Portada :: Cultura :: Leer
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-09-2016

Entrevista a Joaqun Miras Albarrn sobre "Praxis poltica y estado republicano. Crtica del republicanismo liberal"
La posibilidad de error no se evita reduciendo la capacidad democrtica de la mayora, reduciendo y limitando la voluntad soberana real

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Entre otras muchas cosas, algunas de ellas recordadas y comentadas en anteriores conversaciones, Joaqun Miras Albarrn es miembro-fundador de Espai Marx y autor de Repensar la poltica y Praxis poltica y estado republicano.

***

-Aqu estbamos. Por qu afirmas, siguiendo a Vygotski que el lenguaje es simprctico?

-La simpracticidad del lenguaje es la postulacin de que el lenguaje es instrumento creado en la comunicacin, en la interaccin comunicativa, cuyo fin fundamental es crear la actividad en comn, y producir en comn el saber hacer que la posibilita. Sita como objeto fundamental de estudio, incluso del estudio de la psicologa de la subjetividad humana, la existencia de un pensamiento pensamiento-lenguaje- casi siempre excluido de la elaboracin terica, la Razn Prctica, que es pensamiento resultante de la interaccin comunicativa entre las individualidades de cada comunidad, y cuya finalidad es la actividad productiva y reproductiva de los seres humanos. Un pensamiento que es lingstico, que es, a la par de comunicacin, actividad objetivadora; que es el que genera, adems, como consecuencia de la participacin en el hacer de las subjetividades, la experiencia subjetivas, y la propia construccin de la misma autoconsciencia de la subjetividad, que se genera o crea en cada individualidad como resultado de la interaccin humana, como resultado de sentirse objeto de consideracin singular por parte de los otros. Por esto, el lenguaje es simprctico porque es accin comunicativa con los dems, o con uno mismo, como lenguaje interior- que propone actividad concreta, moviliza recursos intelectuales que la posibilitan etc. Va unido syn/ sin- a la prctica; media en la creacin de saber hacer, que es creacin comunicativa, creacin dialgica, deliberada. Moviliza el saber hacer, que una vez creado es interiorizado, y pasa a ser interno a cada individuo. Lo convierte en instrumento o mediacin de fines, elaborados lingsticamente en comunidad. Acompaa y dirige su aplicacin, es medio de reflexin sobre el proceso de aplicacin, sus resultados y la experiencia obtenida, y facilita la modificacin del saber hacer. Esta es la concepcin clsica del lenguaje como logos, como verbo o lenguaje-actividad, como razn prctica que objetiva el mundo humano al dirigir nuestras manos. En resumen, el lenguaje es concebido como creacin cultural surgida de la interaccin entre personas, y como medio de creacin del pensamiento que produce la actividad humana, que la crea. Tambin es el medio mediante el que nos desdoblamos de nuestro hacer y pensamos objetivamente sobre el mismo y sobre la relacin entre este, nosotros nuestras expectativas, el medio en el que nos comprendemos como autoconsciencia o nos hacemos conscientes de nuestra consciencia.

-Hablando de filsofos del lenguaje, alejndome del tema. Te cito algunos del gremio analtico: Wittgenstein, Kripke, Searle, tienen algn inters para ti?

-Conozco a Searle y me resulta muy interesante: sus teoras lingsticas sobre la performatividad lingstica, -del tipo prometo, no del tipo girolingista soy clase- , etc.. No he ledo a Wittgenstein aunque creo que es un filsofo de enorme talento, uno de los grandes filsofos del siglo XX. Sencillamente, es una de los tantos valiosos autores cuya obra es de gran importancia, pero que desconozco; llego hasta donde llego. Tampoco he ledo la Ontologa de Nicolai Hartmann, que tengo desde hace decenios en mi casa como, ciertamente, tengo la obra de Wittgenstein, sus dos obras importantespero no s si tendr tiempono he ledo nada de Kripke, a pesar de su fama como filsofo del lenguaje.

-No s puede saber todo aunque t no te alejas mucho de ese imposible.Se cre un ethos nuevo, en tu opinin, en los llamados pases socialistas? Lo hay en Cuba en estos momentos?

-Respondo sinceramente a lo que me preguntas, no sin antes expresar que sta es una pregunta particularmente desbordante, que exige conocimientos que no poseo. Geopoltica y geoestrategia; exige estar en Langley, Quntico, o en El Pentgono me lo s por las pelis de la tele-. Pases, y latitudes, historias previaspero yo he sido solo un modesto profesor de enseanza media. Bueno. Creo poder afirmar que los proyectos elaborados por las fuerzas polticas de los pases socialistas no tenan otra meta que emular el mundo capitalista. Es el positivismo cientfico. El desarrollismo industrialista. Esto, este modelo cultural, tuvo un xito de entrada, destruy los fundamentos ticos de culturas subalternas, igualitarias, precedentes, ethos alternativos al capitalismo, campesinos, tambin urbanos. Se impuso un ideal de vida consumista, que no se logr satisfacer. Cuba: s poco de Cuba. S conozco, por gentes que han ido, que uno puede ir al campo, a las aldeas, y todo es como normal hasta que una noche, surgen negros de todas partes, suenan tambores, se matan gallos ese ethos de poco consumo, ese mundo alternativo, comunitario, santero, popular, existe; el reino de este mundo, existe; y es pro castrista. El otro elemento a tener en cuenta es que Cuba, como Siria, como Irak, como Libia, es un rgimen anticolonial que ha recobrado capacidad soberana de control sobre s mismo, y eso, tambin genera ventajas y bases de adhesin masivas. Son pases que, para ser aniquilados, deben ser invadidos; por algo ser. Un dato interesante, segn fuentes serias, la economa de Cuba es una de las pocas cuya actividad se produce en equilibrio homeosttico con la naturaleza. No s qu ms decirte

-Ya has dicho mucho.

-Yo no he estado en Cuba. Y las informaciones respecto de Cuba son muy, muy txicas. Constantemente, se la est dando por acabada. Respecto de mi querencia: pues yo soy antiimperialista, y que resista Cuba! Vivirn mucho mejor as. Viven mejor los libios ahora, con los franceses sacndoles las mantecas.. y el petrleo?

-Me da que no. Nosotros propugnamos, escribes, que sea la fraccin social de las clases explotadas, subalternas, mayoritaria numricamente, la que luche por forjar y crear un nuevo ethos democrtico, de democracia sustantiva, hegemonizado por ella. Algunas preguntas sobre esta frase con la que finalizadas este apartado: 1. A qu refiere nosotros, quienes sois ese nosotros? 2. Por qu una fraccin social de las clases explotadas? Porque son mayoritarias? Y si no lo fueran? 3. Qu es eso de la democracia sustantiva? 4. Cuando sabemos si un ethos es o no es democrtico? 5.Y no puede haber ethos democrticos que sean injustos y llenos de desmesura?

-La pregunta que me haces es mltiple, y me exige desarrollos un poco detenidos.

-De acuerdo. Empecemos.

El yo narrativo que empleo es plural porque hace referencia a la tradicin demo republicana; probablemente resulta un uso pedante, y yo poda habrmelo ahorrado indicando que se trata de la tradicin; en este caso, como s creo que dejo claro, la democrtica. Respecto del trmino fraccin, lo uso para referirme, no a una parte de la totalidad de los explotados, sino a la parte explotada de la totalidad social humana, dado que doy por de contado que hasta el presente, la historia de la humanidad es la historia de las luchas de clases, tal como reza el aforismo de El Manifiesto Comunista. Solo un rgimen impuesto por las clases explotadas, por los pobres, es una democracia, porque la tradicin denomina democracia al poder impuesto por los pobres. Aristteles insiste analticamente sobre esto, y dice que si en una polis, los pobres, per impossibile, fueran minora y los ricos fuesen los ms, sera democracia el poder de los pobres. Luego, explica que eso es una imposibilidad, claro. Un ethos democrtico es el creado por los pobres. Pero un ethos solo se sostiene si genera hegemona, esto es, si acoge y expresa las exigencias y expectativas de una mayora real, y permite crear consensos mayoritarios, cosa que en la democracia se logra si otorga el protagonismo, el poder real de control sobre la actividad que produce y reproduce la comunidad, a las mayoras. Todo esto por ejemplo, relacin de ethos y democracia, democracia y hegemona, etc- no est incluido en el significado de la palabra democracia, pero est en la interpretacin de la tradicin, resultante de su experiencia. Estamos tratando de las luchas de clases. Sustantiva es una democracia en la que la mayora, los explotados, ejerce realmente el poder, o control sobre el entramado de comunidades que producen la actividad. No es Representativa o simple eleccin de gobierno mediante eleccin de representantes. Tampoco es Procedimentalista, no es un procedimiento deliberativo entre los representantes de los distintos grupos sociales, que acuerda el reconocimiento de determinados derechos que se constitucionalizan jornada laboral, derecho a la educacin, a la sanidad, a la vivienda, pensiones-. Sustantividad es capacidad de control real en comn sobre la actividad generada por la comunidad. Exige el protagonismo prxico constante, y el ejercicio de la deliberacin por parte de todos los individuos en el seno de las microorganizaciones que articulan la actividad cotidiana, en las que cada uno se incluye y acta. La ltima pregunta, sobre la injusticia y la desmesura posibles de la democracia exige ms desarrollo an.

-No te dejo 15 mil pginas pero adelante.

-Desde una aproximacin trivial, tambin abstracta, se puede decir que todo rgimen poltico puede cometer injusticia o incurrir en el error. Pero la posibilidad de error no se evita reduciendo la capacidad democrtica de la mayora, reduciendo y limitando la voluntad soberana real. Esas limitaciones, y tambin las instancias que las elaboren y controlen, tienen la misma posibilidad de incurrir en error o injusticia. Es ms, por el hecho de limitar la voluntad soberana, elemento definitorio de la democracia, atentan contra el principio mayor en el que se fundamenta la legitimidad y la justicia de la democracia. Este tipo de preocupacin no se expresa, as referida, a otros mbitos de pensamiento. Nadie aceptar que una institucin, un tribunal supremo, o academia dotada de poder y coercin debe controlar la investigacin cientfica pare evitar el error de los cientficos. Pero la ciencia yerra, se defendi cientficamente la existencia del flogisto, por poner un manido ejemplo. Debemos salir del mbito analtico de la definicin de la democracia, para ir a la historia. Y debemos enriquecer nuestra reflexin filosfica, ejercer saber segundo, desde este nivel, dado que los regmenes polticos son histricos, como lo es el ser humano. Histricamente, sabemos que toda restriccin o cautela contra las mayoras es un recurso creado para legitimar intereses de minoras poderosas, la explotacin, la dominacin. Si la vida de cada individuo depende de la actividad generada por la comunidad, porque es ella la que nos da posibilidades de existencia infinitamente superiores a las que surgen de la suma de actos individuales, la comunidad debe ejercer el dominio sobre esa actividad. En la medida que la mayora de veras protagonice y experimente su propio poder compartido sobre la actividad comn; en la medida en que cada individuo perciba antropomrficamente que el destino suyo y de su comunidad depende de su hacer y su deliberar, esa es la mejor y mayor cautela real, no especulativa, contra la injustica. Recordemos que el pensamiento se desfetichiz en las islas jonias, cuando los individuos de unas comunidades experimentaron que el destino de su comunidad estaba en relacin con su hacer y que no estaba en manos de ninguna fuerza trascendente. Esta experiencia es la que dio lugar, entre otras cosas, tambin, a la ciencia. No al revs.

-Lo explicas muy bellamente.

-Antes, se poda calcular sexagesimalmente el curso de los astros y seguir creyendo que eran dioses. La forma de vencer prejuicios contra sectores sociales ajenos a uno es compartir con ellos la deliberacin, sentirlos defensores de la comunidad, percibirlos como comunidad, percibir que ellos tambin luchan por la comunidad, y por la igual libertad en la comunidad en contraposicin con otros que luchan por la desigualdad. Y reconocer antropomrficamente que no existe fuerza externa, superior a la voluntad comunitaria misma, y por tanto, no hay nada que pueda declarar que determinados comportamientos, preferencias, ideas, son perversos per se. Porque no existe ley eterna ninguna, ni naturaleza humana prefijada, que los fundamenten. Es ms, esta es la nica forma de gobierno que dota a la comunidad de verdadera capacidad de transformacin de las relaciones que organizan la actividad comunitaria, y que en un momento dado, eventualmente, muestran generar efectos ajenos a la intencin y al deseo, a los fines queridos por la comunidad, porque es la nica que crea un poder real en todo momento sobre el orden existente, y esto es lo nico que posibilita la rectificacin en todo momento del orden que genera dinmica ajena, enajenacin. Un ser que es comunidad y que carece de naturaleza prefijada y debe crersela a s mismo mediante la creacin en comn del saber hacer y saber vivir un Ser que es una Nada, pero que constantemente debe ponerse como concrecin, creando su esencia; un Ser cuya Sustancia es Sujeto productor de la misma, para decirlo con Hegel- no puede generar un orden poltico ms adecuado a su propio carcter comunitario, libre de determinaciones, -salvo la necesidad de auto determinarse y auto elegirse en comunidad, que es la nica inevitable- que la de autoelegir su comunidad en comunidad, y hacerlo en igual libertad, pues todos los miembros coparticipan igualmente en la generacin de la comunidad. Esto es la democracia. Por eso es la democracia el rgimen ptimo mximo. Si el ser humano tiene como nica caracterstica la libertad de eleccin de ethos en comunidad a secas: la Libertad- debemos tomar consciencia de esa caracterstica ontolgica constitutiva, y dotarnos de una organizacin que haga efectiva la libertad igual de todos los individuos de la comunidad en la deliberacin y el ejercicio de la actividad comunitaria. Respecto de la Desmesura, debemos obrar igual y salir del plano analtico, una vez aceptado que nada libra a un ser que no tiene ethos predefinido, de la posibilidad de autoelegirse de forma desmesurada. Analticamente, poder de los pobres, poder de la mayora, no es contradictorio con disparate, con desmesura. Pero, en democracia, los soldados, padres, hijos, que van a la guerra si la declaran ellos en asamblea, las madres que lloran a sus familiares muertos para seguir con ejemplos clsicos- solo permiten la guerra si un poder pone en peligro la comunidad. No estn por pasar hambre para que se costeen campaas militares. No estn por que los ricos tengan poder, dado que eso es muy peligroso para ellos, y por eso, no desean e impiden en lo posible, que stos tengan esclavos el esclavo del pobre es el buey, tal como dice Aristteles en Poltica-. Creo que debemos situar como desmesura la actual, lo que somos capaces de generar ahora.

-S, sin duda, hemos dado muchas pruebas de ello. Nadie puede no ver si quiere ver.

-Al reflexionar sobre la misma, el gran antroplogo padre de la antropologa econmica Karl Polany no considera desmesurados, ni siquiera a los imperios clsicos, dada la limitacin de recursos que movilizaban y el cataclismo interior que poda acarrear el uso excepcional de los mismos. Nuestra experiencia de desmesura Polany lo sabe- viene impuesta por un sistema econmico, el actual, el capitalista, que para evitar su implosin debe desarrollarse siempre de forma ampliada, sin lmites, desmesurada y perpetuamente. Esto no tiene parangn alguno en la historia. Y es lo que nos conduce a la catstrofe. Esta dinmica de fuerzas econmicas en perpetuo crecimiento, que supedita a su dinmica subsuncin- la naturaleza, la fuerza de trabajo y el dinero, y cuyo fin es el aumento siempre constante del valor, el plusvalor, pone en peligro, no la subsistencia de este o aquel imperio, sino la supervivencia de la propia humanidad. Esta dinmica o proceso organizador de la actividad, el capitalismo, solo puede ser detenida si las comunidades toman el control de la actividad, de su propio vivir, ejercen el poder comunitario sobre la actividad comn que generan y lo usan para cambiar este orden que se basa en que nuestra propia actividad no resulta ajena e incontrolable.

-Nos hemos detenido mucho en esta parte. Pasemos al siguiente apartado. Marx y la ciencia, nada menos.

-De acuerdo, cuando quieras. Cojo fuerzas.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter