Portada :: Espaa :: Rebelin en los cuarteles
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-07-2016

Entender y hacer ser la III Repblica

Miguel Pastrana
Rebelin

Palabras del autor en el acto pblico titulado "Homenaje a la Resistencia republicana al Golpe de 1936". Presentacin del especial en papel de "Crnica Popular, "Es la hora de la III Repblica" y en el cual intervinieron tambin, Pedro Garca Bilbao, Rodrigo Vzquez de Prada, Jos Antonio Garca Rubio, Pedro Montes, Juan Antonio Hormign, Daniel Lacalle y Rosa de Madariaga. Ateneo de Madrid, 19 de julio de 2016.


Buenas tardes, amigos y amigas.

Creo que todos quienes estamos hoy aqu por memorable fecha en la historia de nuestro pas, de nuestro pueblo -me refiero, como es obvio, a la del 19 de julio de 1936-; que todos nosotros, nosotras -digo, somos, de alguna forma, multiactivistas; estamos en ms de una militancia. Estamos en partidos polticos, pero tambin, al mismo tiempo, en asociaciones, en sindicatos, en ateneos...

Nada de malo hay en ello, huelga decir. Al contrario. Bien es cierto, que sabiendo diferenciar los distintos mbitos. Y digo "diferenciar". Que no "aislar", creando compartimentos estancos, pues eso tampoco se corresponde con una realidad en la cual todo est en conexin. Todo.

(SOBRE EL ATENEO EN EL QUE ESTAMOS)

As, hoy hablar, segn corresponda, como miembro de este Ateneo, como militante de base de un partido poltico, y como presidente de una asociacin republicana federal.

Lo primero, quiero darle las gracias a mi amigo y consocio atenesta, Pedro Garca Bilbao.

Como muchos sabis, ha encabezado, en las "dobles elecciones" -30 de mayo y 27 de junio- de este Ateneo, la Candidatura de Convergencia. Nuestra Convergencia. La que fundamos junto a D. Carlos Paris, y en estas elecciones, para sorpresa de algunos quienes queran darnos por liquidados, ha tenido unos grandes resultados. Incompletos, es verdad. Pero sin esos resultados, no estaramos hoy aqu. Y se evidencia, adems, cuanto decamos: dentro de diez meses, el duelo decisivo por este Ateneo, ser entre lo que representa nuestra Convergencia, y lo que representa -dicho sea con educacin- el Sr. Pedro J. Ramrez. Ese ser el duelo decisivo dentro de diez meses, visto ya el triste papel de otras opciones, presuntas terceras vas!

Y le importa a esta ciudad, a la sociedad en general, cuanto aqu ocurra? Yo creo que s.

(RESISTIREMOS POR CUANTO ES JUSTO)

Habr "represin" ms o menos sutil, en estos diez meses, a lo que aqu representamos, a lo que aqu queremos y vamos a ir recuperando? Puede que s. Pero no importa. Resistiremos. Hoy, en este lugar, nos sentimos, y estamos, ms fuertes que hace tres meses. Resistiremos.

(EFECTO DE LA IMPUNIDAD DEL FRANQUISMO)

Y ello enlaza, pues insisto en que todo est conectado, con la parte de conmemoracin que tiene este acto: hoy homenajeamos la Resistencia republicana al Golpe de Estado de julio de 1936. Recordamos a quienes, mujeres, hombres, protagonizaron una gesta heroica, una autntica epopeya, la cual conmovi y sigue conmoviendo al mundo. Si aqu, en Espaa, todava no se reconoce as -en trminos institucionales, me refiero-, es precisamente debido a los condicionantes franquistas que an pesan, como una losa, sobre la actual organizacin estatal espaola. Dicho en otras palabras, por la impunidad jurdica del franquismo, an a da de hoy, en nuestro pas.

(DEFENSA REPUBLICANA Y DE LA CLASE OBRERA)

Considero importante, al recordar a quienes defendieron con su vida, hace ochenta aos, nuestras libertades, nuestros derechos sociales, laborales... poner acento en que lo hicieron en forma de Repblica, pues no en vano es la forma consubstancial a esa defensa. Ayer, y hoy.

Ya Engels sealaba en1891, que el poder de la clase obrera slo puede llegar bajo la forma de Repblica democrtica. As deca con literalidad...

No es casual que la II Repblica espaola fuese defendida tan principalmente por trabajadores y trabajadoras. Y fue un rgimen democrtico tambin durante la guerra, algo lo cual tienden a olvidar algunos practicantes de la equidistancia postfranquista. Mejor llammosla, monrquica.

Mas lo deletreo de tal postura, vienen a certificarlo dos hechos en los cuales suele poner sordina la historiografa proclive a la Tercera Restauracin de los borbones en Espaa.

(JULIO DE 1936: UN GOLPE DE ESTADO MONRQUICO)

Lo primero, es recordar que el Golpe de Estado de julio de 1936, fue de raz monrquica. S; monrquica, ya fuese rama carlista o alfonsina, y tal monrquico fue el Golpe de Sanjurjo en 1932.

De hecho, el ex-general iba a ponerse a la cabeza de los golpistas cuando fallece en accidente de aviacin el 20 de julio.

Los militares sublevados, eran mayoritariamente monrquicos. A finales de agosto, y tampoco de manera casual, reinstauran la bandera bicolor. Era incompatible el monarquismo, con el fascismo? En modo alguno! Que le pregunten si no a Mussolini, el inventor.

(ABERRACIN CONCEPTUAL PARA NUESTRO SIGLO)

Cuanto sorprende, y ms a da de hoy, es que personas quienes se tienen por ilustradas, ponderadas, razonables, con sentido comn e incluso social, sigan justificando -por activa o por pasiva- algo tan conceptualmente aberrante, antidemocrtico e injusto, como la Monarqua. Eso es lo que no tiene defensa ninguna en el siglo XXI!

Pero prosigo con el XX.

Segundo dato, tambin poco recordado, es que ya en 1945, el propio Franco "formaliz" Espaa como una Monarqua. No fue en 1978, y ni siquiera en 1969: fue ya, jurdicamente, en 1945.

(FRANQUISMO Y MONARQUA)

Resumen y conclusin, en esto, por mi parte: el Golpe asesino contra el pueblo espaol de julio de 1936, fue fascista, s, pero sobre todo y compatiblemente, monrquico. No en balde, es la forma secular de opresin en nuestra tierra, la Monarqua. No ha de extraarnos pues que el franquismo siga vivo a da de hoy, cuando tenemos reyes, cuando tenemos reinas. No habr fin verdadero de la Impunidad mientras exista la Corona. Esto no todos lo ven. Paciencia. Ya lo vern...

(FELICITACIN A "CRNICA POPULAR")

La insoslayable conexin de todo me lleva, observad, a la Tercera Repblica para nuestro pas, y ya con esto termino hoy.

Es aqu cuando felicito a todos quienes han hecho posible este Suplemento especial en papel, del digital "Crnica Popular", con ttulo y contenido "Es la hora de la III Repblica".

Yo s bien que no ha sido nada fcil el trabajo, y quiero singularizar mi reconocimiento en su director, amigo y camarada Rodrigo Vzquez de Prada.

Como en toda publicacin, no estn -es imposible- todos los que son. Pero, a mi parecer, s que son todos quienes estn. Buen trabajo.

(SOMOS DE QUIENES MANTIENEN IDEAS, PRINCIPIOS Y BANDERA)

Y la Tercera Repblica, amigos y amigas?

Con esto ya concluyo rpido...

Aqu, hoy, nos encontramos personas, como yo lo veo, con trayectorias curiosas. Dispares en varios casos. Yo dira, que ms propensas a la discusin y el reproche. Pero aqu estamos. Y eso tampoco es casualidad.

Qu nos une? No haber abdicado -permtaseme la expresin- de ideas, principios, smbolos y banderas, en los cuales nos reconocemos.

No lo hemos necesitado para ganar. Tampoco para perder. Ese no es nuestro mtodo. No hemos entrado a eso. Nosotros, nosotras, no.

Hubiera sido posible; podra ser; ser antes o despus... un Acuerdo, un Gobierno, un Estado... de Progreso sobre la base de la III Repblica y federal, para Espaa?

(S que hay modelos de Repblica centralista, pero el que propone la asociacin UCR, es federal)

(ENTENDER LA III REPBLICA COMO UNA PRIORIDAD)

Yo, como creo vosotros, vosotras, digo que s. Que s. Y el da en que los dirigentes ms visibles de nuestros partidos, ms all de tecnicismos, entiendan de una vez que la Repblica es imprescindible para nuestro pas entero; que es una prioridad y no un adorno, una cuestin "de mnimos" polticos, y no de mximos. De Dignidad. Ese da, digo, tendremos la Tercera Repblica.

Un da que ser y haremos ser.

VIVA LA REPBLICA!

Miguel Pastrana es Presidente federal de la asociacin Unidad Cvica por la Repblica (UCR) y militante de base de Izquierda Unida y del PCE, ex militar profesional de la Armada, miembro del Colectivo Anemoi

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter