Portada :: Espaa :: Inmigracin
(defendiendo el libre mercado)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-07-2016

Barcelona alargar el pulso con Interior para impulsar un debate sobre los CIE

Eduardo Muriel
La Marea

En noviembre de 2015 el Gobierno se vio obligado a cerrarlo temporalmente para realizar obras de adecuacin en su interior tras la denuncia de un grupo de jueces.


3 de diciembre de 2013. Aramis Manukyan, un ciudadano armenio encerrado en el CIE de Zona Franca aparece muerto. Se trata de un suicidio, segn la versin policial. 5 de enero de 2012. Idrissa Diallo, guineano, fallece de un ataque al corazn. Mayo de 2010. El marroqu Mohamed Abagui muere, segn denuncian varias asociaciones, sin la debida asistencia sanitaria. La del CIE de Zona Franca es una historia, como la de cualquier otra de estas prisiones para extranjeros en situacin irregular, de impunidad y opacidad.

En noviembre de 2015 el Gobierno se vio obligado a cerrarlo temporalmente para realizar obras de adecuacin en su interior tras la denuncia de un grupo de jueces. Ya acabadas, con algunas semanas de retraso, ha llegado el momento de la reapertura. Es en este punto en el que el Ministerio de Interior se ha topado con los movimientos sociales barceloneses, que quieren aprovechar la situacin para evitar la reapertura del centro, y con el propio Ayuntamiento de Barcelona, que asegura que el CIE no cuenta con las debidas medidas de seguridad contra incendios.

De igual forma, el consistorio ha ordenado el cierre de las instalaciones por no contar con licencia y ha llegado, incluso, a enviar inspectores, a los que la Polica Nacional ha impedido entrar en un acto de menosprecio y provocacin sin precedentes. Las palabras son del propio teniente de alcalde, Jaume Asens, quien no duda en calificar al CIE de agujero negro de la democracia. Tenemos un informe de bomberos que dice que no consta que haya un plan de evacuacin ante incendios, y estamos obligados por ley a ejercer nuestras funciones de control, defiende.

Recorrido limitado

Asens reconoce que la capacidad del Ayuntamiento en este pulso contra el Ministerio de Interior tiene un recorrido limitado y que, en el caso de que se cumplan los requisitos requeridos, no tendrn, al menos en principio, ms instrumentos legales para impedir la reapertura del CIE. Por eso no entendemos por qu se esconde el ministro Fernndez Daz, ahora mismo le estn dando ellos ms recorrido al asunto, reflexiona. No haremos ms que lo que nos toque en nuestro mbito competencial, aade.

Entonces, hasta qu punto tienen sentido los movimientos del consistorio? Segn fuentes del mismo, el objetivo es ganar tiempo y resucitar el debate sobre los CIE en el plano poltico. Queremos articular una red de ciudades contra el CIE, en coordinacin con Valencia, Madrid, Lanzarote y otras, para ver cules son los pasos a seguir, adelanta Asens, quien apunta a Fernndez Daz -con quien no descarta ponerse en contacto los prximos das- como el mximo responsable. Siempre hace apelaciones a la legalidad, especialmente a los catalanes, y ahora se la est saltando, critica.

Hemos estado todo este tiempo funcionando sin l

Pese a que los instrumentos al alcance de los ayuntamientos para obstaculizar el funcionamiento de un CIE son prcticamente inexistentes, desde los movimientos por los derechos de los migrantes valoran la actuacin del de Barcelona. Est siendo consecuente con sus declaraciones pblicas, que incitan al cierre, y no se han quedado en una declaracin simblica, elogia Cristina Fernndez, portavoz de Tanquem els CIEs (Cerremos los CIEs, en cataln). Para esta activista, la actuacin de Interior es una muestra ms de las arbitrariedades que se producen en estos centros.

La plataforma defiende que el CIE no slo es un lugar con poca garantas democrticas, sino adems totalmente innecesario. Slo un 50% de los internos acaban siendo expulsados y hemos estado todo este tiempo funcionando sin l y no ha pasado nada, hay que cambiar el enfoque de la poltica migratoria, seala. Algunos de los presos de Zona Franca se han trasladado a ciudades como Madrid o Valencia. Los activistas aseguran que han notado un drstico volumen de internamiento. Es difcil cuantificarlo exactamente porque este ao an no se ha publicado la memoria actual del anterior, denuncia.

Fuente: http://www.lamarea.com/2016/07/15/barce/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter