Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Golpe militar y resistencia popular en Honduras
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-09-2016

Honduras. Entrevista con Toms Gmez, coordinador interino del Copinh
El Estado y la imposicin del modelo extractivista son responsables del asesinato de Berta

Giorgio Trucchi
LINyM


Este 2 de septiembre, en varias ciudades del mundo volvieron a levantarse voces de protesta contra el silencio cmplice de las autoridades hondureas, y el velo de impunidad que, despus de seis meses, an cubre el brutal asesinato de la dirigente indgena Berta Cceres Flores.

En La Esperanza, Intibuc, cientos de indgenas Lenca convocados y convocadas por el Copinh[1] se movilizaron junto a familiares de la luchadora social asesinada y a miembros del pueblo garfuna organizado en la Ofraneh[2], exigiendo justicia para Berta Cceres, castigo para los responsables materiales e intelectuales del crimen y el cese inmediato de la criminalizacin de la lucha contra el modelo extractivista y el saqueo de los bienes comunes de la naturaleza.

Toms Gmez Membreo es el coordinador interino del Copinh. Hace seis meses le toc asumir el cargo e iniciar a trabajar sin descanso para que el dolor, la frustracin y la ira de un entero pueblo se transformara en fuerza creadora y propositiva. La LINyM convers con l.

- LINyM: Qu han significado estos seis meses de indignacin y lucha contra la impunidad?

- Toms Gmez: Han sido meses difciles y el asesinato de nuestra coordinadora general est quedando en la impunidad. El Estado de Honduras sigue negndonos las informaciones y el secretismo es total. Tambin ha profundizado la criminalizacin, estigmatizacin y el hostigamiento contra nuestra organizacin y las comunidades Lenca en lucha, como por ejemplo las de Ro Blanco que se oponen al proyecto hidroelctrico Agua Zarca de la empresa Desarrollos Energticos SA (Desa).

Hemos denunciado la campaa meditica de desprestigio contra el Copinh lanzada por los medios corporativos de comunicacin, al tiempo que hemos continuado exigiendo el cumplimiento de los 5 puntos de nuestra agenda, que son la creacin de una comisin de investigacin independiente e imparcial, el cierre inmediato y definitivo de Agua Zarca y la cancelacin de las 50 concesiones hidroelctricas en territorio Lenca.

Asimismo pedimos la desmilitarizacin de nuestros territorios, la derogacin de la nueva Ley de Minera y el cese de cualquier financiamiento nacional e internacional a proyectos de muerte, que son parte del actual modelo econmico depredador.

A las autoridades hondureas no les importa investigar el asesinato de Berta, ni encontrar a los verdaderos responsables. Tampoco les interesa investigar el asesinato de los dems compaeros y compaeras del Copinh.

Pese a las dificultades y al vaco dejado por nuestra compaera Berta, vamos a seguir en la lucha y vamos a llegar hasta las ltimas consecuencias, avanzando en la organizacin de las comunidades, en la capacitacin de sus miembros y en el fortalecimiento de la lucha contra este modelo.

- Tanto el Copinh como la familia de Berta siguen denunciando que fue un crimen de Estado. Qu significa eso?

- Fue un crimen de Estado porque sus instituciones amenazaron, persiguieron, acosaron y criminalizaron a Berta, y porque nunca hicieron nada para evitar que la asesinaran, ms bien trataron de responsabilizar al Copinh de este vil asesinato. Pero tambin fue un crimen del modelo extractivista impulsado por el gobierno de Honduras. Un modelo neoliberal, patriarcal y racista que depreda recursos, arrebata territorios, criminaliza y asesina a quienes luchan en defensa de la vida.

En Honduras atentar contra los intereses econmicos del gran capital nacional y transnacional es un delito, y ese delito se paga con la vida. Es evidente que a Berta la asesinaron para detener la lucha de resistencia contra el proyecto Agua Zarca y para acabar con el Copinh y sus 23 aos de lucha.

- Hay un fuerte debate acerca de la reglamentacin del derecho a la Consulta previa, libre e informada establecido en el Convenio 169 de la OIT. Cul es la posicin del Copinh?

- Rechazamos contundentemente la Ley de Consulta Previa, Libre e Informada que el Estado, con el apoyo del Pnud[3], pretende ahora imponer. Adems de no tomar en cuenta a los pueblos en su elaboracin y discusin, el proyecto deja la decisin final en manos del Estado a travs de la Direccin de pueblos indgenas y afrohondureos (Dinafroh), desconociendo as la condicin fundamental de Consulta Libre.

Actualmente hay como cuatro propuestas, una de ellas es la que el Observatorio de los derechos humanos de los pueblos indgenas de Honduras (Odhpinh) introdujo en marzo de este ao al Congreso Nacional. Esta propuesta se construy desde las comunidades y de acuerdo con la cosmovisin de los pueblos indgenas y negros. La misma Berta particip activamente en la elaboracin del texto de esta propuesta de ley, que es la que apoyamos.

- Qu es lo que ms hizo falta de Berta en estos seis meses y cmo el Copinh se est preparando de cara al futuro?

- El asesinato de Berta se dio mientras estbamos desarrollando nuestro plan quinquenal y nos toc replantearlo. Berta ha hecho falta en todos los mbitos, y a nosotros nos toca ahora asumir su legado e ir apostando al tema de la integralidad de la propuesta. Vamos avanzando de a poco, superando la crisis y las dificultades, para ir desmontando ese sistema neoliberal que nos oprime.

- Se mantiene un gran apoyo solidario.

- Hay un desborde de solidaridad con el Copinh, con la familia de Berta, algo fundamental para seguir denunciando lo que est pasando. Estamos infinitamente agradecidos con todas aquellas organizaciones y personas que siguen apoyndonos y luchando a la par nuestra.

Notas:


[1] Consejo cvico de organizaciones populares e indgenas de Honduras

[2] Organizacin fraternal negra hondurea

[3] Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo

Fuente: http://nicaraguaymasespanol.blogspot.com/2016/09/honduras-el-estado-y-la-imposicion-del.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter