Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Pueblos originarios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-07-2016

La hegemonia kolla de Untoja

Atawallpa Oviedo Freire
Rebelin


Me he quedado absorto y anonadado con el artculo de Jos Luis Saavedra en la revista electrnica Pukar 119[1] con respecto a una ponencia resumida de Fernando Untoja en un encuentro realizado en la UPEA. La lectura de la realidad y la propuesta que hace Untoja sobre la hegemona kolla, me suena o se asemeja a la hegemona aria propuesta por Hitler y los nazis, o la de los rojos comunistas enarbolada por los estalinistas, y contemporneamente, la hegemona juda por los sionistas israelitas y la hegemona islmica por el ISIS. Sin dejar de mencionar al socialista de Garca Linera y su hegemona plebeya[2] y al populista de Donald Trump y su hegemona global de EEUU. Todas estas expresiones de un fascismo de distintos matices.

Untoja habla de que por el momento se est produciendo una dominancia kolla y que luego debe producirse la dominacin kolla, para finalmente lograr la hegemona kolla, y para esto ltimo da un ejemplo lapidario: tenemos que reducir el carnaval cruceo a una fiesta de barrio. Y as una serie de argumentos con el propsito de reducir a los q haras (blancos), en su idea de revertir todo el sometimiento contra quienes les han hegemonizado por 500 aos. Si ellos nos han hegemonizado por 500 aos ahora nosotros los vamos a reducir a ellos, es el argumento principal de Untoja. Y por lo que puedo entender, sta es una visin compartida por algunos kataristas e indianistas, aunque otros, que han ledo a Untoja me han comentado que estn totalmente en desacuerdo, especialmente aquellos que se definen como kataristas de Tupak Katari.

Para hacer posible el poder kolla, Untoja plantea que hay que apoyarse en el sistema de feudos y en el capitalismo para devenir ultraliberales, con el objetivo de que los kollas a travs de los qamiris (aymaras ricos) vayan asaltando poco a poco toda Bolivia y luego los Andes. En otras palabras, sern los qamiris los que van a lograr la dominacin para todos los kollas, ellos harn el trabajo para que todos los kollas pasen a la dominacin de los dems sectores, pero la hegemona kolla ser obra de los kataristas. Para ello, plantea una alianza estratgica de los kataristas con los qamiris, (quienes para Untoja son la vanguardia kolla de este tiempo y en estas condiciones capitalistas). Los cuales, una vez que controlen los bancos, aseguradoras, comercio internacional y dems instituciones de Bolivia, aparecern los kataristas y procedern al asalto del poder e impondrn definitivamente la hegemona kolla que conducir a la instauracin del poder kolla. Por qu los kataristas? Porque son los fieles representantes del pensamiento kolla, pues todos los dems son ingenuos, la gente, los dirigentes campesinos, y los (cocaleros) del Chapare que se dejan llevar por formas coloniales de la izquierda. El katarismo es la expresin filosfica y poltica de los kollas.

Untoja seguramente cree que los qamiris por el solo hecho de que los kataristas son kollas van a aceptar fcilmente la alianza con ellos, o que les van a convencer a los cndidos qamiris de volverse kataristas, o de que los kataristas sern muy hbiles y les desplazarn a los qamiris sin mayor resistencia. O en ltimo caso, se contentarn de que sean los qamiris los que controlen todo, pero que ya no sean los q haras. Siendo esto lo que a la final le importa a Untoja, preferible que los kollas sean empleados de los qamiris que de los q haras. No quiere un sistema kolla comunitario complementario sino un capitalismo moderno katarista basado en la rivalidad, donde unos pongan orquestas ms grandes que el otro, por ejemplo. Para Untoja, lo comunitario es un cuento de los antroplogos.

Untoja cree que el capitalismo es simplemente cuestin de habilidades econmicas y raciales, en la que los qamiris son los genios kollas de la economa que lograrn quitarles todo a los q haras y se superpondrn a ellos. Todo esto en la creencia de que a los qamiris les importa la cultura kolla y que desprecian a los q haras, no porque sean ricos sino porque no son kollas, es decir, por su raza. Sin embargo, no conozco que los ricos en alguna parte del mundo pongan en primer lugar su etnia para enfrentarse a las otras, todo lo contrario, lo que manda en ltima instancia es el capital. Como tampoco creo que a los qamiris les pueda gustar la idea de reconstruir un sistema comunitario kolla, ni nada que signifique un sistema en el cual pierdan sus privilegios y canonjas. Y peor creer, que los qamiris sean tontos tiles para entregarles el poder a los kataristas, a menos que estos quieren imponer un capitalismo ultraliberal y se planteen ser la nueva potencia mundial para virar la tortilla contra los blancos del mundo. Y eso, es al parecer lo que suea Untoja.
Este planteamiento de Untoja me conecta con el de Hitler, quin tambin planteaba la alianza con los ricos alemanes para eliminar a los judos ricos que se estaban apoderando de Alemania. Como asimismo para borrar del territorio alemn a los gitanos, los homosexuales, discapacitados, y de todos aquellos que no eran arios o que siendo arios eran lo peor o la vergenza de la raza aria. Su discurso exacerbaba el etnocentrismo de los arios, a los cuales adems consideraba la mejor raza del mundo. De ah su propuesta de la hegemona aria en Alemania y para todo el mundo. Muchos arios, sean pobres o ricos, creyeron que Hitler hara justicia para todos los arios, por el simple hecho de ser arios. Segn Hitler, el problema no era el capitalismo sino la raza aria.

En todo caso, la realidad de ahora (y no la utopa que imagina Untoja), es que a los qamiris no les importa sus hermanos kollas, en el sentido de que hagan algo por terminar con su situacin de pobreza, por el contrario, no tienen el empacho de ponerlos como sus sirvientes y hacerles trabajar duro para que ellos se sigan enriqueciendo. Que es lo que les interesa en ltima instancia y para nada la cultura e identidad kolla, al menos en su sentido precolombino sino mximo en lo poscolonial o republicano (mestizaje).

Untoja dice que los kollas estn logrando la dominancia en Bolivia con la expansin de la cultura e identidad kolla y para ello pone de ejemplo, el gran poder, el carnaval, la morenada y los caporales. Lo cual es totalmente falso, pues todas esas expresiones son manifestaciones espaolas a las cuales se les ha dado matices kollas, pero la estructura y los principios bsicos son europeos. En todo caso, se podra decir que son sincrticos pero para nada kollas. Esto para decir, que ni a los qamiris ni a estos kataristas les interesa lo milenario o autctono, que es lo kolla profundo que todava vive y sobrevive en algunas regiones remotas de Bolivia y Per sino, lo que les interesa es la modernidad capitalista ultraliberal. Como los cholets, que tienen cierto rostro kolla pero por dentro y sobre todo en la estructura y arquitectura son plenamente eurocentristas. Muy diferente a una comunidad moderna que conoc en Quillacollo (Cochabamba), cuyas chozas tenan la forma y materiales de tipo uro-chipaya pero incorporados algunos elementos modernos. Me deca: qu lindo sera ver a buena parte de Bolivia as y no en las cajas modernas en que viven actualmente.

En otras palabras, lo cholo y lo chola son expresiones pachamamistas de los remanentes de lo kolla, que como todo folclorismo solo se lo vive en ciertos momentos, pero en la cotidianeidad de la vida comn y corriente se busca ser ms occidental que los propios occidentales. Ese el neocolonialimo de nuestro tiempo, ahora tambin defendido y empujado por cierta gente con fenotipo kolla pero con mentalidad ultraliberal. Incluso, muchos ya no hablan idiomas originarios, y como se sabe cientficamente, cuando se pierde el idioma se pierde la manera de pensar y de sentir de la cultura a la que pertenece la lengua.

ste el pachamamismo cosificador de estos kataristas, que es el otro lado del pachamamismo marxista del MAS, quienes creen que poniendo rostros kollas a dirigir el Estado q hara ya existe un Estado plurinacional. Por cierto, hay una afinidad entre Untoja y Choquehuanca, cuando ste ltimo quiere tambin solo gente indgena en el gobierno. Ni los del MAS ni estos kataristas, han entendido de que lo que se trata es de reverdecer las ontologas y epistemologas de los kollas en estos tiempos y en estas situaciones coloniales y capitalistas. No se trata de utilizar el pigmento kolla para hablar a nombre de todos los kollas, para construir un poder katarista o un poder plebeyo, como supuestos ideales de lo verdadero kolla.

Eso lo entiende el kolla profundo, por ejemplo, ellos diferencian claramente entre msica folclrica (o mestiza) y msica autctona. Saben qu es lo propio y qu es lo mezclado o desvirtuado, por lo que no se dejan llevar fcilmente por los cuentos de sirena de los qamiris o de los socialistas o de estos kataristas. Por eso se mantienen en el campo y no se han dejado atrapar ni engatusar por el urbanismo devorador. Se conservan ah, guardando y cuidando sus concepciones o maneras de ver la vida. Esto no significa que quieran volver al pasado o de no utilizar ciertas tecnologas, ciencias y epistemologas modernas, como critican algunos kataristas; es tomar las lgicas y principios milenarios para aplicarlos en el presente de las nuevas diferencias, para cuestionar y recrear su nueva vida a partir de sus propios fundamentos y no con los del opresor.

Un ejemplo -an ms claro- para comprender este fenmeno pachamamista o mestizo es el de las cholas paceas, quienes presumen de sus vestidos cuando estos les fueron impuestos por la corona espaola, y si bien lo han asimilado no quiere decir que necesariamente ahora respondan a lo racionalidad kolla y que quieran un sistema kolla. Adems, que ellas mismas se reconocen como mestizas, es por ello que han disminuido los originarios en la ltima encuesta realizada. Es ms, estas cholas paceas se sienten superiores a las indgenas de otras etnias, algunas de las cuales si guardan los vestidos ancestrales, como asimismo otros detalles y elementos. El kolla autctono sabe que ellos son nuevos mestizos y pone lmites, como por ejemplo, me deca una mujer kolla de Italaque (provincia Camacho) cuando yo miraba estupefacto la gran cantidad de basuras acumuladas en un riachuelo: Antes nuestro pueblo era bien limpio, pero desde que se fueron a La Paz y regresan de vez en cuando lo ensucian todo. Es la gente de la ciudad que viene con esas malas costumbres: borrachos, fiesteros, sucios. As no era nuestro pueblo.

Lo kolla est bien adentro y ese es el que hay que enarbolarlo para generar un mundo inclusivo para todos, y no una hegemona de los qamiris o de los kataristas, que no necesariamente sera de los kollas. Lo que pasara, en un caso hipottico como el que seala Untoja, es por ejemplo lo que sucedi en la India. Sacaron a los ingleses de su territorio y en su lugar tom la posta la casta ms rica, pero la situacin de pobreza se mantuvo igual y el capitalismo sigue perviviendo, dndose el caso de que actualmente hay unos cuntos multimillonarios y de que tres hombres estn entre los ms ricos del mundo, en uno de los pases ms pobres del planeta. O lo que pas en Sudfrica, de que ahora una casta rica compuesta por blancos y negros, son los que gobiernan pero el capitalismo sigue sometiendo a las inmensas mayoras negras. Y eso es lo que pasara en Bolivia con el capitalismo qamiri, de que ya no seran solo los q haras sino tambin unos pocos aymaras los que sigan dominando y hegemonizando a todos los kollas, q haras pobres, mestizos, kataristas, indianistas

Y este es el asunto de fondo, es un problema de racismo y de nacionalismo, en la que estos kataristas estn dispuestos a que el capitalismo neoliberal y la modernidad occidental se consolide en Bolivia, para dizque as eliminar a los q haras. Por ello, Untoja solo critica a los q haras del MAS y se olvida intencionalmente de los kollas del MAS, seguramente tambin pensar que son hermanos perdidos o deformados, pero que despus reaccionaran cuando asimilen la filosofa kolla, que es la que manejan los kataristas de Untoja. Este el ms puro racismo, desde el otro lado, cuando suean con reducir a los q haras en reservas como hicieron los ingleses con los indios norteamericanos.

Esta la mentalidad neo-fascista de Untoja y al parecer de ciertos kataristas e indianistas, en que su odio o venganza es hacia lo q hara como tal y no al sistema q hara o capitalista. El qamiri quiere ser rico y punto. Lo que mueve a este grupo katarista es su deseo de venganza y no de revalorizar lo kolla milenario, sino de utilizar lo kolla para insuflar el nacionalismo y el etnocentrismo, como lo han hecho otros con el discurso de lo ario o de lo judo o de lo islmico, etc. Por eso hablan de dominancia, dominacin, hegemona.

Por cierto, algo parecido a lo que plantean sus pares izquierdistas ortodoxos, y a los cuales consideran sus enemigos, pero que tienen mtodos y objetivos similares. As, hablan de instaurar la dictadura del proletariado o de dominar a la burguesa para instaurar la hegemona del proletariado. O Linera, que ahora habla de la hegemona plebeya, pero que es lo mismo. Dicen estas izquierdas, que a travs de esta dictadura o hegemona impondrn el socialismo, para luego construir el comunismo. Momento en el cual ya no utilizarn mtodos hegemnicos como el Estado, el partido, la democracia, y procedern a su disolucin. Pero que por el momento son necesarios estos mtodos hegemnicos hasta someter a los burgueses y al imperialismo, para proceder a construir la patria de todos y para todos. (Es decir, nunca).

Realmente resulta difcil entender a estos grupos hegemonistas, que dicen que quieren construir una patria des-hegemonizada, pero para lograr aquello primero hay que hegemonizar. Como ahora los del MAS que dicen que para salir del extractivismo hay que utilizar ms extractivismo, lo que para ellos tambin significa hacer una alianza con la burguesa nacional o producir una revolucin democrtica burguesa andino-amaznica (Linera) para luego construir el socialismo. De ah su fracaso y nuevamente el regreso de la derecha en Argentina y Brasil, (parcialmente en Venezuela). Cul la semejanza y diferencia entre el fascista de Untoja y el fascista de Linera? Ambos apuestan pasar por el capitalismo y la alianza con los ricos para construir sus nuevas sociedades. Y tambin les asemeja que ambos se han declarado kataristas, pero con la diferencia de que el uno quiere construir la hegemona tnica y el otro una hegemona de clase.

En este sentido, Untoja debe estar aspirando que regrese la derecha ms rancia al poder, para que el capitalismo neoliberal florezca con el trabajo de los kollas y de ello se aprovechen los qamiris para enriquecerse ms. Aunque, los finalmente beneficiados de todo ello sern los kataristas que as lograrn instaurar el poder kolla. Alguien ms se lo cree?

Mientras unos hacen luchas contrahegemnicas y no se plantean generar una otra hegemona, sino que buscan romper con toda hegemona para construir un mundo donde quepan todos (como dicen los indios zapatistas), o un mundo donde puedan vivir todas las formas de vida (como dicen los indios colombianos). Pero, seguramente para estos kataristas estos indios tambin estn equivocados y no tienen capacidad estratgica para hacer alianzas y utilizar el propio medio de los q haras para terminar con ellos.

Valga asimismo anotar, que es el mismo argumento de los nacionalistas europeos y que ahora con el Brexit se acelera en todo ese continente, quienes amenazan tambin con reducir a los extranjeros y de recuperar los espacios que han ganado los forneos para reinsertar nuevamente la hegemona tnica en cada regin de Europa. Toda la xenofobia y homofobia se ha activado en el mundo entero, y es lamentable que entre los indios tambin hayan algunos. Afortunadamente los xenfobos todava son muy pocos en el planeta, y menos en Amerindia, y ojal nunca alcancen el poder como lo lograron Hitler, Franco o Mussolini. No conozco casos similares en ninguna otra parte de Amrica indgena con posiciones etnocentristas como la de estos kataristas, al menos en alianza con el capitalismo como ellos propenden.

Las ms sangrientas hegemonas en la historia mundial son las que se han fundamentado en la xenofobia, en la supuesta idea de una raza superior o de liberar a una raza. Ese ha sido el discurso de todos los conservadores de derecha, que antao y hogao, parten para hacer sus postulados etnocentristas dentro de sus visiones y concepciones totalitarias.
La mayora de lo que hoy se dice propio, es cholo y chola (mestizo). Y si hay que revalorizar lo kolla, no es para generar una hegemona de unos cuntos, pues a la final en eso se convierte una hegemona, sino que habr que atizar lo kolla autctono para construir un mundo de complementariedad y armona, que eso es en esencia lo kolla. La descolonizacin es de lo mestizo (pachamamismo) en todas sus manifestaciones y expresiones, y de quienes pretenden estructurar el capitalismo y consolidar la modernidad occidental, para luego dizque desestructurarlo en lo kolla. Montar para luego desmontar, es el oxmoron ms absurdo.

La terminacin de lo q hara es la terminacin del patriarcalismo, del capitalismo y de la modernidad, para recrear un mundo kolla respetuoso de las diversidades y de las diferencias, para construir un mundo donde las contradicciones, las disputas, las diferencias, las rivalidades, que son naturales y normales en la experiencia humana, sean aliviadas a travs del mtodo de la complementariedad, en la bsqueda de consenso, intermediacin, conciliacin, entre posiciones opuestas. La armona, no es un mundo rosa o idealista o utpico o paradisiaco, como creen algunos kataristas, es el punto de encuentro entre posiciones divergentes o el taypi (equilibrio) entre posiciones antagnicas.

La visin de Untoja es una propuesta nacionalista por ende ultra conservadora, que pretende hacer una crtica al pachamamismo pero desde el lado del pachapapismo, es decir, criticar con lgicas patriarcales propias del positivismo, del ilustrismo, del objetivismo y del logocratismo q hara. De ah, su similitud de posiciones y convergencia de visiones. Q haras, qamiris, mestizos, neonazis, leninistas, bushistas, untojistas, lineristas, las diferentes caras de la misma mente fascista.

Notas

[1] http://www.periodicopukara.com/archivos/pukara-119.pdf
[2] http://www.alianzapais.com.ec/wp-content/uploads/2015/10/CONFERENCIA-MAGISTRAL-ALVARO-GARCIA-LINERA-EN-ELAP-2015.pdf

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter