Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-09-2016

Entrevista a Francisco Bez Baquet sobre la industria criminal del amianto
Para desencadenar un mesotelioma bastan dosis muy reducidas

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Francisco Bez, extrabajador de Uralita en Sevilla, autor de Amianto: un genocidio impune, inici en los aos 70 del pasado siglo la lucha contra esta industria de la muerte desde las filas del sindicato de CCOO. Ha dedicado ms de 40 aos a la investigacin sobre el amianto. Paco Puche, otro luchador imprescindible, ha reseado y destacado su obra.

***

Hace ya das que no conversamos. Son muchas las preguntas pendientes. Una seleccin breve. Por cierto, ya ha cumplido aos? Felicidades si es el caso. Me ha llegado esta reflexin. Tiene su firma por supuesto: "La responsabilidad de los directivos ms recientes, es incluso mayor, porque es evidente que el conocimiento cientfico, y su difusin entre quienes tienen obligacin de su permanente conocimiento actualizado, sobre los diversos efectos nocivos del asbesto, ha sido progresivamente mayor, mejor, y con ms evidencias cientficas disponibles, a lo largo del tiempo, a medida de que ese conocimiento, de consenso generalizado, ha ido avanzando, como es lgico que as suceda. Por consiguiente, si bien es cierto que todos los directivos empresariales dispusieron ya de todas esas evidencias, no obstante, no es menos cierto que los ltimos en acceder a sus respectivos cargos directivos, lo han hecho en condiciones que hacen todava ms inexcusable su negligencia o manifiesta indiferencia. Parece obvio, por otra parte, que cuanto mayor es la carga pulmonar y/o extrapulmonar de asbesto acumulado en el organismo humano, mayor ser la probabilidad de afloramiento de todas las patologas asbesto-relacionadas, incluido el mesotelioma. Meter en esto al dilatado tiempo de latencia de este ltimo, es "hacer trampas", con evidente parcialidad por parte de esos jueces". Responde a alguna polmica? A qu viene esta nota si me permite la expresin?

 

Estas reflexiones mas vienen determinadas por una pregunta que se nos hace a algunos activistas o expertos en los efectos nocivos del amianto, a propsito de varias sentencias judiciales acaecidas en Italia, en las que, basndose en el dilatado tiempo de latencia (intervalo temporal transcurrido entre la exposicin y el diagnstico o el afloramiento de los primeros sntomas) del mesotelioma , los jueces respectivos han considerado que esa circunstancia justificaba exonerar de responsabilidad a aquellos directivos empresariales que ejercieron sus funciones nicamente durante la etapa final del tiempo de exposicin laboral, asumiendo que dicha exposicin ltima no presupone rol etiolgico, habida cuenta del susodicho lapso temporal amplio, de la latencia.

Esa es una conclusin gratuita e injustificada, dado que no existe evidencia alguna de que la probabilidad de afloramiento del mesotelioma, o de cualquier otra patologa asbesto-relacionada, no venga determinada por la totalidad de la carga pulmonar y/o extrapulmonar acumulada en el organismo del paciente.

Hay, adems, otra cuestin implcita en todo esto, y es que el tiempo de latencia, como tantas otras cosas en Biologa, responde a una distribucin gaussiana, esto es, representable de mediante un curva en forma de campana, y no mediante una nica vertical tajante, que es justamente lo que vienen a asumir, de forma implcita, todas aquellas consideraciones que se argumentan como si realmente estuviramos ante ese lmite concreto y definido: a un lado con etiologa atribuible, y al otro, no.

Muy bien visto. Me llega esto, tambin de usted por supuesto, como casi todo. "Por si interesa: http://www.europeanasbestosforum.org/ ". Qu frum europeo es este?

Se trata, segn tengo entendido, de un evento centrado en el mbito europeo, relativo a la cuestin de las repercusiones que para el mercado de las edificaciones de segunda mano tiene la presencia de amianto en las mismas, habida cuenta de aquellas legislaciones nacionales (entre las que no se encuentra la espaola), que obligan a que en la documentacin acreditativa de las transacciones de compra-venta de este tipo de edificios, quede constancia pormenorizada de toda la presencia de amianto que pueda haber en los mismos, con el evidente propsito de que los nuevos propietarios sean conscientes, desde el primer momento, de esa circunstancia, y de que, por lo tanto, a la hora de efectuar reparaciones o demoliciones en el inmueble, debern ser inexcusablemente consideradas todas las precauciones especificadas por la legislacin sobre asbesto, para tal contingencia.

En todo esto hay un efecto colateral innegable, y es que el reconocimiento de la presencia, ms o menos amplia, del amianto, en el edificio objeto del acto de compra-venta, incide negativamente en el valor de tasacin de la edificacin, tanto por el riesgo que ello representa, como, sobre todo, por el oneroso sobrecoste que, llegado el momento, supondra el desamiantado. Adems de la amplitud de esa presencia del amianto instalado, es un dato que tambin asume relevancia, la fecha, exacta o en su defecto aproximada, de su instalacin, porque ella ser, a su vez, determinante, de la vida til ms o menos dilatada, que todava reste, para el amianto instalado.

Hay otro efecto colateral igualmente previsible, y es la pulsin, por parte de los vendedores de esos edificios, a ocultar la eventual presencia de amianto en los mismos, omitindola en la documentacin presentada en el acto de compra-venta. Tngase presente, que hay presencias de asbesto que quedan ocultas a una simple inspeccin ocular. Es el caso, por ejemplo, de las chapas planas de amianto-cemento, utilizadas como barrera de impermeabilizacin frente a la lluvia, en la configuracin de las azoteas visitables, una solucin, por cierto, que en su momento se prodig relativamente en nuestro pas.

Quin fue Giuseppe Manfredi? Me he llegado esta nota: "Compaeros de lucha por la Salud de los trabajadores. No hay palabras para expresar el dolor que significa para todos, la muerte por el asbesto, que pudo ser prevenible de un compaero de lucha por la salud de los ciudadanos de Casale Monferrato y del mundo. Slo quiero compartirles este poema de Miguel Hernndez que dedic a su amigo Ramon Sij, y que expresa lo que sentimos muchos por esta prdida del compaero Giuseppe Manfredi, Presidente del AFeVA, que est en espaol, pero no me atrevo a traducir".

Se alude al reciente fallecimiento, por mesotelioma, de Giuseppe Manfredi, Presidente de la asociacin de vctimas del asbesto, de Casale Monferrato (Italia), cargo en el que haba sucedido a Romana Blesotti, cuya familia qued diezmada por el denominado mesotelioma familiar (dos o ms miembros de una misma familia, con o sin consanguineidad entre s, afectados por mesotelioma).

El homenaje as rendido, corresponde al reconocimiento de mrito, efectuado por la doctora mexicana Guadalupe Aguilar Madrid, experta en mesotelioma e incansable activista contra la permanencia en el uso del asbesto.

Un da le preguntar por la doctora Guadalupe, queda pendiente. Me han llegado tambin buenas noticias. Esta por ejemplo: "Uralita se ha visto pagar una indemnizacin de 135.612 euros a una mujer viuda y a sus cinco hijos por la enfermedad que sufri su marido cuando trabajaba en las instalaciones que la firma fabricante de fibrocemento tena en Valladolid". Sabe algo ms del tema?

Se trata de la indemnizacin a la familia de un trabajador fallecido de mesotelioma, que haba trabajado en la descarga de camiones, en la fbrica de amianto-cemento. Se confirma as, una vez ms, que para contraer un mesotelioma, no hace falta ninguna suerte de contacto directo con el amianto, como en diversas sentencias espaolas se ha llegado a postular como requisito decisivo, para llegar a dar por buena la etiologa laboral, en uso judicial de una expresin tomada prestada de otras situaciones relativas tambin a la prevencin, pero que, en el caso de las dermatitis, s estara justificada.

Ya hemos hablado de ello en algunas ocasiones.

S, s, claro. Dicho peyorativamente, pareciera, para esos jueces espaoles, que el trabajador tuviera que llegar a lamer el amianto, para que pudiera resultar afectado por el mesotelioma.

La realidad, por el contrario, es que el contagio se extiende allende el permetro de la instalacin en la que el amianto se manej laboralmente, como lo evidencian los estudios epidemiolgicos pertinentes, de forma que se pueden llegar a detectar, entre la poblacin del entorno, y sin mediar exposicin ocupacional, tasas de mesotelioma, superiores a la de fondo, en un radio de varios kilmetros (a veces, incluso decenas), con un gradiente de intensidad centrado en el foco industrial, en concordancia con la direccin de vientos predominantes (otro elemento de conviccin), y llegando a afectar incluso a los animales domsticos residentes en ese entorno, y para los que evidentemente no cabe atribuirles ninguna suerte de eventual exposicin laboral, oculta o manifiesta.

Eso es as, porque para desencadenar un mesotelioma, dcadas despus de haberse producido la exposicin, bastan dosis muy reducidas, concentraciones muy dispersas, exposiciones muy dbiles, o breves, espordicas e incluso puntuales o nicas, como lo evidencian tambin los estudios experimentales.

Es precisamente la imposibilidad material de poder llegar a garantizar un uso seguro del amianto, cualesquiera que sean las precauciones y medidas preventivas adoptables, lo que ha justificado que haya tenido que llegarse a una prohibicin absoluta de uso, como nica alternativa viable.

Por consiguiente, por lo que respecta al riesgo de llegar a padecer mesotelioma por exposicin laboral, en un centro de trabajo en el que ha estado presente el asbesto, los puestos de trabajo sujetos a ese riesgo, lo son todos ellos, sin excepcin.

Tambin me gustara que comentara esta informacin: "Importante novedad: la Diputacin de Len ha decidido la eliminacin programada de todas las tuberas de amianto-cemento de la provincia: http://www.diariodeleon.es/noticias/provincia/amianto-sigue-HYPERLINK "http://www.diariodeleon.es/noticias/provincia/amianto-sigue-presente-14-red-abastecimiento-leon_1086228.html"presente-14-red-abastecimiento-leon_1086228.html ". Un diputado de las cortes de Castilla y Len de IU, Jos Sarrin, es un buen conocedor del tema. Y est muy informado y no se calla desde luego.

La dificultad, tanto tcnica como econmica, en consumar un desamiantado generalizado, est teniendo dramticas consecuencias. Ilustrmoslo con un ejemplo.

Islandia fue uno de los pases en los que en fecha ms temprana se prohibi el uso de todas las variedades de amianto. Sin embargo, a da de hoy, varias dcadas despus, no solamente no se observa ninguna disminucin en la tasa nacional de mesoteliomas, sino que incluso se registra un incesante incremento, que hasta el presente no ha llegado a declinar. En parte, esa situacin se explica por el dilatado tiempo de latencia del mesotelioma, pero tambin, para acabar de poder explicarla, el factor indudable a considerar, es la continuada presencia del amianto que permanece instalado en su mayor parte.

Mientras no se concluya el desamiantado general, esa tasa se seguir manteniendo bsicamente en la misma tendencia. Sin que quepa descartar, adems, que incluso mediando las mximas medidas precautorias, ese mismo desamiantado generalizado no pueda contribuir a un incremento de las patologas malignas asbesto-relacionadas. Es lo que ha llegado a ocurrir en Polonia.

En relacin con esto ltimo, aadamos lo ya dicho por nosotros en otra ocasin: "Nos referimos al contenido del trabajo de Frost et al. (2008), en el que se analiza la mortalidad detectada entre los trabajadores que se dedican a las labores de desamiantado, y que es el primero que se ocupa de dicha cuestin, dado que, por el dilatado tiempo de latencia de las patologas del amianto, posiblemente no ha habido margen temporal para que otros posibles estudios anteriores hubieran llegado a poder haber sido realizados.

Se detecta una elevada SMR por la totalidad de causas, para la totalidad de tipos de cncer, para el cncer pulmonar, para el mesotelioma, y para enfermedad circulatoria, comprobndose, adems, que no existen diferencias significativas, atendiendo a la tcnica de supresin o al tipo de respirador usado; una conclusin, cuya gravedad no es preciso resaltar, pues habla por s misma".

Otras informaciones no son buenas. Le pregunto por ellas a continuacin.

De acuerdo, cuando quiera.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter