Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-09-2016

Construir desde abajo una teora crtica de Extremadura

Jnatham F. Moriche
Rebelin


[Nota: este texto resume mi intervencin en la jornada Ciclo electoral, movilizacin social y cambio poltico, celebrada en la Casa de la Cultura de Santa Amalia (Badajoz) el domingo 21 de agosto de 2016, dentro de las denominadas Conversaciones en Santa Amalia organizadas por el colectivo Reacciona Don Benito].

Buenos das a todas. En nombre del colectivo Reacciona Don Benito, sed bienvenidas a la tercera sesin de estas Conversaciones en Santa Amalia, despus de las celebradas los pasados 16 de abril y 22 de mayo, dedicadas respectivamente al anlisis y debate de la actualidad poltica y la estructura econmica de Extremadura.

Estas Conversaciones en Santa Amalia constituyen nuestra primera iniciativa de calado despus de un ao muy difcil para nosotras, en el que hemos debido superar dursimos contratiempos y ha llegado a estar en cuestin nuestra misma continuidad como colectivo poltico. Con no pocas penalidades polticas y personales hemos atravesado ese trance crtico y seguimos activas y fieles al propsito de contribuir en la construccin de unidad y poder popular en nuestro municipio, nuestra comarca y nuestra regin, como venimos practicando modesta pero decididamente desde nuestra fundacin en la primavera de 2013.

El objetivo de estas Conversaciones es doble. Queremos, en primer lugar, ofrecer un marco ptimo para la transferencia de conocimiento y el debate poltico plural, sosegado, argumentado y honesto entre distintas experiencias activistas de nuestra regin. Y tambin queremos, sobre la base del conocimiento y reconocimiento mutuo que la participacin en este tipo de debates genera, fomentar el desarrollo de redes de confianza y cooperacin, bilaterales o multilaterales, entre sus participantes individuales y colectivos.

Creemos que el primero de estos objetivos se viene cumpliendo con creces en unas Conversaciones en las que ya habis contrastado pareceres, en un ambiente efectivamente plural, sosegado, argumentado y honesto, compaeras de movimientos sociales, iniciativas municipalistas, sindicatos o partidos polticos de Don Benito, Santa Amalia, Orellana, Campanario, Mengabril, Carcaboso, Villafranca, Talaveruela, Guadiana, Torremayor, Miajadas, Badajoz, Cceres, Mrida y otras localidades de toda la regin. Ms lentamente, tambin va cumplindose el segundo objetivo, y algunas activistas y colectivos que os estis conociendo y reconociendo en estas Conversaciones ya estis colaborando en diversas iniciativas.

Permitidme, antes de entrar en la materia enunciada en el ttulo de esta tercera Conversacin, unas reflexiones sobre el propsito que las anima.

En el marco de los estudios acadmicos y cientficos de los movimientos sociales, el llamado enfoque cognitivo, analiza los movimientos como sujetos sociales productores de conocimiento. En tanto los productores ms institucionalizados de conocimiento, como el sistema educativo o los grandes medios de comunicacin, responden a intereses casi siempre ajenos y contrapuestos a los de los movimientos, estos deben, para poder determinar de forma autnoma sus propios objetivos y estrategias, elaborar su propio conocimiento de su entorno y de s mismos.

En Extremadura carecemos hoy de instrumentos para construir y transmitir colectivamente ese conocimiento. En Extremadura no disponemos de un peridico como Diagonal, una radio como Radio Klara, un espacio televisivo como La Tuerka o una editorial como Traficantes de Sueos para construir una verdadera esfera pblica alternativa extremea, en la que todas pudisemos informar e informarnos, ofrecernos o pedirnos explicaciones, razonada y pblicamente, sobre los procesos polticos en los que estamos participando. Remitindonos a la ms inmediata coyuntura, cuntos debates pblicos y plurales se han celebrado en Extremadura despus de las elecciones del 26-J, en los que hayamos podido escuchar o leer a cargos pblicos y dirigentes polticos, responsables de campaa, activistas o intelectuales analizar y contrastar sus anlisis sobre unos resultados y un escenario post-electoral que, en esto creo que estaremos todas de acuerdo, exigen ser analizados, o sobre la actual tendencia a la desmovilizacin social, que todas detectamos, a todas nos preocupa y todas comentamos informalmente en nuestro entorno militante ms inmediato?

En ausencia de esta esfera pblica alternativa extremea y de estos debates plurales y pblicos entre sus activistas y organizaciones, abunda en cambio en Extremadura la radio macuto en forma de redes sociales o sistemas de mensajera (y sus respectivos e insidiosos pantallazos), plagados de prensa rosa orgnica, consignas, rumores, prejuicios, acusaciones o insultos, un pastoso magma de habladuras sin sustancia entre las que los asuntos polticos, econmicos, sociales, medioambientales o culturales verdaderamente relevantes para nuestra tierra, nuestro pueblo, nuestros movimientos y nuestras luchas apenas logran hacerse hueco, y no digamos ya, generar un debate cooperativo y perdurable.

Es por eso que apenas existe en el campo poltico transformador una teora crtica, ni poltica, ni econmica, ni social, ni medioambiental ni cultural, del presente extremeo, como apenas existe tampoco una memoria institucional de nuestros movimientos sociales y sus luchas. El conocimiento militante elaborado sobre nuestro entorno, y sobre nosotras mismas como agentes para su transformacin, se elabora y transfiere casi siempre entre pequeos grupos de afines en ambientes cerrados, de modo habitualmente informal y muy sesgado, y no logra acumularse y madurar como patrimonio comn de nuestros movimientos e instrumento articulador y orientador de nuestras luchas. Y estas carencias tienen, inevitablemente, repercusiones prcticas: en Extremadura, cada nueva lucha debe empezar casi siempre desde cero y, esparcidos como estamos en los 44.000 kilmetros cuadrados y casi 400 municipios de nuestra extensa geografa, casi siempre muy sola.

Aunar esfuerzos desde la pluralidad para empezar a ponerle remedio a todo ello es el sentido ltimo de estas Conversaciones en Santa Amalia.

Muchas gracias por vuestra atencin.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter