Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-07-2016

Informe Chilcot
Kadhim al Jabbouri: No lo queramos, pero era mejor que esta gente"

Gilberto Lopes
Rebelin


Haca mucho calor, dice Bowen. El incendio no cesaba. Gotas de agua caliente caan del techo. Unos jvenes cavaban frenticamente en el stano de uno de los centros comerciales que haban quedado destruidos. Buscaban cuerpos. Pero lo nico que encontraron fueron zapatos y un montn de cenizas negras.

Kadhim al Jabbouri es un hombre que se convirti en el smbolo del odio a Saddam Hussein.

El 9 de abril del 2003, cuando las tropas norteamericanas empezaban la ocupacin de Bagdad, tom un martillo y fue a demoler la base de la enorme estatua de bronce de Hussein. Los soldados norteamericanos entonces lo ayudaron. Es la foto que luego sirvi de imagen de la cada del rgimen: la estatua derrumbndose

Le pregunt a Kadhim qu hara si pudiera reunirse con Tony Blair.

Y qu le dira a George Bush?, le pregunto.

Quien pregunta es Jeremy Bowen, editor de Medio Oriente de la BBC. Solo tres das antes, el 3 de julio, se haba producido un atentado suicida, con un camin bomba, que dej ms de 250 muertos en una zona comercial del centro de Bagdad. Haca calor, buscaban cuerpos. Pero solo haba zapatos y un montn de ceniza negra. Y mucha rabia. Y mucha tristeza.

"Esto no era as cuando Saddam estaba. Haba un sistema. Haba formas. No lo queramos, pero era mejor que esta gente", dice Kadhim.

La foto de las Azores

La "foto de las Azores", dio la vuelta al mundo. Al da de hoy sigue siendo recordada por muchos como "la imagen de la vergenza". Estaban muertos de risa: Bush, Blair, Aznar y Barroso. A Barroso, entonces primer ministro de Portugal, le dieron como recompensa la presidencia de la Comisin Europea, que ejerci entre 2004 a 2014.

A Blair lo mandaron, en el verano del 2007, como "enviado para la paz" al Oriente Medio. Despus trabaj como asesor de empresas energticas en Oriente Medio. En Wilkpedia se puede leer: a sueldo de la familia real de Kuwait desde 2007.

A Aznar le regalaron una fundacin, para promover ideas y gobiernos conservadores, principalmente en Amrica Latina.

Barroso salt de nuevo a las primeras pginas esta semana, cuando se conoci su fichaje por la banca Goldman Sachs, como consejero presidente no ejecutivo. Para hacer lobby en Europa por una banca responsable de los ms diversos desmadres, donde algn da trabaj tambin Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo. Goldman Sachs no es un banco cualquiera, escribi Brbara Reis en el diario portugus Pblico. Es el gigante de la banca de inversiones, principal responsable de la revalorizacin de activos que desat la crisis financiera actual; acusado tambin de maquillar las cuentas pblicas, entre ellas las de Grecia.

La contratacin es una mala idea, porque revela una enorme insensibilidad poltica, afirma Reis.

O, como dice el duro editorial del diario francs Libration, titulado Cnico: traidor una vez, traidor siempre. Y agrega: Presidente de la Comisin Europea, Jos Manuel Barroso ya haba traicionado el espritu de Europa que deba encarnar, apoyando la poltica de Bush en Irak a pesar de que varios Estados miembros la rechazaban, o imprimiendo a la Unin un impulso liberal dogmtico que tanto ha contribuido a alejarla de la gente.

Pero en 2004 fue elegido con el apoyo de su amigo Blair, contra la candidatura del primer ministro belga Guy Verhofstadt, que se haba opuesto a la guerra de Irak. Barroso le devolvera la mano, oponindose a toda regulacin del sistema financiero que pudiera afectar los intereses de la City londinense.

La gran mentira

Mientras en Bagdad el incendio todava no cesaba, en Londres el diplomtico John Chilcot daba a conocer el resultado de siete aos de investigacin sobre la participacin britnica en la Guerra de Irak. En doce volmenes y 2,6 millones de palabras, el informe detalla el papel del primer ministro britnico en la invasin de Irak de marzo del 2003, como parte de una coalicin encabezada por Estados Unidos. La integraban tambin Espaa, Polonia y Australia, que fue lo que pudieron reunir para que Estados Unidos no quedara solo.

El informe asegura que el Reino Unido "no agot todas las opciones pacficas" antes de sumarse a la invasin de Irak, que los juicios sobre la amenaza de armas de destruccin masiva del gobierno iraqu se presentaron con una certeza que no estaba justificada y concluye que Estados Unidos y Reino Unido socavaron la autoridad del Consejo de Seguridad de la ONU, al atacar un pas soberano sin la autorizacin de ese organismo, el nico al que se le otorga esta potestad.

El informe confirma la gran mentira de la guerra de Irak, titulo el Hunffington Post. Blair autoriz la invasin de manera "prematura" e "injustificada" y las consecuencias todava hoy se siguen pagando, afirma la periodista Laura Riestra.

La publicacin del informe, asegur, ha consternado a medio mundo, que ha visto cmo la guerra que marc un antes y un despus en el curso de la historia fue resultado de una serie de decisiones mal tomadas y sin una base consistente.

El informe revela que Blair prometi a Bush apoyo "incondicional" para invadir Irak, meses antes de la invasin, en una serie de 29 cartas y notas intercambiadas entre 2001 y 2007 por ambos lderes, difundidas el mircoles pasado junto al informe.

Blair pidi perdn por no haber preparado debidamente la invasin, por errores de panificacin y por no haber previsto con ms precisin sus consecuencias. Pero no puedo decir que tom la decisin equivocada, afirm, citado por el peridico britnico The Guardian. El mundo es, en mi opinin, un lugar mejor sin Saddam Hussein. Si l hubiese quedado en el poder en 2003, podra haber amenazado la paz mundial de nuevo.

Blair nunca pidi perdn por la invasin misma, que el informe Chilcot afirma haber dejado por los menos 150 mil muertos, ms de un milln de desplazados y haber servido de caldo de cultivo para la creacin del Estado Islmico y de otros grupos que hoy aterrorizan los pases de Oriente Medio y alimentan la huida de millones de exiliados de los lugares en conflicto.

Blair perdi el poder en 2007 y perdi su reputacin en los siguientes nueve aos, segn George Eaton, director del New Statesman, debido a sus negocios y alianzas con autcratas que lo han convertido en un paria entre el pblico y en su partido.

Pero Blair asegura que tom la decisin "de buena fe" y con base en lo que, crea, eran los "mejores intereses" de Reino Unido.

El cinismo: engaar a todo el mundo

En Inglaterra, el lder de la oposicin, el laborista Jeremy Corbyn, acus a Blair (sin mencionarlo por el nombre) de haber despreciado el parlamento cuando tom la decisin de ir a la guerra y que debera afrontar las consecuencias de su decisin. "La invasin y ocupacin de Irak ha sido, para muchos, una catstrofe", afirm Corbyn.

Para Alexi Pushkov, jefe del Comit de Relaciones Internacionales de la Duma del Estado rusa, Blair es un mentiroso patolgico. Antes de la invasin deca: 'los datos de inteligencia son veraces'. Despus de la invasin, de repente 'no fueron veraces'. Es un ejemplo de liderazgo vicioso y lleno de mentiras", escribi en su cuenta de Twitter.

l y Aznar, cuando ya la invasin de Irak estaba decidida (en realidad, la decisin se gest luego de los atentados del 11 de septiembre del 2001 en Nueva York, aunque Irak no tuvo ninguna responsabilidad en esos ataques), conspiraron para hacer creer al mundo que estaban haciendo todo lo posible para evitar ir a la guerra.

Entre los numerosos encuentros que aparecen en el informe Chilcot est una reunin entre Blair y Aznar celebrada en Madrid el 27 y 28 de febrero de 2003, solo tres semanas antes del inicio de la invasin. Estaban preocupados ms Blair que Aznar por la repercusin que esto podra tener en sus pases, donde haba una oposicin mayoritaria a la guerra. Deciden entonces poner en marcha una estrategia de comunicacin que demostrara que "estaban haciendo todo lo posible para evitar la guerra". Ambos saban que la decisin estaba ya tomada en Washington y la apoyaban, dice Iigo Senz de Ugarte, en El Diario, de Espaa.

La apuesta de Aznar era completa, dice el periodista. Por difcil que fuera la situacin poltica de Blair, los altos cargos del gobierno de Londres saban que la del entonces presidente del gobierno espaol era mucho peor: "Aznar estaba presionando en favor de la importancia de la alianza transatlntica (la relacin con Estados Unidos), pero tena problemas polticos mucho mayores que los nuestros".

El nimo belicista de Aznar estaba a prueba de cualquier coste poltico, enfatiza. Si recapitulamos toda la evidencia sobre las armas de destruccin masiva, aadimos sus intentos de asegurarse capacidad nuclear, y como parece posible, aadimos un vnculo con Al Qaeda (que nunca se encontr), esto ser muy persuasivo aqu. Adems de, claro, la naturaleza aberrante del rgimen, escribe Blair a Aznar. Julio Llamazares, en un artculo titulado La mentira, publicado en El Pas, de Madrid, recuerda que Aznar es el nico que hasta el momento no ha pedido perdn a su pas por llevarlo a una guerra injusta e injustificada.

Siempre recordar el aplauso de los diputados de las bancadas del Partido Popular en el Congreso tras la aprobacin de la decisin del gobierno de Aznar de ir a la guerra de Irak, que apoyaron sin una sola excepcin, contra la opinin de millones de espaoles, que nos habamos manifestado en contra. Nunca haba visto a nadie tan contento de ir a una guerra; mejor dicho: tan contento de que fueran otros, pues ni los diputados ni los ministros ni el presidente del Gobierno iban a ir, dice Llamazares.

De la tirana a la anarqua

Hans Blix, diplomtico sueco, excanciller de su pas y jefe de la misin de verificacin de Naciones Unidas que comenz a buscar las armas de destruccin masiva en Irak en 2002 (sin encontrarlas nunca), tambin escribi sobre el caso.

Blair me dijo que los informes de inteligencia eran claros. Eso fue un tremendo error de evaluacin, afirm Blix, en artculo publicado en The Guardian. Yo dije en ese momento, despus de centenares de inspecciones incluyendo decenas de sitios recomendados por los servicios de inteligencia de los Estados Unidos y de Inglaterra que no haban portado evidencia de la existencia de un programa de armas de destruccin masiva.

Todava no estoy seguro de que la existencia de armas de destruccin masiva haya sido el motivo primario de la accin militar, escribi. Blair y otros lderes desfiguraron la realidad, urgiendo ir a la guerra con la falsa imagen que haban creado. Y concluy: Saddan fue removido del poder, pero Irak evolucion de la tirana a la anarqua

En vano

Familiares de soldados que murieron en Irak anunciaron su decisin de consultar con abogados si Blair y otros funcionarios podran ser sometidos a juicio en cortes civiles. La hermana de un soldado muerto en Irak, que ha comparecido en rueda de prensa con otros familiares de fallecidos, ha calificado a Blair de "terrorista". "Hay un terrorista que el mundo necesita conocer, y esa persona es Tony Blair", afirm.

"Solo puedo concluir que mi hijo muri en vano", afirm el padre de otro soldado muerto.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter