Portada :: Ecologa social :: El genocidio industrial del amianto
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-07-2016

Entrevista a Manolis Kogevinas, epidemilogo
"Sabemos tanto del cncer laboral que deberamos poder prevenirlo mucho ms"

Berta Chulvi
www.istas.net/pe


Manolis Kogevinas es uno de los epidemilogos, residente en Espaa, que ms ha estudiado la exposicin laboral a cancergenos. Ya en 2005 colabor con ISTAS dirigiendo un estudio pionero que estimaba los casos de cncer laboral en Espaa y pona cifras al escandaloso subregistro existente. En la actualidad es codirector del Centro de Investigacin de Epidemiologa Ambiental (CREAL), centro aliado de ISGlobal, pionero en la investigacin de las causas medioambientales de la enfermedad. pEx poda haberle entrevistado en cualquier momento de la ltima dcada, pues su trabajo ha sido clave en la visualizacin del cncer laboral en Espaa, pero lo hacemos ahora atrados por su ltimo trabajo con Consol Serra y Anastasia Maltseva sobre los casos de cncer de vejiga en una fundicin de aluminio ubicada en el municipio barcelons de Santa Margarida i Monjs.

-Ocupational Medicine acaba de publicar una investigacin en la que ustedes muestran la relacin entre la antigua fundicin de AGMA y el cncer de vejiga de sus trabajadores. Puede explicarnos en qu ha consistido el trabajo?

-Muchos de los habitantes del pueblo trabajaban en esta fbrica que ya hace aos que est cerrada. Entre la sociedad civil y los trabajadores haba la sospecha de que exista un vnculo entre la fbrica y la mortalidad por cncer. Esto pasa muchas veces, y despus haces una investigacin y los datos no son concluyentes porque la mortalidad por cncer es elevada en la poblacin espaola, un tercio de las muertes no traumticas, es decir, que hay bastantes casos de cncer en cualquier entorno. Sin embargo, pareca que haba algo ms en este caso y con Consol Serra, que dirige el Centro de Investigacin de Salud Laboral de la Universitat Pompeu Fabra (UPF), y Anastasia Maltseva, una de las estudiantes del Mster de Salud Laboral de la UPF, planteamos esta investigacin. Localizando a todos los trabajadores de la fundicin en el municipio hemos podido construir la cohorte, aproximadamente de unos 100 trabajadores. Hemos comparado su mortalidad y la incidencia del cncer de vejiga con las de la poblacin en general y hemos encontrado que la incidencia es tres veces superior, y la mortalidad, seis veces superior a la existente en la poblacin en general. Este aumento del cncer de vejiga no se puede explicar por el tabaquismo, que es el primer argumento que se suele utilizar desde la industria, se dice: los trabajadores fuman ms que la poblacin en general. Eso es cierto, pero calculamos el efecto del tabaco y poda explicar una parte muy pequea del aumento de la incidencia y la mortalidad por cncer de vejiga. La explicacin ms probable de estas cifras inusualmente altas es la exposicin a cancergenos en el trabajo.

-El cncer de vejiga es uno de los primeros que se asociaron, junto con el amianto, a exposiciones en el trabajo?

-S. Las aminas aromticas que se utilizaban en muchas industrias como las del caucho o tintes han provocado exposiciones tremendas. Por ejemplo, antes de 1950, nos encontramos con departamentos enteros, lugares donde todos los trabajadores se vean afectados por cncer de vejiga. En la actualidad, en Europa, la exposicin a muchas aminas aromticas se ha limitado, pero tenemos exposicin a hidrocarburos poliaromticos en muchas industrias, o como ocurre con la fundicin secundaria de aluminio, que es el caso de AGMA, una exposicin combinada a cancergenos que resulta ser mortal como la inhalacin de slice, potasio, magnesio, cobre, hierro y titanio o la exposicin a disolventes. Los trabajadores del metal tienen mayor probabilidad que el resto de la poblacin de padecer un cncer de vejiga, es algo que est plenamente corroborado por estudios con cohortes muy amplias, tanto en Europa como en EEUU.

-En 2005, para estimar el cncer laboral en Espaa, usted consider, en base a la literatura cientfica, que el 4% de la totalidad de los casos de cncer tiene su origen en exposiciones laborales. Diez aos despus, ese porcentaje sigue siendo vlido para realizar estimaciones?

-S. Recientemente Lesley Rushton y sus colaboradores han estudiado la incidencia del cncer laboral en Inglaterra y han vuelto a obtener que un 4% de cnceres tiene su origen en exposiciones ocupacionales. Y es sorprendente, pues esperaramos que con todo lo que se ha hecho en prevencin ese porcentaje se hubiera reducido. Es verdad que los ingleses tienen mucha ms exposicin al amianto que nosotros porque lo utilizaron mucho ms. Es cierto que el amianto todava est ah y que la latencia de los mesoteliomas y los cnceres de pulmn es muy larga y pueden estar manifestndose ahora. Sin embargo, lo que esperaramos es que ese porcentaje se hubiera reducido adoptando medidas preventivas. La verdad es que con todo lo que sabemos sobre el cncer laboral deberamos poder prevenirlo mucho ms.

-Sabemos mucho?

-S. Sabemos mucho sobre las causas del cncer laboral. Mucho. As que si sabemos las causas, deberamos poder prevenirlo mucho mejor. Hay una descompensacin enorme entre el conocimiento cientfico y la prevencin. Y esto es algo que ha de quedar claro para los trabajadores y para las empresas. Hay que llegar a un gran consenso para prevenir esta enfermedad.

-Pues parece que estamos lejos del reconocimiento del problema por parte de las Administraciones. No s si sabe que en 2015, la Administracin reconoci solo 23 cnceres de origen laboral en toda Espaa, la mitad que en 2014. Eso s, casi cuatro veces ms que en 2003, cuando usted realiz su trabajo sobre el cncer laboral en Espaa. Qu le parece?

-Esas cifras son ridculas. Es completamente inaceptable ese subregistro. El problema es que si no identificas el problema la gente piensa que no existe. Hace unos meses, en unas jornadas, me encontr con personas con responsabilidades en la Generalitat de Catalunya que no vean un problema en los cnceres laborales, simplemente porque no haban pensado que podramos tener una infradeclaracin tan brutal. Podemos discutir si son 4.000 o 13.000 los cnceres de origen laboral en Espaa, podemos hablarlo, pero claro, cuando identificas 23, es inaceptable. Y es verdad que es difcil identificar el origen de todos los cnceres, sencillamente no se puede en todos los casos, pero incluso si identificramos solo el 10% de los existentes, estaramos hablando de unos miles de casos.

-Qu piensa al ver que la situacin del infrarregistro no ha mejorado sustancialmente en diez aos?

-Pienso que nos tenemos que mover mucho ms todos: los investigadores, los mdicos, la Administracin, los trabajadores, la prensa... No hay otra manera de cambiar la situacin. Se est haciendo un trabajo interesante en el Hospital del Mar, desde la Unidad de Salud Laboral que dirige Consol Serra. Estn intentando que cada vez que un mdico tiene una duda sobre si un caso tiene relacin con exposiciones laborales a cancergenos, remita su consulta a esta unidad y desde all se investiga. El sistema est dando resultados y desde ah se estn identificando ms casos. Lo que est claro es que son necesarias actuaciones a gran escala: si se estn identificando 23 casos y tenemos ms de 6.000, es evidente que el sistema no funciona y tenemos que hacer algo. Hay ms muertes por cncer laboral que por accidentes de trabajo y, sin embargo, hay mucha menos conciencia porque son invisibles. El accidente sucede en el lugar del trabajo, pero el cncer se detecta en la consulta mdica; por eso es muy necesario hacer un trabajo muy serio de informacin y sensibilizacin. Son importantes tambin iniciativas como las que est llevando Jaume de Monserrat en el Institut de Seguretat i Salut Laboral de la Generalitat de Catalunya con el CAREX-CAT, un sistema de informacin sobre la exposicin laboral a cancergenos que sigue el modelo del sistema CAREX internacional y que puede ayudar a los mdicos a identificar casos de cncer laboral, pues de manera inmediata les informa de qu cnceres estn asociados a qu exposiciones.

Fuente original: http://www.istas.net/pe/articulo.asp?num=73&pag=20&titulo=Sabemos-tanto-del-cancer-laboral-que-deberiamos-poder-prevenirlo-mucho-mas



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter