Portada :: Otro mundo es posible
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-08-2016

Monsanto en retirada
El abajo que se mueve

Silvia Ribeiro
La Jornada


Desde el primero de   agosto corre la noticia de que Monsanto tuvo que abandonar la construccin de una de las plantas ms grandes del mundo de semillas de maz transgnico que sera instalada en Crdoba, Argentina, en la municipalidad Malvinas Argentinas. Desde ah, pretendan distribuir a Amrica Latina y ms all. Es un hecho de enorme trascendencia, pero la empresa no lo ha querido admitir pblicamente, porque la razn de su salida es la persistente resistencia popular de vecinos, jvenes y madres, que mantienen bloqueada la planta desde 2013.

Es una victoria que no slo tiene un enorme significado para la lucha de este pueblo de 12 mil habitantes, sino para todo el mundo, para las muchas luchas populares desde abajo que tantas veces se enfrentan a intereses que parecen gigantescos e imposibles de derrotar. Es un freno a los venenos de la trasnacional semillera ms grande y resistida del planeta, pero adems es un mensaje de aliento a los que en todas partes luchan por la defensa de sus territorios y comunidades, urbanas y rurales, por su vida y la de sus hijas e hijos, a contrapelo de la lgica dominante que intenta convencernos, que son luchas imposibles.

La primera noticia la trasmiti la Asamblea del Bloqueo en Malvinas el pasado primero de agosto, cuando la empresa Astori Estructuras lleg al terreno a desarmar las instalaciones por encargo de Monsanto. (http://tinyurl.com/j28t82f) Dos das despus, un artculo en iProfesional relat que fuentes de la trasnacional explicaron que se van porque haba bajado el rea de produccin de maz en el pas y con las protestas de los vecinos, ya no resultaba rentable construir la planta. Monsanto tiene otra planta de produccin de semillas de maz transgnico en Rojas, provincia de Buenos Aires, y por ello dicen que ahora no sera necesaria una segunda planta, aunque en 2012 afirmaron que sera una inversin de mil 500 millones de dlares.

Vanesa Sartori, vecina integrante de la Asamblea Malvinas Lucha por la Vida, declar al portal lavaca.org que el argumento de la baja de produccin es solamente formal, una salida elegante para la trasnacional. Monsanto no puede aceptar pblicamente que gente de a pie, vecinas, jvenes y madres organizadas contra los agrotxicos, hayan podido derrotar a la mayor trasnacional semillera del planeta.

Aunque Vanesa advierte que an quieren confirmacin definitiva, agrega que ya Malvinas se ha convertido en un cono de resistencia. Es una demostracin de que el pueblo puede organizarse y, por ms que parezca que est todo listo, cerrado y sellado, se pueden revertir esas decisiones. Si la gente se organiza, puede. (http://tinyurl.com/jmkbddh)

La lucha contra Monsanto en esta localidad se inici desde el anuncio oficial de la planta en 2012. El bloqueo, con un campamento que se mantuvo por casi tres aos bajo fro, calor, lluvia y viento, se instal al finalizar el festival Primavera sin Monsanto, en septiembre 2013. Vecinas y vecinos de la localidad, jvenes y las Madres de Ituzaing barrio de Crdoba fuertemente afectado por los agrotxicos de la siembra de transgnicos, donde muchas han perdido hijos y otros familiares por cncer, han sido el corazn de la resistencia, que creci hasta repercutir a nivel nacional e internacional, apoyados tambin por mdicos y cientficos crticos. Han sufrido ataques y amenazas constantes. El camino no ha estado exento de conflictos y divisiones internas, como tantas veces nos pasa en las luchas, pero los esfuerzos estn dando fruto.

En el festival de 2013, informando y acompaando a los vecinos a instalar el bloqueo estuvo el cientfico Andrs Carrasco (fallecido en 2014), que denunci los efectos de glifosato y transgnicos en la salud, por lo que fue fuertemente atacado por empresas y grandes asociaciones agrcolas. Madres y vecinos lo recuerdan y le dedican este momento.

La noticia de la retirada comenz a circular el primero de agosto, justamente en una gran jornada de protesta contra la llamada ley Monsanto, convocada por una amplia coordinacin de organizaciones campesinas, sociales, sindicatos, ambientalistas, barriales. Carlos Vicente, de Grain, Argentina, recuerda que esta ley que ahora va al Congreso, fue anunciada por el gobierno argentino en 2012 al mismo tiempo que la nueva planta de Monsanto en Crdoba, claramente como requerimiento de las trasnacionales. La nueva ley pretende eliminar y criminalizar el derecho de los agricultores a guardar su propia semilla para la siguiente cosecha. Como si fuera una concesin en lugar de un robo, Syngenta hasta plantea crear una tarifa social soyera para los agricultores chicos (http://tinyurl.com/h65aqqp).

Sumado al revs en Crdoba y a la resistencia a esta ley Monsanto, la empresa est en otra confrontacin inusitada para el mundo, en la Suprema Corte de la Nacin en Argentina: el rechazo judicial en mayo 2016 a patentar una metodologa para hacer semillas transgnicas (http://tinyurl.com/jx5apf9). La sentencia cuestiona que la modificacin del ADN de una planta permita a las empresas apropiarse de toda la planta, que no es un invento sino naturaleza y trabajo campesino. Hay mucha movilizacin social en apoyo a esta sentencia, que sera la primera vez que le niegan por va judicial a Monsanto patentar semillas transgnicas.

Tambin en Mxico se mantiene por casi tres aos una demanda colectiva contra las trasnacionales que tiene suspendida la siembra de maz transgnico. Y tambin aqu y en muchas otras partes sigue el tejido desde abajo, resistiendo y construyendo, ese capaz de tornar posible lo imposible.


Silvia Ribeiro, Investigadora del Grupo ETC.

Fuente original: http://www.jornada.unam.mx/2016/08/06/economia/021a1eco?partner=rss


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter