Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-08-2016

La hoja de ruta de Hillary: la reina de la guerra

Pepe Escobar
Sputnik Mundo


Todo comenz con una repentina historia de amor wahab-sionista.

El Ministerio de Asuntos Exteriores saud se vio obligado a desmentir, sobre la marcha, la visita a Israel el 22 de julio de una delegacin saudita, encabezada por el general retirado Anwar Eshki.

Anwar Eshki - estrecho colaborador de la superestrella de inteligencia saud y otrora amigo de Osama bin Laden, el prncipe Turki bin Faisal - se reuni abiertamente con los jefes mximos de Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) generales; Yaakov Amidror y Amos Yadlin y , con Dore Gold, Directora General del Ministerio de Asuntos Exteriores y, El General Yoav Mordechai, mandams de las FDI en Cisjordania.

Es poco creble es que este tipo de reuniones, del ms alto nivel, lo decida en solitario la familia saud. Por cierto, el Ministerio del Interior Saud sigue prohibiendo los viajes a Israel, Irn e Irak. La visita del general Ehski , difcilmente se pueda explicar como "un viaje de turismo."

Entonces, qu est pasando? Los israeles afirman que los saudes liderando la Liga rabe - ofrecen la normalizacin de las relaciones sin que Israel renuncie ni un milmetro en el frente palestino. Lo nico que Tel Aviv tendra que hacer, ms tarde, es adoptar la iniciativa de paz de rabe propuesta el 2002.

Nada de esto tiene sentido. La derecha ultra-sionista, en el poder en Tel Aviv , nunca aceptar volver a las fronteras anteriores a 1967 y nunca reconocern un estado de Palestina.

Lo que fue "discutido" era un no-trato. Segn Tel Aviv: "importantes estados rabes estn dispuestos a normalizar nuestras relaciones a pesar de que no hemos renunciado a una pulgada de los territorios ocupados en Cisjordania e incluso si seguimos controlando la Mezquita de Al-Aqsa."

Si la Liga rabe , llegar a acordar una locura similar, arrojando a los palestinos bajo una mirada de excavadoras israeles, lo ms probable es que reyes y oligarcas de las petro-monarquas tendran que ir reservando un billete de ida a Londres.

Alianza Mosc-Tehern-Ankara?

A pesar de lo absurdo que parece un acuerdo de este tipo que hablaron los israeles con los sauditas ? Es seguro que examinan una estrategia comn ante la inminente perspectiva que la reina de la guerra , se haga cargo de la Casa Blanca.

Bajo la administracin de Obama, tanto Bibi Netanyahu en Tel Aviv como el Prncipe de la Guerra Mohammed bin Salman en Riad, fueron reducidos a la eufemstica condicin de "aliados distantes".

Aunque entre ellos son aliados de facto, ninguno de los dos lo podra admitir ante sus pueblos . Pero, ambos saben que s Estados Unidos es gobernado por la reina de la guerra se desencadenara otra guerra . La pregunta es, contra quien se llevar a cabo?

Fuentes informadas de inteligencia especulan que el objetivo es Irn, enemigo comn de Israel y los saudes. Pero no es tan simple, la estrategia conjunta, de Israel y Arabia, para Oriente Medio, est en ruinas. Tehern no ha sido atrapado en el pantano de Irak y Siria. En esos pases est siendo derrotados tanto el ISIS como su retaguardia de rebeldes moderados", que cuentan con el apoyo secreto del eje Arabia-Israel. Por su lado el agresivo prncipe Bin Salman ha sido cogido en su propia trampa, en Yemen, en una guerra que no puede ganar.

Luego, est el espectacular giro poltico - despus del golpe - dado por el Sultn Erdogan en Turqua, que en la prctica significa poner fin a la exclusin area y abandonar los sueos neo-otomanos de una anexin de una Siria post-Assad.

Los Saudes enrojecen de ira cuando escuchan que diplomticos turcos han comenzado a difundir una superproduccin : Erdogan habra propuesto al lder de Irn, Rhnmu, una amplia coalicin que podra contar con el presidente Putin para resolver el rompecabezas de Oriente Medio.

Cualquiera que sea la errtica agenda de Erdogan, el posible acuerdo para romper el hielo entre Mosc y Ankara se discuti en un cara a cara entre Putin y Erdogan.

Todos las seales geo-polticas pasan por este terreno. La tentativa de una alianza de Rusia / Irn / Turqua ha revivido, el miedo en la monarqua Saudita, que esta vez , y sin tabes, quiere ganar la confianza de Mosc, ofreciendo " riquezas incalculables " y un acceso privilegiado a los mercados de los pases del golfo.

Segn han confirmado fuentes de inteligencia occidental " los saudes estn manteniendo acercamientos con el Kremlin. El rey saud, que ahora est en Tnger, se ha reunido con una delegacin rusa. Estas fuentes pueden decir lo que quieran pero, Putin no abandonar a Assad. Tienen un compromiso. Ambos se necesitan.

El presidente Putin est en una posicin favorable. Incluso si rechaza la oferta saud - que es una promesa sin garantas firmes - Rusia tiene las mejores cartas. Una alianza Mosc-Tehern-Ankara, obviamente, sera problemtica, pero factible, porque conducira a la integracin euroasitica, con un asiento para Turqua, junto a Irn, en el Consejo de Cooperacin de Shanghi (OCS).

Una alianza Saud-Mosc , por su parte, conducira inevitablemente a que la reina de la guerra - intentara derrocar al rgimen de Riad, enmascarndola como "R2P" (responsabilidad de proteccin) para la poblacin saud. Un idea similar defendi la compinche de Hillary ,Samantha Power, con vehemencia en las Naciones Unidas.

Tres Arpas

Los instintos blicos de la reina es lanzar un ataque contra Irn. El plan de guerra de Hillary se encuentra en un documento titulado "Cmo extender el poder de los Estados Unidos", una peligrosa mezcolanza de polticas neoconservadoras y "neoliberalcons".

El documento es algo as como el PNAC , pero con esteroides (Proyecto para el Nuevo Siglo Americano). Pobremente enmascarado, con una retrica tranquilizadora, sobre un "orden internacional basado en reglas, se hace eco de las Instrucciones de Guerra de Estados Unidos del ao 1992.

Este documento, de la CNA, fue mandatado por tres personajes que yo llamo "las tres arpas" - Hillary Clinton, Michelle Flournoy de la CNA y " la canciller", Victoria Nuland. Es posible que este tro letal conduzca, muy pronto, la poltica exterior de la tercera administracin de los Clinton en la Casa Blanca.

Ahora, si el equipo de campaa de Trump logra contener la obscena boca de su candidato y este centra su discurso en denunciar lo que significa este documento - para Estados Unidos y el mundo - llegara a millones de votantes indecisos de su pas.

Hillary no va a ir a la guerra con Rusia

A pesar de su bravuconera la Dominatrix Americana no est tan loca como para iniciar una guerra - inevitablemente nuclear - contra Rusia (usando el Bltico como pretexto) o contra China (usando Mar del Sur de China como pretexto).

Mientras Erdogan puede hacer la vida insoportable a la OTAN en Turqua, en Siria los criminales de Al Qaeda, presentados como "rebeldes moderados", estarn (posiblemente, enero del 2017) en su mayora bajo seis pies tierra.

Sin embargo, como la reina de la guerra est en el bolsillo de la AIPAC, ( El Comit Americano-Israel de Asuntos Pblicos) y, la Fundacin Clinton se sostiene con los aportes de la dinasta saud, el objetivo de la guerra no puede ser otro que el mismo objetivo militar de Israel y Arabia Saud: Irn.

Cul sera la forma de llevar a cabo la guerra ? Una de las vas, que se est explorando, es bombardear - literalmente - el programa nuclear de Irn. Los medios de comunicacin de Estados Unidos ya estn ejecutando una campaa, bien coordinada, cuyo como objetivo es enterrar todo acuerdo de paz.

Segn, medios norteamericanos, el lder supremo iran ayatol Jamenei ha dicho que no se puede confiar en Washington : "Nos dicen, vamos a hablar de los problemas regionales, pero la experiencia del acuerdo nuclear sugiere que esto es veneno mortal; de ninguna manera se puede confiar en los estadounidenses''.

Lo que espera del equipo de Clinton primero con un bombardeo - a travs de los medios de comunicacin- repleto de acusaciones sin fundamento y, posteriormente con la accin de una necesaria falsa bandera es que Tehern caiga en la trampa y reanude su programa nuclear. Por supuesto esto no va a ocurrir. Pero este ataque infernal de desinformacin ser esgrimido como prueba, en el Congreso de Estados Unidos, por el lobby anti-iran. Aunque solo es una alucinacin o una expresin de los deseos "neoliberalcons".

Todo esto ocurre mientras Irn est planificando un nuevo corredor mercantil, desde el Golfo Prsico hasta el Mar Negro, que unir Armenia, Georgia y Bulgaria. Esta ruta colocara a la nacin persa como un centro comercial clave para conectar al mundo rabe por el sur y oeste con Europa (Asia Central por el norte; Afganistn y Pakistn por el este). Una vez ms, la integracin eurasitica en movimiento.

Tehern tiene motivos, en abundancia, para estar en alerta roja si la Comandante Hillary tiene en sus manos los cdigos nucleares (cmo alguien puede pensar que es menos temible que Trump?) La Dominatrix actuar como una fiel servidora de la alianza de Israel y Arabia Saudita. La hoja de ruta esta lista.

Tanto los neoconservadores como los "neoliberalcons" apenas pueden contener su emocin al ver que el plan - diseado por el CNA - pondr en accin una fuerza capaz de ganar la batalla en diferentes frentes."

Por Pepe Escobar, analista internaional

Fuente: http://sputniknews.com/columnists/20160804/1043937453/hillary-clinton-war-queen.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter