Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-08-2016

Ecuador, Chevron y los peligros del TPP

Hedelberto Lpez Blanch
Rebelin


Los gobiernos del mundo debern comprender las enormes desventajas de soberana econmica y poltica que le conllevar suscribir el llamado Tratado Transpacfico de Asociacin Econmica Estratgica (TPP) tras la sentencia dictada por tribunales internacionales contra Ecuador que oblig a la nacin andina pagar una indemnizacin a la multimillonaria transnacional Chevron, por supuestos e injustificados daos ocasionados a esa compaa.

A finales de julio pasado, el gerente del Banco Central del Ecuador, Diego Martnez, anunci, que se pagaron 112 millones de dlares (incluidos intereses) a la petrolera estadounidense Chevron, (antes Texaco) por un litigio que gan la compaa ante la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya, y ratificado despus por una Corte Federal y por el Tribunal Superior de Estados Unidos, respectivamente. Decisiones catalogadas como abuso de poder internacional.

Con un enorme capital que en 2015 ascendi a 129 000 millones de dlares solo en ingresos operativos y ventas con los que puede comprar a jueces y polticos corruptos as como mantener influencias polticas en los centros financieros occidentales la compaa pretenda adems, imponer un embargo de bienes ecuatorianos si no se abonaba la cifra exigida, lo que hubiera sido funesto para el pas.

Martnez explic que no estamos de acuerdo en la forma que funcionan estos instrumentos internacionales pues es el resultado de todas las arbitrariedades que se firmaron en los aos 90, que ponan al pas en condiciones de ser demandados. Ahora el TPP redobla esas prebendas a las trasnacionales.

El caso es conocido como Chevron II y se trata de una demanda interpuesta por la petrolera estadounidense contra ese Estado andino en 2006 que aduce falta de celeridad de la justicia ecuatoriana en procesos presentados en el perodo en el que la compaa oper en la Amazona, hace ms de 20 aos.

Esa fue la tctica utilizada por Chevron para contrarrestar la demanda contra la compaa interpuesta por los pobladores de la localidad de Sucumbios y Orellana en noviembre de 1993, (no tiene nada que ver con Chevron II) para que se les indemnizaran por los graves daos ambientales y humanos que provoc.

Tras numerosas batallas en tribunales nacionales e internacionales en 2012, la Corte Superior de Sucumbos, en la Amazona hall culpable a la transnacional por el dao ambiental causado y le orden pagar 9 500 millones de dlares como indemnizacin a los pobladores y gasto de limpieza, pero la transnacional se ha negado a abonarlo e impuso otra contra demanda.

En 1964 la compaa Texaco comenz a buscar petrleo en la provincia de Sucumbos junto con la tambin trasnacional Gula. En 1967, la Texaco encontr el primer yacimiento conocido como Lago Agrio 1, y aos despus, el Estado ecuatoriano, que por esos aos segua todas las directivas provenientes de Washington, form parte del consorcio. Para 1990, la compaa dej de operar, aunque continu siendo parte de la asociacin.
Durante los aos de indiscriminada explotacin, Texaco derram ms de 64 340 000 de litros de petrleo crudo adems de 68 130 000 litros de aguas de formacin, las que brotan de la tierra con petrleo, contaminadas con hidrocarburos txicos. En 2008 una comisin estableci que los daos ocasionados fueron del orden de los 27 000 millones de dlares y que en esa regin ocurri una de las peores catstrofes ambientales en la historia de la humanidad.

La contaminacin recay sobre la poblacin, que ha presentado en sus demandas, numerosos casos de cncer, malformaciones congnitas, y enfermedades de la piel.

La Chevron, mediante diferentes artimaas, se ha negado a pagar a los habitantes de esa zona las indemnizaciones establecidas por varios tribunales.

Este es uno de los ejemplos ms fehacientes de lo que significar para los pases menos desarrollados, llevar adelante el Tratado Transpacfico, que hoy rene a Estados Unidos (principal promotor), Japn, Australia, Brunei, Canad, Chile, Malasia, Nueva Zelanda, Mxico, Per, Singapur y Vietnam.

El pacto, (conveniado durante seis aos en forma completamente secreta) pone fin a aranceles de 18 000 productos norteamericanos, entre estos, automviles, maquinaria, tecnologa de la informacin, productos de consumo, el acceso a Internet, la proteccin a los inversionistas, la propiedad intelectual, los farmacuticos y la produccin digital .

La mayor gravedad consiste en que las transnacionales obtendran amplios poderes para desafiar las regulaciones, acciones y decisiones de gobiernos soberanos ante tribunales organizados por mecanismos internacionales controlados por el gran capital.

No es casual que entre las poderosas compaas transnacionales que han estado laborando en la confeccin del acuerdo, aparecen Chevron (petrolera), Monsanto (afroindustrial) y Barrick Gold (minera), segn inform la organizacin empresarial Council of the Americas-Americas Society, con sede en Nueva York.

El sistema pactado permite a las corporaciones multinacionales demandar a los gobiernos y solicitar millonarias indemnizaciones si stos no obedecen las prerrogativas obtenidas en los convenios.

El portal digital Wikileak, destap recientemente algunos de los secretos que han estado ocultos durante aos, y public el Captulo sobre los derechos de propiedad intelectual del texto final del TPP.

En ese documento se prescribe que slo las corporaciones pueden demandar a los gobiernos y estos ltimos apenas pueden defenderse, en medio de pleitos que no son independientes, ni transparentes y cuyos procedimientos no son claros.

Ejercen gran influencia en la seleccin de los rbitros, en la sede de los litigios y otros elementos que optimizan las condiciones para la obtencin de reiterados resultados ventajosos.

Aceptar las clusulas sobre medioambiente e inversiones, significa que los Estados no tendrn ningn derecho a cuestionar el accionar de las empresas que se establezcan en sus territorios y adems se les brindarn facilidades para explotar la flora y la fauna.

Por tanto, no podrn imponerles legislaciones estatales para el control de pesticidas, medidas de proteccin ecolgica, seguridad alimentaria ni sanciones fiscales.

Por si todo esto fuera poco, tambin se establece que las empresas pueden demandar a los gobiernos ante paneles de arbitraje integrados por abogados corporativos que eviten los tribunales nacionales si las ganancias esperadas en los convenios no son logradas.

O sea, si la rentabilidad de una inversin se establece en 15 % y por cualquier motivo no se llega a esa cantidad, el Estado deber restituirle la diferencia.

El Tratado Transpacfico cercena la soberana econmica y poltica de las naciones, las cuales quedan en manos de los pases poderosos y de las grandes transnacionales.

No existe mejor ejemplo para tomar conciencia, que lo ocurrido a Ecuador, pues los acpites establecidos en el TPP son mucho ms lesivos que los de hace ms de 20 aos.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter