Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-08-2016

10 preguntas y 10 respuestas sobre el conflicto con los cooperativistas mineros

Katu Arkonada
Rebelin


La minera cooperativa tiene como origen la crisis econmica mundial provocada por el crack de la Bolsa de Nueva York en 1929. Muchas empresas trasnacionales entran en crisis y tienen que despedir trabajadores, a quienes entregan parcelas para su explotacin.

La Revolucin de 1952 trae consigo la nacionalizacin de las minas bajo el gobierno de Vctor Paz Estenssoro, y la creacin de la Corporacin Minera de Bolivia (Comibol), reforzando la minera estatal y debilitando el cuentapropismo.

Pero no se puede entender el trnsito de la minera cooperativa, con socios trabajadores como en cualquier parte del mundo, a la conversin en pequeos empresarios mineros que extraen plusvala no solo de los recursos naturales, si no de los trabajadores contratados, sin entender cmo se implementa el neoliberalismo en Bolivia.

Es en 1985, de nuevo bajo el gobierno de Victor Paz Estenssoro, cuando se implementa el Decreto 21060 que permite la flexibilizacin laboral, y se ejecutan entre 1985 y 1986 ms de 20.000 despidos en el sector minero estatal, que pasan a articularse en torno a la minera cooperativa.

Posteriormente es Gonzalo Snchez de Losada, empresario minero, quien termina de desmontar Comibol, entregando las grandes empresas a las trasnacionales, y concesionando y/o transfiriendo a socios cooperativistas maquinaria, perforadoras, extractoras, etc., transformndolos en pequeos empresarios.

A pesar de haber sido favorecidos por Gonzalo Snchez de Losada, los cooperativistas mineros se convirtieron en vanguardia de la lucha contra el neoliberalismo. Fueron actores fundamentales en las movilizaciones contra el gobierno de Goni, llegando a tomar la Plaza San Francisco, el acto militar ms fuerte de las protestas anti neoliberales. En 2005, cuando renuncia Carlos Mesa, se convierten en el actor principal que impide que asuman como Presidente los derechistas Hormando Vaca Daz, Presidente del Senado, y Mario Cosso, Presidente de la Cmara de Diputados, facilitando el acceso a la Jefatura de Estado de Eduardo Rodrguez Veltz, Presidente de la Corte Suprema, que luego convocara las elecciones que ganara Evo Morales.

Es por eso que, en cuanto a actor poltico de primera magnitud, tanto cualitativo, como cuantitativo, pues de las 454 cooperativas mineras que haba en 1990, se pasa a 778 cooperativas en 2005 que articulan decenas de miles de trabajadores.

La Constitucin Poltica en su artculo 311, dentro de la Estructura y Organizacin Econmica del Estado determina que Los recursos naturales son de propiedad del pueblo boliviano y sern administrados por el Estado.

El artculo 369 indica que El Estado ser responsable de las riquezas mineralgicas que se encuentren en el suelo y subsuelo cualquiera sea su origen y su aplicacin ser regulada por la ley. Se reconoce como actores productivos a la industria minera estatal, industria minera privada y sociedades cooperativas.

Asimismo, el artculo 370 afirma que El Estado otorgar derechos mineros en toda la cadena productiva, suscribir contratos mineros con personas individuales y colectivas previo cumplimiento de las normas establecidas en la ley. II. El Estado promover y fortalecer las cooperativas mineras para que contribuyan al desarrollo econmico social del pas. III. El derecho minero en toda la cadena productiva as como los contratos mineros tienen que cumplir una funcin econmica social ejercida directamente por sus titulares. Pero, sobre todo, el artculo 371 es claro: Las reas de explotacin minera otorgadas por contrato son intransferibles, inembargables e intransmisibles por sucesin hereditaria.

La segunda semana de agosto, los cooperativistas mineros anuncian un paro indefinido en todo el territorio boliviano si no se atiende un pliego petitorio de 10 puntos, que a lo largo del conflicto se transforma en 24 demandas, entre las que podemos destacar:

El gobierno boliviano ha mantenido una posicin de dilogo, convocando a los cooperativistas mineros a reuniones con los ministros de Presidencia, Gobierno y Minera, al mismo tiempo que se mostraba firme en su posicin de no violentar la Constitucin frente a las demandas corporativas de un grupo de empresarios que han dejado de pensar en el pas para pensar en su lucro privado.

Hay 2 hechos que debern ser investigados los prximos das, pero es una realidad que cuando ms cerca han estado las dos partes, gobierno boliviano y cooperativistas mineros, de sentarse en una mesa, ha sucedido algo que ha imposibilitado el dilogo:

Rodolfo Illanes, militante del proceso de cambio y con una larga trayectoria en cargos de responsabilidad, era Viceministro de Rgimen Interior y Polica. Illanes se ofreci voluntario para ir a Panduro, lugar del principal bloqueo, con el fin de dialogar con la dirigencia cooperativista. En Panduro fue secuestrado y retenido durante todo el jueves 25.

En un tercer momento que debe ser esclarecido, y cuando el gobierno y la dirigencia cooperativista ya se haban puesto de acuerdo en reanudar el dilogo, se produce un enfrentamiento confuso que al parecer deja un tercer minero muerto, lo cual habra sido utilizado para provocar el linchamiento del Viceministro Illanes, que es asesinado y cuyo cuerpo es abandonado a un costado de la carretera en horas de la madrugada. Illanes falleci por traumatismo encfalo craneal.

Podemos distinguir 2 fases en el accionar de una buena parte de los medios de comunicacin bolivianos en el conflicto con los mineros cooperativistas.

Hasta la semana trgica que culmina con el asesinato de Illanes, la mayora de los medios de comunicacin instalan la matriz de que el conflicto con la patronal minero-cooperativista es una pugna entre aliados polticos, rechazando y criticando sus demandas.

La semana que comienza el 22 de agosto una buena parte de los medios instigan el conflicto a partir de las ordenes de aprehensin falsas. Incluso dando espacio y protagonismo a los dirigentes cooperativistas para desmentir al Ministro de Gobierno que haba declarado que las ordenes eran falsas. Esa noticia gatilla las movilizaciones, y a partir de ah se sigue alimentando el escenario de confrontacin.

El jueves 25 y viernes 26, ya con un Viceministro secuestrado, torturado y asesinado, adems de tres mineros cados en los enfrentamientos, los periodistas de la derecha boliviana intentan instalar la matriz de que lo sucedido es fruto de la intransigencia del gobierno y la falta de dilogo, a fin de colocar la responsabilidad de las muertes en ambos bandos enfrentados.

El conflicto con los mineros cooperativistas es una disputa entre el pueblo y el capital por el excedente. El mal llamado cooperativismo quiere libertad para poder asociarse con trasnacionales y explotar los recursos naturales a fin de obtener la mxima plusvala posible tanto a la Madre Tierra como a sus trabajadores asalariados. En ese sentido el gobierno puede sentarse a escuchar demandas, pero no puede violar la soberana del pueblo boliviano sobre los recursos naturales que establece la Constitucin Poltica del Estado.

Tambin es necesario mencionar la posicin de los movimientos sociales bolivianos, sindicatos campesinos y pueblos indgenas, que han pedido que se reviertan las concesiones mineras y privilegios de los que gozan los cooperativistas.

En ese sentido, un posible escenario es un reacomodo en la poltica de alianzas sociales del actual gobierno, donde los mineros cooperativistas, muy desprestigiados tras una semana trgica que deja un saldo de varios muertos en las protestas, pierdan posicionamiento y legitimidad poltica. El reacomodo tambin ser a lo interno, pues parece poco probable que la actual dirigencia cooperativista pueda seguir conduciendo el movimiento, con el aadido de que algunos de sus dirigentes podran ser procesados como autores materiales o intelectuales del asesinato del Viceministro Illanes.

En cualquier caso, es necesario determinar el grado de la conspiracin interna y externa, denunciada por el Presidente Evo Morales en la conferencia de prensa del viernes 26, pues la conspiracin ser un elemento determinante en el aumento de la conflictividad social de aqu a 2019, ao donde se juega la continuidad del proceso de cambio que encabeza el Presidente Evo Morales.

*A Roberto Illanes in memorian, hroe defensor de los recursos naturales.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter