Portada :: Brasil :: Nuevo golpe contra la democracia: Impeachment contra Dilma
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-09-2016

La historia la absolver

Juan Manuel Karg
ALAI Agencia Latinoamericana de Informacin


El discurso de la presidenta suspendida Dilma Rousseff ante el Senado de Brasil ir directo a los libros de historia, independientemente de la resolucin a la que llegue este parlamento abiertamente conservador. En una especie de la historia me absolver -parafraseando a Fidel Castro- versin Brasilia 2016, Dilma habl como una estadista de fuste, con la solidez que solo pueden dar dcadas de hacer poltica, tanto en escenarios favorables como adversos.

Hizo una recuperacin de esa trayectoria militante de punta a punta. Entre mis defectos no est la deslealtad y la cobarda anunci al comienzo, describiendo su lucha contra la dictadura. De eso tengo orgullo sigui, para luego decir que no sera ahora, casi a sus setenta aos, cuando cambiara esta conducta tica que fue precisamente la que la hizo ingresar en la poltica.

Lo que est en juego en el proceso de impeachment no es solamente mi mandato. Lo que est en juego es el respeto a las urnas, a la voluntad soberana del pueblo brasileo y a la constitucin fue una de sus frases ms certeras, al punto de quedar rebotando por horas en los titulares que cubrieron la jornada desde los medios de comunicacin de todo el mundo. Tras ello fue directo al grano nuevamente, al decir que estamos a un paso de la consumacin de una grave ruptura institucional. Estamos a un paso de que se concrete un verdadero golpe de Estado. Antes haba reconocido errores de gobierno, aunque siempre haciendo hincapi en la injusticia de la situacin.

El final estuvo a la altura del desarrollo previo. Solo temo a la muerte de la democracia, por la cual muchos de nosotros luchamos con el mejor de nuestros esfuerzos afirm la oriunda de Belo Horizonte. Luego, con mayor espontaneidad, respondi preguntas de los senadores all presentes. Dej trascender que despus de la votacin podr recurrir al Supremo Tribunal Federal, en caso de un -previsible- resultado adverso.

En las gradas la escuchaban Luiz Incio Lula da Silva, Chico Buarque y dirigentes del Movimiento Sin Tierra (MST) y Sin Techo (MTST), todos concientes de estar viviendo un acontecimiento histrico. De esos histricos no agradables, de los cuales los pueblos de Amrica Latina bien conocen sus consecuencias. De esos histricos que dejan marcas, pero que asimismo clarifican de qu lado de la historia est cada uno.

Ms temprano que tarde, la historia de Brasil y Amrica Latina absolver a Dilma, tal como sucedi con Joo Goulart, quien sufriera el golpe de 1964, tambin avalado por los mismos medios de comunicacin. A Temer, Cunha y la banda de forajidos que tom el poder sin un voto, y que adems pretende atrincherarse hasta 2018 an cuando gran parte de los brasileos pide ir a las urnas, no hay -ni habr- historia que los avale.

Juan Manuel Karg es politlogo y analista internacional.

Fuente: http://www.alainet.org/es/articulo/179828



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter