Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Turqua
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-08-2016

Turqua
El sultn en su laberinto

Guadi Calvo
Rebelin


Tras el intento del, por lo menos confuso, golpe militar contra el presidente turco Tayyip Recep Erdogan, el 15 de julio ltimo, el presidente Erdogan no ha hecho ms que desorientar a sus socios, adversarios, enemigos y a quienes pretenden anticipar sus intenciones. Nadie sabe bien que se esconde detrs del violento giro poltico que ha dado a partir del golpe que muchos catalogan de autogolpe.

En un espeluznante ejercicio de realpolitik, el presidente Putin se vio obligado a acordar un cese de hostilidades con el Sultn, que parece desde el golpe o autogolpe ha rediccionado sus intereses y lealtades.

Ha utilizado el golpe para limpiar de opositores todos los estamentos estatales, la purga se centraliz particularmente en los seguidores del Hizmet, (Servicio) el movimiento de su archi enemigo y ex compaero de correras polticas, el telogo y multimillonario Fethullah Glen, ahora autoexiliado en los Estados Unidos. Adems, Erdogan se ha quitado de encima a los laicos del ejrcito aunque muchos nada tuvieron que ver con la intentona.

En las horas del golpe se ejecut un gran ejercicio operacional de los elementos ms retrgrados de su partido, el Adalet ve Kalkınma Partisi AKP (Partido de la Justicia y Desarrollo), que decapitaron a varios soldados ya rendidos y tiraron sus cabezas al Bsforo. Adems de castigar a todo aquel transente que no se demostrase plenamente devoto del Sultn, en las horas del golpe.

Su visita a Mosc del 9 de agosto, primera gira tras el golpe, ha reactivado una relacin que pas por momentos ms que delicados tras el derribo del bombardero ligero ruso Su-24 por parte de Ankara, cuando se encontraba operando sobre territorio sirio contra los ejrcitos invasores.

El acercamiento a Mosc, y tambin a Irn, no solo responde a intereses econmicos, aunque lo econmico entre Mosc y Ankara tiene un peso fundamental. Hay que recordar que Rusia ha impuesto sanciones econmicas a Turqua, tras el derribo del Su-24, que equivalen a unos 10 mil millones de dlares al ao. Adems de la reactivacin del proyecto del gasoducto Turk Stream, de 1100 kilmetros entre el consorcio ruso Gazprom y la estatal turca Botas, que haba sido acordado en diciembre de 2014, con una capacidad de 63.000 millones de metros cbicos anuales y que llegara hasta Ipsala en Grecia, junto a la construccin, por parte de Mosc, de la central nuclear de Akkuyu, en el sur de Turqua. Y el regreso del poderoso turismo ruso a Turqua, uno de los ms importantes para el pas del que se perdi este ltimo ao un 93%.

Todo haba sido suspendido tras el derribo del bombardero y las denuncias del presidente ruso Vladimir Putin, acerca de los negociados de las empresas de Erdogan y el Estado Islmico con el petrleo que el Califa Ibrahim bombeaba desde los territorios ocupados tanto en Siria como en Irak.

Obviamente, en las conversaciones entre Putin y Erdogan no ha estado ausente la guerra en Siria y la cuestin Kurda, en la que el sultn est comprometido hasta las pestaas.

Ms all del trgico apoyo de Turqua a todo aquel que fuera a combatir contra Bashar al-Assad, Ankara hoy est dispuesta a cerrar la frontera turca a las operaciones del Estado Islmico, siempre y cuando se contengan a los kurdos con los que el Sultn no est dispuesto a negociar nada.

Y ha refirmado esa vocacin con los bombardeos de la aviacin y la artillera contra posiciones de las Unidades de Proteccin Popular (YPG), la milicia del principal partido kurdo de Siria, en las cercanas de Manbij, gobernacin de Alepo, y tambin se encontraran efectivos de la rama siria del Partido de los Trabajadores del Kurdistn (PKK), cuyo capitulo en Turqua representa el mayor enemigo del Sultn, a quienes combaten desde hace dcadas en el sureste de su pas. Como para cumplir con Putin, Erdogan tambin ha atacado a Estado Islmico en la ciudad siria de Jarablus, desde donde se haban lanzado varios disparos de mortero contra la localidad turca de Karkamis.

El ataque turco se produce tras el atentado en la fiesta de casamiento de la ciudad de Gaziantep (Turqua), donde un nio suicida se habra inmolado, arrastrando a la muerte a unas cincuenta personas. Atentado que se atribuy Estado Islmico.

No es el amor, sino el espanto.

Sin duda, el cambio de direccin de Erdogan responde casi absolutamente a la sentencia borgeana, de ser totalmente cierto el enfriamiento de relaciones entre Ankara y Washington y la noticia de que Estados Unidos estara trasladando su arsenal nuclear de Turqua a la base de Deveselu, en Rumana, a unos 600 kilmetros de la pennsula rusa de Crimea. Segn la declaracin oficial es por el temor de que este armamento, unas 50 bombas atmicas B-61, que seran reemplazadas por las nuevas B-61-12, que se encuentran en la base de Incirlik, prxima a la frontera Siria, tendra que quedar a resguardo de no caer en manos de los terroristas, adems de considerar por parte del Departamento de Estados la posibilidad de un conflicto interno en la propia Turqua, por lo que dicho armamento pudiera perderse en un posible descontrol poltico y militar.

La visita del vice presidente estadounidense, Joe Biden, el funcionario de ms alto rango el pas despus del golpe, se ha parecido en mucho a un control de daos. Washington sabe que la frialdad del Sultn se debe en mucho al apoyo de los Estados Unidos a las fuerzas kurdas que combaten en Siria e Irak al Estado Islmico. Cualquier tipo de fortalecimiento o reconocimiento a las organizaciones kurdas, para Erdogan, es un ataque directo a Turqua y mucho de su coqueteo con Mosc y Tehern est cargado de ese condimento. Ankara quiere tener a los kurdos sirios lo ms lejos de su frontera y ha actuado en consecuencia, por lo que las quejas del amparo de Estados Unidos a Glen, no deja de ser una puesta en escena, lo que quiere Erdogan es que Estados Unidos suelte la mano a los kurdos y punto.

Ms all de nuevos amigos y enemigos, Erdogan, con el apoyo de los Hermanos Musulmanes, quienes han tomado, ahora s, un importante protagonismo en la vida poltica turca, contina su marcha hacia la recreacin del Imperio Otomano.

El ltimo mircoles 24, con gran pompa, inaugur el tercer puente sobre el Bsforo, que se convierte en el puente de suspensin ms alto del mundo, su torre central es ms alta que la Torre Eiffel y cuenta con una longitud de 1,4 kilmetros y un ancho de 59 metros, con capacidad para 8 carriles y dos lneas ferroviarias de alta velocidad.

Su nombre es sobrecogedor para la historia turca, el Sultn Selim I Yavuz, (el Severo) quien extingui el Sultanato Mameluco de Egipto y conquist nada menos que los dos sitios ms sagrados del Islam, la Meca y Medina. Una de las batallas ms importantes en las que particip Selim I fue de Marj Dābiq, donde venci a los mamelucos en el norte de Alepo, justamente 500 aos atrs, el 24 de agosto de 1516.

Erdogan, con gran regocijo, present la obra como una muestra ms del orgullo turco, al que apela constantemente y mucho ms despus del ltimo golpe. Miles de sus seguidores asistieron a la inauguracin con banderas turcas donde se haba impreso la cara de Erdogan.

Turqua aspira ahora a convertirse en la nacin lder del mundo musulmn o por lo menos del sunismo, su pavoneo tanto con Rusia como con Irn no deja de tener ese condimento de gran nacin que no tributa pleitesas a nadie incluidos su histrico socio, los Estados Unidos. Erdogan, como una mula molesta, est haciendo fuerza por emerger en la gran sonrisa sardnica de las naciones importantes del mundo, convirtindose otra vez en un imperio.


Guadi Calvo es escritor y periodista argentino. Analista Internacional especializado en frica, Medio Oriente y Asia Central.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter