Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-07-2016

[Crnicas sabatinas] Ms ac y por debajo del nacionalismo-secesionismo
El cantante, el msico y un cul avergonzado (#nototssomLeoMessi)

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Para Irene Iglesias Daz-Gonzlez, que es biomdica y cul (y est muy avergonzada... de lo segundo por supuesto).

Despus de varios aos dando vueltas al denominado derecho a decidir podemos sacar una serie de conclusiones. Como tal no tiene sentido si no indicamos a qu se tiene derecho y quin lo tiene. Tal como se ha utilizado en Catalunya se entiende que el qu se refiere a decidir si Catalunya quiere separarse de Espaa y el quin a todos los ciudadanos que viven en Catalunya. As entendido dicho derecho no es ms que un eufemismo del derecho a la autodeterminacin que s existe y est aceptado y definido por los organismos internacionales, indicando qu colectivos o territorios lo tienen. En este caso Catalunya no cumple ninguna de los requisitos para tal derecho. No creo que nadie sostenga que Catalunya, la comunidad ms rica de Espaa y una de las ms ricas de Europa , sea una colonia. Adems, el derecho de un territorio a la secesin no tiene lmite y es insostenible, al menos desde los valores mnimamente progresistas, no digamos desde la izquierda. Los territorios con ms riqueza reclamarn este derecho poco a poco. A modo de ejemplo, en Alcobendas el barrio con rentas ms altas reivindica este derecho a separarse de los barrios menos favorecidos socialmente. Pero tenemos un ejemplo mucho ms prximo, Bellaterra tambin reclama separarse de Cerdanyola del Valls. No sera de extraar que Pedralbes solicitara tener municipio propio.

Anna Estany (2016)


Cmo instalamos el discurso socialista en una fase en la que, lejos de desmentirse los temores de nuestros mejores referentes del pasado, se consuma este proceso que es, otra vez, el de una crisis de civilizacin? Porque en esto estamos. Como hace cien aos. En una ofensiva que no es la del fascismo movilizando a las masas contra la revolucin, sino la del propio sistema viviendo de la extincin del sistema circulatorio de los sectores populares, para enfrentar al individuo contra que parece querer presentarse como el orden natural de las cosas tras el grave malentendido de la historia del movimiento obrero. Y, cuando llega ese temor, la respuesta puede encontrarse en una formidable exigencia de restitucin de la soberana que se reclamar tambin desde el aggiornamento de la extrema derecha, que quizs est viendo cumplidos, a 70 aos de la derrota del fascismo.

Ferran Gallego (2016)


Ser libre de obnubilacin ideolgica no quiere decir, hoy, ser libre de ideologa, sino saber que se est preso en ella en mayor o menor medida y ser as, en principio, capaz de criticar la propia prisin.

Manuel Sacristn (1969)

 

Los dos primeros textos llevan la firma de dos de los intelectuales ms slidos que he conocido hasta el momento. El tercero no necesita justificacin explicacin; me aplico el cuento por supuesto.

Me atrevo a llamarles la atencin sobre un artculo de David Brooks -http://www.jornada.unam.mx/2016/07/11/opinion/021o1mun- y sobre este fragmento del texto: Los datos lo comprueban: en el pas ms encarcelado del mundo, casi 40% de reos son afroestadunidenses (slo son 13% de la poblacin nacional), uno de cada seis han estado en la crcel slo desde 2001 y uno de cada tres probablemente acabar en la crcel... Dicho sector de la poblacin corre un riesgo 21 veces mayor que los blancos de morir por balazos de policas (ProPublica). La profesora Michelle Alexander, de la Universidad Estatal de Ohio, en su libro The New Jim Crow, revel que hay ms afroestadunidenses bajo control correccional en prisin o libertad condicional que los que estaban esclavizados en 1850, una dcada antes del inicio del la guerra civil. Ms an, aade Brooks, Estados Unidos encarcela un porcentaje ms grande de su poblacin negra que Sudfrica en los tiempos del apartheid.

Aqu, en .Cat, las cosas se acumulan: absuelto el acusado de filtrar los sueldos de TV3, el departamento de Justicia del gobierno de la Generalitat us argumentos incorrectos para ceder un hospital pblico -Duran i Reynals- al grupo Hestia (un macrocontrato de 500 millones de euros y 30 aos de duracin); parece ser, segn cuentan, que CDC se ha refundado como PDC cambiando la C por la P; dos nios muertos en un incendio en el Bess que no hubieran sucedido seguramente en otras circunstancias sociales,... Pero no se puede hablar de todo. Adems, las vacaciones estn llamando a nuestras puertas (a algunas de nuestras puertas, perdn por la imprudente generalizacin). Brevemente pues

1. El cantante: Quim Portet.

La informacin: Quimi Portet ha denunciado va twitter que un camarero de un ferry de Baleria que une Ibiza con Formentera no le quiso atender por hablar en cataln.

El ex integrante de 'El ltimo de la fila' subi el domingo 3 de julio en esa red social una imagen del trabajador y escribi esta ajustada descripcin: "este camarero no entiende 'caf con leche'". Vale. En una segundo tuit aseguraba que el camarero le haba respondido al hacer el pedido: "En gallego, espaol, francs, ingls y hasta en italiano lo entiendo, en cataln o mallorqun, ya no".

El tuit fue rpidamente compartido por muchos otros usuarios, como los fuegos que incendian praderas predispuestas. La compaa pidi disculpas al cantante: "desde Baleria no admitimos este trato a ningn cliente. Tomaremos las medidas oportunas. Muchos usuarios han apoyado el cantante. Otros, en cambio, le han recriminado que publicara una imagen del trabajador ante posibles decisiones represivas de la empresa. El cantante ha afirmado que no se arrepiente y ha aadido: "hice lo que en ese momento pude hacer".

Yo no escrib ningn tuit y s que Baleria es una empresa valenciano-blavera. Si lo hubiera escrito no hubiera sido un entusiasta de QP, por mucho que respete -y piense que hay que respetar- los derechos lingsticos de l o de cualquier otro ciudadano o ciudadana. No haba otra forma de solucionarlo? Es tan difcil decir caf con leche en lugar de caf amb llet?

No lo es, claro, pero se dir y aadir: tampoco es tan difcil entenderlo y Portet tiene todo el derecho del mundo en hablar en cataln, en ese barco o en cualquier otro lugar. De acuerdo, por supuesto, por supuestsimo. No digo, no estoy diciendo que el camarero tuviera una actitud ejemplar (aunque me extraa, porque resulta muy extrao, que las palabras fueran esas y no otras, y no hubiera nada ms). Sea como fuere, supongamos lo que no acabamos de admitir, cabe denunciarlo en la red con fotografa incluida? Imaginemos que PI, AG, XY o quien quieran ustedes hace ese trayecto y pide un caf con leche. El camarero responde, en cataln, que no lo entiende, que l solo habla gallego, ingls, italiano, francs, alemn y cataln, pero no castellano (aunque,de hecho, lo hable o lo entienda). Le arrojaramos a los leones empresariales por ello? Por supuesto que no. Una persona de izquierdas hubiera actuado as ante la colisin de su sentimiento nacional-lingstico (muy acentuado en el caso de Portet, no tanto cuando cantaba segn recuerdo con Manolo Garca) y la situacin laboral de la persona que lo atendiera? Hay que buscar encontronazos, con energa, sin miedo, sin arrepentirse, y demostrar de paso lo que previamente se piensa que ya ha sido demostrado (es decir, que los espaoles o una parte notables de ello son unos cafres) o hay que ubicarse en escenarios que permitan acercarnos y entendernos? De trata de golpear y golpear hasta enterrarnos nosotros mismos en el mar?

La cuestin de fondo: buscamos puntos de separacin, sea como sea y a costa de lo que sea, o intentamos puntos de encuentro nada difciles por lo dems? Qu pensar el trabajador afectado, sus familiares y amigos, tras lo sucedido? No hubiramos ganado comprensin con otra actitud y otros procedimientos? O ser que nos importa un bledo lo que piensen o sientan los trabajadores espaoles, adversarios por definicin?

2. El artista: Jordi Savall.

En el nmero 26 de Minerva, la excelente revista que publica el Crculo de Bellas Artes, puede leerse un artculo de Jordi Savall: En defensa del patrimonio musical espaol. No cabe resumirlo y vale la pena leerlo. Tiene su origen en el premio que el CBA, enero de 2016, otorg a la brillante trayectoria del msico cataln. Savall inicia su reflexin (en dilogo con Jos ngel Vela del Campo) con estas palabras: A pesar de los muchos premios y medallas que he recibido, la Medalla de Oro del Crculo de Bellas Artes me hace especialmente feliz por provenir de una entidad y un grupo de personas comprometida desde hace tiempo con el empeo de acercar y dar a conocer al pblico la belleza de las artes. Mejor imposible.

Pero me centro en el ltimo apartado del artculo: Protesta y compromiso. Dice as:

Cuando rechac el Premio Nacional de la Msica en 2014, en protesta por la poltica cultural del gobierno, fue una decisin difcil que no todo el mundo entendi. Pero no me arrepiento. Otra cuestin de actualidad sobre la que tambin me siento en la obligacin de pronunciarme es el problema grave que tenemos actualmente en Espaa con el proceso soberanista en Catalua.

Parece incluirse en el Espaa. Bien, muy bien. Sigue:

Hace siete aos, en un momento de conflictos entre Oriente y Occidente, la Unin Europea me nombr Embajador para el Dilogo Intercultural. Los conflictos entre diferentes culturas aparecen cuando no hay dilogo intercultural, un dilogo para el cual las culturas deben situarse al mismo nivel. Cuando una cultura se sabe ms potente, ms fuerte, porque es ms numerosa, entonces es cuando empiezan los conflictos.

Como principal general, sin entrar en ms detalles sobre orgenes de conflictos menos culturales, tambin podemos estar de acuerdo. Sigue:

Por otra parte, creo que a veces se nos olvida que aqu el conflicto se produce entre polticos catalanes y polticos espaoles. No creo que exista un conflicto a nivel humano. Ahora bien, creo que es importante recordar que el respeto viene de aceptar otra cultura como es, de respetarla, de aceptar que su forma de ser puede ser diferente de la nuestra. El dilogo solo es posible cuando se dan esta igualdad y este respeto. Y cuando esto no existe es cuanto empiezan los problemas. Y qu se puede hacer? Lo primero que hay que hacer para solucionar un problema es reconocer los errores de cada parte. Solamente si se reconocen los errores o o los hechos puede haber reconciliacin. Por qu el problema armenio no est resuelto? Porque hay una parte, la turca, que no acepta que hace cien aos se produjo un genocidio. Mientras los turcos, que cuentan con el apoyo de muchos otros gobiernos por intereses comerciales, no reconozcan estos hechos, el pueblo armenio no podr encontrar la paz. Esto ha pasado tambin en Sarajevo y en Palestina. Y aqu, en nuestro pas, pasa un poco lo mismo. Mientras no reconozcamos que hemos cometido errores, no podremos llegar a una reconciliacin. Para poder convertir en paz de nuevo el camino pasa por el respeto entre culturas. Porque la lengua es cultura, la historia de la lengua de un pas moldea su cultura. Yo me siento cataln, pero tambin me siento en casa en la cultura espaola.

Hasta aqu Savall. Mil preguntas resuenan en nuestros corazones. Una muestra ms o menos representativa: los errores de todas las partes? De todas? Vale, muy bien, empero, errores o estrategias de enfrentamiento con ganancias calculadas en los restos?

Deberamos hablar de cultura o culturas al hablar de Espaa? Y cundo hablamos de la cultura catalana? En singular o plural? Poveda y Llach forma parte de la misma cultura? Perfecto, sin problemas.

Hay alguna comparacin posible, que sea pertinente, entre el problema armenio, la trgica situacin palestina, lo ocurrido en Saravejo y la situacin actual de Catalua? Se puede afirmar, sin exageracin desmedida, que aqu, en nuestro pas, pasa un poco lo mismo? Qu pasa aqu, pidiendo concrecin, para afirmar que pasa lo mismo que en los casos sealados?

La historia de la lengua moldea hasta ese punto la cultura de un pas? Somos tan romnticos, lingsticamente hablando? Ms an: son tan distintas estas dos variantes, cataln y castellano, del latn? Podemos hablar de hecho de culturas homogneas y sin disidencias? Existe en algn lugar una homogeneidad as? Qu opresiones graves ha recibido la cultura catalana en estos ltimos aos?

Si Savall se siente cataln y se siente como en casa en la cultura espaola, entonces se puede entender que muchos ciudadanos de Catalua se sientan catalanes y espaoles, o incluso algunos ms espaoles que catalanes (no es mi caso en ningn caso de los sealados)?

Deberamos hablar, hacindolo con precisin, en trminos de reconciliacin? De verdad? Tan distanciados estamos?

Los polticos catalanes (algunos de ellos ms bien), los polticos espaoles (tambin algunos en este caso), a los que alude Savall, no han estirado y manipulado a los ciudadanos todo lo que han podido y algo ms hacia posiciones de ruptura y separacin?

3. El cul avergonzado.

Tots son Messi, todos somos Messi, es el lema lanzado por la multinacional Bara-Qatar para apoyar a la estrella argentina. Se insiste de nuevo en la amenaza exterior, en el Espaa o afn que nos roba o que en este caso nos persigue, representada en este caso por la abogada del Estado, Marta Silva, de la que se dice y afirma una y mil veces que fue directiva del Real Madrid y que, con eso, ya est todo dicho. Y la inhibicin de la fiscala cuyo representante en el juicio no solicit prisin para el futbolista? La doctrina del florero, la de Cristina de Borbn, es la que se impone?

Los recuerdos los hechos: el delantero ha sido condenado a 21 meses de crcel -pero no entrar en prisin, est veraneando tranquilamente en Ibiza, con yate y familia- por tres delitos fiscales entre 2007 y 2009.

Algunas de las declaraciones de la multinacional Bara, entre lo peor de su historia, que no es, de ninguna manera a no ser que queramos cegarnos, una historia admirable: No vamos a tolerar que se trate a Messi como un delincuente. Leo es nuestra estrella y tenemos que hacer todo lo que est a nuestro alcance para que se sienta respaldado y querido. Leo, quien te ataca a ti, ataca al Bara y su historia. La volveramos a impulsar a pesar de la polmica que ha generado. Lo que nosotros defendemos es que una persona est siendo tratada de forma injusta. Puede haber interpretaciones y crticas, pero no hay infraccin penal y ni siquiera la sentencia es firme Messi ha pagado ms de 50 millones a Hacienda para regularizar su situacin.

(Sobre estos 50 millones, una equivalencia: si en mis 50 aos de trabajo, hubiera ganado lo que gano en estos momentos (con trienios y sexenios, todos ellos acumulados, ms mi condicin de catedrtico de secundaria), hubiera ganado a lo largo de toda mi vida menos de 2 millones de euros. Pongamos 2 millones. Esos 50, equivalen al sueldo de toda la vida de unos 25 profesores. Los 50 de una sola tacada).

Se imaginan una campaa con el lema Todos somos Jordi Pujol? Se la imaginan... Vale, vale, de acuerdo, es posible. Se imaginan una campaa con el tema todos somos Flix Millet, todos somos Filesa, todos somos Naseiro, todos somos Pnica, todos somos Brcenas, todos somos Rita? No es lo mismo? Dnde estn las diferencias? No es tambin la inversin de aquel hacienda somos todos? Concienciamos as de la obligacin de cumplir nuestras obligaciones fiscales?

Por cierto, no tienen nada que decir los representantes polticos catalanes, los que deben cuidar de la salud y correccin del debate pblico? O no nos atrevemos con el asunto Messi para no ser acusado de anticatalanismo?

A pesar de toda esta infamia, algunos seguimos siendo culs. No tenemos remedio. No muestren ninguna comprensin, no nos la merecemos. La vergenza se acumula una y otra vez y nos hace pensar en las manos en las que ha estado este club, casi sin excepcin, desde los tiempos de Jos Luis Nez.

Para mirar, oler y salir corriendo. A galope. Por qu somos algunos tan merluzos?

Finalizo. Una nota sobre los CIE, del profesor Jordi Mir Garcia: Ayer [lunes 11] no se permiti la entrada al CIE de los tcnicos del Ayuntamiento de Barcelona. La batalla por el cierre del CIE entra en una fase de enfrentamiento por la legalidad en la que el Ministerio no hace caso de la autoridad municipal: http://www.eldiario.es/catalunya/barcelona/Policia-Nacional-Ayuntamiento-Barcelona-CIE_0_536147108.html https://directa.cat/actualitat/policia-espanyola-impedeix-un-equip-dinspeccio-de-lajuntament-de-barcelona-entrar-al-cie

Dos referencias ms, dos artculos de Antonio Santamara (valen la pena, disfruten con su lectura):

1.Estelada, conspiraciones y corrupcin. http://www.elviejotopo.com/topoexpress/estelada-conspiraciones-y-corrupcion/

2. El prncipe de Lampedusa en Barcelona. http://www.elviejotopo.com/topoexpress/el-principe-de-lampedusa-en-barcelona-de-cdc-a-pdc/

Me olvidaba: Jordi Llovet, Lassaig humorstic de Stevenson. El Pas (Quadern, dijous 14 de juliol de 2016), p. 6. Excelente en mi opinin!

PS. Para recordar viejos tiempos en los que identidad de clase era ante y sobre todo nuestra identidad ms esencial: una carta de unos compaeros sindicalistas y caeros (que no es uno y lo mismo como sabemos). Dirigida al Departament de Treball, Afers Socials i Families de Catalunya. La huelga de 2015 en primer plano:

Tras la Huelga de las contratas y autnomos de Movistar en 2015 se han dado una serie de incumplimientos graves, que necesitamos que tengan una respuesta clara por parte de la Generalitat.

El primero cronolgicamente y por importancia son las represalias y despidos a huelguistas de Catalunya, muchos de los cuales han sido ganados como juicios nulos, otros estn an pendientes y ello a pesar de que en los acuerdos estatales y en los que se firmaron aqu con el colegio de Abogados de Barcelona de mediador dejaban bien claro que eso no sucedera. Podemos aportar anexo 1 con todos los que han padecido esta situacin, as como las resoluciones de Inspeccin que an estn pendientes en Treball de confirmar la vulneracin del derecho de huelga al ser sustituidos por trabajadores que venan de otras empresas o lugares.

El segundo es que las empresas no han dejado de incumplir los convenios del metal, a pesar de las investigaciones del equipo de Inspeccin que valoramos muy positivamente. Sabemos que este equipo se form en 2014 despus de una coordinacin por la base, horizontal, entre los comits de empresa de las principales contratas de Catalunya que trabajan para Movistar en el comit de empresa de Telefnica, tras una visita al Parlament y que la Conselleria concret despus con un plan de trabajo. Tras la huelga del 2015 tomo impulso mayor nmero de denuncias de falsos autnomos que eran citados a declarar junto a la Inspeccin general que se llevaba a trmino.

Este buen trabajo de Inspeccin de Barcelona no ha sido desarrollado en Lleida, Tarragona y Girona, donde s se han dado casos de represin y por ello solicitamos que se haga extensiva la tarea a toda Catalunya.

Durante 2016, con la difusin de los acuerdos publicados en BOE hemos visto como muchos trabajadores autnomos y comits de empresa o secciones sindicales han vuelto a denunciar que continua incumplindose la ley, desde la bsica del Estatuto de los Trabajadores (no hay registros de entrada y salida en los centros y se extiende la jornada sin compensar exceso de horas), pasando por el convenio provincial del Metal (en materia de salud laboral, EPIs, trabajos acompaados en altura, camuflar accidentes, etc) hasta las compensaciones por trabajos con baremos unilaterales de las empresas o compensaciones por trabajos en sbados o festivos. Podemos aportar pruebas de todas las empresas y denuncias actuales (anexo 2)

En concreto y visto que la patronal ha decidido recurrir todas las sanciones impuestas por la Inspeccin de la Generalitat, solicitamos verlas para poder aportar ya que somos parte afectada y crear una grupo de trabajo con personas del Departament con los cuales tratar el tema en un marco Autonmico de Relaciones Laborales y destinar ms recursos a que no se reiteren ms sanciones, sino que se corte de raz este mtodos de subcontratar, pasando a ser plantilla de las contratas como se dijo que se hara en los acuerdos. Sabemos que la principal responsable es la Patronal con sus mtodos.

No es una cuestin de que el nuevo equipo de Inspeccin de Trabajo actu solo en Telefnica-Movistar que es la empresa N 1 en beneficios del pas, sino que es un mtodo de organizar el trabajo con precariedad para no cumplir la ley, que tambin hacen en Orange, Vodafone, Jazztel, etc y el plan de actuacin debe ser global como pide la Marea Azul.

Es imprescindible tambin relatar la negativa experiencia que han tenido los compaeros de Madrid al ver la poca atencin que all han dedicado al fraude legal masivo en las empresas Operadoras de Telecomunicaciones con las denuncias presentadas y por ello les comunicamos que nos dirigimos al Ministerio de Trabajo para presentar una queja colectiva a la nula actitud del Gobierno del PP.

Las personas que firman el escrito son las persona que trabajan en las contratas de Telefnica. Los representantes de los trabajadores somos: Josep Bel, Jose Domingo, Francesc Queralt, Cristina Pons, Jose Guillermo Llerena, Javier Marco, Antoni Jimenez, Florencio Blanco, Francisco Selas, Francisco Andreu, Jose Manuel Jurado, Isidoro Lorente, Carlos Lopez, Magnus Dan Olsson, Osmar Noble, Eleazar Barrio Elou Lauro Guzman, Miguel Moya , Manuel Aguado, Jose M Benin,y Oswaldo Wladimir (de Telefnica, Cotronic, Itete, Abentel, Comfica, Elecnor, Cobra, Spark Iberica, Dominion y Liteyca).

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter