Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-08-2016

Capitalismo extractivista y clientelismo politico
Los cooperativistas mineros y el MAS

Carlos Pearanda Pinto
Rebelin


1. Clientelismo

El clientelismo se constituye ante todo un instrumento de la clase dominante.

Del mismo modo que la capacidad para instrumentalizar personas depende del poder que se tenga, as la disposicin o disponibilidades para ser instrumentalizado, depende no solamente de la privacin real del poder, sino fundamentalmente, del grado de conciencia de clase, en el sentido de la capacidad para discernir a favor de qu intereses de clase se debe luchar.

As, el clientelismo se explica por una debilidad en la conciencia de clase; pero tambin, por el hecho de que ste constituye la forma a travs del cual las clases desposedas pueden acceder a bienes y servicios del Estado. La escasez de bienes que el Estado capitalista de un pas subdesarrollado, perifrico, dependiente puede ofrecer a las clases desposedas es a cambio de una retribucin en apoyo electoral y movilizacin para defender a quienes detentan el gobierno de turno.

Desde esa ptica, el clientelismo constituye fundamentalmente una forma de opresin de clase, un instrumento que tiene por efecto la atomizacin de las solidaridades entre las clases subalternas y la continua dependencia hacia las lites 1 .

El clientelismo tambin constituye un canal de ascenso social, produciendo nuevas lites polticas; el ascenso de algunos lderes a nuevas posiciones de poder en la escala piramidal, convierte a algunos dirigentes en patronos-clientes o Estado-cliente. El clientelismo tiende a esterilizar y dificultar la participacin de la base social; manejar clientelas significa negar la participacin, pues consiste en obtener beneficios para algunos a travs de la intermediacin.

El dirigente que se adhiere al poder obra como intermediario entre sus bases y el gobierno, garantizando, la lealtad de sus bases; las bases tienen expectativas y hasta sensacin de seguridad (aunque precaria) por la proteccin paternalista del Estado a travs de los dirigentes vinculados al gobierno, lo cual puede cesar cuando las expectativas dejan de materializarse.

1.1. Gobierno del MAS

En Bolivia, el nuevo bloque en el poder, pintado de campesino y popular, ha desplazado al bloque de derecha-racista; sin embargo, ello no implica que la clase dominante del antiguo bloque haya dejado de seguir controlando la propiedad de los principales medios de produccin y la tierra 2 .

Los puestos claves de la economa en nuestro pas estn principalmente en manos de tecncratas liberales, empresarios e intelectuales ONGistas (ligados en su mayora a las polticas mundiales que emanan de Naciones Unidas) insertos en el gobierno; en su interior, los cooperativistas mineros y otros sectores pequeo burgueses, son las categoras y fracciones de clase (cocaleros, comerciantes, transportistas) que ejercen predominio en el bloque.

1.2. Paradojas del decir y hacer

El domingo 14 de agosto, en declaraciones al programa El pueblo es noticia en el canal BTV, el Ministro de Gobierno Carlos Romero, manifest que el cooperativismo minero () slo en teora es cooperacin solidaria de sus miembros sin fines de lucro" 3; es decir que en la prctica real, los cooperativistas no son solidarios y persiguen fines de lucro.

De ser cierta esta afirmacin, las cooperativas mineras no pueden gozar del reconocimiento y proteccin del Estado por contravenir a las siguientes normas:

Art. 310 de la CPE que seala que estas (las cooperativas) se caracterizan por el trabajo solidario de cooperacin y sin fines de lucro;

a su vez, el Art. 4 de la Ley General de Cooperativas (Ley N 356 de 11 de abril de 2013) seala que cooperativa es una asociacin sin fines de lucro, de personas naturales y/o jurdicas que se asocian voluntariamente, constituyendo cooperativas, fundadas en el trabajo solidario y de cooperacin, para satisfacer sus necesidades productivas y de servicios;

el Art. 6 de la Ley 356 seala que el sistema cooperativo, se sustenta en los principios de: 1) Solidaridad. Es el inters por la colectividad, que permite desarrollar y promover prcticas de ayuda mutua y cooperacin entre sus asociadas y asociados y de stos con la comunidad. 2) Igualdad. Las asociadas y los asociados tienen igualdad de derechos, obligaciones y oportunidades de acceder a los beneficios que brinda la cooperativa, sin que existan preferencias ni privilegios para ninguna asociada o asociado. 3) Reciprocidad. Prestacin mutua de bienes, servicios y trabajo para beneficio comn, desarrollados entre asociadas y asociados, entre cooperativas y de stas con su entorno, en armona con el medio ambiente. 4) Equidad en la Distribucin. Todas las asociadas y los asociados deben recibir de forma equitativa, los excedentes, beneficios y servicios que otorga la cooperativa, en funcin de los servicios utilizados o la participacin en el trabajo. 5) Finalidad Social. Primaca del inters social por encima del inters individual. 6) No Lucro de Sus Asociados. Exclusin de actividades con fines especulativos, de forma que no se acumulen las ganancias para enriquecer a las asociadas o los asociados.

El Art. 127, pargrafo II, en la Ley de Minera seala que las labores mineras se llevarn a cabo por los socios de cada cooperativa, la cual podr contratar personal dependiente nicamente para labores de carcter administrativo, tcnico y asesoramiento.

Entonces, la caracterizacin de las cooperativas, de Rafael Puente, exviceministro de Rgimen Interior y Polica, en relacin a las cooperativas es correcta: () todo el mundo sabe que las cooperativas mineras no tienen nada de cooperativas; en realidad son empresas, cuyos dueos son los llamados socios (y ni siquiera todos) que manejan y explotan a una enorme masa de obreros que no tienen ni seguro social, ni seguro industrial, ni jubilacin, ni nada. Y ni siquiera hablamos de las mujeres y del trabajo infantil. Es decir, son empresas de capitalistas del ms primitivo estilo explotador, del que se supone que este nuevo Estado Plurinacional quiere liberarse 4 .

Al parecer, sabe todo mundo, excepto el Vicepresidente lvaro Garca, los Presidente de las cmaras de diputados Jos Alberto Gonzlez, Gabriela Montao y el Ministro de Minera, Cesar Navarro, quienes han repetido hasta el cansancio que la norma modificatoria a la Ley General de Cooperativas, en lo referente a la sindicalizacin, no incluye a los cooperativistas mineros, lo cual contradice a lo manifestado por Carlos Romero, para quien la solidaridad y no lucro de los cooperativistas mineros ha quedado en simple teora.

En los hechos el Proyecto de Ley N 149/2016-2017 sigue dando prerrogativas a los cooperativistas mineros pues seala DISPOSICIN FINAL NICA. En resguardo de los derechos constitucionales en vigencia, se respetan en las cooperativas, los derechos sindicales, laborales y de asociados de los sindicatos que incluyan asociadas y asociados pre-existentes a la promulgacin de la presente Ley, as como de los que fueren a constituirse a futuro en los sectores de Servicios y Servicios Pblicos 5 . Este proyecto de Ley no menciona a las cooperativas productivas.

Alfredo Rada, Viceministro de Coordinacin con los Movimientos Sociales, en 2014 sealaba: () Al interior del sistema cooperativista se estn decantando las cooperativas que, por efectos de acumulacin de capital, han perdido su naturaleza inicial de instituciones sin fines de lucro asumiendo formas empresariales propias del capitalismo salvaje. En ellas se estn acelerando los procesos de segmentacin clasista entre los socios antiguos y los trabajadores voluntarios, a los que tambin se les suele denominar peones o makunkus. Los primeros son ya una nueva fraccin de la burguesa minera, los segundos conforman la masa laboral que se desenvuelve en condiciones de precariedad: sin acceso a seguros de corto o largo plazo, sin estabilidad ni contrato, sin seguridad industrial, muchos de ellos menores de edad y sin derecho a asociarse en sindicatos. Para mencionar un dato: hay registrados 112.000 cooperativistas, pero de ellos slo el 16% aporta para el seguro obligatorio 6 .

La existencia de dos categoras de trabajadores en las cooperativas mineras, rompe los principios bsicos del cooperativismo internacional. Los trabajadores dependientes o asalariados no tienen libre acceso y adhesin voluntaria para ser socios (primer principio); por tanto, no tienen acceso al control democrtico (segundo principio), y tampoco participan en la distribucin de excedentes en proporcin a las operaciones (tercer principio) 7.

El gobierno ha mantenido el camino abierto por el neoliberalismo, al promover la va productiva no estatal y al mantener el nombre de cooperativa a lo que, en parte, No es una cooperativa, sino empresas privadas; a su vez, ha sido cmplice de disolver la unidad poltica y productiva que caracterizaba al proletariado.

El gobierno del MAS ha privilegiado la relacin con el sector cooperativista dentro del mundo minero; desde el inicio de su administracin, Morales les dio un lugar destacado en su alianza poltica con el objetivo de atraer a este sector porque, al mismo tiempo que representa un voluminoso nmero de eventuales votantes, se ha convertido tambin en el gran creador de empleo para desempleados provenientes de otros mbitos laborales. Los cooperativistas, cada vez que el presidente los convoca, se pronuncian y hasta se movilizan 8. Su incursin en la poltica se debe a que es una fuerza social ordenada, disciplinada y sumamente orgnica que responde a un mando nico, que es la Federacin Nacional de Cooperativas Mineras (FENCOMIN). Esa disciplina le da consistencia en el campo poltico, porque cualquier accin que determine FENCOMIN, en consenso con las federaciones departamentales, es acatada militantemente por sus miembros; es por este motivo, que son considerados una fuerza importante 9, que utiliza a su masiva base social para negociar y presionar cuando de sus intereses se trata. En la coyuntura actual, los cooperativistas estn en contra del gobierno (entre cosas por la prdida de cuotas de poder), y lo que molesta a los estrategas gubernamentales es que los favorecidos por una dcada quieran ms privilegios.

El gobierno del MAS se concentr en la falaz nacionalizacin de los hidrocarburos, y no dijo nada respecto al gran negocio minero controlado por transnacionales y normado por un Cdigo neoliberal. El resultado prctico de esa orientacin de la poltica minera se refleja en la limitada presencia productiva de la Corporacin Minera de Bolivia (COMIBOL) y en la insubstancial renta minera que dejan las trasnacionales y los cooperativistas mineros. San Cristbal, Sinchi Wayra, Manquiri S.A. 10, son la otra parte de REPSOL, PETROBRAS o TOTAL, que niega la soberana de la que tanto alarde hace el gobierno del MAS.

1.3. Lo sincronico-diacrnico del decir-hacer de masistas y cooperativistas

Tras la cada de Snchez de Lozada 11, en octubre de 2003, las lites del cooperativismo minero negociaron el voto de sus bases con el MAS, exigiendo que el futuro gobierno de Evo Morales conserve los privilegios que ganaron con Snchez de Lozada.

En enero de 2006 (primera gestin gubernamental del MAS), se design como ministro de Minera a Walter Villarorel, expresidente de FENCOMIN y socio de la mina La Salvadora. Villarorel funjia de Ministro cuando se dieron los conflictos entre cooperativistas y asalariados por el cerro Posokoni (Huanuni) en octubre de 2006 12.

El cooperativismo minero, a travs de leyes, ha sido uno de los sectores ms beneficiados del gobierno de Evo Morales; entre otras normas: El D.S. 233, que crea el Fondo de Financiamiento para la Minera (FOFIM) en substitucin del FOMIN para la otorgacin de crditos a las cooperativas con el aporte de Bs. 69,7 millones por parte del TGN y $US. 8 millones por parte de COMIBOL. Ley 186 Rgimen de tasa cero en el Impuesto al Valor Agregado (IVA) para las ventas de minerales en el mercado interno de las cooperativas y productores artesanales. D.S. 1368 que entrega la veta Rosario a la Cooperativa 26 de febrero en el distrito minero de Colquiri 13 . D.S. 1369 que levanta diversas reas de reserva fiscal para posibilitar su entrega mediante contratos a cooperativas.Ley de cooperativas, que sirve de etiqueta a empresarios cooperativistas. Ley minera, que expresa los intereses de 10.000 socios (dueos) de las cooperativas mineras y no de los 180.000 trabajadores mineros en estas cooperativas 14.

Paradjicamente, el pasado 14 de agosto en Cobija, el presidente Evo Morales calific las demandas de los cooperativistas mineros, como indeseables 15.

Para comprender la paradoja veamos como, en noviembre de 2013, el presidente Evo Morales asegur () el apoyo que recibo de los cooperativistas mineros viene desde 2005, a partir de esa fecha son aliados naturales y de carcter incondicional del proceso de cambio. Conozco a trabajadores y dirigentes sindicales, no vienen aqu con prebendas, sino con justas reivindicaciones, seal durante la promulgacin de la ley de las modificaciones a la Ley de Pensiones, en Palacio de gobierno 16. A su vez, el presidente de la FENCOMIN de ese entonces, Alejandro Santos, aclar que las cooperativas mineras dan su apoyo incondicional al presidente Morales a cambio de nada desde 2005. Las cooperativas mineras y los 150 mil cooperativistas mineros siempre hemos apoyado a nuestro Presidente, porque la poltica de nuestro Presidente es excelente, cosa de que antes no haba 17, sostuvo.

Tambin en 2013, en la entrega de los contratos de adjudicacin de colas de Catavi a los cooperativistas, el dirigente del norte de Potos, Artemio Mamani, dijo: () garantizamos que vamos a arrasar en las elecciones de 2014, a tiempo de agradecer al Gobierno por el nuevo contrato; a su vez, el presidente de la FENCOMIN, Alejandro Santos, expres pblicamente su apoyo al proceso de cambio que lidera el presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales: Nuestro Presidente ha trabajado con una visin de ir siempre adelante y eso es hacer gestin de Gobierno. Que los derechistas de todo el pas escuchen el grito que sale del norte de Potos, porque el presidente Morales gobernar por siempre el pas, afirm el cooperativista 18.

En marzo de 2014, el Proyecto de Ley de Minera y Metalurgia, fue entregado al presidente Evo Morales. En la ocasin, la comitiva minera encomend aprobar el documento sin cambios e, incluso, Morales destac que la normativa fue trabajada por los cuatro sectores (empresarios, cooperativas, sindicatos mineros y Gobierno) y pidi a los congresistas que no hagan cambios 19.

Una semana despus, los enfrentamientos, las muertes y los bloqueos cooperativistas motivaron al Ministro de la Presidencia, Juan Ramn Quintana, a decir que el proyecto de ley volva a fojas cero; aunque luego fue contradicho por el ministro de Gobierno, Carlos Romero, quien emprendi dilogo con los cooperativistas mineros.

El Art. 151 (el ms polmico del anteproyecto) dispona que los titulares de licencias de prospeccin y exploracin o de contratos administrativos mineros de la industria minera privada y cooperativa, pueden suscribir en cualquier momento contratos con otros actores productivos mineros privados o cooperativas, legalmente establecidos. Este artculo era una copia del Art. 21 del cdigo minero gonista (la Ley Neoliberal 1777) la cual sealaba que las sociedades cooperativas mineras podrn asociarse y suscribir contratos de cualquier naturaleza, incluidos contratos de riesgo compartido con la COMIBOL o con otras personas individuales o colectivas, nacionales o extranjeras, sin perder su naturaleza de entidades de inters social.

Si adems de los sectores privados, cooperativistas y sindicalizados particip el gobierno, cmo podan haberse ratificado el Art. 21 de la ley neoliberal en el Art. 51 del anteproyecto de ley, en tiempos antineoliberales y del proceso de cambio?

El 1 de abril de 2014, en relacin al conflicto cooperativistas-gobierno, por las observaciones al proyecto de ley minera, el senador Andrs Villca (MAS), representante de FENCOMIN en la Asamblea Legislativa, dijo que en un ampliado de este sector se definir si los mineros continuarn o no con el apoyo poltico al Presidente Evo Morales para las elecciones generales de ese ao: El sistema minero cooperativizado es orgnico, un congreso orgnico es la que ha determinado el apoyo correspondiente al proceso de cambio, a fortalecer el mandato del Presidente Evo Morales y ser la instancia correspondiente tambin de un congreso para poder hablar en la parte poltica, se va analizar en funcin a que vaya tenindose los arreglos correspondientes (en la mesa de dilogo), manifest Villca a ANF 20.

Alejandro Santos, presidente de FENCOMIN, advirti a Morales con bajarlo del cargo con una movilizacin generalizada en todo el pas si es que el Legislativo no aprobaba el proyecto de ley sin ninguna modificacin y si la polica continuaba reprimiendo a sus compaeros de base () Si bien FENCOMIN y todas las cooperativas del pas hemos llevado a que el presidente Evo, sea el presidente de Bolivia, as tambin podemos bajarlo, nosotros hemos sido los primeros autores de llevar a la Presidencia el ao 2003, en ese sentido la movilizacin de todas las cooperativas a nivel nacional vamos a masificarlo y no vamos a permitir, carajo, que a nuestros compaeros de base los estn manoseando, dijo Santos a los medios 21.

En abril de 2014, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, inform que entre los 42 contratos de subarriendo que firmaron los cooperativistas con empresas nacionales y transnacionales hay algunos que se remontan a 2011: () tenemos ejemplos que datan de 2011, 2012 y 2013, segn algunos casos que expuso el Ministro de Minera 22. Esto demuestra que parte de los contratos no solo proviene de los gobiernos anteriores, sino se efectuaron durante la misma gestin del gobierno del MAS.

Al presente, en relacin a las peticiones cooperativistas, Romero seal que Esas demandas constituyen un homenaje al ex-presidente Gonzalo Snchez de Lozada, caracterizado por haber llevado adelante el proceso de capitalizacin en el pas y vender las empresas estatales 23.

Volviendo atrs, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, en abril de 2014, declar que en 2006 (ao de la primera gestin de gobierno del MAS), las cooperativas mineras tenan 2.254 cuadrculas (para operar), equivalentes a 56.350 hectreas. En 2014, ocho aos despus, durante este gobierno han subido a 17.140 cuadrculas, o sea 428.628 hectreas, un incremento del 500% 24. A mayo de 2013, segn datos del Viceministerio de Cooperativas Mineras, las 1600 cooperativas existentes tienen 375.073 hectreas (en 2005 operaban 230 y controlaban 47.153 hectreas), lo que implica un incremento de un 700% en lo que va de la administracin del presidente Evo Morales 25. Cada ministro o Viceministro maneja datos distintos.

Es claro el favoritismo del gobierno a las cooperativas mineras otorgando concesiones en espacios fiscales, afectando las perspectivas de expansin y crecimiento de COMIBOL.

En mayo de 2014, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, seal que La cooperativa no hace nada ms que recibir su ttulo (de concesin minera), lo entrega a una empresa privada y recibe un porcentaje de las utilidades por esa operacin de intermediacin entre el Estado y una empresa, argument. Si el Estado hubiera firmado el contrato directamente con la entidad privada, los ingresos que el pas recibira por la explotacin de los recursos naturales seran del 39% y en la actualidad son solo del 1%, precis. Este 39% ira para el Estado por concepto de tributos como el Impuesto a las Utilidades (IU), Rgimen Complementario del Impuesto al Valor Agregado (RC-IVA), Impuesto al Valor Agregado (IVA) 26, sostuvo.

Lo cierto es que la contribucin de la minera al Estado es baja: por ejemplo el 2011 la produccin minera fue alta pero la recaudacin por regalas muy baja 27.

Fuente: Fundacin Jubileo

En mayo de 2014, el ministro de Minera, Cesar Navarro, explic que el proyecto de Ley (248 artculos y seis disposiciones transitorias), que se debate en el Senado, impide que se entreguen grandes concesiones a sectores privados, cooperativas o al mismo al Estado, as como retoma el concepto de fiscalizacin como facultad del Estado en la actividad minera y el control en toda la cadena productiva 28.

El 28 de mayo de 2014, lvaro Garca, como presidente en ejercicio, durante la promulgacin de la nueva Ley de Minera y Metalurgia en la ciudad de Oruro, dijo: () con esta norma los cooperativistas mineros se convierten en productores de primera categora y podrn acceder a vetas importantes. El sistema cooperativo nunca tuvo derecho a reas importantes y ricas en mineral. Eso se acab, manifest la autoridad 29.

Respecto a la Ley Minera, algunos analistas coinciden que esta renueva el pacto poltico que tiene el gobierno con las cooperativas mineras, preservando un sistema de clientelas polticas. Para ello, la ley persiste en otorgar una serie de facilidades a las cooperativas, como ser tratadas como organizaciones sin fines de lucro, lo que no va con la realidad porque las cooperativas son organizaciones que obtienen ganancias. La ley mantiene esa ficcin y justifica que no paguen impuestos, que trabajen en condiciones de informalidad, que no cumplan con la ley del trabajo y que trabajen sin control ni fiscalizacin del Estado.

Solucionados los problemas entre cooperativistas y gobierno, en fecha 20 de junio de 2014, en el estadio Hernando Siles, en la proclama del binomio Evo-lvaro por los cooperativistas mineros (que previamente marcharon por La Paz para pedirle al jefe del Estado boliviano, Evo Morales, que acepte su candidatura a la reeleccin 30). El presidente Morales puntualiz: () Si alguien quiere ignorar al cooperativismo minero tendr que cambiar la Constitucin Poltica del Estado. A su turno el dirigente de la FENCOMIN, Alejandro Santos dijo: Siempre hemos apoyado incondicionalmente y ese apoyo ser hasta el final, vamos a defender con sangre y luto lo que es el proceso de cambio 31.

Hace menos de 9 meses, la Cmara de Senadores rindi homenaje a FENCOMIN en su 47 Aniversario, la nota de prensa del Senado seala: Este reconocimiento se lo hizo considerando la trascendencia histrica, contribucin al desarrollo econmico, poltico y social en beneficio del pas 32.

Hoy, los dirigentes de FENCOMIN cuestionan la decisin del ministro de Trabajo, Gonzalo Trigoso, de cambiar a sus representantes dentro de esa cartera de Estado, en el Viceministerio y la Direccin de Cooperativas, de manera unilateral e incorporar a personas que no conocen del sector. FENCOMIN tienen en la actualidad al menos siete legisladores, entre diputados y senadores, elegidos con la sigla del MAS, adems tiene un Viceministerio, Pascual Guarachi ocupa el cargo de Viceministro de Transporte; hasta el 3 de agosto del presente ao el Viceministerio de Empleo, Servicio Social y Cooperativas, estuvo ocupado por el cooperativista Benito Rodrguez Carvajal 33.

El senador por el MAS y minero cooperativista, Miguel Coaja, advirti que ese sector podra alejarse del denominado proceso de cambio y del partido de gobierno si es que sus demandas no son atendidas, siendo una de ellas que se deje en libertad a 10 de sus compaeros detenidos en el penal de San Pedro 34.

Las exigencias de los cooperativistas mineros son: 1. Rechazo al reconocimiento de sindicatos en las cooperativas. 2. Modificar la Ley Minera. 3. Fondo para que se paguen las deudas que la Empresa Metalrgica de Vinto tiene con las cooperativas. 4. Disminuir o suspender las regulaciones medioambientales. 5. Inclusin de un representante de los cooperativistas en el Directorio de la Caja Nacional de Salud. 6. Inyeccin de recursos al Fondo de Financiamiento para la Minera (FOFIM). 7. Consolidar la propiedad de las reas concedidas a la cooperativa 26 de Febrero en el yacimiento de Colquiri. 8. Creacin de un ministerio para las cooperativas. 9. Tendido de redes de energa elctrica a todas las cooperativas del pas con tarifas diferenciadas. 10. Reinversin de recursos provenientes de las regalas mineras en proyectos para el sector.

La Paradoja se define como figura de pensamiento que consiste en emplear expresiones que aparentemente envuelven contradiccin; dicho o hecho que parece contrario a la lgica. Luchar contra el neoliberalismo aplicando polticas neoliberales es una paradoja; como lo es tambin decir o hacer de acuerdo a las circunstancias, ello no slo quita coherencia lgica al discurso MASsista, sino tambin agudiza su crisis de credibilidad ante el pueblo.

2. Cooperativas y extractivismo capitalista

Las cooperativas mineras vinculadas a FEMCOMIN al igual que las empresas capitalistas se caracterizan por desarrollar una ideologa y prctica que hace a un lado las necesidades generales de los trabajadores, concentrndose en la apropiacin de las riquezas mediante la explotacin laboral.

Los trabajadores de base en las cooperativas son vctimas de la vulneracin de sus derechos laborales; sin embargo, no tienen otras opciones de trabajo en el pas. Son fuerza de trabajo barata para los socios-propietarios de las cooperativas que en algunos casos tienen contratos con las multinacionales que saquean Bolivia, siendo adems escudo poltico y carne de can humano 35. Sera impensable en Bolivia que nadie salga a la calle a defender a las transnacionales, por eso, se disfrazan detrs de los cooperativistas, dirigidos por grandes empresarios.

La fuerza de trabajo de la mayor parte utiliza formas de produccin atrasadas, le es imposible salir de ese atraso porque no incorpora mquina en las cuadrillas de trabajo.

El extractivismo del MAS ha conseguido durante nueve aos una balanza comercial favorable 36 lo que ha permitido tambin contar con las mayores reservas internacionales 37 en moneda extranjera de la historia, lo cual fundamentalmente garantiza a los inversores extranjeros el acceso a divisas convertibles que les permitan incrementar sus beneficios.

El auge del precio de las materias primas y la bonanza latinoamericana de inicios de milenio fueron la condicin bsica de posibilidad del proyecto de equilibrismo poltico progresista. Les ofreci la oportunidad de repartir algo a los marginados de la liberalizacin, a esas masas exhaustas y descontentas por los aos incontables de cinturones apretados, sin tener que afectar al modelo econmico neoliberal que heredaron. Distribuir abajo sin afectar arriba.

Hoy, finalizada la bonanza, se hace ms difcil negociar privilegios econmicos a cambio de apoyo poltico. La desventura del sector minero tiene como causa la cada de los precios de los minerales, pero la causa profunda es la economa extractivista, es nuestra dependencia del capitalismo mundial, del que en realidad nunca nos hemos alejado.

El capitalismo Monoplico del Estado es la fase del desarrollo del sistema capitalista que se caracteriza por el predominio econmico del capital monoplico y su fusin con la fuerza poltica del Estado. La indiscutible hegemona econmica de los monopolios se acrecienta cuando se fusiona con la poderosa fuerza social organizada que es el Estado. El Estado pone a disposicin de la reproduccin del capital monoplico toda su estructura funcional, particularmente sus rganos Legislativo y Ejecutivo, disponiendo de los bienes nacionales que administra, tales como los recursos naturales, sus productos y el ejercicio propio del presupuesto asignado 38.

Se ha sealado que el modelo econmico boliviano es plural, que la economa plural est constituida por las formas de organizacin econmica comunitaria, estatal, privada y social cooperativa, que la economa plural articula las diferentes formas de organizacin econmica sobre los principios de complementariedad, reciprocidad, solidaridad, redistribucin, igualdad, sustentabilidad, equilibrio, justicia y transparencia (Art. 306 CPE). En realidad el cooperativismo, en el rgimen capitalista, constituye una variante de la propiedad privada; la naturaleza social de la propiedad cooperativa es determinada en primer lugar por la forma dominante de la propiedad a que se halla vinculada (en nuestro caso la economa privada). Bajo el capitalismo, la propiedad cooperativa presenta un carcter burgus dado que se desarrolla sometida al influjo de la propiedad privada capitalista, dominante en la sociedad burguesa. Las cooperativas, al comprar y/o vender las mercancas a las empresas capitalistas, contribuyen a reforzar y desarrollar las relaciones capitalistas de produccin. En sntesis, el beneficio de tales cooperativas no es otra cosa que plusvala realizada, creada mediante la explotacin del trabajo.

Interrogantes que deja el actual conflicto


Notas

1. MIRANDA ONTANEDA, Nstor (1977). Clientelismo y Dominio de Clase: El modo de obrar poltico en Colombia, Editorial CINEP-Bogot.

2. TAPIA, Luis (2009). La Coyuntura Relativa del Estado , Pg. 34. Muela del Diablo Editores, Bolivia.

3. En Demandas de cooperativistas mineros buscan Beneficiar a las transnacionales , peridico El Cambio ( 14/08/2016). Vase http://www.cambio.bo/?q=node/12096

4. En Cra Cuervos por Rafael Punte, Diario Pgina Siete (04 /04/ 2014 ). Vase http://www.paginasiete.bo/opinion/2014/4/4/cria-cuervos-17950.html

5. Proyecto de Ley N 149/2016-2017. Ley de modificacin a la Ley General de Cooperativas N 356 de 11 de abril de 2013.

6. RADA, Alfredo (2014). Estado, Transnacionales y Cooperativas en la Minera Boliviana, Rebelin. Vase http://www.rebelion.org/noticia.php?id=183511

7. Los principios sealados estn insertos en el Documento de la  Alianza Cooperativa Internacional aprobadas en Manchester, 23 de setiembre de 1995.

8. En Mayo de 2012, FENCOMIN ante la IX marcha por el Territorio Indgena Parque Nacional Isiboro Scure, determino no apoyar este movimiento y ms al contrario rechazar rotundamente sus planteamientos. En Los trabajadores mineros no respaldan a la IX marcha, peridico La Razn (21/05/2012). Vase http://www.cedib.org/post_type_titulares/los-trabajadores-mineros-no-respaldan-a-la-ix-marcha-la-razon-21-05-12/

9. En Cooperativismo minero, un poder poltico y social intocable, peridico La Razn (01/07/2012). Vase http://www.la-razon.com/index.php?_url=/suplementos/animal_politico/Cooperativismo-minero-politico-social-intocable_0_1642035837.html

10. El 70% de la produccin minera es controlada por la empresa privada, preponderantemente trasnacional; el 27% de la produccin es controlada por los cooperativistas mineros; y el 3% es controlado por la empresa estatal COMIBOL. Los dirigentes cooperativistas mineros, afirmaron en su momento, que en pleno conflicto, que sus afiliados suman a 175 mil; empero llegaron, en algunos momentos, de auge, a sobrepasar la suma de 200 mil afiliados. La empresa estatal paso de 400 trabajadores, antes de las nacionalizaciones, a contar con ms de 5000 trabajadores; las empresas privadas mineras cuentan, en conjunto, con alrededor de 4000 trabajadores.

11. A partir de 1993, siendo Presidente Snchez de Lozada, el gobierno del empresario minero promovi la formacin de cooperativas mineras en base a la masa obrera relocalizada de la COMIBOL, para explotar yacimientos residuales en las cercanas de las minas controladas por las trasnacionales. De hecho, aquellas cooperativas se desarrollaron como apndices de las trasnacionales mediante contratos accidentales que permitieron la formacin de una lite privilegiada dentro un sistema cooperativista libre de regulaciones laborales, entre otros privilegios otorgados por el rgimen de Snchez de Lozada.

12. Enfrentados los mineros de las cooperativistas la salvadora, Kara Zapato, Playa Verde, con los mineros asalariados entre el 5 y 6 de octubre del 2006, dejaron un lamentable saldo de 16 muertos y 80 heridos.

13. El minero asalariado Hctor Choque muri y otros nueve resultaron heridos cuando cooperativistas mineros lanzaron dinamitas en La Paz contra la sede sindical de un grupo con el que se disputan el control de la veta el Rosario. En Muere un minero asalariado en el conflicto de Colquiri, Radio Pio XII (18/09/2012). Vase http://www.radiopio12.com/noticia/Muere_un_minero_asalariado_en_el_conflicto_de_Colquiri.html).

En mayo de 2016, Mineros del municipio de Colquiri, de la cooperativa 26 de Febrero, anuncian que buscarn una estrategia poltica para consolidar la reeleccin del presidente Evo Morales en las elecciones de 2019, pese a que gan el No a la reforma constitucional en el referndum del 21 de febrero. El presidente del Consejo de Administracin de la cooperativa 26 de Febrero, Moiss Medina dijo que estn dispuestos a que salga un "ejrcito de mineros" de los guardatojos para defender nuevamente la reeleccin del Mandatario. En Cooperativistas mineros buscan estrategia para la reeleccin de Evo, ANF (O2/05/2016). Vase http://noticiasfides.com/politica/cooperativistas-mineros-buscan-estrategia-politica-para-la-reeleccion-de-evo-en-2019-365363/

14. POVEDA AVILA, Pablo (2014). Formas de Produccin de las Cooperativas Mineras de Bolivia, CEDLA - La Paz. Vase http://209.177.156.169/libreria_cm/archivos/pdf_236.pdf

15. En Evo a cooperativistas: Sus demandas son indeseables y ustedes no son republiquetas, Diario Pgina Siete (15/08/2016). Vase http://www.paginasiete.bo/economia/2016/8/15/cooperativistas-demandas-indeseables-ustedes-republiquetas-106327.html

16. En Evo afirma que cooperativistas son aliados naturales del MAS, Diario Pagina Siete, viernes, 08/11/2013 http://www.paginasiete.bo/economia/2013/11/8/afirma-cooperativistas-aliados-naturales-5442.html

17. Ibd.

18. En Evo adjudica colas de Catavi a cooperativistas que lo apoyan, CEDIB (04/06/2013). Vase http://www.cedib.org/post_type_titulares/evo-adjudica-colas-de-catavi-a-cooperativistas-que-lo-apoyan-pagina-7-03-6-13/

19. En Evo pide que se apruebe nueva Ley de Minera sin cambios, Diario Pgina Siete (06/04/2014). Vase http://www.paginasiete.bo/economia/2014/3/18/pide-apruebe-nueva-mineria-cambios-16515.html

20. A fines de marzo los cooperativistas mineros produjeron enfrentamientos con la Polica lo que deriv en la muerte de los mineros Cachiaca y Huisa Condori de la Cooperativa Kami. Ambos habran fallecido en la localidad Sayari en la carretera Oruro - Cochabamba .
En Villca: Mineros cooperativistas analizarn apoyo poltico al MAS . Vase http://boliviadecide.blogspot.com/2014/04/villca-mineros-cooperativistas.html

21. En Estalla conflicto por ley minera: hay 2 muertos; bloqueos afectan a 5 regiones de Bolivia. Vase http://eju.tv/2014/04/estalla-conflicto-por-ley-minera-hay-2-muertos-bloqueos-afectan-a-5-regiones-de-bolivia/#sthash.4yHZFLEZ.dpuf

22. En Gobierno devela 42 contratos de cooperativas con firmas privadas, peridico La Razn (07/04/2014). Vase http://www.la-razon.com/economia/Gobierno-contratos-cooperativas-firmas-privadas_0_2029597053.html

23. En Gobierno dice que demandas de las cooperativas mineras son homenaje al gonismo privatizador, ANF (14/08/2016). Vase http://www.noticiasfides.com/politica/gobierno-dice-que-demandas-de-las-cooperativas-mineras-son-homenaje-al-gonismo-privatizador-369171/

24. En   Gobierno devela 42 contratos de cooperativas con firmas privadas, ibd.

25. En Las cooperativas afines a Evo tienen 7 veces ms reas mineras que en 2006 , EJU (06/06/2013). Vase http://eju.tv/2013/06/las-cooperativas-afines-a-evo-tienen-7-veces-ms-reas-mineras-que-en-2006/

26. Ibd.

27. Para la gestin 2011, el valor de la produccin minera fue de ms de 3.700 millones, entre tanto que, la de hidrocarburos fue de ms de 4.000 millones de dlares solamente mayores al de minerales en 8%; pero al comparar la renta que ambos sectores generan para el pas, las diferencias son abismales. En el caso de los hidrocarburos, la renta que recibe el Estado llega a 50% del valor de la produccin (18% por regala y 32% por el IDH). El aporte del sector minero al Estado es mnimo en comparacin con el sector de hidrocarburos, y bsicamente slo llega a las regiones productoras. La regala minera fue de 4,5% del valor de la produccin de esta renta. En cifras, la renta a favor del Estado aportada por los hidrocarburos fue de poco ms de 2.000 millones de dlares, frente a casi 170 millones de dlares por los minerales, para el ao 2011 (La minera deja una renta muy baja, 10 veces menos que los hidrocarburos, en Revista Jubileo N 22, febrero-abril, 2012).

28. En   Estado retomar control con nueva Ley de Minera el Senado aprob en grande el proyecto, peridico El Da (15/05/ 2014). Vase https://www.eldia.com.bo/index.php?cat=405&pla=3&id_articulo=145192

29. En Ahora cooperativas accedern a vetas importantes, segn el Vice, Minera de Bolivia (29/05/2014). Vase http://boliviaminera.blogspot.com/2014/05/ahora-cooperativas-accederan-vetas.html

30. En   Cooperativistas bolivianos apoyan la reeleccin de Evo Morales , Youtube-TeleSUR Tv   (21/07/2014). Vase https://www.youtube.com/watch?v=znsxlfvTepQ

31. En   Evo anuncia que los mineros no sern ignorados ms , Diario Pgina Siete ( 21 /06/ 2014). Vase http://www.paginasiete.bo/nacional/2014/6/21/anuncia-mineros-seran-ignorados-24810.html

32. En   Senado rinde homenaje a FENCOMIN por su XLVII Aniversario. Asamblea Legislativa Plurinacional Cmara de senadores (17/12/2015). Vase

http://senado.gob.bo/prensa/noticias/senado-rinde-homenaje-fencomin-por-su-xlvii-aniversario

33. En Cooperativistas mineros tienen al menos siete legisladores del MAS en la asamblea, ANF (15/08/2016). Vase http://noticiasfides.com/politica/cooperativistas-mineros-tienen-al-menos-siete-legisladores-del-mas-en-la-asamblea--369205/

34. En Senador del MAS advierte que los cooperativistas podran alejarse del partido de gobierno, ANF (16/08/2016). Vase http://www.noticiasfides.com/politica/senador-del-mas-advierte-que-los-cooperativistas-podrian-alejarse-del-partido-de-gobierno-369245/

35. En Pronunciamientos de la COD La Paz, COD Potos, Fraccin Roja, Lorci, Patria Insurgente y Agenda Revolucionaria, NACIONALIZAR TODAS LAS MINAS DE BOLIVIA, Bolpress (20/09/2012). Vase http://www.bolpress.com/art.php?Cod=2012092002

36. En los primeros cinco meses del 2016, el valor de las exportaciones bolivianas -descontando las reexportaciones y efectos personales- se redujeron en 1.124 millones de dlares, es decir un 29% menos comparado con el mismo perodo del 2015. Por su parte, las compras externas registraron un descenso de 633 millones. Al mes de mayo del 2016, el saldo comercial de Bolivia registr un dficit de 587 millones de dlares, siendo ste ms de seis veces mayor al dficit obtenido en el mismo perodo del 2015. Vase http://ibce.org.bo/images/ibcecifras_documentos/CIFRAS-522-Comercio-Exterior-Bolivia-mayo-2016.pdf

37. Al 30 de junio, las RIN llegan a 11.609 millones de dlares, mientras que hasta diciembre de 2015 sumaban 13.055 millones de dlares, es decir hay una reduccin de 11%. Al 1 de julio, el monto ya haba bajado a 11.600 millones de dlares. En Reservas internacionales caen 1446 millones en seis meses , Diario Pgina Siete (09/07/2016). Vase http://www.paginasiete.bo/economia/2016/7/9/reservas-internacionales-caen-1446-millones-seis-meses-102237.html

38. MORALES SANTOS, Tayde RAMREZ DAZ, Francisco (2013), C ontradicciones entre relaciones cooperativas y capitalistas. Vase http://ramirezdiaz.files.wordpress.com/2013/01/contradicciones-relaraciones-coop-y-capit-doc.pdf.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter