Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-07-2016

Los perdedores

Ramn Reig
Rebelin


Jos Mara Gonzlez, alcalde de Cdiz por Podemos, le dirige una carta a Antonio Sanz (PP), delegado del gobierno en Andaluca, para replicarle a unas declaraciones del pepero donde ste afirmaba que Gonzlez era un perdedor. El alcalde mediante un texto bien escrito, claro, contundente y a la vez enternecedor- afirmaba que se reconoca en esa palabra, perdedor, por sus circunstancias vitales y las de su familia y que mientras Sanz llevaba veintids aos en poltica, l en unos ocho haba llegado a ser alcalde (http://iniciativadebate.org/2016/07/05/el-alcalde-de-cadiz-responde-senores-del-pp-si-soy-un-perdedor/).

Lo de perdedor y triunfador ha rebasado las pantallas de pelculas y series estadounidenses para instalarse en la sociedad espaola y europea y esto no ha hecho ms que empezar, es la marcha irremediable hacia la Europa agringada si es que un imprevisto no detiene este despropsito de imitar al pas ms violento que ha habido sobre el planeta (recurdese la postura reciente de Bush ante el engao sobre la invasin de Irak), ahora encabezado por un presidente de raza negra que, a pesar de llevar dos legislaturas en el poder, tiene que salir corriendo desde Espaa hacia USA porque no es capaz de mejorar al contrario, han empeorado- las condiciones que llevan a las matanzas de sus correligionarios de raza a manos de una polica que chate a temblar si te detiene por cualquier asunto a menos que tengas dinero para abogados, es decir, a menos que seas un triunfador.

Las veces que me he encontrado en suelo USA no me he sentido seguro ni agusto. Separo a las magnficas personas y amigos que tengo all, de su rgimen pseudodemocrtico (algunos de mis colegas americanos lo critican tan fuertemente que he tenido yo que salir a matizar sus anlisis en alguna ocasin). En los aeropuertos, no es raro contemplar a los peores policas de todos: algunos de los conversos hispanos que, supongo, se considerarn triunfadores por ser policas USA mientras que los habitantes de sus pases de origen son fracasados. Estos sujetos (mujeres y hombres) tratan a la gente con desprecio y prepotencia. Aunque el procedimiento se ha extendido ya a otros pases, hace bastantes aos que en USA eres culpable mientras no se demuestre lo contrario. Nada ms llegar al pas, te fichan y entras a formar parte de una gran base de datos.

Cierto que quienes tenemos la conciencia tranquila nada debemos temer en principio- pero fastidia bastante esta conducta ya que por mucho que uno comprenda que ellos miran por su seguridad (lo que no hace Europa con los ciudadanos USA pero s con los latinoamericanos, empezando por Espaa, qu vergenza de pas) tambin es cierto que lo de las Torres Gemelas y todo el caos actual del terrorismo islmico es, en buena parte, consecuencia de la histrica actuacin brbara de EEUU.

Dicho esto, hay que dejar ms claro este asunto de Gonzlez y Sanz. Primero, con todos sus defectos, yo soy de mi cultura, es decir, de USA y de Europa pero eso no me impide llamar a las cosas por lo que creo que son sus nombres. Sin embargo, mi cultura es la occidental y USA es una derivacin europea. Hace mucho tiempo que estoy cansado de esa mentalidad que se ha instalado en ciertos segmentos supuestamente progresistas de la sociedad occidental que consiste en condenar todo lo propio y ensalzar lo dems, compadecer al pobre en plan religioso y hacerle el trabajo al enemigo. Reconocer los defectos de mi cultura no supone colocarme al lado de un discurso que puede destruirla y que la est destruyendo, junto al discurso mercantilista neoliberal. Por tanto, la crtica es interior pero sin alinearme con el exterior que es peor an que la basura de mi casa.

Segundo, siguiendo con el lenguaje al uso, Gonzlez es un perdedor, cierto. Pero Sanz tambin y por partida doble. A Gonzlez le pueden decir algunos de sus correligionarios ideolgicos que ya est bien de perder, que ya est bien de debatir y debatir, de esa dialctica fantasiosa de los movimientos que se alzan desde las bases para cambiar el mundo.

Podemos se est preguntando por qu ha perdido tantos votos en 2016 y se plantea varias hiptesis cuando no hay ms que una razn: los comunistas de IU y otros electores similares o han votado a otros o se han quedado en casa antes que apoyar a esa macedonia de frutas llamada UP, el voto de UP es un voto golondrina, una estrategia para perdedores y la izquierda se debera plantear de una vez por qu pierde siempre en lugar de decir soy un perdedor y a mucha honra. Pero, qu dice usted, hombre? Eso para una novela, no para una realidad donde millones den personas estn aplastadas por los otros perdedores que ganan.

Ganan pero no triunfan, vencen pero no convencen, siembran confusin y resignacin y eso es la muerte psquica del humano. Antonio Sanz es un perdedor doble. En primer lugar, representa a una clase hegemnica espaola atascada en el rancio nacionalismo castellano, en el pas de Santiago y cierra Espaa, incapaz de colocarse a la altura de sus colegas de clase europeos por miedo a la libertad, tradicional en las lites espaolas, siempre debajo de las clmides y de los sables militares ms conservadores de lo que otros de sus paisanos han dejado ya para los museos de la Historia.

En segundo lugar, es un paradigma fsico de un sistema en crisis estructural, el mercado, que tiene la suerte de no enfrentarse a un contrapoder mayor que el suyo y por eso gana pero no triunfa, es un sistema perdedor porque ni sigue los pasos de sus tericos ilustrados y liberales ni el de sus propias proclamas contemporneas a favor de los derechos humanos, ni siquiera el mandato de sus creencias religiosas que, sin embargo, s han asumido los progresistas cambiando el concepto caridad por el de solidaridad e igualdad, qu gran error!

Y ah andamos, entre perdedores, con la diferencia de que unos tienen ms o menos claro adnde quieren llegar y los otros siguen como siempre: de divisin en divisin, de pose en pose, con unos picos de oro extraordinarios pero con una rebujina mental muy acentuada, arreglando los asuntos en el papel que es muy sufrido- pero incapaces de llegar a mandar, slo gobiernan algunos terruos sobre la base de las migajas que les permite el mismo sistema al que dicen o decan- querer superar y que es el que saldr adelante tal vez con una victoria prrica que arrastrar a muchos ciudadanos hacia situaciones cuanto menos incmodas. Ya se sabe que los buenos slo ganan en las pelculas, en la realidad la vida es cosa de malos.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter