Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-10-2005

Diversidad cultural

Ignacio Ramonet
www.radiochango.com


Desde el lunes pasado y hasta maana 20 de octubre, en el marco de la 33 Conferencia general de la UNESCO, en Paris, se esta llevando a cabo una batalla decisiva para el porvenir de las identidades culturales. En efecto, este organismo de Naciones Unidas se dispone a adoptar una "Convencin sobre la proteccin y la promocin de la diversidad de las expresiones culturales".

El objetivo es de prolongar la "Declaracin universal sobre la diversidad cultural" que se haba adoptado en 2001 y convertirla por fin en un instrumento jurdico que tenga fuerza de ley internacional.
Qu importancia tiene todo esto? Capital ya que se trata de darle la posibilidad a las pequeas naciones de proteger sus industrias culturales (literatura, cine, teatro, msica, cancin, televisin, edicin, poesa, folklore, etc.) y de excluirlas de las leyes generales neoliberales que rigen el comercio internacional. Y esto hay que hacerlo ahora, pues dentro de dos meses, a mediados de diciembre, se celebrar en Hongkong la cumbre de la OMC (Organizacin mundial del comercio) donde se va a adoptar el muy importante Acuerdo General sobre el Comercio de los Servicios (AGCS).

En el concepto de "servicios", la OMC y todos los neoliberales incluyen la salud, la educacin y la cultura. Por eso, las grandes batallas cvicas que se avecinan vern la movilizacin de los ciudadanos y de los trabajadores de esos sectores contra las tentativas de privatizacin integral de los servicios de salud y de la enseanza.

En el sector de la cultura, la batalla empez hace tiempo, y se ha mediatizado bastante por la implicacin pblica de celebridades y estrellas del cine, de la televisin y de las artes. En Europa, desde 1993 cuando termin lo que se llam el "Ciclo de Uruguay" - en el marco de lo que aun era el Gatt (sustituido en 1994 por la OMC) -, algunos estados, y en primer lugar Francia, consiguieron introducir, en beneficio de la cultura, clusulas de excepcin en los acuerdos de libre-cambio. Y exigieron poder conservar la posibilidad de rechazar toda obligacin de liberalizar los servicios audiovisuales y culturales.

En principio, maana se adoptara por mayora esa Convencin que protege y garantiza la diversidad cultural, puesto que ya en septiembre pasado 51 pases de los 58 que tiene el Consejo ejecutivo de la UNESCO recomendaron su adopcin. Quedar entonces resuelto el problema? En absoluto, porque algunos de los pesos pesados del organismo internacional como Japn, Reino Unido y sobre todo Estados Unidos estn en total desacuerdo con esa Convencin.

Y la polmica lleva cariz de convertirse en una crisis internacional. La propia Secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rica, que no dud en desplazarse a Paris estos das, ha puesto en guardia contra la adopcin de la Convencin sobre la diversidad cultural. Su pas es el primer exportador mundial de productos y de servicios culturales, y por consiguiente el que mas se vera afectado por una medida proteccionista en este sector.

En un mensaje enviado el 4 de octubre pasado a los pases miembros de la UNESCO, Condoleezza Rice expresa su "profunda inquietud" que segn ella "podra llevar al fracaso los progresos hacia una liberalizacin mundial del comercio en el seno de la OMC". Insiste en que, bajo el pretexto de excepcin cultural, algunos pases autoritarios podran violar la libertad de expresin y los derechos de las minoras. Y termina su mensaje con una amenaza, recordando que su pas haba abandonado la UNESCO en los aos 1980 a causa ya de un desacuerdo de este mismo tipo, y que podra volver a hacerlo...

La batalla por la defensa de la diversidad cultural esta lejos de haber terminado. Y cada ciudadano debe estar consciente que lo que esta en juego es nada menos que su propia identidad cultural.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter