Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-07-2016

Entrevista a Juan Ramn Quintana, ministro de la Presidencia de Bolivia
En Bolivia existen dos opciones: la restauracin conservadora o la profundizacin del proceso de cambio

Katu Arkonada
Rebelin


Katu Arkonada: La semana pasada se ha presentado BoliviaLeaks, la injerencia poltica de Estados Unidos contra el proceso de cambio, libro coordinado por usted que analiza 1299 cables confidenciales enviados desde la embajada de Estados Unidos en La Paz entre 2005 y 2010.

Me llama poderosamente la atencin el nivel de injerencia que tenan los Estados Unidos en Bolivia antes del proceso de cambio. En la cancillera boliviana funcionaba hasta la llegada de Evo Morales una Oficina de Asuntos Especiales de la Embajada de Estados Unidos; en el Banco Central de Bolivia funcionaba una oficina del Fondo Monetario Internacional; en palacio del Gobierno, donde nos encontramos, funcionaba una unidad de CIA bajo el nombre de Unidad de Anlisis de Seguridad Presidencial; y junto a la oficina del Comando en Jefe de las Fuerzas Armadas en el cuartel de Miraflores, funcionaba una oficina de enlace del Comando Sur.

Juan Ramn Quintana: La penetracin del Gobierno estadounidense en la estructura del Gobierno nacional tiene que ver con varios factores, pero entre los ms importantes encontramos el tiempo de injerencia que ha mantenido el Gobierno de EEUU y que ha tenido que ver con el hbito de domesticacin colonial. No solamente se ha producido una injerencia de tipo vertical, sino que tambin ha existido una permisividad gubernamental durante los ltimos 60 aos. Hay que recordar que la cooperacin estadounidense comienza desde finales de la dcada de los 40, se desarrolla en la dcada de los 50 (durante la transicin de la Alianza para el Progreso a USAID), y se intensifica ya con USAID en Bolivia.

La lgica con la que se trabaja desde Estados Unidos en relacin con Bolivia es una lgica que pasa por la domesticacin pero que tambin pasa por la construccin de una suerte de gobierno paralelo, un gobierno de facto. La lgica de injerencia est presidida por la idea de que este es un pas que no tiene institucionalidad, un pas inestable, altamente vulnerable, y por lo tanto un pas en permanente crisis estatal; entonces la manera de darle gobernabilidad pasa por la construccin institucional de un gobierno paralelo que opera desde la embajada. Esta presencia institucional paralela se traduce en las instituciones que has mencionado operando desde el palacio de Gobierno, la Cancillera, el Banco Central o las Fuerzas Armadas, la propia DEA o NAS sustituyendo al ministerio de Gobierno o las agencias de inteligencia de la Polica que no reportan al Comando de la Polica si no a la CIA.

En realidad, hay una estructura que adopta forma de telaraa, que se superpone y en definitiva es la que gobierna el pas. Esta telaraa adems logra institucionalizarse hasta el punto de que esta unidad de Anlisis Estratgico en el Ministerio de la Presidencia se crea con una Resolucin Ministerial

KA: Resolucin ministerial emitida durante el Gobierno de Carlos Mesa?

JRQ: Emitida por el Gobierno de Mesa, s. Tambin la Unidad de Asuntos Especiales en la Cancillera se crea con una resolucin ministerial, todas se crean a travs de normas. Ni siquiera son entidades de facto, si no que forman parte de la estructura de gobierno. Se lleg a ese nivel por la complacencia de los gobiernos, por su debilidad, por su grado de dependencia. Estas son las estructuras injerencistas en el plano institucional, pero tambin de forma paralela no haba un ministerio que no contara con un proyecto de USAID, desplegando estructuras territoriales que funcionan sobre la base de los proyectos que tiene USAID tanto en las instituciones como en el territorio. Es decir, no hay un espacio ni institucional ni territorial que sea ajeno al control y el dominio del Gobierno estadounidense durante el periodo neoliberal.

KA: La segunda cosa que llama la atencin es que precisamente este gobierno paralelo, esta telaraa imperial, no podra sustentarse o funcionar eficazmente si no fuera por una red de informantes.

JRQ: Yo definira cuatro estructuras de informacin: 1) las territoriales, que provienen de los programas de medio ambiente, de salud, educacin, ONGs, y que funcionan como antenas distribuidas a lo largo y ancho del territorio nacional 2) las institucionales que tienen un anclaje institucional en los ministerios, en las instituciones 3) informantes vinculados al ejrcito de consultores 4) el ejrcito de analistas y periodistas.

Entonces tienes cuatro niveles, se produce un solapamiento de informantes. Por lo tanto todo el Estado, el territorio, la sociedad, est penetrada por cada uno de los niveles. Los periodistas y consultores, junto a la derecha poltica, son los niveles de produccin de la informacin que se trasmite a la embajada. El momento de constatacin de la fidelidad de la embajada respecto a su estructura de informantes es el aniversario de los Estados Unidos, ese es el momento en que se revela la eficacia de la infidencia, porque lo que hace la embajada es tamizar a lo largo del ao quienes son los mejores informantes, a quienes se invita a celebrar el 4 de julio, fiesta nacional.

KA: Toda esta estructura que obviamente es ms fuerte antes del 2005, pero que se mantiene de alguna manera durante el proceso de cambio, tena un director de orquesta que era el Embajador de los Estados Unidos

JRQ: Debemos examinar con detenimiento y en perspectiva el papel de los embajadores de Estados Unidos en Bolivia. Este es un capitulo que yo creo tiene que ser objeto de una investigacin muy rigurosa para la Academia vinculada a la investigacin social y poltica. Hay que ver el itinerario que han seguido, la conducta, el comportamiento de los embajadores durante determinados periodos.

Hay tres tipos de misiones que han cumplido los embajadores en estos ltimos 10 aos; hay determinados embajadores a quienes se les fija la tarea de perpetuar la domesticacin, embajadores a los que se les encomienda la tarea del disciplinamiento y alineamiento, y embajadores a los que se les da la tarea de la enmienda, ya sea por la va blanda o por la va dura. Si uno quiere caracterizar la decisin poltica del Departamento de Estado sobre Bolivia esta expresada en la conducta de los embajadores.

Tienes al embajador David Greenlee que es un embajador que gestiona la crisis terminal del neoliberalismo, es el que preserva el alineamiento de las fuerzas conservadoras para que no se resquebrajen frente a irrupcin del Movimiento al Socialismo con Evo a la cabeza. Greenlee es el embajador de contencin de la crisis terminal del neoliberalismo y por lo tanto de la transicin, y a l se le encomienda la tarea de la advertencia

KA: Por no decir amenaza o chantaje, incluso antes de que Evo tome posesin como presidente

JRQ: Desde el mes de enero de 2006 que asumimos el Gobierno hasta el mes de septiembre, llegan algunas delegaciones a Bolivia con el objetivo de convencer al Gobierno de que no se salga del carril pro estadounidense, pro imperial. El aquel entonces Embajador Greenlee lideriza este intento de lobby con funcionarios estadounidenses y con representantes del Congreso de Estados Unidos. Pero Greenlee fracasa en el mandato de la contencin. Primero la contencin de las fuerzas polticas conservadoras, y en segundo lugar fracasa en la contencin de las polticas gubernamentales.

En ese momento irrumpe un Embajador que recibe el mandato del quiebre poltico, Philip Goldberg, el embajador del golpe, de la inestabilidad. El Gobierno de los EEUU pasa de la amenaza, la intimidacin y el chantaje, a la poltica del golpe. Y Goldberg es el que encarna la poltica del golpe, el que opera; es obvio que tienen que tener experiencia en desestabilizacin, tiene que tener una gran habilidad en el anlisis del contexto poltico, tiene que utilizar de una manera inteligente todos los insumos informativos que le deja su predecesor, y tiene que tener una gran capacidad de articulacin y de movimiento geogrfico. Eso es lo que hace Goldberg desde septiembre de 2006 hasta ser expulsado en 2008. El captulo cuarto de BoliviaLeaks explica perfectamente como desde el primer da en que llega Goldberg su tarea en realidad es el tejido golpista, la articulacin golpista, el alineamiento golpista. En poco tiempo logra construir y articular el escenario del golpe.

Goldberg es el embajador del golpe como lo fue la embajadora Liliana Ayalde, que oper en Bolivia al mando de USAID durante varios aos; se la traslada al Paraguay se produce el golpe parlamentario en Paraguay contra Lugo; Ayalde finaliza su trabajo en Paraguay y cambia al escenario de Brasil donde termina con el Gobierno brasileo.

KA: Y de Goldberg llegamos hasta el actual Encargado de Negocios de Estados Unidos en Bolivia, Peter Brennan.

JRQ: Despus de la expulsin de Goldberg se produce una suerte de vaco, ante la consternacin del Gobierno estadounidense que seguramente nunca imagino que el Gobierno boliviano expulsara a su Embajador. Jams hubiera pensado la potencia del Norte que un pas pequeo, colonizado y de alguna manera gobernado por sus agencias estatales, finalmente tomara la decisin de expulsar al procnsul norteamericano. Entonces se produce un vaco de poder de 2008 en adelante, hasta lograr mediante prueba y error encontrar alguien que pase a una segunda fase ofensiva; menos explcita que la de Goldberg, con ms habilidades en el campo de la inteligencia, con ms habilidades en el campo del manejo comunicacional y con mucha ms habilidad en cuanto a las operaciones encubiertas vinculadas a operaciones psicolgicas de gran impacto sobre la base de lo que se llama la poltica del rumor, la poltica de la difamacin, la construccin de los efectos colaterales de la mentira. Es ah donde aparece Brennan.

KA: Brennan, un personaje con experiencia en Venezuela, en Nicaragua, en Pakistn inmediatamente despus de la muerte de Bin Laden, adems de encargado de la seccin Cuba del Departamento de Estado entre agosto 2010 y agosto 2012, justo en la misma poca en que se pone marcha el programa de desestabilizacin Zunzuneo, la red social que buscaba impulsar una primavera cubana.

JRQ: El Departamento de Estado se debate en el dilema de dar una continuidad agresiva, explicita, a su poltica, nombrando un Embajador de ruptura, o enviar un Embajador de golpe suave. El Embajador de ruptura es Goldberg, y el de golpe suave es Brennan. Entonces opta por la diplomacia inteligente clintoniana y es por eso que Brennan irrumpe en el escenario post victoria electoral de 2014 que de manera irrefutable consolida el proceso de cambio. Brennan llega al pas con el objetivo de impulsar una poltica de erosin, un gran proyecto de ataque a la credibilidad del Gobierno boliviano, tanto nacional o internacionalmente, pero apuntando al escenario del referndum constitucional del 21 de febrero de este ao. La prueba de fuego para Brennan es el 21F.

KA: Y en ese sentido, hubo denuncias por parte del Gobierno boliviano de la injerencia que ha ejercido en el propio Peter Brennan en el referndum constitucional por la repostulacin de Evo Morales. Se han denunciado reuniones, que tuvieron que ser reconocidas por los propios implicados, entre Peter Brennan y el Director de Inteligencia durante el Gobierno del MIR Carlos Valverde. Es Valverde, que fue detenido por narcotrfico y hoy en da ejerce de paraperiodista, quien devela lanza por primera vez las denuncias que se articulan en el llamado Caso Zapata.

JRQ: Est muy claro que Estados Unidos no ha variado ni un milmetro su poltica sobre Bolivia. Lo que se estn modificando son solamente los mtodos, hay un cambio en el mtodo de la desestabilizacin. Independientemente del escenario poltico y la correlacin de fuerzas internas, se planea la desestabilizacin. De hecho, no creo que el Departamento de Estado considere una variable importante la correlacin de fuerzas en Bolivia porque eso es irrelevante, porque saben que la oposicin no cuenta en la Asamblea Legislativa, saben que la oposicin ha sido derrotada el ao 2008, saben que las fuerzas opositoras no tienen oxgeno, no tienen fsico, no tienen programa, no tienen condiciones para hacerle frente a este Gobierno. Por lo tanto, el plan de desestabilizacin se desenvuelve bsicamente entre el Departamento de Estado y la embajada. Teniendo en cuenta ese escenario la operacin encubierta ha cumplido su tarea, ha sido relativamente exitosa por la sorpresa, por el uso de las tecnologas de la comunicacin, por el escenario que se ha armado, por el conocimiento de una psicologa de altsima sensibilidad y susceptibilidad de las clases medias urbanas.

La operacin llamada Caso Zapata ha sido exitosa para el objetivo que se haba trazado, en un escenario para el que el Gobierno no estaba preparado. Este escenario del 21F ha permitido realinear a la derecha, darle un margen de maniobra, abrirle un campo poltico. Adems, ha permitido que la segunda lnea de apoyo poltico a la embajada que estaba instalada en USAID, los analistas y consultores, se conviertan hoy en da en la primera lnea. El caso Zapata ha permitido sacar su retaguardia poltica y colocarla en la trinchera poltica. La oposicin recupera campo poltico y saca de su reserva poltica todos los consultores y analistas que antes trabajaban en USAID para convertirlos en primera lnea del frente de batalla junto con el alineamiento de algunos medios de comunicacin para atacar al Gobierno.

El 21F ha sido un momento de recomposicin generado desde Estados Unidos que reorganiza el campo poltico en Bolivia. Ahora la pregunta es si esta acumulacin de fuerza poltica, de analistas encubiertos, de medios de comunicacin, que han permitido el avance de su retaguardia a la primera lnea de campaa polticava a ser suficiente para dar batalla al proceso de cambio.

KA: Es obvio que el caso Zapata es un factor determinante en la prdida del referndum- Probablemente no sea el nico, y haya tambin elementos internos, pero este es un factor determinante externo. Una vez que se han ido desmontando todas las mentiras construidas, qu balance y qu lecciones extraes de lo sucedido?

JRQ: El Caso Zapata ha sido la operacin encubierta ms penetrante que ha desarrollado el imperio en Bolivia. No hay que olvidar que la poltica exterior estadounidense est basada fundamentalmente en la impostura. Para ingresar en la I Guerra Mundial Estados Unidos logr construir la maquinaria meditica ms importante de principios del siglo XX, algo que Chomsky analiza con muchsimo rigor; para ingresar a la II Guerra Mundial tuvieron que armar la operacin de Pearl Harbor; para empezar la guerra de Vietnam tuvieron que simular un ataque a barcos estadounidenses; para construir la mentira frente a Irak tuvieron que inventarse las armas de destruccin masiva de Sadam.

Lo sucedido en torno al Caso Zapata lleva en sus entraas la poltica exterior agresiva montada sobre la mentira, calumnia y difamacin. Se ha extrapolado la poltica exterior a la poltica domstica en Bolivia, tratando de destruir la credibilidad del presidente, tratando de desacreditar al presidente porque saben que este es un proceso cuyo mayor capital poltico est concentrado en el liderazgo que tiene el presidente Evo.

El objetivo entonces es claro, daar este capital poltico en trminos de liderazgo, de autoridad moral, pero no solamente en el caso de la poltica domstica, sino que este es un objetivo de gran alcance para la regin, no solamente por el liderazgo del presidente, sino por el despegue, el desarrollo estructural cada vez ms independiente del Estado Plurinacional respecto a la gran estructura de poder global. Este desprendimiento de Bolivia respecto del sistema financiero internacional, de los lineamientos polticos imperiales, es un golpe demasiado fuerte para el imperio que se ha acostumbrado a ver a Bolivia como una colonia.

Si lo leemos desde una mirada geopoltica, el peso de Bolivia en la geopoltica regional y en la geopoltica mundial tiene una dimensin estratgica en la medida en que Bolivia se convierte en una suerte de plataforma de trnsito entre la Cuenca del Pacifico y la Cuenca del Atlntico, al mismo tiempo que Bolivia se va transformando en una gran plataforma energtica autnoma capaz de abastecer de energa a la regin. Bolivia ser pronto enclave geopoltico energtico de primer nivel en la medida en que se va a convertir en uno de los grandes exportadores de energas no tradicionales como el litio. En esa perspectiva debemos incorporar su desarrollo industrial, su desarrollo econmico en la medida en que Bolivia se est convirtiendo en un socio estratgico de China, y por lo tanto en una plataforma de irradiacin de China en Amrica del Sur, al mismo tiempo que se fortalecen las relaciones con Rusia, pas aliado con quien se va a construir un Centro de Investigacin Nuclear.

Bolivia est dejando de lado su papel de semi colonia para convertirse en un Estado Plurinacional independiente, autnomo, emancipado y con un proyecto alternativo. Estas dimensiones son las que hoy da hacen que Bolivia se convierta en una amenaza a la tutela imperial en Amrica Latina. Si miramos la geopoltica regional, frente a la debilidad de Venezuela por la agresin que sufre, frente a la prdida del gobierno en la Argentina, al golpe de Estado en el Brasil, frente a los problemas econmicos que tiene Ecuadort tienes en Bolivia la trinchera antiimperialista ms importante de la regin.

KA: Una vez desmontado el Caso Zapata, y a pesar de los conflictos inherentes a cualquier proceso, parece que entramos en una etapa ms estable donde lo importante es que la actual gestin gubernamental termina en enero de 2020. Qu lectura haces de los desafos que tiene por delante el proceso de cambio?

JRQ: Tenemos la responsabilidad en primer lugar de cumplir el programa de gobierno 2016-2020. Es decir, nuestra prioridad es la gestin poltica hasta 2019 y la acumulacin poltica para la campaa electoral de ese ao.

Adems de sobreponernos al 21F, debemos impulsar una re-acumulacin de fuerza poltica para seguir fortaleciendo el liderazgo del presidente Evo; seguir profundizando la gestin del Gobierno y el gran proyecto de industrializacin; articular de una manera mucho ms intensa y de una manera mucho ms estructural a los movimientos sociales, educar en el proceso de trasformacin estatal a los movimientos sociales y al mismo tiempo en la tarea de defender el proceso. No es una tarea simple, son tareas extremadamente complejas, dada la dimensin que ha alcanzado Bolivia en el escenario internacional, escenario que se encuentra hoy en da asediado por fuerzas, por gobiernos ultraconservadores como nuestros vecinos de la Argentina o Brasil, adems de un Chile que no deja de expresar sus rencores histricos, su malestar por el desarrollo econmico del Estado Plurinacional. Hoy da tenemos un vecindario hostil que tiene que sobreponerse a la derrota del ALCA y a la adopcin de la Alianza del Pacifico para tratar no solamente de recomponer la hegemona estadounidense en la regin, sino para intentar liquidar los procesos de transformacin y emancipacin en Amrica Latina.

Tenemos entonces tres grandes tareas. La primera es la gestin de gobierno, la gestin poltica en el marco del gran proyecto de la Agenda 2025. En segundo lugar, enfrentar la hostilidad y las agresiones sistemticas a las que nos vamos a enfrentar producto a estos planes de desestabilizacin de los Estados Unidos. En tercer lugar, debemos encarar los grandes desafos de la agenda global. Son demasiadas tareas, y cada una de ellas es una gran tarea histrica en la que yo creo que las organizaciones, las instituciones, la sociedad civil en general debe ser advertida de su responsabilidad histrica, porque no hay peor error que pueda cometer una sociedad que desentenderse de su responsabilidad histrica.

Despus de este proceso de cambio hay solamente dos opciones, una que es esta suerte de rearticulacin conservadora, retrograda, antinacional, que podra terminar peor que en la Argentina, y que significara un desmantelamiento estructural de todas las conquistas del proceso de cambio y por lo tanto una hipoteca del pas y de sus recursos naturales; y la otra opcin es la continuidad del proceso de cambio, profundizando las transformaciones polticas y econmicas, una aceleracin de los grandes proyectos estructurales que permitan al Estado Plurinacional llegar a 2025 sin deudas histricas.

*Publicado originalmente en el semanario boliviano La poca del domingo 24 de julio.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter