Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-08-2016

Repblica Dominicana
Danilo Medina sigue halando el cetro

Lilliam Oviedo
Rebelin


En alianza con el grupo Vicini, coloc en la alcalda del Distrito Nacional a David Collado. En los ministerios con mayor presupuesto, nombr a sus colaboradores de confianza (Carlos Amarante Baret, por ejemplo), y hoy, en el proceso iniciado por la estafa al Estado en la compra de los aviones ALX (Tucano) puede realizar maniobras para repartir el castigo y el premio de impunidad, atrayendo con ese manejo la confianza del poder imperialista.

La permanencia en el Palacio Nacional no es el nico fruto que ha recogido Danilo Medina de su manejo politiquero. Es preciso destacar que ha creado las condiciones para competir por la direccin de un sistema poltico que sigue siendo autoritario y personalista.

Al dirigirse al pas con motivo del inicio del nuevo (la palabra nuevo no cabe, a menos que se aclare que se utiliza estrictamente para referirse al tiempo), dice admirar la sencillez y destaca que procede de una familia humilde. No dice que hoy pertenece a la lite de millonarios en que se ha convertido el Comit Poltico del Partido de la Liberacin Dominicana, PLD, y menos que fue a travs de una lucha de poder que logr el posicionamiento que hoy exhibe.

En su felicitacin a Margarita Cedeo traspasa lo protocolar, pero le ha hecho entender a Leonel Fernndez que puede seguir haciendo grietas a su enorme poder y despojarle de cuotas importantes en materia de direccin del sistema poltico.

La meta de Danilo Medina es adquirir ms poder, pasar de servidor de la clase dominante a ente decisorio de su proyecto fundamental; de informante o agente de poca monta del poder imperialista a ente de confianza y coordinador de su poltica de dominacin.

Un solo perodo de gobierno no era suficiente para ello, porque Leonel Fernndez se convirti en autntico heredero de Joaqun Balaguer y no es fcil despojarlo de esa condicin.

Con verdades a medias como la enumeracin de obras de ingeniera y la superacin de la pobreza extrema, y descarnada mentira como la excelente situacin de los servicios bsicos (los hospitales locales y las deficiencias en los servicios de la seguridad social son contraejemplos palpables), present ante el mundo un pas en franco progreso, y fundament en ese espejismo las ms simpticas promesas. Ms de lo mismo!

SU VERDADERO MAESTRO, JOAQUN BALAGUER

En el discurso de toma de posesin, Danilo Medina pone fin a su cadena de promesas jurando combatir la corrupcin. Yo estoy del mismo lado que el pueblo dominicano, yo estoy del lado de la gente honrada, dijo. Y tras hablar de la necesidad de una justicia ms efectiva, aadi: Mi compromiso con el cumplimiento de la ley y con las buenas prcticas es ms fuerte y ms firme que nunca.

No se refiri a la investigacin sobre los Super Tucano, y lo hizo con la evidente intencin de dejar en la poblacin la interrogante de si actuar como lo hizo Joaqun Balaguer en 1966 o como lo hizo en 1986, es decir, si simplemente llamar de otro modo a la corrupcin o si contribuir a buscar piezas sacrificables (corruptos vulnerables) y a repartir premio y castigo para arrinconar a sus rivales en el control del sistema.

Qu tan cerca de Leonel Fernndez llegarn los sometimientos? Est en riesgo la condicin de intocable del expresidente?

Se puede esperar, acaso, que encabece una jornada de guerra al peculado quien en el ao 2012, tras recibir el gobierno de manos de un grupo que compr zafacones por ms de 10 mil pesos para las oficinas pblicas y sobrevalu en ms de un 500 por cientos varias obras pblicas, dijo que no era momento de tirar piedras hacia atrs y ratific en sus puestos a casi todos los corruptos?

La lnea balaguerista de actuacin en estos casos, sigue vigente, y se alimenta con el pacto de clase. Al despojar de impunidad a ciertas figuras son debilitados determinados grupos, y eso lo sabe Danilo Medina.

Colaboradores de Leonel Fernndez son obligados a rendir cuentas (aunque no todas las que tienen pendientes) mientras l est del lado de la compaa estadounidense que ofert a precio ms bajo los aviones cuya compra fue marco del fraude, y tiene el apoyo de la Embajada de Estados Unidos.

Ha llegado para el actual presidente el momento de determinar si el poder personal que ha acumulado le alcanza para hacer lo no previsto y convencer a los poderes fcticos de que responde a sus necesidades.

Es seal de cambio la sustitucin de figuras o es un signo del punto a que ha llegado la lucha entre grupos esencialmente saqueadores? Desde la Presidencia de la Repblica, administra los amarres polticos que hizo el propio Leonel Fernndez, fortalece las relaciones con algunos sectores (el Partido Revolucionario Dominicano y el influyente grupo empresarial Vicini, ms ligado a la poltica de lo que aparenta), y reduce la participacin estatal de otros (el influyente abogado trujillista Marino Vinicio Castillo y sus hijos, por ejemplo).

Contribuye con ello a dar continuidad al autoritarismo y deja ver a Leonel Fernndez que no solo puede repartir prebendas sino que, de ms en ms, se pone en condiciones de administrar el premio y el castigo y despojar de la impunidad a ciertas figuras.

Como su viejo maestro, que es Joaqun Balaguer y no Juan Bosch (no hay que ser boschista para reconocerlo), trata de erigirse en coordinador de un proyecto de clase. Lo dems es palabrera hueca.

El cetro de mando que, segn Leonel Fernndez le entreg Balaguer (siguen dando golpes a la institucionalidad), Danilo Medina trata de arrebatrselo. En esta etapa, le muestra que puede hacerlo En el futuro inmediato, la lucha entre grupos se manifestar en forma cada vez ms grotesca Esto no solo es predecible, se est manifestando ya

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter