Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-09-2016

El poder de las farmaceticas y el derecho a los medicamentos

Sally Burch
Alainet


Por contradictorio que parezca, las grandes empresas farmacuticas dan muy poca prioridad al derecho humano a la salud, a pesar de que les corresponde un rol estratgico en este marco. Su meta principal es la ganancia, y como trabajan en una industria cuyos clientes finales son de alta vulnerabilidad las personas con enfermedades les da un margen mucho mayor que en otras industrias para fijar precios exagerados. Corresponde, entonces, a los Estados establecer los parmetros de operacin de estas empresas en aras del inters pblico y para garantizar el derecho a la salud.

No obstante, los pequeos pases en desarrollo tienen poca capacidad de negociacin frente a estas empresas, y si son parte de acuerdos comerciales, se encuentran muchas veces con las manos atadas por medidas como la extensin desproporcionada de los plazos de patentes o las garantas de ganancias que las empresas pueden invocar en tribunales de arbitraje cuando sienten sus intereses afectados por polticas pblicas. Fue el caso del litigio que present la multinacional tabacalera Phillip Morris contra Uruguay, cuando ese pas adopt legislacin para proteger la salud de los fumadores [1].

En este contexto, constituye un antecedente alentador que, en marzo ltimo, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU adopt dos resoluciones significativas para garantizar el derecho humano a la salud. La primera reafirma que el acceso de todas las personas a medicinas asequibles, seguras, eficaces y de calidad es una condicin para gozar del derecho a la salud, considerando que ello podra salvar millones de vidas cada ao; y la segunda reconoce la necesidad de fortalecer las capacidades de los Estados en materia de salud pblica.

Estos acuerdos, adoptados adems por consenso lo que es poco usual en estos temas, constituyen un respaldo poltico, particularmente para los pases en desarrollo que buscan adoptar polticas para ampliar la proteccin de su poblacin. En tal sentido, el Consejo de la ONU alienta a los pases a utilizar las flexibilidades ya disponibles bajo el acuerdo de la OMC sobre TRIPS (aspectos relacionados con el comercio de los derechos de propiedad intelectual), para reducir el costo de las medicinas.

El South Centre, en un documento de propuestas presentado a un Panel de Alto Nivel sobre el Acceso a las Medicinas, de la ONU [2], recomienda que: Una manera efectiva para abordar la incoherencia en polticas entre el derecho a la salud por sobre las reglas comerciales y los reglamentos de propiedad intelectual (PI), consiste, en primer lugar, en afirmar la primaca del derecho a la salud para todos, por encima de las reglas comerciales y de PI. Alcanzar la buena salud y el bienestar es un objetivo, adems de ser un derecho humano, mientras que el comercio o la propiedad intelectual son medios. Por lo tanto, la salud debe primar sobre el comercio o la PI.

La compra pblica agregada

Uno de los mecanismos que algunos pases ya estn implementando para enfrentar el poder econmico de las grandes empresas farmacuticas es a travs de la compra pblica. Centroamrica, por ejemplo, ya cuenta con un mecanismo comn a travs de COMISCA [3], mediante el cual compra en conjunto unas 64 medicinas bsicas, lo que le da una mayor capacidad de negociacin frente a las empresas productoras. Este mecanismo se denomina compra agregada.

Ecuador acaba de hacer lo propio, con la compra inicial de 326 medicamentos por subasta inversa (o sea, donde gana la oferta de menor precio), para aprovisionar todo el sistema pblico de salud del pas durante los prximos dos aos. Primero, el ao pasado, se realiz un anlisis regional de los precios de todos los medicamentos ms esenciales, aquellos usados para el tratamiento de las principales causas de muerte en la regin, que revel que una misma casa comercial vende el mismo medicamento en diferentes pases con variaciones de precios que pueden llegar al 300% o incluso 600%. Santiago Vzquez, Director General del Servicio Nacional de Contratacin Pblica de Ecuador SERCOP, coment a ALAI que ello se da porque, cuando las empresas farmacuticas ven la oportunidad de obtener mayor renta de corto plazo lo han hecho sin ningn miramiento lo que vimos en Amrica del Sur y Amrica Latina es una gran estrategia de control de poder del mercado.

Tambin la ONU y la Comisin Econmica Europea han elaborado informes que indican que las farmacuticas establecen precios exorbitantes, utilizando todo una red de mecanismos: pacientes, ONGs, medios de comunicacin, mdicos, para direccionar la compra hacia ciertas marcas; por ello la ONU recomiendo establecer mecanismos como procesos agregados de compra, seal Vzquez.

Cuando se les obliga a las empresas a competir en precios para vender en cantidad, igual les interesa. Ms de 160 empresas participaron en la subasta ecuatoriana; entre ellas 27 latinoamericanas de las cuales 7 resultaron adjudicatarias. La compra signific un ahorro para el pas de 320 millones de dlares. Lo novedoso de la subasta ecuatoriana es que se realiz de manera totalmente electrnica y automtica, y en forma pblica, lo que posibilita la veedura social [4]. Todos pueden ver los medicamentos que ha comprado el Estado, su registro sanitario, el precio adjudicado, inform el funcionario.

No obstante, el director de SERCOP lamenta que ciertas empresas se han empeado en tratar de desvirtuar el proceso, en particular criticando la inclusin de medicamentos genricos, como si fueran de menor calidad. La calidad no depende de un patente, enfatiz. Ms bien el proceso de compra ha previsto un mecanismo de control de calidad de los medicamentos, que, adems del registro sanitario como requisito bsico, incorpora una red de laboratorios que reciben muestras aleatorias de parte de los organismos de inspeccin, y cuyos resultados se publican en la Web.

En este sentido, destaca tambin como tema clave el rol de los medios de comunicacin en las compras pblicas. Sercop ha expedido un manual de buenas prcticas en contratacin pblica, con un captulo especfico para los medios, que llama a un pacto social. Vzquez resalt que Ecuador fue gravemente afectado por un conflicto de intereses de un canal de televisin privado, que hizo campaa durante seis semanas contra la subasta, con desinformacin y desequilibrio en la cobertura. Cuando se hacen los anlisis del caso, resulta que hay un claro conflicto de inters entre el canal, la periodista y el mundo farmacutico, porque su familia tiene relacin directa con la venta de medicamentos al Estado. Cuando SERCOP solicit un recurso ante la Superintendencia de Comunicacin, fue tildado de atentado a la libertad de expresin, versin que tuvo eco en medios internacionales. Por ello Vzquez insiste en que los medios de comunicacin clarifiquen si tienen o no conflictos de inters cuando se trata de cubrir noticias sobre las compras pblicos.

Entre tanto, Ecuador ha entregado a Unasur y su Consejo de Salud (ISAGS) los resultados de su estudio de los precios de medicamentos en la regin, con la esperanza de poder concretar una compra de medicamentos a nivel de Amrica del Sur.

Las empresas farmacuticas, conocidos como los big pharma, se han repartido el mercado mundial, y han indicado en qu continentes van a aplicarse coment Santiago Vzquez. Tanto las big pharma como las empresas locales de medicamentos a nivel latinoamericano, ven a las medicinas como un negocio y no como un derecho. Frente a ello, la labor de los Estados es equilibrar las condiciones para que los medicamentos se conviertan en un derecho y no un negocio. Para eso, la compra pblica juega un rol fundamental, concluy.

Notas:

[1] Uruguay recientemente gan el caso en el CIADI, lo que crea un antecedente muy importante, ya que estos tribunales suelen fallar lo ms a menudo a favor de las empresas.

[2] Improving Access to Medicines: What needs to be done, South Bulletin 91, 18 June 2016, www.alainet.org/en/articulo/178356

[3] COMISCA: Consejo de Ministros de Salud de Centroamrica y Repblica Dominicana.

[4] Todo el proceso se puede visualizar en el sitio web de la compra: https://catalogo.compraspublicas.gob.ec/

Fuente: http://www.alainet.org/es/articulo/179977


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter