Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-07-2016

El BCE reparte 470 millones de ayudas pblicas a Telefnica, Iberdrola y Repsol

Eduardo Garzn
La Marea


Sabas que le acabamos de dar entre todos 470 millones de euros a Telefnica, Iberdrola y Repsol? Muy poco eco est teniendo la nueva ayuda pblica que han recibido (as como la que van a seguir recibiendo) las grandes empresas europeas, y entre ellas las espaolas. Una cuantiosa ayuda en forma de dinero pblico cuyos riesgos estn siendo y sern asumidos por todos nosotros, los contribuyentes europeos. Parece una broma de mal gusto, pero no lo es: en una poca de profundo estancamiento econmico, en el que los niveles de paro estn tan elevados y la desigualdad social rompe nuevos rcords, resulta que el Banco Central Europeo (BCE) ha decidido dar ayudas a las grandes empresas europeas (que son precisamente quienes menos ayuda necesitan) mientras las familias, autnomos y pequeas empresas (los agentes econmicos ms necesitados) observan con estupefaccin cmo son excluidos de las ayudas y prcticamente ignorados por los poderes pblicos europeos. Pero el colmo de los colmos es que estos colectivos golpeados por la crisis son precisamente quienes acaban pagando en parte las ayudas a las grandes empresas.

El pasado 8 de junio el BCE, en el marco de su programa de compra de activos, comenz a crear dinero (de la nada, pues tiene esa competencia) para comprar bonos de empresas privadas. Esto es algo que ya llevaba haciendo con los bonos pblicos y otros pocos activos privados desde el 9 de marzo de 2015 a razn de 60.000 millones de euros mensuales, cuya cantidad fue ampliada en abril de 2016 a 80.000 millones. Pero en esta ocasin la novedad ha sido que el organismo ha comenzado a comprar deliberadamente bonos de empresas privadas del mbito productivo (y, por lo tanto, no financiero salvo algunas excepciones) que tengan un rating superior al bono basura respaldado por una agencia de calificacin y cuyo vencimiento oscile entre los 6 meses y los 31 aos. Estos requisitos han conllevado que sean las grandes empresas las principales beneficiarias de estas ayudas, puesto que las pequeas y medianas empresas (especialmente las espaolas) no suelen financiarse a travs de bonos sino a travs de crditos y porque, de hacerlo, no suelen tener un rating respaldado por una agencia de calificacin.

Un bono sirve para obtener financiacin: la empresa en cuestin crea un bono y pide cambiarlo por una cantidad de dinero. Si alguien decide comprar el bono, ste entregar el dinero correspondiente, y esperar a que pase el tiempo establecido para devolver el bono y recuperar su dinero ms unos intereses (aunque tambin puede intercambiarse ese bono con otros agentes econmicos antes de que se cumpla el plazo). En esencia es como un crdito, aunque las caractersticas de comercializacin y su propia naturaleza sean diferentes.

Qu supone entonces todo esto? Pues que desde el 8 de junio a las grandes empresas productivas europeas les ha salido muchsimo ms barato que antes obtener financiacin. El BCE ofrece unos tipos de inters prcticamente irrisorios, ms bajos de los que obtendran sin esta ayuda pblica. Pero es que hay ms: El BCE tambin compra bonos con tipos negativos! Lo que quiere decir que el BCE, por prestar dinero, pagar intereses en vez de cobrar. Un chollo absoluto para estas empresas y las propietarias de los bonos; una ayuda pblica de dimensiones mastodnticas.

Desde el inicio de este programa hasta la actualidad, el BCE ha ejecutado 440 compras de bonos de empresas europeas por valor de 10.427 millones de euros (con un vencimiento medio de 5,8 aos y un rating promedio de BBB+). El 29% de las compras han beneficiado a empresas alemanas, otro 21% a empresas francesas, un 13% italianas y un 9% espaolas. El 29% de estas empresas privadas ofrecen servicios pblicos (abastecimiento de agua, infraestructuras, etc), el 25% ofrecen productos de consumo, el 11% son del sector de comunicaciones, y el 7% del sector financiero. La mitad de todas las ayudas a empresas espaolas (470 millones) las han recibido slo tres corporaciones: Telefnica, Iberdrola y Repsol. Otras empresas espaolas destacadas que se han visto beneficiadas por este movimiento han sido Gas Natural, Red Elctrica, Enags, Abertis, Mapfre y Redexis. Otras empresas no espaolas destacadas son Siemens, Renault y Anheuser-Busch (la mayor cervecera del mundo). Como se puede ver, todas son empresas altamente necesitadas de ayudas pblicas.

Adems, la doble vara de medir de la Unin Europea con respecto a lo pblico y lo privado es espectacular: no financia directamente a los Estados y a las administraciones pblicas (lo tiene prohibido por su artculo 123 del Tratado de Funcionamiento de la Unin Europea) alegando que los gobernantes pueden hacer un uso irresponsable del dinero, pero abre el grifo a mansalva para que las grandes empresas productivas se financien de la forma ms barata posible. Hemos de suponer entonces que los directivos de las empresas privadas son muy responsables con el dinero? No es eso lo que se desprende de diversos estudios de consultoras como KPMG, que cifran en un 5% del PIB mundial las cantidades que roban los directivos a sus propias empresas; esa corrupcin 100% privada de la que nunca se habla.

Pero es que, en cualquier caso, qu es esto de que el dinero pblico del BCE, cuyos riesgos al fin y al cabo recaen entre todos los contribuyentes europeos, se utilice nica y exclusivamente para ayudar a las grandes empresas productivas? Por qu no se ayuda tambin y sobre todo a las pymes, autnomos o incluso familias? Cundo nos han preguntado si queremos dar ayudas pblicas a empresas tan colosales como Iberdrola o Siemens?

Preguntas indignantes que nos conducen siempre a la misma respuesta: sta no es la Unin Europea de los pueblos, sino la Unin Europea del gran capital productivo y financiero, que antepone sus beneficios a las condiciones materiales de vida de la mayora de su poblacin.

Fuente: http://www.lamarea.com/2016/07/20/bce-reparte-470-millones-ayudas-publicas-telefonica-iberdrola-repsol/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter