolucin judicial STSJ PV 1085/1998, relativa al reconocimiento como enfermedad profesional de un caso de mesotelioma, padecido por un trabajador de una industria en la que se manej amianto, siendo el ponente de la sentencia el magistrado JUAN CARLOS ITURRI GARATE.

Procederemos seguidamente a reproducir los prrafos imprescindibles para poder facilitar la comprensin de lo narrado en el susodicho texto legal, intercalando los cometarios que por nuestra parte hemos considerado oportunos.

Incoado expediente de invalidez, este fue tramitado con el n 96/510660, bajo la contingencia de enfermedad comn. El 18-10-96 la Unidad de Valoracin Mdica de Incapacidades emiti dictamen, y tras realizarse por la C.E.I. la propuesta correspondiente, dict resolucin la Direccin Provincial del INSS el 11-11-96 denegando la solicitud por no alcanzar las lesiones que padece un grado suficiente de disminucin de su capacidad laboral, para ser constitutivas de una invalidez permanente, y ello tomando en consideracin los siguientes menoscabos: Tumor fibrosis pleural maligno. Mesetelioma estadio I (Tumor pleural).- que precis de reseccin quirrgica en Junio-95 y radioterapia complementaria.

Tranquilo, amigo lector. No. No est alucinando. Es tal cual. Un padecimiento maligno, incurable, que se caracteriza por su extremada agresividad, determinante, en la prctica totalidad de los casos, de un deceso apenas demorado a partir del fatdico diagnstico, no representaba, por lo que se ve, un grado suficiente de disminucin de la capacidad laboral, para ser acreedor de una invalidez permanente. Para el INSS, por lo que se ve, el demandante habra de exhibir vitalidad suficiente como para poder asistir, sin auxilio ajeno, a su propio entierro, cual zombi estajanovista.

El actor no desempe funciones de montaje de reductores, siendo stas las nicas que tenan una pieza (ferodo) que antiguamente contena amianto.

En la empresa demandada se utilizaron discos de peso que contenan amianto hasta el ao 1990. Dichos discos no se fabricaban en la empresa, adquirindose de otra empresa llamada Automotire Products Ibrica S.A., incorporndose directamente a la cadena de montaje, sin que se procediera a realizar ningn tipo de operacin de fabricacin sobre el mismo en la empresa. A partir de 1.990, los discos de freno utilizados no contenan fibras de amianto. El techo de la nave posee placas de amianto.

Aqu habremos de remitirnos a lo manifestado por nuestra parte en diversos escritos anteriores nuestros, en el sentido de que en los centros de trabajo en los que se manipul amianto, los puestos de trabajos sujetos a riesgo por mesotelioma, lo son todos, habida cuenta, por una parte, de que para desencadenar dicha patologa maligna, y tal y como lo evidencian abundantes estudios experimentales y epidemiolgicos, bastan dosis dbiles, y/o exposiciones breves, espordicas, e incluso puntuales y nicas. Y por otra parte, que a causa de ello, y para exposiciones ambientales, no laborales, de intensidad indudablemente mucho ms reducidas, a extramuros del permetro del centro de trabajo, foco de la polucin industrial por asbesto, los estudios epidemiolgicos arrojan tasas de incidencia netamente superiores a la correspondiente de fondo, existente en la zona geogrfica o pas concernidos, en un radio expresable incluso en decenas de kilmetros, mostrando un gradiente de dilucin, en concordancia con la direccin de vientos predominantes, y afectando incluso a los animales domsticos residentes en el entorno, y para los cuales, evidentemente, no puede serles atribuida ninguna suerte de hipottica exposicin laboral no considerada.

Si todo eso es as, con mayor motivo ha de atribursele a la propia exposicin laboral, dentro del permetro del centro de trabajo, suficiente intensidad, cualquiera que sea el puesto de trabajo considerado, como para ponderar como plausible la etiologa por exposicin laboral al asbesto. Para el mesotelioma, los puestos de trabajo sujetos a riesgo, lo son todos. En consecuencia, las disquisiciones bizantinas acerca de si tal o cual puesto de trabajo haya de ser considerado como con riesgo por amianto o en contacto con el amianto, han de ser consideradas como irrelevantes. Podrn evidenciar, en todo caso, un mayor grado de exposicin, pero la ausencia de tal asignacin, en modo alguno debe de ser indicativo de una exclusin del riesgo referido al mesotelioma.

La bibliografa mdica que avala tales afirmaciones nuestras, puede ser accedida a travs del siguiente enlace:

https://www.dropbox.com/s/inm5luk1bko542f/Bibliograf%C3%ADa%20sobre%20mesotelioma.doc?dl=0

En concreto, debiera de haberse acreditado qu grado de exposicin produce la enfermedad, y que aquella distancia al techo o los residuos de aquellas piezas incidieron, extremos stos que ni acredit entonces ni acredita ahora.

Lo que la ciencia mdica, a travs de ms de cincuenta aos de intensa y afanosa investigacin (desde 1959), no ha sido capaz de poder establecer, puesto que no existe nivel alguno de exposicin al asbesto, por debajo de cual pueda asegurarse que el riesgo de adquirir un mesotelioma es nulo o socialmente aceptable, aqu, en esta infumable sentencia, se seala como requisito imprescindible para que el demandante pueda ver atendida su pretensin de indemnizacin prricamente compensatoria del inmenso dao sufrido.

Aadir, por ltimo, que el Magistrado en el fundamento de Derecho segundo seala: 1. Que la exposicin continuada al amianto y el desarrollo del mesotelioma pleural pueden tener cierta relacin, pero que dicha relacin tan solo puede ser un factor condicionante en el desarrollo de la enfermedad. 2. Que el actor no ha tenido exposicin continuada alguna, pues nunca trabaj en el montaje de piezas reductoras, que era donde hasta en el ao 1.990 se inclua aquella pieza que tena amianto y que si bien es cierto que el riesgo no solo se limita a las personas que materialmente manejan el producto, en todo caso, se precisa una exposicin siquiera sea moderada, considerando que de la prueba practicada se ha de entender que tampoco este supuesto se dio en el caso del actor.

Lo de la exposicin continuada, ya qued suficientemente rebatido, a la vista de lo expresado por los expertos, en diversos de los trabajos incluidos en la bibliografa cuyo enlace de acceso a la misma ya hemos facilitado. Otro tanto cabe decir, asimismo, por la que atae a la exposicin siquiera sea moderada.

Lo de factor condicionante, en el sentido restrictivo ah empleado, es una completa falacia, habida cuenta de que, en la prctica, es el amianto el nico y exclusivo factor etiolgico, si exceptuamos situaciones bastante exticas, como han podido ser, en casos muy concretos y localizados; en el pasado, con la medicacin con thototrast, o en cualquier momento, por la exposicin a la erionita de Capadocia o de Mxico, etc., etc. No son el caso, evidentemente, de los espaoles expuestos a la contaminacin laboral por amianto.

Es francamente muy difcil asumir que todo esto pueda ser afirmado con sinceridad por el susodicho Magistrado, de incurable estrabismo dextrgiro; esto es, creyendo l, que, efectivamente, todo lo que afirma es as, tal y como l lo viene a relatar, y ello lo decimos, porque no alcanzamos a vislumbrar en qu fundamento cientfico haya podido, hipotticamente, haberse apoyado para afirmarlo. En el del consenso generalizado entre la comunidad cientfica a nivel mundial, desde luego que no.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter