Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-08-2016

Los movimientos sociales y su alteridad poltica

Jos Javier Capera Figueroa
Rebelin


Existe muchas opiniones sobre los movimientos sociales y su condicin de antagonismo, unos consideran que poseen una mirada crtica sobre los partidos polticos, las instituciones pblicas y los sindicatos. La concepcin de lo poltico que ejercen los movimientos sobre las estructuras rgidas y las formas modernas de hacer la poltica, se convierte en la muestra de que el espritu de los movimientos sociales debe trasgredir toda lgica de descrdito poltico. Un ejemplo concreto lo menciona el Maestro Enrique Dussel cuando seala que la representacin de los partidos polticos y las ONG extranjeras son el reflejo de tener el dominio sobre los mismoS, dicho dominio se refleja si tales movimientos sociales se articularan con algn partido, y llegan al punto de una asfixia estructural. Vase: http://www.jornada.unam.mx/2016/03/12/opinion/014a1pol

En efecto, las dinmicas que emergen en el discurso y la praxis de la realidad social, ha mostrado que el capital llega a un punto de transcendencia, y todo aquello que toca lo hace mercanca y funcional al servicio de los intereses de pequeos grupos polticos, gremios, sectores opulentos que responden al poder de gobierno del Estado en un determinado territorio.

Otra mirada que se refleja es el aire progresista que asumen los nuevos partidos polticos que en el fondo han querido disfrazarse de movimientos sociales, y no es para ms la lgica mercantil de los partidos polticos se ha basado en cooptar los sindicatos, organizaciones civiles, sectores acadmicos, universidades entre otros, buscando re-producir una lgica tradicional de la poltica. Parte de la crisis se refleja en el fenmeno aleatorio de hacer que todo adquiera un valor de uso, y llevar a un segundo plano los problemas como la violencia, la pobreza, el narcotrfico, el racismo y el sexismo, fenmenos autnticos de estos tiempos.

El fuerte giro que se ha desencaminado en los movimientos sociales es la representacin de que el poder del capital puede sobrepasar cualquier criterio o distincin poltica, econmica y social. La involucin se convierte en uno de los procesos de la sociedad global; ac se muestra que ciertos movimientos sociales han perdido su horizonte y han guiado sus pasos por la senda de un ejercicio delegado de poder a sectores sociales producto de la institucionalidad poltica.

Uno de los elementos que debe realizarse para que no siga reproducindose la mercantilizacin de los movimientos, considera Dussel, es intentar que los movimientos sociales no pierdan los requerimientos del pueblo, y logre un ejercicio delegado del poder, llegando al punto de que el pueblo es la nica base del poder y cualquier autoridad debe delegar su funcin al servicio del mismo.

La accin que origina los movimientos sociales hace parte de la alteridad poltica, el asunto consiste en que el movimiento social no debe articularse con algn partido poltico por razones de subsistir. Por el contrario debe buscar ser autnomo y ganarse la legitimidad a travs de su propuesta y praxis poltica en el escenario pblico, ya no es cuestin de fetichizar la poltica sino de convertirla en la base para servir al oprimido y la sociedad precaria en medio de la crisis civilizatoria.

La apuesta por una alteridad poltica es la iniciativa de construir dilogos, traducir los lenguajes populares en acciones cotidianas y luchar en funcin de un sentido comn; lo comn no implica un discurso simple, sino la razn de superar los vacos y vicisitudes que cada sociedad tiene en su contexto contemporneo.

En definitiva, la alteridad poltica es una lgica que busca superar el proyecto hegemnico, el lenguaje colonial y las prcticas racistas que se generaN al interior de una cultura eurocntrica, la cual se ha caracterizado por hacer de la poltica un ejercicio funcional a los partidos polticos y la forma de representacin institucional que debe superar el poder de la burocracia y apropiarse del servicio a los ms oprimidos y necesitados de estas tierras.


Jos Javier Capera Figueroa es Politlogo de la Universidad del Tolima (Colombia), Analista poltico y columnista del Peridico el Nuevo Da (Colombia) y del portal de ciencias sociales rebelin.org (Espaa).

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter